Cosas que sólo se ven un domingo por la mañana

Hay quien me considera un loco por madrugar los fines de semana y lanzarme a recorrer las calles a primera hora de la mañana; pero no es menos cierto que el tiempo de sueño perdido se compensar al poder disfrutar de la ciudad en completo silencio.

Y lo mejor de todo es que además de paladear esa Alcalá tranquila y apacible, muy distinta a la que se puede ver apenas unas horas después cuando la gente inunda todos los rincones del casco histórico, también existe la posibilidad de captar algunas escenas que no se ven en ningún otro momento del día.

Cosas que se ven un domingo por la mañana

Encontrarse con un tipo durmiendo a pierna suelta en el pedestal de la estatua de Cervantes no es algo muy habitual; de modo que buscando el ángulo adecuado desde el que retratarlo sin que se apreciara su rostro, apunté con la cámara y disparé congelando esa anónima cabezada para toda la eternidad. No sabía si justo cuando estuviera encuadrando se despertaría, me vería y se pondría a darme voces; pero sin saber muy bien por qué tuve la imperiosa necesidad de hacer esa fotografía.

Como os decía, siempre habrá quien piense que donde mejor se está los sábados y los domingos es en la cama vagueando hasta la hora de comer; pero yo, que siempre intento aprovechar cada minuto del día, no puedo evitar cruzar el portal lo antes posible para salir al encuentro de todos esos pequeños detalles que nos rodean.

Cuestión de luz

Os aseguro que hay mil rincones bellos en cada ciudad; pero si algo me ha enseñado un buen maestro es que la luz siempre es irrepetible, de modo que hay que captar cada instante porque nunca volverá. Y hablando de captar instantes, dentro de un par de días os mostraré el resto de imágenes correspondientes a este fin de semana, pues creo que van muy en la línea del tiempo que ha hecho (y de mi estado de ánimo).

¡Nos leemos!  😉

7 pensamientos en “Cosas que sólo se ven un domingo por la mañana

    • Pues sí, hay gente que se toma la vida con una tranquilidad pasmosa. Desde luego, como tenga un sueño tan profundo como yo, le podrían quitar los pantalones y no se enteraría… XDDD

      ¡Un besito, Laura!

    • Es curioso sobre todo porque el tío deja ahí tirados móvil, cartera y demás pero bien que protege su más preciada posesión. Cuestión de prioridades, supongo…

      ¡Un saludo!

      PD: a ver si a lo largo de la semana tenemos ocasión de charlar un rato sobre fotografía, que hoy con mi excursión por las EDARs no ha habido manera. De hecho, me gustaría llevarme la cámara con el ojo de pez una mañana para que lo veáis Jose Manuel y tú. ¡Mirar a través del visor es toda una experiencia! 😀

  1. Jajajajaa muy buena la 1er foto, me resulta graciosa y tiene mucha razon mi tocaya Laura, que peligro. Seguramente sabras de cómo es la situacion aca en Argentina, sobre en Buenos Aires. Si ese chico se encuentra asi aca, poco quedarian de sus pertenencias, es mas, me atrevo decir que nada le quedaria, pero bueno.

    La 2da foto es muy buena tmb, me gusta!

    Bsos gdes!

    Lau!

    • ¡Hola de nuevo, Lau!

      Aunque es verdad que hay zonas en las que dormirse de este modo puede ser más peligroso que en otras, yo creo que esto es un “peligro universal” porque del mismo modo que yo aquí vi una fotografía, otro verá un móvil nuevo o una cartera con dinero.

      ¡Un beso grande! ^__^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s