Navidad en Alcalá de Henares

Muy acorde con el día en el que estamos, me gustaría compartir con vosotros unas imágenes que capté hace unos días en la conocida plaza de Cervantes de Alcalá de Henares.

Alcalá en Navidades (I)

Alcalá en Navidades (II)

Estampas cotidianas de una ciudad que, como todos los años por estas fechas, se adorna para la Navidad.

Alcalá en Navidades (III)

En cualquier caso, no todo son luces, gente y abrigos, pues como veréis, estamos teniendo un clima de lo más soleado con temperaturas agradables a medio día (y de momento sin grandes heladas por las noches) que dan lugar a paisajes muy pintorescos a nada que nos alejemos del casco urbano.

De Henares

Por cierto, comentaros que estas fotografías están hechas con una Nikon D3000 que me he comprado recientemente con idea de usarla exclusivamente con el AF-S DX Nikkor 35mm f/1.8 G, dando lugar a un conjunto de pequeño tamaño, ligero y manejable. De hecho, ya en el pasado hice algo parecido con la D40 (cámara que le regalé a mi chica hace ya tiempo) y la experiencia fue muy positiva.

¡Nos leemos!

Tulipanes rojos en la plaza de Cervantes

Hay que reconocer que los jardineros encargados del mantenimiento de la plaza de Cervantes hacen un trabajo estupendo: los parterres de dicho lugar han sido en alguna ocasión motivo de mis fotografías y lo serán muchas veces más si paseando por allí me sigo encontrando estampas como estas:

Tulipanes en la plaza de Cervantes

Tulipanes en la plaza de Cervantes

Tulipanes en la plaza de Cervantes

Tulipanes en la plaza de Cervantes

La plaza de Cervantes nevada

¿Recordáis la nevada de hace un par de semanas en Alcalá? Es verdad que no fue gran cosa (sobre todo comparada con la de Enero de 2009) pero durante un par de horas la plaza de Cervantes adquirió un aspecto bastante diferente al que estamos acostumbrados los que pasamos por allí prácticamente a diario.

Y claro, como os podéis imaginar no dejé pasar de largo la oportunidad de inmortalizar el momento con mi cámara; así que os dejo a continuación con unas imágenes captadas aquella mañana del 4 de Marzo.

Nevada en Alcalá

Nevada en Alcalá

Nevada en Alcalá

Nevada en Alcalá

Invierno

Por desgracia, enseguida empezó a llover débilmente y la poca nieve acumulada se hizo agua en cuestión de minutos (algo que se aprecia en la última imagen) pero no deja de ser curioso ver el rincón más conocido de Alcalá cubierto de blanco.

Tres estampas navideñas

Hoy es el día de la vuelta al trabajo, a los colegios, a los atascos… Y precisamente para amortiguar un poco el síndrome post-vacacional he decidido coger el día de hoy como vacaciones. Mañana volveré a la oficina; pero hoy quisiera echar la vista atrás y compartir con vosotros tres estampas de estas recién terminadas Navidades que todavía no os había mostrado por aquí.

El guardián del árbol

Sólo viento

Reflejos navideños

¡Un saludo y gracias por leerme!

¡Felices fiestas!

Dado que faltan apenas diez días para terminar el año, me gustaría compartir con vosotros estas tres fotografías tomadas recientemente por el centro de Alcalá a modo de felicitación de unas Navidades en las que estamos a punto de entrar y que espero os traigan muchas alegrías, gratos recuerdos y buenas compañías.

Navidades redondas

Ya es navidad en la calle Mayor

Pajes reales

Mercado medieval 2010

Todos los años por estas fechas el mercado medieval se adueña del centro de Alcalá llenando sus calles de estampas curiosas, personajes de todo tipo y miles de personas paseando por allí.

Serpenteando por la calle Mayor

Una oportunidad perfecta para dar una vuelta con la cámara de fotos en busca de instantáneas que capten el ambiente de estos días en la ciudad. Y aunque reconozco que esta vez apenas he pasado un par de veces por el mercado y no he hecho ni mucho menos un seguimiento tan extenso como en la pasada edición; sí que es verdad que he disfrutado mucho de lo que he visto por allí y por eso quisiera compartir con vosotros unas imágenes divididas en dos temáticas diferentes:

MIRADAS

La primera serie se basa en las miradas; y es que en un ambiente tan dispar como el de un mercado medieval uno puede permitirse el lujo de detenerse unos minutos en una esquina y, pasando casi completamente desapercibido, dedicarse a captar todo tipo de miradas. Digo lo de “casi completamente desapercibido” porque si os fijáis bien, en dos de las imágenes más multitudinarias, hay al menos un par de ojos que me miran y tal vez ahí esté la gracia de esas fotos.

Lechuza

Miradas (I)

Tristeza

Miradas (III)

Miradas (II)

Miradas (IV)

SOLEDAD

La soledad es un aspecto poco conocido del mercado medieval y que a mí particularmente me llama mucho la atención. En la inmensa mayoría de las imágenes que se captan en el mercado (la serie anterior, sin ir más lejos) aparecen cientos de personas fiel reflejo de la muchedumbre que acude en masa cada día a este evento que ya es punto fuerte en la agenda de Alcalá.

Sin embargo, pocas veces se puede apreciar en imágenes la tranquilidad del lugar cuando los puestos no han abierto todavía y la gente está en sus casas durmiendo. Ya sabéis que los fines de semana me encanta disfrutar del silencio de las mañanas; y en esta ocasión no iba a hacer una excepción.

Al amanecer

Coronas para princesas

Sol y sombra

Por cierto, no quisiera olvidarme de agradecer los gestos de cariño de aquellos con los que me encontré mientras hacía estas fotografías. Cada vez que alguien me saluda por la calle y me comenta que disfruta mucho leyendo este blog, me doy cuenta de que detrás de los comentarios y las visitas hay personas que invierten un rato cada día en ver qué me cuento por aquí. Y os aseguro que eso es algo que llega muy muy dentro.

Indicios del otoño

Dando una vuelta el sábado a primera hora por la plaza de Cervantes no pude evitar fijarme en que las primeras hojas secas comenzaban a hacer acto de presencia sobre las aceras.

Indicios del otoño

Un año más el otoño vuelve a dar indicios de su llegada presagio de que dentro de unas semanas una alfombra marrón cubrirá todos los rincones de la ciudad convirtiéndose en diversión para los niños, fuente de inspiración para fotógrafos y la peor pesadilla de los barrenderos.