Alcalá de Henares ayer y hoy (27)

Una nueva semana comienza hoy y por lo tanto llega el momento de volver a dar una vuelta por los rincones más emblemáticos de la ciudad de Alcalá de Henares. Hoy nos vamos a pasear por la puerta de la conocida “Hosteria del Estudiante”; actualmente un restaurante con bastante “caché” en la ciudad en el que son muy típicas las migas.

Si nos fijamos en las fotografías de hoy vamos a comprobar que por este rincón tampoco se ha notado demasiado el paso del tiempo, aunque enseguida destaca ante nuestros ojos que en la primera fotografía la calle está inundada por el desbordamiento del río Henares y el pobre guardia civil que custodia la entrada a la prisión que había junto a la hosteria se ha quedado “varado” en medio del líquido elemento.

En fin, como de costumbre no pretendo daros demasiado la brasa porque estas entradas son sobre todo visuales, de modo que os dejo con las fotografías deseando que os gusten y os parezcan curiosas.

Hosteria del estudiante
“La hostería del estudiante en Marzo de 1947”. Fotografía de DREYER. Extraída del libro “Memoria gráfica de Alcalá (1860-1970)”. ISBN: 84-87068-06-5.

Hosteria del estudiante en la actualidad
La hostería del estudiante en la actualidad.

El Jueves que viene más fotos… ¡Un saludo! 😉

Review: Super Mario Galaxy (Wii)

Super Mario Galaxy

Tras la expectación por el reciente analisis en el programa de radio de Super Mario Galaxy llega ahora el turno de un “reanálisis” en web con el que queremos complementar todo lo que el equipo de locutores os contó. ¿Se llevará nuevamente un cien?

Noches árticas (Nacho Vegas + J)

Una grandísima canción que habia escuchado “de pasada” alguna vez pero que desde hace unos días me tiene enganchadísimo. Se trata de un duo entre Nacho Vegas y el cantante de Los Planetas con un ritmo casi hipnótico y una letra a medio camino entre la poesía y la irrealidad.

Esta vez sí que puedo ofrecérosla aquí gracias a que alguien la ha subido a Youtube metida en un vídeo rigurosamente negro (al fin y al cabo, lo importante es el audio 😉 ).

Hoy de nuevo
cerraremos los ojos
deseando con devoción
una nueva noche ártica
y del negro más puro
-no como el de la oscuridad
sino como el del ébano-.
Así nuestros pulmones
se anegan en un sueño
que envenena y que sana.
Sueños de noches árticas
que envenenan y que sanan.
(Cierra los ojos. Escucha en la oscuridad
cómo resuenan las cajas de música.
Inténtalas parar.)

Ese pequeño animal encantador llamado Peke

Peke y yo nos conocimos hace poco menos de un año, pero desde aquel primer día en que nos vimos siempre ha habido un vínculo muy especial entre los dos. Yo nunca he tenido un perro, todo lo más un par de tortugas cuando todavía iba al colegio, de modo que el mundo de las mascotas y los animales de compañía siempre me ha quedado un poco lejos.

Sin embargo, pese a no ser un experto en animales me encanta comprobar cómo Peke alza sus orejas cuando escucha mi nombre en boca de su dueña, cómo viene a mis pies en cuanto me ve para saludarme, cómo se queda muy quieto y acurrucado sobre mis piernas, cómo me mira y saca su lengua cuando le llamo por su nombre… Precisamente por no haber tenido nunca un perro me sorprenden todas esas cosas y me maravilla ver cómo un animal tan diferente externamente a nosotros en realidad tiene unas reacciones tan humanas y tan cálidas.

Peke

Hoy es el cumpleaños de Peke: pese a su apariencia de cachorrillo que no ha roto nunca un plato hoy hace exactamente siete años que nació, y aunque para un perro ya se considera una edad media me encanta ver cómo se alegra cuando le llevamos al campo a jugar, cómo posa para nosotros cuando le enfocamos con una cámara de fotos, cómo es capaz de correr y correr y correr por el césped persiguiendo a los pájaros hasta que se cansa y viene a nosotros con un poco de barro en el hocico y carita de pena… este pequeño animal maravilloso está lleno de vitalidad y la alegría que siempre desprende es algo que se contagia a los que le rodeamos.

Muchas felicidades Peke, espero que Sonia te de en este día tan especial un buen achuchón de mi parte porque es lo mínimo que te mereces, campeón 🙂

¡Guau!

Los Planetas y “El la oscuro de la fuerza”

Si el otro día os hablaba de la canción de los planetas titulada No sé ni cómo te atreves, hoy me dispongo a daros una breve reseña sobre la que seguramente sea la mayor rayada musical que han compuesto estos granadinos hasta el momento:

El la oscuro de la fuerza es una composición instrumental de 32 minutos de duración (sí, habéis leído bien: ¡treinta y dos minutos! 😛 ) en la que no vamos a encontrar más que un ritmo repetitivo de batería y un montón de sintetizadores que parecen ir cada uno a su bola dando lugar a una atmósfera caótica y tenebrosa.

La razón de ser es de este experimento es que esta composición (no me atrevo a llamarla canción) se incluía en un EP titulado Los Planetas se disuelven que incluía otros tres temas más del grupo y que se regaló en un especial de la revista Cáñamo que trataba el tema de la relación entre las drogas y la música.

Estos cuatro temas fueron grabados por Los Planetas en el espacio de una semana del año 2003 y siempre bajo la influencia de diversas sustancias psicotrópicas (supongo que incluso más de las que habitualmente deben consumir) dando lugar a cuatro temas a cada cual más lisérgico y a las siguientes declaraciones del cantante del grupo:

“No es un álbum al uso de Los Planetas, más bien es un experimento, donde hemos buscado otras perspectivas. La relación del arte con las drogas es muy larga, pero en el fondo, si lo piensas un poco, las drogas son indisociables de cualquier actividad humana. De nuestro disco, la pieza que más me gusta es la más alejada del formato canción: se llama El lado oscuro de la fuerza, que es un título que describe muy bien la atmósfera que tiene. Dura unos treinta minutos, tiene bastantes sintetizadores, con un ambiente tenebroso, casi siniestro. Se puede decir que aprendimos grabando todo esto”.

Lamentablemente no os puedo ofrecer la canción porque sencillamente no está ni en goear ni en Youtube en formato vídeo ni nada, pero vamos, casi mejor porque podríais acabar con un dolor de cabeza de los grandes si la escucháis entera. Yo creo que sólo la he conseguido escuchar del tirón en un par de ocasiones (la última ha sido mientras escribía esa entrada para “inspirarme” 😛 ) y después he salido corriendo a la cocina a zamparme una caja entera de aspirinas.

Cosas más o menos cotidianas en cámara hiper-lenta

Hay un “género” (llamémoslo así) del vídeo que me llama mucho la atención, y es aquel que capta escenas cotidianas ralentizadas hasta extremos casi imposibles.

En Youtube podéis encontrar muchos de estos vídeos (y si no os ha dado todavía por buscar este tipo de cosas estoy seguro de que lo haréis en breve 😉 ) usando como expresión “slow motion”. De momento os dejo con una recopilación que a mí particularmente me ha sorprendido mucho.