Alcalá de Henares ayer y hoy (53)

Sed bienvenidos a la última entrada de esta temporada de Alcalá de Henares ayer y hoy. Una entrada que no nos llevará a ningún lugar excesivamente especial porque sencillamente será una entrada más debido a que al fin y al cabo en Septiembre volverán los rincones de la ciudad vistos con la perspectiva que nos dan los años transcurridos.

Caminemos entonces hacia la calle de las Damas; lugar apacible y poco transitado pero que ha sufrido unos cambios bastante importantes. Hace ya unas semanas que estuvimos por estas callejuelas y para mi gusto esta que hoy recorreremos es una de las más bellas tanto por la curvatura que trazan sus edificaciones como por la tranquilidad que emana de cada uno de sus rincones.

Calle de las Damas desde Santa Catalina
Calle de las Damas desde la calle Santa Catalina”. 1962. Fotografía de Baldomero Perdigón Puebla. Extraída del libro “Alcalá de Henares en Blanco y Negro (1960 – 1970). ISBN: 84-607-1405-5.

Podéis apreciar que el empedrado ha sido reemplazado por un cuidado adoquinado, siendo este de reciente construcción, pues hasta hace pocos meses esta calle (como todas las colindantes) estaba asfaltada y con las aceras estrechas habituales en este tipo de vías.

Si os fijáis con detenimiento (os recuerdo que pinchando sobre las fotos y posteriormente en el icono de la lupa podréis verlas a mayor tamaño) la práctica totalidad de las viviendas han sido rehabilitadas pero quedando intacta la casa que se puede ver al fondo de la imagen en la parte izquierda. No sé el tiempo que tardarán en construir una nueva en su lugar (ahora con la crisis del sector inmobiliario puede que bastante) pero el caso es que de momento ahí ha quedado como mudo testigo de tiempos pasados.

Calle de las Damas desde Santa Catalina en la actualidad
Calle de las Damas desde la calle Santa Catalina en la actualidad.

Y bien, pues como os decía al principio de esta entrada, aquí finaliza la tercera temporada de Alcalá de Henares ayer y hoy. Antes de publicar esto me gustaría aprovechar un par de párrafos para daros las gracias a aquellos que seguís estos paseos por Alcalá de Henares, ya que es para mí un orgullo leer vuestros comentarios y comprobar que cada día que pasa más y más gente entra a curiosear esos rincones de la ciudad que os muestro un par de veces a la semana.

También quisiera mandar un afectuoso saludo a aquellos que habéis hecho alguna corrección sobre las fotografías en forma de comentario (aquí me tengo que acordar especialmente del sabio Manolo) o me habéis apuntado algún detalle interesante sobre el lugar que reflejan las imágenes. Gracias a vosotros creo que las entradas correspondientes a estos últimos meses han quedado muy completas y veraces. Una vez más, mi agradecimiento sincero por todos esos pequeños detalles 😉

Para la próxima temporada (que como os digo comenzará en Septiembre) me gustaría abandonar un poco las calles estrechas y centrarme en áreas más amplias. Tengo multitud de fotografías en casa ilustrando lugares con esas características, pero por falta de tiempo o por la mala climatología de esta pasada primavera al final preferí fotografiar calles más o menos de paso y lugares no demasiado alejados de mi casa. Puesto que el año que viene tendré algo más de tiempo libre, creo que podré recorrer más ampliamente la ciudad cámara en mano si la climatología no es muy adversa.

De cualquier modo, durante estos meses de verano iré desarrollando ideas y capturando instantáneas para que a la vuelta sigáis encontrando por aquí un rato de entretenimiento en el que dejar volar la imaginación por unos minutos cada tres o cuatro días. Aún así, mañana tendréis un “regalito audiovisual” por aquí, así que estad atentos… 😛

¡Un saludo y muchas gracias por vuestra atención durante todas estas semanas!

Sorpresa: fotografía de Baldo una puerta de garaje

Tremenda (y grata) sorpresa me he llevado hace apenas un rato al pasar por la Puerta del Vado de Alcalá de Henares y encontrarme con una entrada de garaje que ha sido decorada con un estilo bastante peculiar:

Puerta de garaje

¿No os suena de algo? 😉 Si echáis la vista atrás puede que lo que se ve dibujado en la puerta os suene de algo, y es que se trata de una de las fotografías que Baldomero hizo en 1963 presente en su libro “Alcalá Blanco y negro (1960 – 1970)” del que tantas imágenes he sacado para la serie de entradas sobre el pasado y el presente de esta ciudad.

Abrevadero de la puerta del vado

De hecho os invito a que echéis un vistazo a la décima entrada de la serie, pues es la que protagonizó ese abrevadero que de cierto modo hoy vuelve a ver la luz en el lugar donde originalmente estaba situado (Manolo me apuntó en un comentario que el emplazamiento donde hice la fotografía actual no es el original de la fuente porque esta fue trasladada años después de su construcción).

No sé quién ha tenido la idea de decorar así esa puerta, pero vaya desde aquí mi más sincera felicitación porque me he llevado una buena alegría al descubrir esta pequeña maravilla plasmada en una gran chapa de metal.

Review: Triiviial (Wii)

Triiviial

Si eres de los que les gusta echarse una partida al conocido Trivial Pursuit para demostrar tus conocimientos estás de suerte, pues Electronic Arts pone en tu Wii un título inspirado en dicho juego de mesa para que pasemos un buen rato con los amigos.

Fotos a pleno sol

Mi relación con el sol es curiosa: siempre me he llevado mejor con el calor que con el frío, y por lo tanto soy de esas personas que, puestos a elegir, prefiere el rigor del verano al gélido invierno.

Y es verdad que con estos calores un simple paseo a las seis de la tarde consigue dejarte “planchado”, que te baja la tensión, se te pone dolor de cabeza, te arden las plantas de los pies… y un sinfín de sensaciones más o menos desagradables que podrían ser remediadas con sólo quedarse fresquito en casa.

Sin embargo, no puedo resistirme a la tentación de recorrer las calles de la ciudad casi en completa soledad. El sol en lo alto del cielo barre a la gente del mundo exterior debido a que se está mucho mejor bajo el aire acondicionado de casa o del bar de turno y es entonces cuando aprovecho para retratar rincones y lugares de por aquí.

Para mí las muchedumbres son un enemigo de la fotografía: siempre he hecho mis mejores fotos cuando apenas había gente por los alrededores y podía concentrarme nada más que en el motivo que quería retratar. No siempre es sencillo conseguir esa soledad, pero jugando con la hora y la temperatura es posible hacer que las calles estén prácticamente a nuestra disposición (aunque malditos los coches que están presentes dondequiera que miremos…).

Como muestra esta imagen de hace apenas veinte minutos y en la que no hay rastro de gente a escasos cincuenta metros de la Plaza de Cervantes:

A pleno sol

PD: Recomendación musical para hoy: “La primera mentira” (del disco “Todo es el momento” de Niños Mutantes)

La Wii Copa se disputó bajo los tejados de Nueva York

Wii Copa

Al fin llegó el ansiado día de disputar la Wii Copa de la que os llevamos hablando desde hace unas semanas. ¿Quieres saber qué tal les fue a Clopezi y a luipermom y si lograron algún resultado decente en la competición? ¡No te pierdas nuestro reportaje!

Alcalá de Henares ayer y hoy (52)

Llegamos hoy a la penúltima entrada por esta temporada de la serie de fotografías que ilustran la ciudad de Alcalá de Henares hace más de 40 años y que muestran los cambios que ha habido desde entonces al echar un vistazo al tiempo presente. Nos daremos una vuelta esta tarde por el parque más grande que hay en la ciudad y que está a apenas 5 minutos caminando del centro de la ciudad. Un lugar pintoresco que todos los alcalaínos conocemos bien. ¡Vamos allá! 😉

Uno de los recuerdos de mi infancia lo constituye el bar/quiosco que había en la entrada Oeste del parque O’Donell, y es que todavía recuerdo cuando iba allí con mis padres en las calurosas tardes de verano para dar de comer a los patos y palomas que había dentro del parque (no en vano yo llamaba al parque O’Donell “el parque de los patos”).

En tiempos aquello era un simple cubículo en el que apenas cabían un par de camareros en su interior y cuyo principal atractivo era la terraza que montaban en los alrededores. En las noches de verano la gente que quería charlar tranquilamente y tomar algo fresco se venía hasta este lugar de la ciudad y así se olvidaba de todo por un rato tomando una Coca-Cola (como reza ese cartel) con su gente.

Inicio del Paseo de los Pinos en el Parque O'Donell
Inicio del Paseo de los Pinos en el Parque O’Donell”. 1963. Fotografía de Baldomero Perdigón Puebla. Extraída del libro “Alcalá de Henares en Blanco y Negro (1960 – 1970). ISBN: 84-607-1405-5.

Ahora el quiosco ha aumentado de tamaño y aunque se llame “El parque” (antiguamente era conocido como “Bar-Tolo”; ironías de la vida) sigue conservando el espíritu de aquel pequeño bar. En verano la terraza que montan sus dueños a la sombra de los enormes árboles del parque hace las delicias de propios y extraños para convertir las altas temperaturas en un rato de charla ante una cerveza fresquita.

Como veis, aunque se han realizado obras en el Paseo de los Pinos (ahora sería más correcto llamarlo “la calle de los pinos”) y todo está lleno de coches, básicamente la idea no se ha perdido en el tiempo: un lugar flanqueado por árboles que se adentra en el parque para dar a los alcalaínos un lugar por el que pasear a la sombra. Ahora bien, ya no podrán caminar por medio del camino como hacían hace años, sino que habrán de usar las aceras si no quieren ser arrollado por cualquiera de esos coches que se ven en la imagen actual.

Inicio del Paseo de los Pinos en el Parque O'Donell en la actualidad
Inicio del Paseo de los Pinos en el Parque O’Donell actualmente.

El Lunes nos veremos en la última entrada de esta temporada de “Alcalá de Henares ayer y hoy“. Hasta entonces muchas gracias por estar ahí y disfrutad de estos días de sol y calor 😉

Tarde de fútbol por partida doble

Señoras y señores, en un ratito me voy a Madrid para disputar la Wii Copa representando a ultimONivel como redactor. No sé qué tal se me dará, pero espero que los entrenamientos de esta última semana surtan su efecto y me permitan hacer un papel digno frente a los otros 15 medios que participarán en el evento.

No os puedo decir el sitio exacto donde se va a organizar la competición porque Nintendo prefiere que se sepa a posteriori, pero sí que os puedo comentar que va a ser por los alrededores de la plaza de Colón, así que a la salida ya estará montada una buena algarabía por el partido de España contra Rusia perteneciente a las semifinales de la Eurocopa que se disputa estos días.

No es que sea muy futbolero, la verdad, pero creo que tanto la Wii Copa como el posterior paseo por Colón cámara en mano (si me da tiempo, que no lo sé) pueden aportarme curiosas experiencias que mañana podré compartir con todos vosotros.