Resumen en vídeo de la quinta temporada de Alcalá de Henares ayer y hoy

Para no perder viejas (y sanas) costumbres me gustaría ofreceros hoy el resumen en forma de vídeo de la quinta temporada de Alcalá de Henares ayer y hoy. Si ya conocéis esta sección del blog sabréis que trata de una serie de entradas con fotografías antiguas de la ciudad complutense comparadas con el tiempo presente y que al final de cada temporada publico un vídeo con todas las imágenes en secuencia acompañadas de un fondo musical.

Pues bien, como os decía, acabo de subir el vídeo correspondiente a la temporada que cerré recientemente con la entrada número cien, y en esta ocasión la banda sonora elegida ha sido Duerme; una canción original de El Niño Gusano pero que en este caso se trata de una versión interpretada por Sidonie. ¡Espero que os guste!

Alcalá de Henares ayer y hoy (100)

Es curioso comprobar lo rápido que pasa el tiempo. Y no me refiero a los cambios que se ven en las fotografías que os muestro habitualmente en esta sección del blog; sino al hecho de que semana a semana hemos alcanzado la cifra de cien entradas en las que hemos visitado otros tantos rincones de Alcalá de Henares.

Pues bien, para conmemorar este centenario la entrada de hoy será más larga que de costumbre por varios motivos:

Lo primero que me gustaría, como he venido haciendo en las 99 entradas anteriores, es mostraros dos pares de imágenes correspondientes a la iglesia magistral presente en la plaza de los Santos Niños precisamente por ser uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Su torre es visible prácticamente desde cualquier punto y es una de las señas de identidad de Alcalá en cualquier documental que podáis ver sobre la cuna de Cervantes. Sé que estuvimos aquí hace unas semanas, pero también hay que tener en cuenta que este es uno de los lugares de los que más material gráfico se encuentra en los libros.

Iglesia magistral desde la calle de la Victoria

"Torre de la iglesia Magistral". Fotografía de Antonio Passaporte (Loty) anterior a 1930. Extraída del libro "Retrato de una ciudad. Alcalá de Henares 1899 - 1966. Álbum y catálogo de postales" de M. Vicente Sánchez Moltó. ISBN: 978-84-935711-5-3.

Una de las perspectivas más bonitas de la iglesia Magistral es la que se divisa desde la calle de la Victoria porque su campanario parece encaramarse por encima de los edificios como un vigía que todo lo ve y al que no pasa desapercibido ni un sólo rincón de la ciudad complutense.

Iglesia magistral desde la calle de la Victoria en la actualidad

Como podéis apreciar, pocas cosas han cambiado aquí en los últimos años. La gente sigue paseando por esta sombría calle acostumbrados ya a ver ahí a esta gran columna de piedra que forma parte de una de las iglesias más importantes de la región.

Del mismo modo, si nos asomamos a una esquina de la vecina plaza de los Santos Niños vamos a poder ver la portada de dicha iglesia, con sus dos columnas flanqueando la entrada, su redondo ventanal y la gran torre que el fotógrafo no pudo meter del todo en el encuadre.

Portada de la iglesia Magistral

"Portada de la iglesia Magistral". Fotografía de Corral posterior al año 1925. Extraída del libro "Retrato de una ciudad. Alcalá de Henares 1899 - 1966. Álbum y catálogo de postales" de M. Vicente Sánchez Moltó. ISBN: 978-84-935711-5-3.

Como véis, en los últimos tiempos la piedra ha sido adecentada y los coches han tomado las calles; pero el aspecto general de la iglesia Magistral no ha cambiado nada durante las últimas décadas. De hecho, si os fijáis bien incluso las columnas que sustentan la verja exterior tienen exactamente el mismo aspecto y están situadas en la misma posición que en la fotografía original.

Portada de la iglesia Magistral en la actualidad

No ocultaré que la iglesia Magistral me parece uno de los rincones más pintorescos de la ciudad: además de su poderío arquitectónico, la plaza que se extiende a su lado es una de las más transitadas y bulliciosas de la ciudad en cualquier época del año, siendo punto de encuentro de multitud de gentes y, por lo tanto, uno de los emplazamientos alcalainos que más me gustan para hacer fotografías. Por eso he elegido este emplazamiento para celebrar esta entrada centenaria.

Vacaciones para Alcalá de Henares ayer y hoy

Pasando a otros temas, quiero aprovechar esta entrada para anunciaros que necesito hacer un parón en la serie de Alcalá de Henares ayer y hoy para realizar nuevas fotografías, reorganizar todo el material antiguo que tengo en casa (que es bastante, por cierto) y, sobre todo, para idear nuevas cosas que puedan hacer estas entradas más interesantes.

En cualquier caso, no creo que el parón sea muy largo, porque aunque ahora las mañanas las tengo ocupadas, el resto del día y los fines de semana puedo salir con la cámara al hombro en busca de rincones que fotografiar.

Autoretrato

Sé que sois bastantes los que seguís este apartado del blog, y precisamente por eso os digo que antes o después llegará la entrada número 101 que iniciará la sexta temporada y así hasta que haya agotado todas las imágenes “clásicas” que hay en los libros sobre esta ciudad.

Obviamente, para no perder las costumbres dentro de unos días publicaré el habitual vídeo-resumen con todas las imágenes que han compuesto esta temporada para que podáis verlas todas del tirón con alguna melodía de fondo que todavía no tengo decidida.

Exposición con material de Alcalá de Henares ayer y hoy

De todos modos, para dejar un buen sabor de boca quiero cerrar esta quinta temporada con una noticia que me hace especial ilusión por ser algo que he estado preparando “en secreto” durante los últimos dos meses y que por fin va a ver la luz: una selección de fotografías de Alcalá de Henares ayer y hoy se van a exponer en los pasillos del instituto Alonso Quijano de Alcalá de Henares (mapa de situación) después de las vacaciones de Navidad.

La idea surgió en aquella visita que hice a mi antiguo instituto hace unos meses. Cuando algunos de mis antiguos profesores me mostraron unas fotografías con las que habían hecho una pequeña exposición en el hall del centro y vi que eran las que conformaron aquella breve introducción a lo que sería esta sección del blog enseguida les propuse hacer una segunda edición con más y mejor material; una idea ante la que se mostraron encantados.

IES Alonso Quijano (IX)

Y tras un par de meses de preparativos, por fin llegó el día de contaros este asunto. Como os digo, después de vacaciones (al menos eso es lo que los profesores responsables de este tema me han asegurado) se van a colgar en diversos pasillos unos cuarenta pares de imágenes seleccionadas por mí mismo entre todas las que han aparecido por el blog.

Del mismo modo, también se va a organizar un concurso en el que los alumnos tendrán que identificar alguna fotografía antigua para ir al lugar desde donde fue realizada y captar una instantánea desde el mismo lugar. Al final, un jurado se encargará de decidir cuál es la imagen que más ha conseguido plasmar la toma original y su autor se llevará un premio que todavía no está decidido.

Puerta de garaje

Todo esto me hace una especial ilusión por dos motivos obvios: por ser una exposición basada en algo que he ido desarrollando en este blog y porque se va a realizar en mi antiguo instituto. Aquellos muros que me vieron crecer a finales de la década de los 90 van a estar decorados durante los próximos meses con una serie de imágenes clásicas (por supuesto, he pasado al personal encargado de la exposición una relación de autores y libro y de las fotos originales) acompañadas de las versiones actuales que he ido haciendo yo mismo en los últimos meses.

De todos modos, en cuanto tenga fechas concretas por parte del instituto ya os avisaré por aquí, puesto que lo que hoy quiero es daros las gracias por vuestro fiel seguimiento durante todas estas semanas y despedir estas entradas hasta un futuro cercano.

¡Besos, abrazos y gracias por vuestro tiempo!

Alcalá de Henares ayer y hoy (99)

De todos los edificios que os llamarán la atención si os dais una vuelta por la calle Libreros de Alcalá de Henares, el que lo logrará en mayor grado será la iglesia de Santa María. Un templo de estilo italiano construido entre los años 1567 y 1620 que en sus inicios fue iglesia de la Compañía de Jesús y que desde 1936 es la sede de la parroquia de Santa María debido a que la iglesia del mismo nombre situada junto a la plaza de Cervantes fue incendiada como vimos en la entrada número 86.

Iglesia de los jesuitas

"Iglesia de los Jesuitas y cuartel de Mendigorría". Fotografía de La Bola de Oro anterior a 1915 extraída del libro "Retrato de una ciudad. Alcalá de Henares 1899 - 1966. Álbum y catálogo de postales" de M. Vicente Sánchez Moltó. ISBN: 978-84-935711-5-3.

Iglesia de Santa María

Vamos a ver hoy la iglesia en su entorno a través de dos pares de imágenes para comprobar que este rincón de la ciudad está exactamente igual que hace unas décadas pese a que la calle Libreros se ha convertido en la principal arteria para la circulación de los vehículos en el centro urbano de Alcalá.

Aunque ya visitamos este lugar en la entrada número 26, en aquella ocasión nos centramos más en la propia iglesia que en su entorno, y de ahí mi interés en verla ahora enmarcada dentro de la propia calle Libreros.

De hecho, si nos fijamos en la primera fotografía veremos que anexo al templo se encuentra el cuartel de Mendigorría; y si conocéis esta zona de la ciudad enseguida os daréis cuenta de que no es otra cosa que la fachada lateral de la actual facultad de derecho de la universidad de Alcalá de Henares.

Iglesia de los jesuitas

"Calle Libreros. Iglesia de Santa María". Fotografía de García Garrabella posterior a 1955 extraída del libro "Retrato de una ciudad. Alcalá de Henares 1899 - 1966. Álbum y catálogo de postales" de M. Vicente Sánchez Moltó. ISBN: 978-84-935711-5-3.

Iglesia de Santa María

En la segunda pareja de imágenes podéis apreciar cómo no sólo la iglesia ha permanecido intacta con el paso de los años, sino que todo el perfil de esta acera de la calle Libreros tampoco se ha modificado ni lo más mínimo. Algunos edificios han renovado sus fachadas; pero la forma y el aspecto exterior son básicamente los mismos, dando identidad propia a una calle de Alcalá perfectamente reconocible se mire desde donde se mire.

Bueno, pues hasta aquí la entrada número 99 de Alcalá de Henares ayer y hoy. En la próxima llegaremos a la centena, y aprovecharé tan señalada ocasión para comentaros una cosa que llevo tiempo preparando pero de la que todavía no he dicho ni una palabra en el blog .

Alcalá de Henares ayer y hoy (98)

Volvemos hoy tras muchos meses a una de las calles más conocidas de Alcalá de Henares: la calle de los Libreros.

En la imagen original, que data del año 1910 (¡está a punto de cumplir un siglo!) podemos ver algo que siempre me llama mucho la atención y que no es otra cosa que la cantidad de niños que jugaban en medio de la calle por aquellas épocas. Una calle empedrada en la que un centenar de metros más arriba se distingue la parroquia de Santa María a la que acudiremos en la próxima entrada de la serie.

Calle Libreros

"Calle de los Libreros". Fotografía de Ramírez del año 1910 extraída del libro "Retrato de una ciudad. Alcalá de Henares 1899 - 1966. Álbum y catálogo de postales" de M. Vicente Sánchez Moltó. ISBN: 978-84-935711-5-3.

Personalmente, esos niños jugando despreocupados en medio de la calle es algo que me fascina precisamente porque hoy en día es algo impensable en una ciudad de 200000 habitantes. Es cierto que en pueblos y aldeas de toda España todavía se ven muchos niños de corta edad correteando por sus calzadas; pero por la cruel dictadura del asfalto se trata de algo que aquí ha quedado como un recuerdo del pasado. De hecho, podéis fijaros en que en la fotografía original no se vislumbra ni un sólo coche y en la actual hay toda una fila de ellos circulando.

Calle Libreros en la actualidad

En cuanto a la calle como tal, podéis ver en las fotografías que su fisonomía no ha cambiado demasiado a lo largo de este siglo: ahí está la esquina redondeada del edificio que veía pasar un desfile militar en la entrada número 84 de esta serie (el punto de vista de aquella fotografía estaría más o menos en el árbol que hay tras el semáforo en verde) y ahí están también los alcalainos paseando por ella; sólo que ahora lo hacen por sus aceras en lugar de caminar por mitad de la calzada.

Aunque el paisaje sea parecido, hay cosas que nunca volverán a repetirse.

¡Hasta la próxima entrada!

Alcalá de Henares ayer y hoy (97)

Volvemos hoy a la plaza de Cervantes para observar desde ella el edificio del círculo de contribuyentes, que pertenece a la sociedad de condueños de Alcalá de Henares fundada en 1851, que nació con el objetivo de conservar los principales edificios de la ciudad (y especialmente los de la universidad) comprándolos antes de que salieran a subasta en aquella época de desamortizaciones.

Se trata de un edificio que siempre me ha llamado la atención por su arquitectura completamente simétrica y por la simpleza de sus líneas. Para mí es una de las fachadas más emblemáticas del entorno de la plaza de Cervantes, y por ello me alegro de que la sociedad de condueños lo librara en su día de un destino mucho  más oscuro (era habitual que la gente adinerada de la época comprara los edificios en subasta y luego hiciera con ellos lo que les viniera en gana, incluyendo el derribarlos para hacer una huerta o cualquier otra cosa).

Circulo de contribuyentes

"Círculo de contribuyentes". Hacia 1908. Fotografía de Hauser y Menet extraída de una colección de postales sobre Alcalá de Henares.

Actualmente el edificio del círculo de contribuyentes es perfectamente identificable pese a los años transcurridos desde que se hizo la fotografía original, y aunque ahora sirve como restaurante, también se realizan en sus salas diversas exposiciones y conferencias.

Podemos apreciar en la imagen actual que el edificio ha permanecido invariable piedra a piedra, y en él podemos encontrar todos los detalles de la edificación original. Sin embargo, la plaza como tal sí que ha cambiado en las últimas décadas como demuestran los trabajos de ajardinado y el cambio de farolas; y eso sin mencionar cómo han crecido los árboles que rodean al lugar.

Circulo de contribuyentes en la actualidad (restaurante casino)

Y hasta aquí nuestro viaje en el tiempo de hoy. La semana que viene nos acercaremos a otro lugar emblemático de la ciudad para ver cómo han cambiado sus rincones y sus gentes. ¡Allí nos veremos!

Alcalá de Henares ayer y hoy (96)

La calle de San Bernardo siempre me ha llamado la atención por el arco que hay al final de la misma. Un arco en el que podemos ver dos detalles bastante interesantes: el escudo del Cardenal Sandoval (fue él quien mandó construir dicho arco) y la imagen de San Bernardo dentro de la hornacina que hay en su parte superior.

Más allá del arco se extiende el parque O’Donell, pulmón de la ciudad y lugar de encuentro de niños y grandes donde en el futuro también acudiremos, pues hay multitud de fotografías tomadas entre sus árboles y será interesante ver cómo ha cambiado ese pintoresco lugar con el paso de los años.

Calle de San Bernardo

"Calle de Sam Bernardo". Fotografía anterior a 1914 atribuida a la viuda de Bruyel. Extraída de una colección de postales sobre Alcalá de Henares.

Centrándonos en la vista actual de la calle San Bernardo, podemos apreciar que el arco está perfectamente conservado. Los ladrillos se han adecentado, pero la hornacina y el escudo que veíamos en la fotografía original siguen intactos. Lo que sí ha cambiado es la vivienda que se ve en la parte derecha de la imagen, pues nada tiene que ver la actual con la que se erigía allí hace XX años.

Calle de San Bernardo en la actualidad

Una gran puerta de garaje preside ahora la fachada, del mismo modo que los balcones se han convertido en ventanas y ha aparecido un farol en la unión entre la casa y el arco de San Bernardo, pero hay que reconocer que se mantiene el espíritu original de este rincón de Alcalá. De hecho, lo que más ha cambiado aquí en las últimas décadas es, una vez más, la gran cantidad de vehículos que hay allá donde dirijamos nuestra mirada.

Es una pena que esos coches ahí aparcados no nos permitan ver al completo la fachada de la casa, porque en su ausencia ambas fotografías se parecerían aún más de lo que se parecen ya de por si. De todos modos, siempre digo que la finalidad de estas entradas no es otra que comparar el pasado y el presente, y la aglomeración de vehículos en las calles no es otra cosa que una consecuencia del avance de la sociedad.

¡El Lunes que viene seguiremos descubriendo esa Alcalá antigua pero no por ello menos encantadora!

Alcalá de Henares ayer y hoy (95)

Hoy vamos a visitar la Puerta de Madrid: lugar de entrada a la ciudad complutense en el que desembocaba el camino (llamarlo carretera sería un poco atrevido) que provenía de la actual capital de España. Una edificación cuyo origen se remonta siglos atrás, pero que fue reconstruida por orden del cardenal Lorenzana para tomar su forma actual en el año 1788.

Como podéis ver, el lugar recuerda en cierto modo a la Puerta de Alcalá situada precisamente en la ciudad de Madrid; y es que ambas edificaciones fueron fueron levantadas en la época del rey Carlos III y de ahí su parecido estilo arquitectónico.

Puerta de Madrid

"Puerta de Madrid". Fotografía anterior a 1930 realizada por Antonio Passaporte (Loty). Extraída del libro "Retrato de una ciudad. Alcalá de Henares 1899 - 1966. Álbum y catálogo de postales" de M. Vicente Sánchez Moltó. ISBN: 978-84-935711-5-3.

Mirando la fotografía original y comparándola con la actual uno se da cuenta de que casi nada ha cambiado en este lugar: aparte del asfaltado de las calles y la desaparición del farol que daba la bienvenida al visitante siguen presentes esas casas bajas detrás del arco que vimos en la entrada número 82 y la alta torre de la iglesia magistral, dando al lugar una sensación de atemporalidad que ya hemos visto en otras entregas de la serie.

Puerta de Madrid en la actualidad

Poco más queda hoy por añadir. Si ya de por si estas entradas son eminentemente gráficas, esta lo es todavía más; pues es la propia Puerta de Madrid la que parece demostrar en las fotografías que el tiempo no ha pasado por sus piedras.

¡El Lunes que viene seguiremos con el viaje por el tiempo!  😉