Shenmue

Descubrí Shenmue sentado en el mismo sofá donde hoy escribo estas líneas aporreando el teclado de mi portátil. Fue hace ya unos cuantos veranos; cuando traje mi recién comprada Dreamcast para aprovechar los tiempos muertos de un mes en el que no había gran cosa que hacer por aquí.

shenmue

No vine con muchos juegos porque apenas tuve tiempo (ni dinero) para comprar tres títulos en las escasas dos semanas que hubo entre la adquisición de la máquina y el viaje a la playa; pero recuerdo bien que mi ocio digital durante aquel verano se repartió entre Metropolis Street Racer, Quake 3 Arena y Shenmue (su primera parte; pues no conseguí la segunda hasta un par de años después). En Alcalá ya había probado durante algunas horas los dos primeros títulos, pero decidí reservar la aventura de Ryo Hazuki íntegramente para ocupar mis horas de asueto en el apartamento.

Shenmue__210

Sin embargo, pese a que desde entonces considero que Shenmue es una auténtica obra maestra de los videojuegos, mi primera toma de contacto con él fue un completo desastre: me puse a jugar después de comer y ante el pausadísimo ritmo de las primeras horas de juego… ¡me quedé dormido con el mando en las manos!

Shenmue no es un juego en el que nada más presionar el botón de START estemos ya metidos de lleno en la acción; sino que sus inicios consisten en unas secuencias cinemáticas que nos van metiendo en la piel del protagonista de la gran historia que narra el título y que transcurre en el Japón de los años 80. Algo más de treinta minutos durante los cuales apenas tocaremos el mando de la consola y tras los que nos esperan varias horas consistentes en dar vueltas y más vueltas por la casa y la ciudad con objeto de ir familiarizándonos con todo lo que nos rodea y las posibilidades que tenemos (que no son pocas).

Shenmue__95

Una vez superada esta etapa inicial, Shenmue comenzará a mostrarnos todo su potencial: poco a poco nos veremos envueltos en una trama llena de bandas callejeras, amores a medio gas, venganza, mafias, revelaciones del pasado, reliquias mágicas… Todo ello aderezado con unos inmensos escenarios recreados empleando ciertas zonas de la ciudad de Yokosuka y decenas de personajes con los que podremos interactuar y dialogar. Tampoco faltarán combates de acción, pruebas de habilidad, meteorología cambiante, la existencia de ciclos solares que nos obligarán a terminar nuestras tareas dentro de unos horarios estipulados…

Y hablando de tareas, en este juego el dinero no nos caerá del cielo, así que si queremos juntar algunos ahorros tendremos que buscar un trabajo y cumplir nuestro cometido con responsabilidad. Un dinero que luego podremos gastar en máquinas recreativas, capsule toys, bebidas, tiendas, pagar el billete del autobús y algunas cosas más. Algo que da al titulo una humanidad y una cercanía con el jugador que no he vuelto a sentir más que en la segunda parte de este mismo juego (donde todo se llevó un poco más allá todavía).

Shenmue__427

Reconozco que nunca me he alegrado más de darle una segunda oportunidad a un videojuego: Si tras aquella frustrada primera vez el título hubiera acabado enterrado en el fondo de un cajón me hubiera perdido un montón de horas de disfrute. Por suerte, un par de días después decidí recomenzar el juego pensando que si tanta fama tenía sería por algo y, esta vez más espabilado, comprendí que a Shenmue no se puede jugar desde la perspectiva de un espectador; sino metiéndose en la piel de Ryo Hazuki; un chico que ansía vengar la muerte de su padre y que no se detendrá ante nada para lograr su propósito. Shenmue es un título que te hace sentir las cosas que le suceden a su protagonista provocándote gracias a ello tristeza, temor o alegría según se va desarrollando el guión; y eso es algo de lo que muy pocos títulos pueden presumir.

Shenmue__418

Shenmue fue un magno proyecto del equipo AM2 de SEGA con Yu Suzuki a la cabeza y que tenía más aire de cine que de videojuego (de hecho se contrataron a diferentes actores de doblaje para que cada personaje que aparecía en el juego tuviera una voz diferente); y aunque el listón parecía difícil de superar, la aparición de su continuación consiguió lo que parecía imposible: crear un título todavía más rico en detalles, más grande, más largo y más intenso. Disfruté con Shenmue II tanto como con su antecesor (de hecho, considero a las dos partes como un mismo videojuego; imposibles de separar) pero, si os parece, lo trataremos de una forma similar a éste en una futura entrada.

El título del que hoy hablamos costó la friolera de 70 millones de dólares, convirtiéndose en el juego más caro de la historia hasta el momento. Un coste que reportó unas pérdidas tremendas a SEGA debido a la escasa cantidad de consolas Dreamcast que se vendieron; y es que para haber cubierto los gastos de producción tendrían que haberse vendido dos Shenmues por cada máquina distribuida en el mundo.

Pero aun entendiendo que Shenmue representa un gran agujero en el bolsillo de SEGA, no puedo dejar pasar la ocasión de decir en voz alta que la compañía japonesa nos dejó colgados de mala manera a todos los que vivimos con intensidad las aventuras de Ryo, pues la historia se queda abruptamente cortada al final de la segunda parte y jamás se ha anunciado el desarrollo de la tercera. Rumores y más rumores; pero jamás ha habido nada tangible por parte de la empresa responsable de la saga.

Shenmue__111

En parte es lógico, pues Shenmue (y sobre todo Shenmue II) fueron títulos que costaron muchos millones de dólares y sus ventas tampoco es que fueran como para tirar cohetes, por lo que la compañía decidió no seguir perdiendo dinero y canceló la futura tercera parte. Ojalá algún día la veamos en algún formato, pero a día de hoy las posibilidades de que aparezca un hipotético Shenmue III son bastante remotas porque las nuevas hornadas de jugadores seguramente lo vean como algo “fuera de lugar” y, desgraciadamente, los jugones de la vieja escuela no somos tantos como para que nos hagan caso.

Shenmue__155

¡Buena suerte en tu aventura, Ryo!

NOTA: todas las fotografías que ilustran este artículo son propiedad de www.shenmuedojo.net; un lugar más que recomendable para ponerse al día sobre esta auténtica obra de arte digital.

10 pensamientos en “Shenmue

  1. Hola!

    Creo que has dado con la clave. “Shenmue no se puede jugar desde el punto de vista del simple espectador. Hay que meterse en la piel de Ryo Hazuki”. Esta es la magia y el encanto de la obra inacabada de Yu Suzuki: te absorbe, literalmente. Ha de jugarse con calma y paciencia, por algo tiene bastante del género de aventuras gráficas. Es mi juego favorito, de mi consola favorita. Horas y horas que he echado delante de Shenmue, en mis mejores años de videojugador (ahora sería impensable pasarme tanto tiempo con el mando en las manos…).

    saludos!

    • Me alegro de que el artículo haya coincidido con tu punto de vista sobre el juego. Y es curioso, pero yo también veo imposible a día de hoy pasarme las horas que me pasaba hace años con el mando en las manos. Todo lo más que juego ahora es una partida al Tetris (dos como mucho 😀 ).

      ¡Un saludo!

  2. Ufff… de los mejores juegos de mi vida. La primera parte la disfruté muchísimo y la segunda fui a comprarla el mismo día que salio a la venta, de las ganas que tenia de continuar la historia. La verdad es que me quede con muchísimas ganas de seguir la historia, algo que no he podido hacer hasta ahora…… y espero poder hacer algún día, cuando decidan continuar la historia con Shenmue III.

    Tengo todos los Shenmue que han salido a la venta, Shenmue I y II para Dreamcast y la segunda parte, algo mejorada, para Xbox. El primer Shenmue me lo he pasado 3 o 4 veces, yo creo….

    • El Shenmue I me lo pasé tres veces, y el segundo “sólo” dos (es largo de narices). Está claro que es un juego que no se limita a gustar, sino que engancha de una manera bestial.

      Por cierto, agradecí mucho que en la versión de Xbox los tiempos de carga fueran bastante más breves que en la Dreamcast, porque llegaban a desesperar.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

  3. Shenmue es una espinita clavada para casi todos los que tuvimos una Dreamcast. A medida que pasan los años cada vez me da más la impresión de que Ryo no conseguirá nunca consumar su venganza, sobre todo teniendo en cuenta que sus creadores están prácticamente desvinculados de Sega. En cierto modo, este juego simboliza a la perfección lo que fue Dreamcast, una promesa inacabada, sin cumplir, bajo la forma de una estupenda consola a la que el público dio la espalda.

    • Muy cierto, Keichi. Yo también pienso desde hace tiempo que la obra nunca terminará, pero al menos ya nadie nos podrá quitar el haber jugados a las dos primeras partes.

      Dreamcast podría haber dado muuucho más de si, pero por desgracia salió en un mal momento (la sombra de la PS2 era demasiado alargada…).

      ¡Un abrazo!

  4. Joder tio, has dado en el clavo….hay que meterse en la piel de Ryo para comprender la magnitud de esta obra de arte, yo hace ya 10 años me vi inmerso en un mundo, el de Shenmue, y cuando digo mundo, es mundo con todas las letras, por que pasear por sus calles, sus rincones, ver como hacen la gente su vida cotidiana, les vas cojiendo cariño a cada uno de sus habitantes, y te sumerge mas en su historia, ningun juego a dia de hoy (11 años despues) no lo ha logrado…(bueno si, Yakuza , que es de sega tambien, pero no a ese nivelazo)

    Decir, que hay un final oculto en el primero, donde segun recuerdo, si os esperais hasta …marzo del nuevo año sin seguir la historia despues de visitar al anciano de la fabrica, el que era padre del que te ayudaba, lan di acudia a tu casa y te mataba. probadlo y vereis 🙂

    • Leí lo del final oculto hace ya unos años, pero nunca lo puse en práctica. Si un día me da por desempolvar la Dreamcast ya tengo una cosa que hacer, jejeje.

      ¡Muchas gracias por la indicación, Fei_wong! 😉

  5. Bueno escribo esto 6 años tarde aproximadamente,Yo conoci Shenmue por alla…por el 2002 o 2003 cuando un amigo de mi hermano le presta la SEGA Dreamcast, maquina desconocida y seguramente por debajo de la PSX (mi pensamiento hasta que la tuve en manos) mientras a mis 13 años cruzaba una fuerte depresion…aparece mi salva vidas…Shenmue. El juego que de alguna manera me hizo ver la vida desde un punto de vista diferente….una obra maestra. No son una ni dos las veces que lo eh jugado…lo eh jugado muchisimas veces incluso ahora mientras escribo esto le estoy dando otra oportunidad bien merecida subtitulado al español por Tio Victor y como no…es mi queridisima…en mi amada Dreamcast.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s