Hemos probado lo que Nintendo presentó en el E3 2009

presentacion_juegose3_wii

Nintendo puso a disposición de la prensa su showroom en Madrid durante dos días para que pudiéramos probar gran parte del material que se presentó en el reciente E3. Evidentemente, cuando recibimos su llamada no dudamos ni un instante en acudir allí para poner nuestras manos encima a unos títulos que serán protagonistas del mercado del videojuego durante los próximos meses y así comenzar a sacar nuestras propias conclusiones.

Game & Watch: los abuelos de la Nintendo DS

Ya sé que, de momento, los videojuegos han quedado atrás en mi vida; pero hoy me he encontrado algo muy curioso y de lo que ya no me acordaba entre unas revistas antiguas de informática, así que no quisiera dejar de compartirlo con vosotros. Se trata de un fanzine sobre videojuegos clásicos llamado Retrogames del que poseo un número que me mandaron de regalo al comprar una rara edición de GameBoy de la que os hablaré en otro momento.

Retrogames trata, como su propio nombre indica, de sistemas clásicos, y en este número de 2001 se comentaba la historia de Nintendo haciendo un especial hincapié en unas máquinas que de pequeño siempre miré desde lejos con deseo y de las que acabé teniendo años más tarde un par de modelos: las Game & Watch.

Zelda y Mine Sweeper (abiertas)

Las Game & Watch son las primeras consolas portátiles que sacó Nintendo al mercado; pero no penséis que tienen algo que ver con los artilugios que nos podemos encontrar actualmente en el mercado. Estas máquinas adoptaban diversas formas y controles para adaptarse del mejor modo posible al único juego que albergaban en su memoria y funcionaban con un par de pilas de botón. No había cartuchos que cambiar; simplemente se tenía una consola diferente por juego y se acabó (una auténtica aberración para la economía familiar).

Por otra parte, en la pantalla de las Game & Watch no había ningún tipo de color (sólo los que estaban dibujados en el fondo del cristal líquido) y los “gráficos” consistían en simples sprites monocromos predefinidos (como los números de los antiguos relojes Casio, vaya). El caso es que por muy simples que fueran, ese tipo de máquinas a mí me parecían una auténtica maravilla como ya os comenté en una entrada de hace unos cuantos meses.

Evidentemente a alguien en la gran N se le encendió una bombillita en la cabeza años más tarde y cuando diseñaron un hardware común con un sistema de cartuchos intercambiables nació la hoy ya vetusta GameBoy, que representaba un mundo a años luz del que nos descubrieron estos armatostes de plástico y metal que a día de hoy siguen siendo absolutamente deliciosos para algunos de nosotros. Del mismo modo, el equipo de ingenieros que ideó la evolución de la GameBoy, que no es otra cosa que la actual Nintendo DS, se inspiró en las formas de algunas de estas máquinas portátiles (en concreto de las de tipo Multi Screen) para diseñar la estética de la consola de dos pantallas que tantas alegrías a dado a la empresa japonesa.

Pero vamos a dejar la GameBoy y la DS para otro día porque daría para escribir cinco artículos como este. Volvamos a las Game & Watch y centrémonos un poco en los diferentes modelos que nos podíamos encontrar en las tiendas (yo recuerdo haberlas visto mil veces en las vitrinas de El Corte Inglés) y que se vendieron por millones a lo largo y ancho del mundo.

Para no alargar demasiado mis habituales parrafadas os he escaneado (pinchad en la imagen para verla a gran tamaño) la página del fanzine en la que aparecen los diversos modelos comercializados por la compañía nipona así como una serie de datos interesantes como la fecha de lanzamiento, el valos aproximado en libras allá por el año 2001 y una aproximación de las unidades comercializadas de cada una de ellas. La página es completamente autoexplicativa y en la columna de la derecha tenéis cualquier aclaración que podáis necesitar a la hora de consultar dicha tabla.

Tabla para valorar económicamente en 2001 las diferentes Game & Watch comercializadas por Nintendo

Tabla valoración Game & Watch (2001)

Como podéis ver, hay un total de 66 Game & Watch y ocho relojes que no son otra cosa que versiones en miniatura de los mismos juegos de algunas Game & Watch (yo los hubiera llamado Watch & Game). Tenemos desde máquinas de reducido tamaño que caben en un bolsillo hasta otras que  había que poner sobre una mesa y jugar con un joystick que tenía integrado (recuerdo que un amigo de la playa tenía la de Popeye y siempre le estaba pidiendo que me dejara echar una partida). De cualquier modo, podéis consultar más comodamente el listado de títulos de Game & Watch en este artículo de la Wikipedia inglesa, pero sin valoraciones económicas ni ese regusto añejo de la tabla directamente escaneada del fanzine 😛 .

No obstante, pese a tener ya más de dos décadas, las Game & Watch nunca han pasado de moda porque Nintendo sigue haciendo mención a ellas en numerosos videojuegos actuales (sin ir más lejos, uno de los luchadores del Super Smash Bros Brawl para Wii es un muñeco de cristal líquido llamado “Mr. Game & Watch”) y ha llegado a editar en edición limitadísima un videojuego para Nintendo DS que no es más que la continuación de una serie de remakes creados hace tiempo ya para GameBoy llamada “Game & Watch Gallery”.

En lo que a mí respecta, un buen día conseguí un par de modelos en bastante buen estado. Ya había pasado la época de las Game & Watch y no sentía aquel deseo de hacerme con alguna de ellas como cuando tenía mi Spectrum, pero cuando las vi en la vitrina de un Cash Converters a un precio muy tentador, no pude evitar que volvieran un montón de recuerdos a mi mente y unos minutos después salía de la tienda con las Game & Watch de Zelda y Bomb Sweeper en la mano.

Zelda y Mine Sweeper (cerradas)

Por otra parte, hace unos meses en un Carrefour vi por escasos 6 euros una especie de remake de la Game & Watch de Zelda que me llamó especialmente la atención por su escaso tamaño y por ser un producto oficial de Nintendo. Evidentemente la minúscula máquina se vino para mi casa y pasó a fomar parte de mi mini-colección de Game & Watches.

G&W remake (Zelda)

Por cierto, no puedo terminar este artículo sin comentar que en su momento hubo en mi casa otra Game & Watch más: a mi hermano le regalaron unos familiares por su primera comunión el modelo Mario Cement Factory, pero desgraciadamente meses después ese modelo fue aplastado por la pata de una silla debido a un desgraciado accidente. Es una pena porque desde hace tiempo tanto él como yo somos muy cuidadosos con todo lo que tenemos; pero mientras que ese es un rasgo presente en mí desde que nací, no se puede decir lo mismo de  mi hermano, que cuando era pequeño arrasó con todos mis comics de Francisco Ibañez (tebeos los llamábamos entonces) y mi extensa colección de Playmobils y Masters del Universo.

¡Uf, menuda parrafada! Y todo por culpa de esa Retrogames oculta entre revistas en el fondo de un maletero :mrgreen:

Las ilimitadas ediciones limitadas

Edición Limitada

Estamos asistiendo en los últimos tiempos a un auge de las llamadas ediciones limitadas de ciertos videojuegos. Parece que las distribuidoras han visto en esto una oportunidad por la que se pueden sacar un pellizco más sin apenas coste extra para ellos.


Hasta la aparición de The Legend of Zelda: Wind Waker todos teníamos la idea de que una edición limitada (o edición especial o edición de coleccionista; llamadlo como queráis) era una tirada muy limitada de un título con una serie de características añadidas que no se podrían encontrar de ninguna otra manera: posters, CDs con la BSO, libro con artworks, colgantes, una pequeña figura del personaje… y mil “frikadas” más que hacían las delicias de los verdaderos fans.

Eran versiones especiales que sólo los seguidores más acérrimos del título podrían conseguir, pues las unidades que salían a la venta eran tan escasas que o bien tenías el juego reservado seis meses antes de su fecha de salida o no te quedaría más remedio que conformarte “sólo” con la edición normal.

Ediciones limitadas míticas que están en la memoria de todos son las cajas “Premium Pack” de los distintos Metal Gear Solid o las reducidísimas ediciones de ciertos Castlevania. Esas ediciones realmente limitadas son actualmente verdaderas joyas que muy pocas personas poseen porque sencillamente no salieron apenas unidades a la venta.

Edición limitada

Sin embargo, como decía al principio, llegó Wind Waker y cambió bastante el concepto de edición limitada, pues fuimos muchos los que en Mayo de 2003 nos lanzamos en masa alas tiendas con la idea de hacernos con una de esas raras ediciones (que incluían un segundo GOD con los juegos anteriores de The Legend of Zelda para ser jugados directamente en GameCube) y al llegar a casa y comentar nuestra hazaña en nuestro foro favorito nos dábamos cuenta de que realmente todos los juegos que salieron a la venta eran ediciones limitadas. De hecho a día de hoy todavía es bastante habitual encontrar uno de esos Wind Waker en “edición limitada ilimitada” en muchas tiendas de videojuegos e hipermercados.

A partir de aquel día hemos podido comprobar como han seguido apareciendo verdaderas ediciones limitadas de varios títulos (incluso dentro de la propia Nintendo) pero también cómo se ha desarrollado una frenética actividad para anunciar a bombo y platillo ediciones limitadas de ciertos títulos que no se pueden decir que sea limitadas por número de unidades ni por contenido.

El ejemplo más claro de esto lo tenemos en Microsoft y sus últimos lanzamientos: desde Halo 2 para Xbox, casi todos los grandes lanzamientos de la empresa norteamericana aparecen con la típica caja de plástico en color verde y también en versión de caja metálica y con un segundo DVD conteniendo el típico “cómo se hizo” a un precio unos diez euros superior. En algún caso esta edición especial se acompaña de algún libreto o similar, pero en general todas ellas siguen el esquema de caja metálica y DVD extra, dando la sensación que de edición limitada no tiene nada, pues las que apenas se encuentran en las tiendas son las “ediciones normales”. ¿Juegan con nosotros las distribuidoras a poner el mundo al revés? ¿Creen que nos vamos a lanzar como posesos a pagar diez euros más por tratar de colarnos una caja metálica y un DVD con entrevistas subtituladas? ¿Pensarán que por ver la caja metálica vamos a creer que lo que tenemos ante nuestros ojos es una obra maestra de los videojuegos?

Prácticamente la única excepción que he visto en los últimos tiempos a esta tendencia ha sido la edición legendaria de Halo 3, pues quien ha conseguido hacerse con una sí que realmente ha de sentirse afortunado por lo espectacular de su contenido y por lo limitado de su distribución. Esa es la verdadera esencia de las auténticas ediciones limitadas.

Yo particularmente pediría a las distribuidoras que las ediciones limitadas vuelvan a ser realmente limitadas (cuanto más mejor) y con unos contenidos exclusivos e imposibles de encontrar por otros medios, ya que de ese modo realmente tendrán un valor especial para aquella persona que por tenacidad, paciencia y fidelidad consigue hacerse con una de ellas.

¿Qué opináis vosotros de este tema? ¿Edición normal o coleccionista? ¿Edición coleccionista siempre o sólo si realmente merece la pena?

PresentaciON de Zelda Phantom Hourglass

Zelda Phantom Hourglass

La leyenda de Zelda se reencarna de nuevo y vuelve con más fuerza que nunca para la portátil de dos pantallas. Tres mujeres cuya profesión es contar historias nos esperaban para introducirnos de lleno en Phantom Hourglass. ¿Quieres venir con nosotros?

Review ON: The Legend of Zelda Phantom Hourglass

La última entrega de la saga The Legend of Zelda llega en formato portátil y apto para todos los públicos. Una aventura única e irrepetible, una nueva reencarnación del pequeño héroe vestido de verde. ¡La historia continúa escribiéndose en Nintendo DS!

                               Zelda Phantom Hourglass

Tenéis la review completa que he escrito para la web en el siguiente enlace a ultimONivel o bien pulsando sobre la imagen.

¡Un saludo! 🙂