Recuerdos de Oropesa (XX)

Cuando el viento sopla junto al mar suele hacerlo con fuerza. Dependiendo del lugar será un fenómeno más o menos frecuente; pero si éste se dirige hacia el horizonte hará que el ambiente se despeje de humedad y tengamos la oportunidad de fotografiar paisajes casi cristalinos.

Un día claro

Ese es el caso de la fotografía que tenéis sobre estas líneas tomada el sábado 1 de diciembre de 2012. Recuerdo que aquella mañana soplaba un fuerte viento proveniente de las montañas del interior de la provincia y el puerto de Castellón, visto a través de mi teleobjetivo, parecía estar ahí mismo por lo bien que se distinguían sus grúas, las naves indutriales, las chimeneas de la refinería…

Lo habitual por aquellas tierras era que una ligera bruma marina mantuviera el paisaje lejano en una especie de visión etérea y borrosa por culpa de la interacción del aire húmedo con los rayos de luz que llegan hasta el sensor de la cámara y por eso días como éste que os muestro son tan propicios para la fotografía de paisaje.

En Madrid el aire es mucho más seco, pero el problema es que hay cosas peores en suspensión. Puestos a ver borroso, prefiero que sea por culpa de las moléculas de H2O; pero aunque nos envenene lentamente Madrid siempre será ese Madrid que adoro.

Mañana de Reyes huracanada en Oropesa

Ayer día de Reyes tuvimos mucho viento en Oropesa del Mar. Por las previsiones meteorológicas ya sabía que la cosa iba a estar movidita, pero no creí que soplaría con tanta fuerza.

Día de viento en Oropesa

Tuve ocasión de comprobar esto cuando a primera hora de la mañana bajé a comprar el pan y me encontré con que por el paseo de la playa de La concha apenas se podía caminar debido a que la fuerza del viento era tal que hacía difícil estar de pie y que la arena era proyectada con tal fuerza que llegaba a doler cuando impactaba contra uno. Con el móvil grabé este breve vídeo en el que podéis ver cómo pintaba la cosa.

Aun así, en la zona de la playa no hubo grandes problemas más allá de algún cartel de “se alquila” caído o algún contenedor fuera de lugar; pero cuando después me acerqué a trabajar y pasé al lado del recién estrenado recinto multiusos que hay junto a la plaza de toros me encontré con un panorama dantesco.

Día de viento en Oropesa

Día de viento en Oropesa

Día de viento en Oropesa

Como podéis ver en las fotos, la acción del viento hizo que las paredes de plástico del recinto se rajaran y todo el interior quedara revuelto, haciendo que parezca más bien que una bomba había explotado allí dentro. Por suerte no había gente dentro cuando sucedió esto, pero parece ser que había una serie de actuaciones musicales programadas para hoy, de modo que si el viento hubiera llegado 24 horas más tarde las consecuencias podrían haber sido mucho peores.

Una vez mas, la naturaleza se empeña en demostrar su fuerza por estas tierras.