Nintendo Mini Classics: fragancias atemporales en frascos pequeños

Nací en los primeros días de la década de los 80, de modo que ante mis ojos y por mis manos han pasado las más diversas máquinas de videojuegos hasta llegar al estado actual del ocio electrónico. Como ya os comenté en un artículo de 2009, las Game & Watch fueron durante mi más tierna infancia el oscuro objeto de mis deseos. Y si bien es cierto que en casa tengo apenas un par de ellas, nunca he ocultado mi profunda admiración por estas máquinas antecesoras de todas las portátiles que fueron apareciendo en el mercado con el paso de los años.

Zelda y Bomb Sweeper (cerradas)Basadas en estas videoconsolas de bolsillo, apareció originalmente en 1998 una serie de llaveros totalmente jugables conocidos como Nintendo Mini Classics que volvieron a reeditarse de nuevo en 2014 y que para los amantes de los diseños minimalistas son una auténtica maravilla. No os podéis imaginar cuánta diversión y adicción son capaces de generar una pantalla LCD de minúsculas dimensiones, unos pocos bytes de memoria, una cruceta digital y un botón de acción si no habéis probado una de estas máquinas.

IMG_20160508_171938528_TOP-ANIMATION

Pues bien, vamos ahora a dar un salto hasta el presente, donde haciendo la compra en un centro comercial de las afueras de Madrid durante una mañana lluviosa me topé casi sin querer con unos cuantos modelos de la reedición 2014 de estos llaveros recién sacados de algún almacén polvoriento que parecían mirarme con ojillos tristes esperando a que los adoptara.

Como ya os podréis imaginar, al final los ocho modelos que tenían en la tienda se vinieron conmigo para hacer compañía a la edición de Zelda de 1998 que lleva en mi casa desde hace una eternidad y dándome de paso la idea de un nuevo subproyecto para el blog que hoy ve la luz con esta breve introducción.

160514_152810

Mi idea es analizar una por una todas las Nintendo Mini Classics de las que dispongo poniéndolas en su contexto histórico y mirándolas con un cierto punto de vista retro. Por descontado, además de hablaros sobre la temática de cada juego y sus principales características, trataré de acompañar cada artículo de diversas fotografías que revelen los pequeños detalles de estas creaciones, ya que las considero unas máquinas realmente bonitas que espero vosotros también sepáis apreciar.

Siempre he pensado que para comprender el presente hay que conocer el pasado, de modo que con la ayuda de estos llaveros voy a tratar de poneros en situación para que os hagáis una idea de cómo eran las consolas portátiles en la década de los ochenta cuando la GameBoy era apenas un boceto en alguna libreta de Gunpei Yokoi.

160514_145322

Y de momento poco más: como os decía antes, esto es tan sólo una introducción a esta serie de reviews que poco a poco irán viendo la luz con la esperanza de que os resulten curiosas, amenas y didácticas al mismo tiempo. Yo pienso disfrutar todo lo posible creándolas, así que espero que vosotros también las disfrutéis desde el otro lado de la pantalla.

UltimONivel se despide de sus oyentes en directo

Como algunos sabréis, hace años fui oyente de Montcada en Juego (me enganché concretamente en los inicios de su tercera temporada) y justo cuando el proyecto pasó a llamarse ultimONivel me incorporé al equipo como redactor de la web que entonces se inauguró. Allí analicé un montón de juegos, conocí a muchas personas asistiendo a presentaciones y, en general, viví muy gratos momentos que siempre perdurarán en mi memoria.

Presentación Hotel Dusk

En la presentación de Hotel Dusk para 3DS junto con compañeros de otros medios hace ya unos cuantos años

Pasó el tiempo y después de varios años como redactor llegó un momento en el que los videojuegos pasaron a ser algo secundario en mi vida de modo que, siendo consecuente con ello, decidí abandonar el proyecto después de darle muchas vueltas al tema. Y aunque hoy en día ando igual de desconectado del mundo del videojuego, desde entonces y aunque sea “desde las sombras” le he estado siguiendo la pista tanto a la propia web como a los integrantes del equipo. De hecho hace unos meses estuve reescuchando algunos programas míticos (como aquel especial Castlevania de diciembre de 2005 por el que les conocí) y la verdad es que me entraron ganas de rescatar del cajón alguna videoconsola para pegarme una viciada en plan revival.

En cualquier caso, hoy quería comentaros que el programa radiofónico de ultimONivel vuelve a las ondas por última vez para despedirse en condiciones de sus oyentes. ON tuvo cuatro temporadas, pero al término de la cuarta todavía no estaba muy claro si al año siguiente se continuaría con el programa o no. Al final no hubo quinta temporada y en el ambiente quedó la sensación de que aquello había quedado inacabado; pero precisamente para paliar esto se ha decidido hacer un ultimONivel redux tal y como ha publicado Maneo en la web del programa.

Recordad que el programa se emitirá en directo mañana 3 de noviembre de 18:00 a 19:00 desde el pabellón 2 de la fira de Barcelona (sede del XVIII salón del manga que se está celebrando estos días allí) pero también estará la opción de descargarlo posteriormente como buen podcast que es. Yo, por supuesto, no me lo perderé.

EDITADO EL 22/11/2012: Ya tenéis disponible el programa para descargar. Podéis hacerlo en este enlace.

Haciendo balance del 2011

El 2011 terminará dentro de unas horas y, como de costumbre, creo es una buena ocasión para echar la vista atrás y ver qué ha pasado durante los últimos doce meses para así afrontar el nuevo año con perspectiva.

That's me!

En otras ocasiones he desglosado el año por meses; pero en esta ocasión voy a hacer una disección más global en la que la secuencia de los acontecimientos no es tan importante como la conclusión a la que me gustaría llegar, de modo que me gustaría empezar esta historia hablando del que hasta hace poco ha sido mi lugar de residencia.

Alcalá de Henares

Alcalá es la ciudad donde está mi casa, el sitio en el que he crecido y donde reside mi familia y mis mejores amigos. No pasa un día en el que no me acuerde de Alcalá y siempre que tengo ocasión de volver me gusta perderme por sus rincones y encontrarme con toda esa gente que me ha visto a lo largo de todos estos años.

La ciudad de los chapiteles

Sin embargo, pese al cariño que le tengo a mi ciudad, 2011 ha sido el año en el que me he ido a vivir a Oropesa del Mar. Un lugar donde tengo un trabajo que me apasiona, una vida que construyo con mis propias manos y un escenario idóneo para la fotografía que tanto me gusta practicar. A lo mejor algunos de vosotros está pensando que vivir en un lugar de playa donde en invierno no te cruzas con nadie por la calle debe de ser algo insoportable; pero ya os adelanto que yo allí estoy encantado y que lo único malo de es que estoy a 450 Km de la gente a la que quiero.

Contrastes del amanecer

Vida personal

Reconozco que esta nueva vida que ahora llevo me ha hecho crecer como persona, me ha dado mucha libertad, me está enseñando unas cuantas cosas y me está haciendo madurar mucho. Si siempre he sido alguien que concede especial importancia a los pequeños detalles, a lo largo de los últimos meses ese rasgo mío se ha acentuado todavía más; y es que cuando sales un domingo a las ocho de la mañana a dar una vuelta en completa soledad, un amanecer en tonos pastel, una flor desafiando a los acantilados o un gato que te mira con curiosidad desde su escondrijo son cosas que te llenan bastante.

Gato en éxtasis

Y es verdad que hay días en los que es duro llegar a casa y que sólo te espere una pila de platos por fregar; pero eso también hace que los fines de semana en los que puedo escaparme a Alcalá o vienen a visitarme mi chica o mi familia a Oropesa los disfrute con una especial intensidad. De todos modos, como os decía en el párrafo anterior, estoy contento con esta vida que llevo porque siento como si en lo personal hubiera avanzado varios años en tan sólo ocho meses.

Marcos torcidos

Blog

En lo que al blog se refiere, 2011 ha sido un periodo de tiempo en el que han disminuido considerablemente las horas que invierto en este rincón de Internet. Cierto es que sigo publicando artículos con cierta regularidad y que de vez en cuando me siento a responder las dudas que vais planteando en los comentarios; pero hay muchos días en los que no me puedo permitir dedicarle ni un minuto a esto que, al fin y al cabo, no deja de ser una afición como otra cualquiera.

El caso es que entre semana ando siempre liado con temas laborales, y una vez que llega el fin de semana me gusta aprovechar el tiempo libre para hacer fotos, pasear, salir a dar una vuelta en bicicleta… cosas que no impliquen estar delante de un ordenador y me permitan disfrutar un poco de la vida al aire libre.

Tierras altas

Fotografía

Fotográficamente hablando este año ha sido muy continuista: apenas me he comprado nuevos componentes para mi equipo (aunque sí que llegó recientemente la Olympus E-PL1) y lo que he hecho en buena medida es visitar lugares de mi entorno para retratarlos de la mejor manera posible. De cara al año que comenzará en breve me gustaría ampliar horizontes un poco y visitar lugares algo más lejanos que creo que pueden tener un encanto especial. Lo más seguro es que con la llegada de la primavera aproveche algunos fines de semana para moverme por lugares de la provincia con un encanto especial y crear algunas entradas que, como siempre, podréis ir leyendo por aquí.

Por los campos

De cualquier modo, si me siento a ver las fotos que he hecho desde el pasado mes de Enero sí que noto una cierta evolución a lo mejor no tanto a nivel técnico como compositivo; y es que como siempre digo, el mejor consejo para mejorar como fotógrafo es, precisamente, tratar de hacer todas las fotografías posibles y disfrutar al máximo de cada una de ellas. Puede que parezca que el resultado final es lo más importante en una imaegn; pero nunca hay que olvidar que para los que no nos dedicamos profesionalmente a esto es muy importante disfrutar del camino.

The time goes by

Trabajo

En lo laboral, como os decía antes, estoy contento y orgulloso de la tarea que realizo en Oropesa desde que en el mes de Mayo me mudé allí: me gusta mucho lo que hago y además tengo la suerte de contar con un equipo de personas realmente excepcional. En principio no se prevén demasiados cambios de aquí al otoño en este sentido; pero para entonces llegaré a una bifurcación en la que mi vida puede dar un nuevo golpe de timón, aunque para eso todavía falta bastante tiempo y hasta entonces lo único que me preocupa es seguir haciendo bien las cosas.

Agua

Videojuegos

El año que ahora termina ha supuesto para mí un nuevo acercamiento al mundillo del videojuego gracias a la 3DS. No repetiré lo que comenté hace apenas unos días en la entrada que ensalzaba las virtudes de esta consola portátil, pero sí insistiré en que la veo como un soplo de aire fresco en un mercado que considero bastante estancado desde hace tiempo. Obviamente esto es algo que ocupa un papel muy secundario en mi vida; pero creo que la compra de la última portátil de Nintendo ha sido un acierto pese a que mis partidas a Mario Kart, Tetris y similares sean algo bastante esporádico.

A estas alturas tengo claro que nunca volveré a involucrarme en el mundo de los videojuegos tanto como en mi época de redactor de ultimONivel porque mis prioridades en la vida han cambiado mucho desde entonces, pero reconozco que es agradable volver a sorprenderse con algún título que se sale un poco de lo común teniendo en cuenta que llevaba completamente apartado de todo esto desde hace ya un tiempo. Seguramente a lo largo de 2012 volváis a leer alguna entrada sobre esta temática porque es algo sobre lo que me apetece escribir.

Nintendo 3DS

2012

Termina por tanto 2011, que ha sido un año muy intenso y lleno de alegrías del que no me puedo quejar ni lo más mínimo en lo personal ni en lo profesional. Ahora llegará 2012 y aunque sin dudarlo firmaría porque fuera igual que el año que ahora agoniza, en el fondo todos queremos ir siempre a más y yo espero que para cuando hayan pasado sus 366 días (recordad que es bisiesto) pueda volver a mirar hacia atrás y contaros que, pese a que el listón estaba alto, las cosas han ido todavía a mejor.

Horizontes

Cierto es que en estos tiempos la situación económica es complicada, que hay mucha gente que está pasando apuros, que las hipotecas suben y los sueldos bajan… Y está claro que esas cosas yo no las puedo cambiar; pero lo que sí puedo hacer desde este humilde rincón de Internet es ofreceros una dosis de optimismo y, con mis párrafos y mis fotos, haceros pasar un rato entretenido. Al fin y al cabo, la finalidad de este blog no es otra que divertirnos y compartir conocimientos. Eso es lo que he hecho durante este 2011 y lo que seguiré haciendo a lo largo del 2012.

I think it's gonna be a long long time

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Abandono definitivamente el equipo de ultimONivel

Puede que a algunos de vosotros esto no os pille por sorpresa, ya que en los últimos meses apenas he redactado un análisis y dos reportajes para ultimONivel y es algo que se veía venir porque llevaba un tiempo bastante “desaparecido”; pero después de estar dándole vueltas al tema durante las últimas fechas he tomado la decisión de dejar oficialmente el equipo de redactores y colaboradores de la web dado que ahora mismo no me veo capacitado para aportar nada interesante a un proyecto del que he formado parte durante tres largos e intensos años.

Sé que ya hubo una ocasión a finales de 2008 en la que anuncié mi salida del equipo por motivos parecidos a los que hoy os voy a exponer; pero el caso es que al final me lo pensé mejor y volví a mis labores como redactor. Sin embargo, desde aquello no he vuelto a ser el mismo y no he sido capaz de mantener un ritmo de publicación ni remotamente parecido al de mis épocas más prolíficas, lo que me da a entender que tenía razón en aquello que planteaba hace algo más de un año.

Esto que ahora os estoy contando es algo muy meditado, absolutamente firme y que saben los miembros del equipo desde hace un par de días comprendiéndolo al 100% debido a que se trata de una decisión fundamentada en una serie de principios que tengo bastante claros y que ahora os resumiré un poco. Como os digo, es algo que para mí tiene toda la lógica del mundo; pero de cualquier modo se agradece enormemente la comprensión del resto del equipo.

Pues bien, en términos generales la cosa es que no creo que sea útil para la web tener como colaborador (no digamos ya como redactor) a una persona que ahora mismo está completamente fuera de la órbita del mundo del videojuego. Veo que de unos meses a esta parte desconozco por completo las últimas novedades que han salido al mercado y que el único medio especializado en estos temas que consulto es ultimONivel más que nada por las vinculaciones personales que me unen a ello. Preguntadme por cualquier tema de fotografía y seguro que os puedo responder algo coherente; pero si por ejemplo queréis saber cuál será el próximo título de Capcom os diré que no tengo ni la menor idea. Y que conste que esto es algo de lo que ya me di cuenta hace unos meses y que me llevó a adoptar un cambio de rol en la web.

Echando un poco la vista atrás me doy cuenta de que este cambio de perspectiva se inició según terminaba mi etapa universitaria: durante los años de clases, prácticas, laboratorios y demás, al llegar a casa me apetecía mucho ponerme a los mandos de la consola y echarle horas a algún título que me tuviera entretenido sin preocuparme mucho de lo que deparara el futuro.

Sin embargo, cuando aprobé la última asignatura de la carrera y entré a trabajar en Komatsu, comencé a preocuparme por otro tipo de cosas. Seguía disfrutando con los videojuegos, pero no tanto como antes debido a que al entrar en el mercado laboral ciertas cosas empezaron a cambiar en mi modo de ver el mundo. Al fin y al cabo, nuestra forma de ser viene determinada por las circunstancias que nos rodean; y las mías habían variado mucho en los últimos tiempos.

Y así, poco a poco llegué a la situación actual en la que los videojuegos no me llaman en absoluto la atención debido a que en mi tiempo libre lo que más me llena es salir a la calle a caminar y hacer fotos, conocer gente y escribir historias personales, relatos o artículos sobre fotografía en este blog.

Sea como sea, después de todo lo vivido durante estos años en relación con los videojuegos en general y con ultimONivel en particular, aunque ahora mismo lo veo como algo remoto, es posible que en el futuro me vuelva a picar el gusanillo y retome un poco esta afición por los videojuegos que empezó cuando tenía siete años; pero si hoy por hoy dispongo de un rato libre, he de reconocer que la opción de agarrar una videoconsola es una de las últimas de mi lista. Además, una de las cosas que más me gustaba de mi labor en ON era la asistencia a presentaciones y eventos varios; pero además de que el ambiente en estos actos se ha enrarecido un poco de un tiempo a esta parte, por incompatibilidad de horarios me es imposible cubrir nada de esto en la actualidad.

Durante el tiempo que he formado parte del equipo de redacción he escrito un centenar de artículos que ahí quedarán como testigo de mi paso por la web; pero si miro en mi interior me doy cuenta de que en esta etapa de mi vida no me siento capaz de escribir con propiedad sobre un tema por el que he perdido todo el interés que tenía en épocas pasadas.

De todos modos, no quiero finalizar esta entrada sin dejar claro que los amigos hechos en ON perduran en el tiempo del mismo modo que seguiré pasando asiduamente por el foro como hasta ahora. En ese sentido nada va a cambiar, porque más allá de ser redactor, colaborador o un simple forero más, el espíritu y la ilusión que fundaron ese proyecto permanecen intactos esté donde esté cada uno de nosotros.

Mucha suerte a todos los miembros pasados, presentes y futuros de una comunidad de amantes de los videojuegos que no tiene comparación con ningún otro rincón de Internet.

Por último, y como homenaje a todo este tiempo como miembro del ON Team, aquí dejo el avatar que hasta hoy he llevado en el foro de esa maravillosa familia que es ultimONivel para tenerlo siempre a mano y no olvidar al carismático Manny Calavera que mucha gente identifica conmigo. A partir de ahora mi imagen tendrá más que ver con la fotografía que con los videojuegos, pero el protagonista de Grim Fandango siempre estará en mi recuerdo.

Una nueva moda: los embargos de información

Es curioso comprobar como tras un año sabático en utimONivel, en mi regreso a las presentaciones de videojuegos me he encontrando una nueva moda: los conocidos como “embargos de información”, que antes eran una cosa muy esporádica y ahora se dan en casi todos los actos de este tipo.

Un embargo de información es una norma dictada por la empresa que presenta el producto que te impide contar nada de él hasta una fecha determinada. Obviamente, si te saltas el embargo de información las consecuencias no van a ser buenas para tu medio, ya que lo más “suave” que te puede pasar es que corten toda vía de comunicación en el futuro. En la de Darksiders tuvimos que firmar un NDA (“Non Disclosure Agreement” o “acuerdo de confidencialidad”; el nombre jurídico del documento) en el que nos comprometíamos a no publicar nada hasta transcurridas 48 horas; pero ayer asistí a una cuyo embargo dura hasta el… ¡9 de Diciembre!

11

¡Un mes de embargo, señoras y señores! Estoy de acuerdo en que este tipo de medidas se hacen para que todos los medios saquen el reportaje a la vez y que así se genere una especie de “bombardeo informativo” que llegará a más gente que si los artículos van saliendo con cuentagotas; pero un mes me parece un poco excesivo.

Cierto es que con los embargos de información uno puede preparar su reportaje con tranquilidad; a mí no me molesta cuando se trata de embargos de unos días o una semana como mucho, pero de verdad que a estos embargos tan largos no les acabo de ver el sentido. El reportaje de ayer ya lo tengo redactado en el ordenador y ahí quedará hasta que llegue la fecha acordada con la compañía, porque si me pongo a escribirlo el 8 de Diciembre ya no recordaré ni la tercera parte de las cosas que nos mostraron.

Como os decía al principio, lo que más me llama la atención es que esto de los embargos de información es algo que antes se hacía en muy pocas ocasiones y de un tiempo a esta parte se ha convertido en algo generalizado en este mundillo. Y el caso es que me da un poco de rabia porque siempre volvía de estas cosas y me gustaba ponerme manos al teclado de tal modo que ultimONivel solía ser el primer medio en sacar el reportaje del evento (recuerdo que una vez estuve hasta las 4:30 de la madrugada para publicar el de la presentación de MGS4) pero ahora ya no tiene sentido hacer ese tipo de cosas.

Sea como sea no queda más remedio que tragar, pues si no firmas el NDA no entras a la presentación; así que a mí cuando me dan la hojita sonrío, la relleno, la firmo y la entrego. Es mejor tomarse las con buen humor.

Presentación Mario Galaxy

Review: Gran Turismo (PSP)

La saga Gran Turismo es conocida por infinidad de jugadores en todo el mundo. Tanto los que ya llevan unos añitos en el mundo del videojuego como los que acaban de entrar en él saben que existen unos títulos de conducción que representan uno de los pilares sobre los que se asienta el éxito de las consolas de sobremesa fabricadas por la empresa que inventó el Walkman hace ahora treinta años.

Precisamente con la portabilidad en mente Gran Turismo se reencarna ahora en PSP con un título plagado de luces y sombras que no hace más que dar lugar a interminables debates en los foros de Internet. Tras exprimirlo a fondo durante varios días queremos compartir con todos vosotros nuestras impresiones. ¿Estáis listos para afrontar el desafío?

analisis_granturismo_psp

NOTA: haced click sobre la imagen para acceder al artículo publicado en ultimONivel.

Mi nuevo papel en ultimONivel

Ya os dije la semana pasada que ultimONivel comienza su cuarta temporada (a la que hay que unir las tres anteriores de Montcada En Juego) y ahora que apenas quedan un par de días me gustaría comentaros algo al respecto:

Algunos de vosotros sabréis que durante las dos primeras temporadas fui redactor de la página elaborando durante ese tiempo un montón de artículos sobre videojuegos ya sea en forma de análisis, previews, opiniones, reportajes o presentaciones. Es una labor que disfruté muchísimo, que me enseñó muchas cosas y gracias a la cual conocí a un montón de gente interesante.

Sin embargo, llegó la tercera temporada y justo en ese momento sentí que necesitaba un cambio de aires en mi vida: entré a trabajar en Komatsu, me puse “en serio” con mi proyecto de fin de carrera… y claro, me empecé a agobiar por la falta de tiempo. Analizar un videojuego se convirtió en una pesada carga y no era capaz de ponerme al día del mundillo del ocio digital como antaño.

Por todo esto comencé a descolgarme cada vez más de los videojuegos hasta el punto de no sentirme en absoluto identificado con la temática de la web y jugar nada más que una partida al Tetris muy de vez en cuando. Seguía llevando la etiqueta de redactor en ultimONivel, pero durante la temporada pasada apenas cubrí dos presentaciones y realicé un análisis para la web; algo que estaba a años luz de las dos primeras temporadas.

Ahora parece que mi vida empieza a asentarse de nuevo: en Junio terminó mi contrato en Komatsu y dentro de dos días presentaré mi proyecto de fin de carrera, obteniendo así el ansiado título universitario que me abrirá algunas puertas en el mundo laboral. Tal vez sea éste el momento de retomar muy poco a poco mi labor en ultimONivel; desde luego mucho más pausadamente que en aquellos dos primeros años. Además, ahora hay más gente colaborando con la web y las tareas se pueden repartir mejor (en las dos primeras temporadas casi todo el material lo sacábamos adelante entre tres o cuatro personas). De hecho, hace unas semanas retomé el contacto con Nintendo en la presentación de Wii Sports Resort; encontrándome con varias caras conocidas y pasando una mañana bastante agradable.

03p

Pues bien, este regreso a ultimONivel conlleva un cambio de “status”: en lugar de redactor seré colaborador, que consiste en que mis colaboraciones serán de carácter puntual, sin necesidad de tener que redactar un artículo a la semana ni mucho menos. Prefiero retomar mis pasos muy poco a poco y, si se dan las circunstancias adecuadas, volver a coger algo de ritmo con el tiempo. Sé que de ese modo lo que pueda ir haciendo en ON lo disfrutaré y no será en absoluto una carga para mí.

Durante este último año muchas cosas han cambiado, y desde luego no veo el mundo de los videojuegos con los mismos ojos que hace tiempo. Ahora disfruto mucho más de cosas como la fotografía o la redacción de esas pequeñas cosas de cada día en este mismo blog; pero si vuelvo a ultimONivel es básicamente por mis compañeros, por algo de nostalgia y porque siento un compromiso con ese proyecto que tantas alegrías me ha dado siempre.

Pensando en barcos...

Dicho esto, sólo me queda deciros una cosa: escuchad el inicio de la temporada este miércoles a las 21:00 porque va a ser espectacular. En serio: si ya conocéis ultimONivel vais a flipar, si os gustan los videojuegos y no conocéis el programa escuchadlo porque os va a enganchar y si no encajáis en ninguno de los dos grupos anteriores, al menos (ya como algo personal) os pido que escuchéis los primeros diez minutos del programa del Miércoles porque van a ser algo alucinante.

La cita será, como digo, el miércoles 30 de Septiembre a las 21:00 en www.ultimONivel.net (encontraréis un enlace en la portada de la web para escuchar la radio en directo).

¡Un saludo y gracias por leerme!