La gran broma final de Nacho Vegas

Ignoro por completo la vida personal de Nacho Vegas, pero tiene toda la pinta de que su nueva canción titulada La gran broma final está escrita basándose en una experiencia personal. Y la verdad es que después de haberla escuchado en repetidas ocasiones tengo la sensación de que pocas veces se ha contado una ruptura amorosa con tanta elegancia.

Por cierto, si durante el videoclip (muy en la línea del de Las inmensas preguntas) os habéis quedado dormidos, lo entiendo perfectamente porque hay que reconocer que Nacho Vegas no es precisamente la alegría de la huerta. Sin embargo los que, como yo, disfrutáis de la música personal e intimista de este asturiano ya os habréis dado cuenta de que no ha perdido un ápice de su talento; demostrando que incluso en los momentos más bajos es capaz de componer canciones que ponen los pelos de punta. ¡Qué grande es Nacho!

Como último apunte, aunque se entiende bastante bien, a continuación os dejo la letra de la canción:

“La gran broma final”. Nacho Vegas.

Dejan los tambores de tocar
y un gong anuncia la retirada
se discute la capitulación
mientras de fondo suenan carcajadas.
Obtuve por mi miedo a no padecer
cinco años de indolencia
es la semana grande de la crueldad
y en nuestro honor celebran una fiesta
yo me limitaba a contemplar
la misma grieta de la pared.
Alguien dijo “habrá que demoler”
no sé cómo no lo vi llegar
era el día de la gran broma final

Ha cundido el pánico en Madrid
salen fotos en la prensa rosa
en la alfombra roja habla el escritor,
él sabe cómo se hacen bien las cosas.
Puede que el tiempo me dé la razón
pero no queda tiempo, hoy es el día
en que dos planetas se estrellarán
mientras tú concedes entrevistas.
Y ahora ya me empiezo a preguntar
cuál de estos chistes es el mejor:
el del día en que te hablé de amor
sabiendo que daban temporal
o el día de la gran broma final.

Como un mar me presenté ante ti
en parte agua y en parte sal.
Lo que no se puede desunir
es lo que nos habrá de separar
en el día de la gran broma final.

Hay quien decía que era
grande y fuerte nuestro amor.
Sí, como las torres gemelas,
¿recuerdas? allá en Nueva York.
Y cuando sabes que algo puede ir mal
estallará delante de ti
cuando no es posible ser feliz
y te asustas como un animal
es el día de la gran broma final.

Cuando griten en voz alta
que tu amor entero fue una estafa
y tú protestes pero no haya un alma allí para escuchar
es el día de la gran broma final.

Ya nada será igual
tras el día de la gran broma final.

Bloc Party

Bloc Party es uno de esos “descubrimientos musicales” que tanto me alegran de vez en cuando. Se trata de una banda británica de tintes indies formada originalmente bajo el nombre de Angel Range en 1999 y cuyas influencias provienen de grupos como Joy Division, Radiohead o Sonic Youth, por lo que es bastante lógico que me haya aficionado a ellos.

Los conocí hace un par de años gracias a su brillante disco de debut “Silent alarm”, pero no ha sido hasta el reciente “Intimacy” cuando me he enganchado casi sin darme cuenta a una música suave en ocasiones y potente en otras pero siempre acompañada de unas letras llenas de mensajes y especialmente cuidadas. De hecho, el cantante Kele Okereke estudió literatura inglesa en la universidad, y eso siempre se nota a la hora de escribir los versos de las canciones.

De todos modos, siempre he dicho que el movimiento se demuestra andando, así que os voy a dejar con el vídeo de una versión en estudio de su canción “Ion square”; posiblemente la que más me gusta de ellos hasta el momento y que incluye algunas frases de una conocida poesía de e.e. cummings. Además, los que conocéis un poco ya mis gustos musicales sabréis que adoro las melodías que comienzan con una base muy sencilla y van poco a poco incorporándose nuevos instrumentos hasta terminar en un clímax sonoro de lo más intenso; siendo éste que os presento un claro ejemplo de ello.

Si después de esto os ha picado el gusanillo de Bloc Party, os recomiendo que vayáis descubriendo sus discos en orden (Silent alarm –> A weekend in the city –> Intimacy) para ir comprobando la evolución de un grupo que partía de una base ya de por sí muy buena.

Nuevo EP de Nacho Vegas: “El género bobo”

Hace apenas unos días Nacho Vegas lanzó al mercado un nuevo EP (es increíble la velocidad a la que este artista compone nuevo material) titulado El género bobo y que, por supuesto, tengo en mis manos desde el Miércoles. Es una pena que todavía no esté en la iTunes store, porque en Fnac me sablaron casi 10 euros por cuatro canciones; pero bueno, al fin y al cabo a veces nos gastamos cantidades mayores en cosas que luego ni utilizamos.

nacho-vegas-el-genero-bobo

Centrándonos en lo musical (y siempre hablando desde mi propio punto de vista, claro) el EP consta de una introducción hablada y cuatro canciones entre las que destaca muy por encima de las demás Las inmensas preguntas. Una maravilla poética que además es continuación de Seronda; canción del primer disco de Nacho cuyo videoclip es un homenaje a la película El cielo sobre Berlín de Wim Wenders. De hecho, el videoclip de Las inmensas preguntas está realizado por la misma persona y enlaza directamente con el anterior en los planos iniciales, durante los que suena la introducción hablada del EP, que no es otra cosa que un texto de Luis Cernuda.

Las inmensas preguntas (Nacho Vegas)

–Intro (como en los erizos)–

Como los erizos, ya sabéis
Los hombres un día sintieron sufrir
Y quisieron compartirlo
Entonces se inventaron el amor
El resultado fue ya sabéis
Como en los erizos

Con decirte que ya son varios días sin salir
Puedes creerlo, pero he sido moderadamente infeliz
Hice así una canción y creí que verías en ello un piropo
La escuchaste y después me dijiste “lo tuyo es del genero bobo”

Cuando me quiero explicar
las palabras se esconden
en no se qué sitio y entonces te escucho
igual que el que escucha
de lejos el trafico de su ciudad
y me pierdo en inmensas preguntas
que lucen con esplendor y absurdidad

Ya viví, sufrí y amé, y todo ¿para qué?

Hicimos el amor
una vez que sentimos el frío
y resultado fue, ya lo ves
más o menos como en los erizos

Cuando me quiero explicar
mis demonios se ponen groseros
me insultan y entonces me entran las dudas
y le hecho la culpa y a mi género, y a correr
Ysi surgen preguntas pues dejo que surjan
en su esplendor y estupidez

Viví, sufrí y amé, vale y ¿ahora qué?

Aparte de esta canción también me ha gustado mucho Pesadilla genérica aunque, como os decía antes, en caso de tener que quedarme sólo con una sería con esa preciosidad llamada Las inmensas preguntas donde aquel ángel que quería vivir como un humano más se plantea si realmente ha merecido la pena.

¡Feliz viernes!

PD: tenéis información muy interesante sobre el rodaje del videoclip en ESTE ENLACE del blog no oficial de Nacho Vegas.

El mejor videoclip que he visto nunca

Creo que no me equivoco al afirmar que éste es el videoclip que más me ha impresionado de todos los que he visto hasta el momento: “Strawberry Swing” de Coldplay. No tengo palabras para describir su belleza; lo mejor es que lo veáis vosotros mismos…

Ivan Ferreiro: Toda la verdad

Ivan Ferreiro es uno de esos genios que aparecen muy de vez en cuando en el panorama musical de nuestro país. Ya con el grupo Los Piratas supo brillar con luz propia, y ahora en solitario es capaz de componer canciones tan pegadizas como intimistas. Si su primer disco en solitario Canciones Para el Tiempo y la Distancia despuntó y el siguiente Las Siete y Media sorprendió a propios y extraños; su nuevo disco titulado Mentiroso Mentiroso es una pequeña maravilla de la podemos extraer la siguiente canción como una clara muestra de lo que nos vamos a encontrar: toda la verdad.

Una buena manera de terminar la semana, ¿no?  😉

Hasta siempre, Antonio

Reconozco que la noticia de la muerte de Antonio Vega no me ha pillado por sorpresa, pues su deterioro era más que evidente en los últimos años. Sin embargo, eso no evita que sienta una cierta pena por la pérdida de uno de los grandes músicos de nuestro país.

Puede que sus composiciones no destilaran demasiada alegría, pero es que en la vida ha de haber momentos para todo; y Antonio Vega supo poner en muchas ocasiones una melancólica banda sonora a mis días más tristes.

Me gusta pensar que Antonio ahora descansa en el sitio de su recreo, un lugar donde seguro que puede seguir dando rienda suelta a sus tristes sentimientos.

¡Hasta siempre, Antonio!

Uno de los mejores videoclips que se han rodado nunca

Componer una gran canción ya es, de por si, algo realmente increíble; pero si a eso le sumamos un videoclip original, delicado e innovador como el que protagonizó el cantante de Coldplay hace unos años para poner imágenes a “The Scientist” estaremos, sin duda, ante un hecho extraordinario (y una buena ocasión de terminar la semana con un gesto de sorpresa en la cara  😉 ).