Dar el salto

En mi reciente visita a Valencia me encontré con una escena que no consigo sacarme de la cabeza y que en cuanto la vi supe que daría lugar a una buena fotografía.

Manos blancas

Esta pared llena de manos no es producto de ninguna manifestación ni se trata de la obra de algún artista vanguardista. Lo que veis en la imagen que ilustra esta entrada no son más que las palmas de decenas de niños que, usando una de las paredes del gigantesco Gulliver del que ya os hablé, juegan a ver quién es capaz de llegar más alto saltando.

Lo más interesante es que no hay un bote de pintura para esto ni ningún cartel que indique nada; y es que para dejar ahí su marca los niños se embadurnan las manos con el polvo blanco que desprende la arena que cubre el suelo del lugar y a continuación intentan dar el salto más grande de sus vidas. Y la cosa ha calado tanto que, por lo visto, se ha convertido en una especie de tradición no escrita que cuenta con multitud de adeptos.

Como os digo, me llama mucho la atención esto que os cuento por dos motivos: por ser un hecho espontáneo e improvisado y también porque la imagen que capté, fuera de su contexto, tiene un toque dramático con todas esas manos blancas tapizando la pared.

Anuncios

Rincones: Valencia

De Valencia sólo conocía la ciudad de las artes y las ciencias, así que aprovechando que recientemente mi chica vino a Oropesa a pasar unos días decidimos invertir una jornada entera en pasear por sus calles descubriendo multitud de rincones que a los dos nos encantaron.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Por supuesto, no iba a dejar la cámara en casa en una ocasión tan especial, de modo que me gustaría compartir con vosotros una buena cantidad de imágenes que os ayudarán a haceros una idea de lo que vimos en ese día.

Estación norte

Recordaba el andén de la estación del norte porque cuando de pequeño venía en tren a Oropesa del mar, éste entraba en Valencia procedente de Madrid y allí hacía una maniobra de cambio de sentido para encarar la vía que recorre el litoral costero; lo que implicaba hacer aquello tan característico del Intercity de darle la vuelta al respaldo de los asientos para ir así en el mismo sentido de la marcha.

En cuanto a la estación como tal, tanto la fachada exterior como el curioso vestíbulo son dignos de ver, y de hecho se consideran un importante punto de interés turístico de la ciudad. Para situaros os diré que la estación se encuentra junto a la plaza de toros y a escasos metros de la plaza del ayuntamiento.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Plaza de la virgen

Éste es, sin duda, el lugar que más nos gustó de toda la ciudad. Una plaza amplia desde la que se pueden contemplar fachadas de muy diferentes estilos y que además cuenta con una gran fuente en uno de sus extremos. Un lugar lleno de gente a todas horas en el que siempre se pueden captar imágenes entrañables.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Avenida del reino de Valencia

Una de las calles principales de la ciudad de Valencia que parte de la estación norte y acaba en los jardines del Turia (de los que luego hablaremos). Tiene dos carriles en cada sentido y en la parte central hay un amplio paseo con palmeras porque el que da gusto caminar.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Gulliver

Justo a la entrada de los jardines del Turia por la avenida del reino de Valencia nos encontramos con una curiosa atracción: un gigantesco Gulliver acostado en el suelo cuyas formas configuran diversos toboganes y escaleras que pueden disfrutar tanto niños como adultos. Comentaros que si bien en algún momento debieron de cobrar entrada (hay unos tornos y una taquilla en la puerta que están en desuso) actualmente podéis acceder a esta curiosísima atracción sin coste alguno.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Jardines del Turia

Los jardines del Turia son una enorme extensión de terreno transitable por la que hace décadas discurría el río del mismo nombre. El río se encauzó en su momento por otro lugar para evitar inundaciones y el cauce seco se aprovecho para crear un “cinturón verde” que rodea la ciudad y por el que podéis caminar o montar en bicicleta sin preocupaciones y pasando bajo numerosos puentes. Comentaros que uno de sus extremos está en la ciudad de las artes y las ciencias y que el otro se encuentra en la parte noréste de la ciudad.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Callejeo por el centro histórico

El centro histórico de Valencia es un conjunto de calles estrechas de estilo gótico junto a plazas de lo más acogedoras, amplias avenidas y comercios de todo tipo. Algo que pudimos ver mientras nos caminamos entre los diferentes lugares que queríamos ver por la ciudad (muchos más de los que aparecen en las imágenes que ilustran esta entrada).

De esas caminatas surgieron algunas fotografías de las que os ofrezco a continuación algunas de ellas, destacando especialmente la zona de la plaza del ayuntamiento, pues sus edificios majestuosos y coronados casi siempre por los típicos tejados valencianos de azulejos le dan al lugar un encanto especial.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Excursión a Valencia (7/7/12)

Como os decía, pasamos todo un día caminando por las calles de Valencia (zampándonos una paella a mediodía como manda la tradición, claro está) y regresamos a casa bastante cansados. Sin embargo, los dos coincidimos en lo bonita que es la ciudad y la enorme cantidad de monumentos y rincones especiales que posee. Si no conocéis Valencia os sugiero que organicéis una pequeña excursión porque estoy seguro de que os va a encantar.

Excursión a Valencia (7/7/12)

Rincones: Sagunto

Pese a que desde que era pequeño tenía muy buenas referencias de la cercana localidad de Sagunto (un amigo valenciano se encargaba de ensalzar sus virtudes verano tras verano) hasta hace escasamente unos días no había tenido la oportunidad de acercarme por allí aprovechando una semanita de vacaciones junto a mi novia para contemplar con nuestros propios ojos los paisajes que se divisan desde el castillo que preside el lugar.

Sagunto

Cierto es que centramos nuestra visita en el conjunto arquitectónico del castillo y el anfiteatro; pero he de señalar que nos dio bastante pena que se nos echara encima la hora de volver a Oropesa y no pudiéramos perdernos por las calles del pueblo, ya que a los dos nos dio la impresión de que tenían mucho encanto.

Sagunto

Aun así reconozco que disfruté mucho de la excursión. Sagunto está a 80 Km en coche de Oropesa del Mar y en apenas 45 minutos uno se planta allí, por lo que el desplazamiento no es ningún problema.

Sagunto

Luego, en las tres horas que estuvimos por allí pudimos ver todo el conjunto formado por el anfiteatro romano y el recinto amurallado que cuenta con una extensión “de punta a punta” de aproximadamente un kilómetro y que está lleno de detalles curiosos (a mí particularmente me encantó el foro romano, que está en la zona más pegada al mar).

Sagunto

Comentar que la entrada es totalmente gratuita y también que más vale que estéis acostumbrados a subir cuestas y daros bastantes caminatas porque los desniveles son considerables y hay que andar bastante para visitar todos los rincones del recinto).

Sagunto

Además, hay zonas que son un poco “pedregosas”, por lo que para ir allí olvidaros de calzado fashion y sacad del armario unas deportivas cómodas y una mochila en la que meter unos bocatas y una botella de agua, ya que no hay ningún bar en todo el recinto. Tampoco hay muchas sombras que digamos, por lo que mejor será que os protejáis del sol si os acercáis por allí en un día despejado.

Sagunto

Si, como a mí, os gusta la fotografía vais a poder disfrutar de unas vistas fantásticas tanto del mar por un lado como de las montañas por otro. Si además os toca uno de esos días de sol y nubes podréis obtener alguna imagen muy resultona como la que encabeza esta entrada.

Sagunto

Por lo demás, sólo me resta comentaros que aprovechéis la subida hacia la parte alta del castillo para entrar en esa especie de caseta alargada que os quedará a la izquierda porque dentro hay un montón de piezas arquitectónicas con inscripciones que en la mayor parte de los casos se encuentran bien conservadas y son curiosas de ver.

Sagunto

Un día en la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia. Museo Príncipe Felipe, Hemisferic y Umbracle

Como os dije en la entrada anterior, he dividido la crónica de la visita a la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia en dos partes para no saturaros a fotografías; así que en esta segunda entrega voy a centrarme en el museo Príncipe Felipe, el Hemisferic y las zonas comunes que existen entre las instalaciones.

Arquitectura (X)

Museo Príncipe Felipe

El museo Príncipe Felipe es una sala de exposiciones enfocada a que el usuario interactue con lo que hay allí. No es un museo “al uso” en el que uno va desfilando delante de diversos elementos sin más; sino que todos ellos están diseñados para que el visitante los toque, juegue, huela o los emplee de algún modo.

De primeras uno podría pensar que se trata de un museo enfocado al público infantil; y aunque es cierto que se trata de un lugar en el que los niños lo pasarán en grande al tiempo que aprenderán algunos conceptos científicos básicos, no es menos cierto que tanto mi novia como yo disfrutamos como enanos durante el par de horas largas que nos llevó visitar las tres plantas de las que consta.

Os dejo con algunas imágenes que capté allí dentro esperando que os gusten:

Arquitectura (VIII)

Radio

Deslizarse

Arquitectura (VII)

Volando bajo

Autoretrato conjunto

Hemisferic

Nunca había ido a un cine IMAX y he de decir que aunque me ha gustado mucho, también he pasado algún mal rato por culpa de la inmersión que uno tiene en la película que está viendo.

Me explico: por si no lo sabéis un IMAX es una sala de proyección de cine cuasi-esférica en la que la película se proyecta directamente sobre la semicircunferencia superior de la bóveda que forma la sala. Esto hace que para ver la película tengamos que estar muy reclinados y que la imagen nos rodee por completo dando la sensación de que la vida transcurre a través de un ojo de pez.

Si estamos viendo imágenes más o menos estáticas el efecto es tremendo, pues parecemos estar en medio de la secuencia que narra la película. El problema viene cuando llegan escenas muy movidas como un partido de fútbol entre elefantes o un vuelo en avioneta (ambas pertenecientes a la película que vimos titulada “Nacidos para ser libres”) pues al no tener referencia de la sala porque todo nuestro campo de visión está ocupado por las imágenes proyectadas la sensación de mareo es bastante fuerte.

No debo de ser un bicho raro cuando justo antes de comenzar la proyección una voz en off nos dice que si nos sentimos mareados cerremos los ojos unos segundos y la sensación desaparecerá al momento y, de hecho, uno de los comentarios más escuchados al salir de allí era precisamente que a la gente se le iba la cabeza en algunas escenas. Sea como sea, el consejo funciona y si cierras los ojos unos segundos todo vuelve a la normalidad (al menos hasta el siguiente movimiento brusco de cámara).

Por cierto, como podéis observar no hay fotografías del interior de la sala debido a que hay prohibición expresa de captar imágenes allí dentro. Me fastidia porque con una foto hubiera quedado mucho más claro lo que os he contado en los párrafos anteriores y porque la sala es sencillamente espectacular; pero no quería tener problemas con el personal de la sala y decidí dejar la cámara dentro de la  mochila.

Umbracle

El conocido como Umbracle no son más que las zonas comunes en la ciudad de las artes y las ciencias por las que se puede circular libremente para moverse entre los diferentes edificios. Se trata de un escenario muy bueno para el fotógrafo, ya que las rotundas formas de los edificios así como el lago que cubre buena parte de la extensión dan lugar a imágenes muy relajantes que muchos de vosotros ya habréis visto una y mil veces.

Arquitectura (IX)

Arquitectura (III)

Precisamente, ya con la noche echándose encima y a punto de volver a casa realicé un trío de fotografías usando diferentes focales al conjunto formado por el Hemisferic y el museo de arte Reina Sofía (que no visitamos) de las que no soy capaz de quedarme con una sola, de modo que he decidido colocar las tres en secuencia y que cada uno decida cuál le gusta más.

Arquitectura (V)

Arquitectura (VI)

Arquitectura (XI)

Como os decía antes, podéis hacer esas mismas fotos que os muestro en este apartado sin tener que pagar ningún tipo de entrada, ya que se trata de una zona de libre acceso. Si estáis haciendo fotos por Valencia y os apetece dar una vuelta por un conjunto arquitectónico bello e innovador podéis acercaros por la ciudad de las artes y las ciencias porque seguro que os llevaréis de recuerdo alguna fotografía que merezca la pena.

Cruce de caminos

¡Nos leemos!

Un día en la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia. Oceanografic

Hace unos días mi chica y yo pasamos todo un día en la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia. Un lugar de lo más pintoresco situado no muy lejos de Oropesa y que ya teníamos ganas de visitar desde hace tiempo.

Arquitectura (IV)

Aunque hay más elementos dentro del complejo, vimos los tres lugares principales, que son el Oceanografic (un zoológico centrado sobre todo en criaturas marinas), el museo Príncipe Felipe (de temática cintífica) y el Hemisferic (la sala IMAX más grande de España). No obstante, incluso las zonas de tránsito de un sitio a otro también merecen la pena ser vistas con detenimiento, pues la arquitectura del lugar es espectacular siendo esto algo que he tratado de plasmar también en las imágenes que me gustaría mostraros.

Eso sí, dado que hay una gran cantidad de fotografías, he pensado en dividir la excursión en dos partes: esta primera que tratará sobre el Oceanografic y otra posterior que abarcará el resto de zonas. Por tanto, vamos pues a hablar sobre este gigantesco acuario que a mí particularmente me pareció de lo más sorprendente.

Algunos datos de interés

  • El Oceanografic tiene parking subterráneo que cuesta a razón de 2 euros la hora
  • Podéis llevar cámara de fotos; pero no se permite emplear flash ni trípode
  • Subid la sensibilidad ISO de la cámara y usad aperturas grandes sin piedad en las zonas cerradas, ya que la iluminación es muy escasa y los tiempos de exposición se disparan. Recordad que es mejor hacer una foto con algo de ruido a que sea poco más que un borrón y la tengamos que eliminar. Muy importante también disparar en RAW dentro de los acuarios, ya que los cristales y la mezcla de luces suele confundir a la cámara y sacar unos colores muy alejados de la realidad.
  • No olvidemos que fotografiar a través de cristales nunca es tarea fácil.
  • Para verlo todo necesitaréis entre 3 y 4 horas siempre cuando no os paréis a mirar cada cartel o hagáis muchas paradas para descansar un rato.
  • Las instalaciones se dividen en varias zonas temáticas, de modo que conviene seguir la ruta que hay en el mapa que nos darán a la entrada para no dejarse nada sin ver.
  • Hay un espectáculo de delfines que está muy bien y dura aproximadamente media hora. Desde mi punto de vista merece la pena, así que preguntad en taquilla los horarios
  • Hablando de taquillas, la entrada general cuesta unos 25 euros por persona. Puede parecer caro, pero merece la pena. Si, como nosotros, tenéis pensado ver más cosas, mirad las entradas combinadas, porque añadir la visita al museo y una película en Hemisferic os saldrá por apenas 6 ó 7 euros más
  • Hay un par de restaurantes dentro del complejo del Oceanografic, si bien no suele haber menú y hay que pedir a la carta
  • Según tengo entendido los fines de semana se suele llenar bastante. Nosotros fuimos en Lunes y aunque había gente pudimos verlo todo sin agobios. El horario de apertura es de 10:00 a 18:00 (ojo, el parking también, así que no dejéis el coche allí pensando en dar una vuelta por Valencia y volver a recogerlo después de cenar porque igual os tenéis que quedar a pasar noche en un hotel)

Fotografías

Os dejo a continuación con las imágenes tomadas ese día en el Oceanografic. En ellas he intentado reflejar tanto los animales que más me llamaron la atención así como las zonas más “artísticas” de las instalaciones y la arquitectura del lugar.

Cruce

Arquitectura (II)

Alegres colores matutinos

Pocos amigos

Oteando

Estrella de mar

Arquitectura (I)

Túnel bajo las aguas

Túnel bajo las aguas sobre el que nadan multitud de peces

Tiburón

Un enorme tiburón pasando sobre mí

Pez luna

Un pez luna. La criatura que más me impresionó de todo el Oceanografic porque parece haber salido de una película de terror

Contrastes

El estanque de las morsas

Morsa

Salida

La casa abandonada que ni era una casa ni estaba abandonada

Hay una casa abandonada en un desvío de la N-340 justo entre las localidades de Oropesa del Mar y Benicassim ante la que paso con cierta frecuencia y a la que siempre he querido fotografiar por ser ese un lugar bastante extraño para una vivienda.

Caseta ferroviaria entre Oropesa y Benicassim

Pues bien, hoy a última hora de la tarde me he acercado por allí con mi cámara y he captado algunas imágenes del lugar; pero mi breve vista ha conllevado dos sorpesas:

La primera es que apenas he podido hacer tres fotos a una distancia prudencial de la casa, ya que cuando me he acercado a la puerta con intención de fotografiar más de cerca las inscripciones que hay a ambos lados de la misma se han empezado a escuchar multitud de ladridos en el interior y ante el riesgo de convertirme en la cena de una jauría de canes he preferido “salir por patas” sin mirar atrás.

Caseta ferroviaria entre Oropesa y Benicassim

La segunda sorpresa vino delante del ordenador al procesar las fotografías, ya que si bien las inscripciones a las que me refería antes están casi borradas, empleando las capacidades de Lightroom para jugar con el contraste, la saturación de los colores y otros parámetros, a partir de la imagen que tenéis sobre estas líneas he podido saber al fin lo que decía en ellas, de modo que os dejo a continuación con un par de recortes.

"Término municipal de Oropesa"

"Itinerario XII - XIII. Valencia, Castellón, Tarragona, Molins de Rey"

Como soy una persona curiosa y siempre me han gustado las pequeñas historias que nos cuentan los edificios antiguos inmediatamente me he puesto a “investigar” un poco sobre el tema encontrando un par de referencias interesantes y algo de información que yo particularmente no conocía.

Resulta que la línea férrea que discurre entre Valencia y Molins de Rei se fue inaugurando por tramos entre 1862 y 1867 con objeto de agilizar el tránsito de mercancías y viajeros entre Valencia y Barcelona. Si tenemos en cuenta que la primera línea férrea española se abrió a la circulación en el año 1851 os daréis cuenta de que el itinerario al que se refiere la inscripción data de los primeros tiempos del ferrocarril en nuestro país.

De hecho os invito a que le echéis un vistazo a este mapa creado por Wefer.com que muestra las redes de ferrocarril existentes en el año 1865 descubriendo que en aquellos tiempos este medio de transporte todavía no llegaba a muchas ciudades importantes de nuestra geografía. Como curiosidad os diré que en el mapa podéis ver que las estaciones que se enumeran en la inscripción de la casa coinciden con las existentes en el tramo de vía (Molins de Rei está en el extrarradio de la ciudad de Barcelona).

Por tanto, aunque está claro que la casa de las imágenes algo tiene que ver con la línea férrea que os comento, dado que está a algo más de un kilómetro de distancia del trazado de la antigua vía (trazado que se modificó a finales de los 90 para evitar el cuello de botella que representaba para los trenes el paso por esta zona de la comunidad valenciana) imagino que en realidad se trataba de un almacén de elementos para el mantenimiento de las instalaciones o algo similar, ya que una estación propiamente dicha carece de todo sentido en un lugar tan alejado de Oropesa, de Benicassim y de la propia vía férrea.

Caseta ferroviaria entre Oropesa y Benicassim

Más información

Wefer

Ferropedia

Se acerca una tormenta…

Si algo he aprendido de todos los años que llevo visitando estas tierras de Levante es que por aquí no suele llover demasiado; pero cuando lo hace suele ser en forma de aguaceros que se forman en pocos minutos y descargan agua de forma torrencial.

A storm is approaching

Precisamente ayer sábado tuve la ocasión de asistir “en directo” a la formación de uno de estos fenómenos meteorológicos; y es que cuando a media tarde caminaba con mi cámara por el paseo de la playa de La Concha me di cuenta de que en el horizonte se estaba formando una masa de nubes que precipitaba de forma intensa al tiempo que el mar se embravecía por momentos.

A storm is approaching

A storm is approaching

Por supuesto no me quedé allí esperando a ver si la tormenta se metía en tierra o se perdía en el mar; e hice bien, porque apenas media hora después de hacer estas fotos la imponente nube cargada de humedad tocaba tierra y Oropesa tuvo que soportar unas horas de lluvia intensa que, si bien no ha tenido consecuencias (de hecho hoy hace un día de playa digno de primeros de Julio) fueron una buena prueba de la fuerza que tiene la naturaleza. Eso sí, las ha habido peores

A storm is approaching

A storm is approaching

Por cierto, aprovecho para dejaros el mismo consejo que el doy a todo el que viene a Oropesa y me pregunta si llueve a menudo por aquí:

Las nubes no suelen pasar de las montañas y por tanto llueve poco; pero si pasan y ves que se empiezan a acumular sobre el mar… ¡corre!