¡Ha salido una foto mía en El Tiempo de TVE!

Si veis habitualmente El Tiempo de TVE después del Telediario, ya sabréis que en los últimos instantes de dicho espacio se suelen emitir algunas imágenes tomadas por los espectadores. Pues bien, ayer me animé a mandarles una fotografía realizada el domingo por la tarde en las inmediaciones de Alcalá de Henares y hoy me he llevado una gran sorpresa cuando Joe me llamó por teléfono diciéndome que había visto una foto mía por televisión.

Volando aviones cerca de Camarma

Poco después miré el correo y vi que un par de personas me habían comentado también el tema por email así como en un comentario de la propia imagen en Flickr (muchas gracias por el detalle a todos/as), pero como desgraciadamente no pude ver la aparición de la imagen “en directo” porque a esas horas estaba trabajando, he hecho un par de capturas del vídeo disponible en la web de RTVE para mostraros aquí lo que se pudo ver en pantalla a eso de las cuatro de la tarde.

La fotografía fue la última de las tres que aparecieron en los instantes finales del programa, de modo que (como podéis ver en la segunda captura) la presentadora despidió el espacio empleando como fondo esas mismas espigas. Algo que me resultó curioso y emotivo al mismo tiempo.

Bueno, a ver si poco a poco me voy animando y les mando alguna que otra foto porque esta primera experiencia ha sido todo un éxito. Por cierto, ¿les habrá sonado de algo mi nombre a los encargados de seleccionar la imagen en Televisión Española? 😀

Las ópticas en fotografía: del ojo de pez al teleobjetivo

A la hora de escribir artículos más o menos técnicos sobre fotografía a veces doy por sentado que quien los lee domina ciertos conceptos y determinado vocabulario relacionado con el tema. Sin embargo, hace unos días el comentario de un lector habitual me hizo pensar que podría ser útil repasar las diferentes clases de objetivos que existen para que quede clara la aplicación a la que está enfocado cada uno de ellos así como sus principales características.

Esto, que puede ser trivial para aquellas personas relacionadas con la fotografía, no siempre es algo tan simple como puede parecer a primera vista. Vamos a ver, pues, uno por uno los diferentes tipos de ópticas que existen para que quede todo bien claro:

Normal, estándar o prime

normalstock

Estos son los objetivos más “clásicos” y, por lo general, más luminosos de todos. Pensad en la obra del fotógrafo Henri Cartier-Bresson y os aproximaréis a lo que ofrece una óptica de este tipo: una distancia focal fija, un diseño óptico relativamente simple, un ángulo de visión similar al del ojo humano, una gran nitidez y una capacidad de realizar desenfoques realmente sorprendentes gracias a su generosa apertura.

La distancia focal de un objetivo normal (a los que también se les denomina bajo el nombre de estándar o prime) es la de la diagonal del sensor de la cámara en la que va montado. En el caso de una cámara con sensor de 35 mm, FX o full frame (dimensiones de 36 x 24 mm) es fácil comprobar mediante el teorema de Pitágoras que esa diagonal medirá √(36²+24²) = 43,2mm, aunque a efectos prácticos, se consideran 45 ó 50mm como la longitud focal necesaria para catalogar como tal a un objetivo de este tipo.

El problema es que un objetivo de esta longitud montado sobre una cámara con sensor de tipo DX va a alargar su distancia focal un 50% en términos de ángulo de visión (algo que ocurre con TODAS las ópticas que se monten en cámaras equipadas con estos sensores), por lo que aunque mantendremos las prestaciones que os comentaba antes, su ángulo de visión se cerrará en proporción y perderemos esa identificación con la vista humana que os comentaba hace un momento.

Me gustaría aclarar que en el caso de estos sensores de menor tamaño (24 x 18 mm), un objetivo normal debería tener una longitud focal de √(24²+18²) = 30 mm; aunque también se suele aceptar que la óptica normal en una cámara DX tenga una longitud focal de 35 mm.

No obstante, para evitar confusiones, a lo largo de este artículo no volveré a referirme a los sensores de tamaño reducido, de tal modo que todo lo referente a ángulos y longitudes focales de los objetivos comentados hasta el final de la entrada se basará únicamente en cámaras equipadas con sensores de tamaño completo.

Tenéis bastante información sobre los dos tipos de sensor que montan las cámaras réflex digitales Nikon en esta entrada del blog que publiqué hace unos días para arrojar algo de luz sobre un tema que a todos (a mí el primero) nos ha vuelto un poco locos en alguna ocasión.

normalsample

Suelen ser unos objetivos empleados para retratos de medio cuerpo o para recorrer las ciudades arriba y abajo en busca de escenas que fotografiar (vuelvo a hacer mención en este punto a Cartier-Bresson; un auténtico genio en ese tipo de cosas). Son ligeros, de pequeño tamaño y con un precio bastante contenido: en el caso del 50mm f/1.4 que tenéis sobre estos párrafos estamos hablando de unos 320 euros, mientras que la versión con apertura f/1.8 sale por unos 130 euros, siendo el objetivo más barato comercializado por Nikon y uno de los que ofrece mayor nitidez.

Angular

angularstock

Angular es todo objetivo cuya distancia focal esté por debajo de la que correspondería a un objetivo normal hasta llegar a los 24 mm. Por debajo de eso estaríamos hablando de un ultra-gran angular; pero eso lo dejamos para dentro de un rato. Un angular es capaz de abarcar más ángulo de visión que los objetivos normales, suele poseer una apertura algo menor que estos y su construcción sigue siendo más o menos simple aunque no tanto como en un 50 mm.

Los objetivos angulares pierden la similitud con la visión humana, pues además de que el ángulo de visión es más ancho (el 35 mm que tenéis encima abarca 62º) tienden a agrandar aquello que está cerca del objetivo con respecto al fondo como consecuencia de su menor longitud focal. Por lo tanto no son las mejores ópticas para retratar el rostro de una persona debido a que en tomas muy cercanas van a dar unos rasgos faciales un poco desproporcionados, aunque son bastante empleados en retratos de cuerpo entero o de grupo y también para “callejear” por las ciudades.

angularsampe

Sus precios son algo más altos que los de un objetivo normal porque, como os decía hace un momento, su construcción es un poco más compleja. En concreto, el objetivo que os he puesto a modo de ejemplo en esta categoría (un Nikon 35mm f/2) se vende a unos 400 euros hoy en día.

Teleobjetivo

telestock

El teleobjetivo es una óptica cuya distancia focal es superior a la de un objetivo normal y capaz de acercarnos a los elementos más lejanos (de hecho son el juguete favorito de los paparazzi). Sus aperturas rara vez van más allá de f/2.8 debido al tamaño de las lentes necesarias para fabricarlos; y además hay que tener en cuenta que es más complicado tener una apertura grande cuanto más elevada es la distancia focal, aunque hay alguna excepción en teleobjetivos cortos como el espectacular Canon 85mm f/1.2.

Este tipo de ópticas tienden a comprimir los planos en el eje Z (todo parece más próximo entre si) aunque también logran importantes desenfoques en los fondos, por lo que son ideales para fotografía de naturaleza y también para retratos.

telesample

Los teleobjetivos más habituales suelen rondar los 200 ó 300 mm, aunque los modelos orientados al mercado profesional pueden llegar con facilidad a los 500 ó 600mm empleando aperturas de f/4 aunque a un precio prohibitivo (concretamente el 400 f/2.8 que tenéis encabezando este apartado cuesta la friolera de 8000 euros).

Ultra-gran angular

ultragranangularstock

El ultra-gran angular, como os podéis imaginar por su nombre, es un objetivo angular llevado al extremo; es decir, con una distancia focal bastante pequeña y, por tanto, capaz de abarcar grandes ángulos de visión. En concreto el 14 mm que tenéis sobre estas líneas es capaz de captar paisajes con un ángulo de 119º (recordemos que la visión humana abarca 45º aproximadamente).

Estos objetivos espacian mucho más que los angulares “simples” los planos en el eje Z de la imagen, por lo que disparar a un paisaje con un elemento en primer plano, va a dar una perspectiva poco habitual que exagerará muchísimo los conceptos de “cerca” y “lejos” que tenemos asimilados desde la infancia. Siempre se ha dicho que estos objetivos deforman la perspectiva, pero en realidad lo que hacen es darnos un nuevo punto de vista de las cosas. Sus aperturas no son demasiado grandes y se suelen caracterizar por poseer un elemento óptico frontal muy amplio así como un diseño de sus lentes internas bastante complejo. Dos factores que elevan su precio hasta situarse en no menos de 500 euros para los modelos más sencillos y subir más allá de los 1500 euros que hay que pagar para hacerse con el modelo de Nikon que encabeza este apartado.

ultragranangularsample

Su uso principal, como os podréis imaginar, es para captar fotografías muy amplias en plena naturaleza o en entornos urbanos. El paisaje es su especialidad tanto por su inmensa profundidad de campo (recordad lo que hablábamos hace poco sobre la distancia hiperfocal) como por las espectaculares perspectivas que es capaz de ofrecer.

Objetivos zoom

zoomstock

Los objetivos zoom siguen los mismos principios ópticos que los fijos, pero teniendo en cuenta que pueden variar su longitud focal en cualquier momento. Una óptica de este tipo será más versátil a la hora de componer nuestras fotografías porque podremos jugar con los efectos que dan las diferentes longitudes focales disponibles (como hemos visto al comentar los diferentes tipos existentes) pero siempre serán más restrictivos que los fijos en términos de nitidez, peso y longitud focal debido a la mayor cantidad y complejidad de los elementos ópticos implicados en su construcción.

A la hora de diseñar una óptica fija se tiene en cuenta su longitud focal y se emplean lentes específicamente calculadas para ella. Sin embargo, en un objetivo zoom hay que tener en cuenta la variación del rango y emplear unas lentes creadas con un margen suficiente como para que se adapten bien a todo el recorrido del objetivo; de ahí que no se pueda “afinar” tanto como en un objetivo de longitud focal única.

Hay objetivos zoom de distancias focales cortas, largas, intermedias… Son objetivos que, en general, se emplean para multitud de tareas en función del rango de su recorrido; desde paisaje, hasta retrato en primer plano, aunque hay que tener en cuenta que, por lo general, cuanto mayor sea su rango de alcance peor calidad de imagen va a dar por lo que os comentaba anteriormente.

zoomsample

Aprovecharé para comentar que últimamente se están poniendo de moda los objetivos zoom de gran recorrido, a los que la gente suele denominar “todoterrenos”, pues evitan cambiar la óptica cada dos por tres y están especialmente indicados para viajes en los que no queramos / podamos cargar con nuestra colección completa de objetivos.

Un ejemplo de estas ópticas el AF-S 24-120 f/3.5-5.6 VR que tenéis sobre estos párrafos y que, por los 500 euros que cuesta, cumple labores de angular y de teleobjetivo corto sumando además el sistema de reducción de vibraciones VR para evitar la trepidación en las fotografías.

Ojo de pez

fisheyestock

El ojo de pez es un objetivo que se sale bastante de lo normal: es capaz de abarcar un ángulo de visión de 180º e incluso superior en algunos casos, lo que hará que disparando una fotografía de paisaje aparezcan nuestros propios pies en en el encuadre.

La característica principal de los ojos de pez es que distorsionan fuertemente las líneas rectas que aparecen en las fotografías. En el resto de los objetivos aquí comentados el campo de visión es más o menos amplio pero las líneas rectas siempre son rectas; sin embargo, en estas ópticas las líneas rectas se vuelven más curvas cuanto más se alejan del centro de la imagen.

Su aplicación es sobre todo de tipo creativa. Las fotografías resultantes sorprenden al espectador y le llevan a un mundo donde nada es lo que parece. Un retrato hecho con un ojo de pez muestra unas facciones exageradamente desproporcionadas, con una nariz inmensa, una frente muy alargada y con el fondo que parece situarse a decenas de metros de distancia.

fisheyesample

El Fisheye Nikkor 16 mm que tenéis ahí arriba es un ojo de pez comercializado por Nikon desde 1993 y actualmente os podéis hacer con uno por aproximadamente 1000 euros, lo que da una idea de lo específicas que son estas ópticas que siempre ofrecen resultados espectaculares (aunque pueden llegar a cansar si se emplean compulsivamente).

Macro

macrostock

Los objetivos macro son capaces de reproducir las cosas a escala 1:1 en el sensor de la cámara. Esto significa que si tenemos una flor que mide lo mismo que el sensor, en la foto que obtendremos al final la flor ocuparía la imagen al completo. Esto, que en cámaras compactas es muy sencillo de conseguir, no es algo tan simple en el caso de cámaras réflex debido precisamente al gran tamaño de su sensor, por lo que tendremos que recurrir a estas ópticas para fotografías de este estilo si queremos resultados profesionales.

Las distancias focales de este tipo de objetivos suelen estar entre los 60 y los 200 mm en función del modelo; y por lo general suelen ser fijas para conseguir una máxima precisión y nitidez. Precisamente esas dos características son las que hacen de estos objetivos un prodigio de la ingeniería. Por cierto, el modelo que tenéis sobre estos párrafos es el Micro Nikkor 105 mm f/2.8 VR que se comercializa en Europa a un precio que ronda los 750 euros y con el que podréis hacer fotografías como la que tenéis a continuación.

macrosample

Estos objetivos se emplean para fotografía de precisión de cosas realmente pequeñas, pero nada impide emplearlos como un objetivo general que nos permitirá capturar cualquier imagen con gran nitidez pero siempre contando con la limitación de su longitud focal fija.

NOTA IMPORTANTE: todas las imágenes empleadas en este artículo han sido extraídas de la página web de Nikon España. En todos los casos se trata de la fotografía “oficial” de la óptica así como una fotografía realizada con ese mismo objetivo para demostrar las prestaciones que puede ofrecer.

* Todos los artículos de este tipo en https://luipermom.wordpress.com/fotografia

Lo que se encuentra uno en TV un Miércoles cualquiera de madrugada

Experimento televisivo consistente en un recorrido por los treinta canales que se pueden ver actualmente en mi casa por TDT comentando lo que hay en cada uno de ellos sobre la una de la madrugada de un Miércoles cualquiera:

TVE 1: película pastelosa en la que aparece un bodorrio estilo Sissí emperatriz o peor todavía. Típico pasillo de espadas al final de la ceremonia mientras todos cantan una canción patriótica, así que salto de inmediato al siguiente canal.

TVE 2: noticia sobre el nuevo servicio de Google mediante el cual tus contactos pueden saber dónde te encuentras en todo momento a través del móvil. Aunque el tema está ya un poco trillado (llevan todo el día hablando de lo mismo en todos sitios) al menos es parte de “La 2 Noticias”, que es un buen informativo y lo considero bastante imparcial.

TVE 24H: reposición de “Redes” con Eduard Punset hablando con un físico del CERN sobre partículas subatómicas. Son temas muy interesantes, pero a estas horas no estoy para fotones, quarks y demás. ¿Por qué no pondrán este tipo de programas a las ocho de la tarde en TVE 1 sustituyendo al insufrible bodrio de “Gente”?

TVE CLAN: serie americana de protagonista joven con ojos azules de mal rollo con el padre de su novia. No sé por qué pero es un argumento que se repite en toda película / serie dirigida a público adolescente. ¡Siguiente canal!

TELEMADRID: en “Diario de la Noche” hablan de curas y obispos mientras ponen imágenes de la visita del número 2 del Vaticano a España. Ante semejante visión mi subconsciente ordena a mi dedo que pase al siguiente canal.

LA OTRA: videoclip muy ochentero con ambientación de vampiros. Por la voz juraría que se trata de Pet Shop Boys, pero no esperaré al final para comprobarlo…

ONDA 6: “Pop corn”; un programa de cámara oculta entretenido pero en el que muchas veces se pasan con las bromas. En este momento se están haciendo pasar por médicos pidiendo ayuda a transeuntes para levantar a un herido al que se le desprende una pierna ensangrentada cuando tiran de él.

TELEDEPORTE: no soy ningún experto en tenis, pero el partido que están retransmitiendo parece que se está jugando en medio de un solar tanto por el barrizal de la tierra como por el poco nulo público asistente,

VEO7: culebrón pseudo-pornográfico en el que un tío canoso se restriega en una cama grande con una chica morena que debe ser tres veces más joven que él. Ignoro si la serie tendrá algún argumento, pero en los dos minutos que ha durado mi examen no han intercambiado ni una palabra. La música parece hecha para quedarse dormido en el sofá y que te pille tu mujer / madre de marrón con el canal puesto cuando se levante de madrugada a beber un vaso de agua.

SONY TV: típico concurso-timo telefónico en el que un tío de camisa azul y vaqueros dos tallas más grandes pide a la gente que llame y diga nombres que contengan una ‘S’. Es curioso que no paran de llamar (pese a ser un 905) y nadie acierta. Acaban de decir “Luis” y no está premiado. No entiendo cómo pueden existir “””programas””” como éste (y lo peor es que no será el único que me encuentre; eso seguro).

VER-T: una especie de puzzle en pantalla consistente en noticias de Antena 3 sin sonido, cotizaciones de bolsa, resultados deportivos, previsiones meteorológicas y todo tipo de gráficos e iconos. Demasiada información para estas horas.

TELECINCO: “el juego de tu vida”. Me sorprende que este bodrio siga en antena, pues cuando lo vi anunciado por primera vez pensé que no duraría más de tres semanas en el aire. La pregunta que le acaban de formular a la concursante es “¿Crees que tu marido tiene un serio problema con las flatulencias?”. Surrealista.

FDF TELECINCO: otro concurso similar al de Sony TV. Hay unas monedas en pantalla y una tía sin ropa entre ellas (se supone que para despistar). El objetivo es decir la cantidad de dinero que suman todas las monedas, pero debe ser complicado porque nunca acierta nadie. El premio se supone que son 7100 euros.

TELECINCO 2: Redifusión de “Agitación Masiva”. Salen unos tíos viciadísimos a una Nintendo 64 moviendo el mando en el aire como si se tratara del de la Wii mientras la novia de uno de ellos aparece en la habitación con una caja de condones en la mano. Se ve que para el tema de atrezzo no disponen de mucho presupuesto.

DISNEY CHANNEL: serie de niñas practicando equitación y dándose ánimos unas a otras con frases del estilo “¡Muy bien, Brenda!”, “¡Me gustaría poder montar como lo hace ella!” (esta expresión puede llevar a equívocos) o “Algún día seré tan buena como tú, Paula”. El colmo del pijerío, vaya. Me raya mucho que el logo de la cadena sean unas orejas gigantes de Mickey Mouse. Por cierto, las niñas también hablan con sus caballos, lo cual a mí me preocuparía si fuera su padre. Antes de cambiar de canal me pregunto qué hace una serie de este tipo emitiéndose a la una de la madrugada de un Miércoles.

ANTENA 3: anuncios de descargas para móviles. Llevo meses viendo al puñetero osito repelente de la guitarrita cantando “Tú eres guapa, tú eres guapa… enamorada” y por lo que veo todavía no se han cansado de emitirlo. ¡Arg!

ANTENA 3 NOVA: Están poniendo el programa “Impacto total” en el que la gente manda vídeos de catástrofes, caídas, accidentes… la misma fórmula (y casi el mismo nombre) que el mítico “Impacto TV” de hace un millón de años. De hecho juraría que la voz en off de los vídeos es la misma…

ANTENA 3 NEOX: un capítulo de “Aquí no hay quien viva”. Jamás me ha hecho la más mínima gracia esta serie, y que conste que la he intentado ver con buenos ojos un par de veces pero sin éxito. No puede ser; una de las actrices es Lina Morgan, así que nada más descubrir este detalle salto al siguiente canal raudo y veloz.

LA SEXTA: tonos musicales para el móvil bendecidos por la SGAE como demuestra el logo que aparece abajo a la derecha. Bajarse una canción sale por unos dos euros más el tráfico GPRS necesario, lo que me lleva a pensar: ¿la gente no sabe que puede pasar MP3 al móvil por bluetooth?

HOGAR 10: otro cutre concurso-timo. Piden un nombre de chica que se pueda formar con algunas de las letras P G L T E N C V I M U V S A R O.  Me hace gracia el abanico de billetes de 500 que la presentadora vestida de color rojo tiene en las manos para animar a la gente a llamar y el teléfono de los años 80 que hay sobre una mesa y que va a juego con el traje de la chica.

CUATRO: La película “Mad Max”, que en su día tuvo gran éxito y fue una de las primeras en las que apareció Mel Gibson. La he pillado empezada, y como no la he visto antes prefiero cambiar rápidamente de canal antes de comerme algún spoiler.

CNN+: una violinista virtuosa es ahora mismo la dueña y señora del informativo de la cadena, que se cierra con esta noticia y da paso a una tanda de anuncios. Se agradece un poco de cultura entre tanta telebasura.

40 PRINCIPALES LATINO: videoclip del grupo “Calle París” que pillo justo cuando se está terminando. Da paso a “Estrella polar” de Pereza. Es mucho peor en fin de semana cuando hacen auténticas sesiones continuas de vídeos de reggaeton.

LIBERTAD DIGITAL: es alucinante, pero está poniendo el mismo concurso-timo que en el canal “HOGAR 10” sólo que en esta ocasión hay que adivinar un nombre de chico con  las letras F R A N D I M S J U T O C E B L en vez de uno de chica. Es curioso pero aquí tampoco acierta nadie pese a que es todavía más fácil que la otra versión (pista: ver las primeras cuatro letras). Aquí el premio es de 6000 euros y la presentadora es una tía con cara de trasnochada, voz realmente desagradable y un vestido minifaldero de más que dudoso gusto. En un momento han llamado dos personas diciendo “Ramón” y “Alejandro”, lo que me deja petrificado. La presentadora ayuda mucho diciendo que la respuesta no es ni Alberto ni Juan; muchas gracias, yo nunca lo hubiera adivinado. Por cierto, el precio de la llamada es de 1,10 euros por minuto más IVA, así que no me quiero ni imaginar la eternidad que te tendrán en espera antes de colgarte.

esMADRIDtv: paseo fotográfico a ritmo de dulzaina por un parque lleno de esculturas que no acierto a identificar. Por el nombre de la cadena deduzco que será en alguna parte de la capital, pero no sé exactamente dónde. El paisaje es invernal, lo que me hace pensar que tal vez haya sido grabado recientemente.

LA TIENDA EN CASA: “Turbo Jam”; un DVD que promete dejarnos un físico atlético como el de los “cuerpos danone” que salen en pantalla con sólo 20 minutos de baile estilo batuka al día. Y yo que en su momento estuve tres años en un gimnasio matándome con las pesas…

APRENDE INGLÉS: dos tíos están en una fábrica industrial de tomate Orlando enseñando frases en inglés. Es lo menos apetitoso que he visto en todo el día… Si mañana para comer tengo macarrones espero que sean con cualquier otro tipo de salsa.

INTERECONOMÍA: en un programa de deportes se están cagando en internet. Es posible que el escozor del reciente owned de Wyoming a esta cadena esté todavía muy presente. No sé si mezclar deporte con política es una buena idea.

PROMO TV: “Xtreme Bra”; un sujetador que sube los pechos de las chicas hasta aproximadamente la altura de la mandíbula. Me pregunto si con eso puesto serán capaces de respirar. Se diría que es la versión actual de los corsés que se usaban en la época que retrataba la película “Lo que el viento se llevó”.

CINCO SHOP: en la última cadena del dial me encuentro con un anuncio del “HP portátil”; un ordenador que nos intentan vender diciendo que puede conectarse a internet a través del WiFi de la univesidad (como todos, vaya) y que sale más barato al mes que el abono transporte (lo que no es complicado, la verdad). Me hace gracia que la chica que hace de estudiante en el anuncio primero se muestra muy preocupada por sus estudios pero cuando el maromo que se lo quiere encasquetar le dice que tiene tarjeta de TV integrada se muestra interesadísima en el cacharro. El precio es de 36 euros a pagar en 36 meses; lo que nos da un total de 1296 euros… Por cierto, las especificaciones que dan son “potente procesador, amplia memoria y enorme disco duro”; demasiados tecnicismos para mí, me temo.

En resumidas cuentas: mejor será apagar la tele y ponerse a leer un libro, echar un vistazo a internet o sencillamente irse a dormir; porque ver un rato la televisión de madrugada puede hacernos perder el sueño a las primeras de cambio. Algún canal emite alguna cosa interesante, pero la gran mayoría (y sobre todo en la parte alta del dial) no son más que bodrios que no entiendo cómo pueden financiarse, pues no creo que las llamadas a los concursos-timo sean demasiado abundantes (estoy seguro de que la gran mayoría son ganchos, porque no me explico cómo se pueden fallar semejantes chorradas) y las ventas de las teletiendas no creo que sean tan numerosas como para pagar tantas horas de emisión.

En fin, no me extraña que cada vez vea menos la televisión y dedique mi tiempo libre a otro tipo de actividades. Ahora me voy a la cama de inmediato, pues me gustaría regenerar todas las neuronas abrasadas durante este nocturno recorrido televisivo.

¡Buenas noches!