Los problemas de conectividad de los Nexus 4 y 5

A poco que me conozcáis sabréis que adoro la familia de dispositivos Nexus fabricados bajo las directrices de Google. A día de hoy poseo un smartphone Nexus 4, una tablet Nexus 7 (2012) y un recientemente adquirido Nexus Player.

unnamed-21

El Nexus 4 ha sido mi teléfono habitual desde que lo compré hace ya un par de años directamente a Google y desde entonces no me ha dado más que alegrías y satisfacciones… hasta hace poco. Todo iba muy bien hasta que hace ya unos meses llegó vía OTA la actualización a Android 5.1 la cual nos trajo a multitud de usuarios de este teléfono (y me consta que a los del Nexus 5 también) un importante fallo que a día de hoy todavía no ha sido corregido. De hecho, desde hace algún tiempo vengo usando un Motorola Moto G de 2ª generación por culpa del dichoso bug que ahora os detallaré.

En esencia la cosa consiste en que si estamos conectados a una red WiFi durante un tiempo más o menos prolongado (casa, oficina, etc) y salimos de su alcance, el teléfono no es capaz de conectarse por si mismo a la red de datos de nuestro proveedor de telefonía quedándonos por tanto aislados en lo que a conectividad de datos se refiere (llamadas y SMS funcionan con normalidad, eso sí). Esto se nota en que en el icono de cobertura de red aparece un signo de exclamación en lugar del modo de conexión pertinente (3G, H+, E, G…) pero si no sacamos el teléfono del bolsillo no nos percataremos del tema.

Error conexion

Las consecuencias para el usuario son que cuando éste sale de casa o de la oficina no va a recibir correos, mensajes instantáneos, actualizaciones de twitter ni ningún tipo de información hasta que no reinicie la conexión de datos. Y, claro, cuando hacemos esto nos llegan de golpe y porrazo todas los notificaciones correspondientes a todo aquello que no nos ha llegado mientras estábamos sin conexión (esperemos que no fuera nada urgente).

Por cierto, ya aprovecho para comentaros que para volver a conectarnos a la red de datos podemos hacer cualquiera de estas tres cosas:

  1. Activar y desactivar el modo avión
  2. Reiniciar el teléfono
  3. Entrar a la configuración de los APN (opciones – uso de datos – ajustes avanzados – APN)

Sea como sea, esto no es de recibo, ya que el usuario no tiene por qué estar preocupándose de si entra o sale del alcance de las redes WiFi que tenga configuradas en su teléfono. Se supone que si llevamos el móvil encima estamos contactados al mundo. Y el caso es que pese a que los usuarios ya vamos por la actualización a la versión de Android 5.1.1 el famoso bug sigue ahí por el momento sin que Google haya dicho ni una palabra del asunto.

Os aseguro que me causa un verdadero cabreo salir de casa, al cabo de una hora sacar el teléfono del bolsillo y descubrir el puñetero signo de exclamación (!) que hasta la aparición de este molesto bug siempre asociaba a la saga de videojuegos “Metal Gear Solid”.

Os dejo a continuación dos enlaces a sendos hilos de foros en los que se habla del tema para que veáis que no es una cosa de dos o tres usuarios; sino que es un problema bastante extendido y generalizado entre los poseedores de los Nexus 4 y 5.

Problemas de conexión con Android 5.1.1

Nexus 5 – Android 5.1 – Intermittent data connection issue

No soy experto en programación de móviles ni mucho menos, pero entiendo que si el problema surge a partir de la actualización 5.1 es por algún cambio realizado en el módulo de radio correspondiente a esta versión y los programadores deberían de ser capaces de saber “por dónde van los tiros” gracias a la cantidad de información que los usuarios estamos aportando. Además, al ser un problema tan extendido entre los Nexus 4 y 5 debería de ser motivo suficiente para que Google se pusiera manos a la obra y arreglara este error que tantas críticas le está suponiendo de un tiempo a esta parte.

Por descontado, lo único que pretendo con este artículo pretendo aportar mi granito de arena para hacer presión a los encargados del desarrollo del sistema operativo de los móviles Nexus; no vaya a ser que por ser las versiones 4 y 5 unos dispositivos con algún tiempo ya en el mercado los dejen olvidados y supongan que vamos a renovar unos terminales que, por lo demás, funcionan estupendamente.

De hecho, los rumores que corren sobre los próximos teléfonos de la familia Nexus los hacen sumamente apetecibles; pero tengo supeditada la adquisición de uno de ellos a que Google corrija este error del que hoy os hablo, ya que no hacerlo me generaría una gran desconfianza en la marca y su atención a los usuarios.

Review: SPV M600 (también llamado Qtek S200, Dopod 818 Pro, XDA Neo…)

Llevo casi un mes utilizando a modo de teléfono un SPV M600. Se trata de un smartphone fabricado en 2006 por HTC con el nombre el clave “prophet” y comercializado bajo una amplia variedad de denominaciones y marcas; siendo tal vez la más conocida Qtek S200; aunque también lo podréis encontrar bajo los nombres de i-mate JAMin, Dopod 818 Pro o XDA Neo.

Vista general

Los smartphones son en esencia la unión de una PDA y un teléfono móvil. Cuentan con pantalla táctil, capacidad de comunicación inalámbrica a través de diversos medios y ranuras de expansión para almacenamiento de archivos. El sistema operativo puede ser de diversas marcas como Palm, Apple (para su archiconocido iPhone), GNU Linux o, como en el caso que hoy nos ocupa, Windows Mobile.

Windows mobile es una versión recortada del sistema operativo de Microsoft que está plenamente adaptado para su funcionamiento en dispositivos de este tipo; pero manteniendo las principales características de su hermano mayor (sí, tanto en lo bueno como en lo malo). Luego nos meteremos más en profundidad en este aspecto, pues de momento lo que estamos haciendo es una idea general del conjunto.

EL HARDWARE

Vista desde abajo

Vista desde la base

A nivel técnico os puedo comentar que el dispositivo cuenta con las siguientes características:

  • Pantalla táctil de 2,8 pulgadas y resolución de 320 x 240 píxels
  • Conectividad de datos a través de GPRS, puerto de infrarrojos, Bluetooth, WiFi 802.11B y puerto USB
  • Ranura para tarjeta de expansión SD
  • Manos libres integrado
  • Cámara fotográfica de 2 MPixels con modo macro
  • 7 teclas de control y pad de cuatro direcciones
  • Teclas laterales para el manejo de la cámara, el volumen, el gestor de comunicaciones y el apagado/encendido del aparato.
  • Conexión para auriculares a través de jack 2,5 mm
  • Batería Li-ion de 1200 mAh
  • Dimensiones de 108 x 58 x 18 mm y 148 gr de peso.

El cuerpo del M600 está recubierto de una carcasa que no es del típico plástico rígido, sino que es como de piel de melocotón y con los laterales recubiertos de una goma muy densa para que no se nos resbale. En los primeros usos da la sensación de que se puede ir al suelo porque es casi completamente liso, pero uno poco a poco se va dando cuenta de que se agarra perfectamente.

Controles laterales (cámara, volumen y comunicaciones)

Botones de la cámara, volumen y comm manager

La calidad de los acabados es bastante buena, del mismo modo que la pantalla sorprende por su calidad de visión. Podemos verla casi completamente desde los laterales y seguiremos distinguiendo todos los elementos a la perfección. También sobresale por su brillo y porque incluso bajo la luz del sol podemos apreciar lo que aparece en pantalla con bastante claridad.

En la mano se notan sus casi 150 gramos de peso, pero también nos damos cuenta de que el aparato es sólido y transmite una buena sensación de aplomo al sostenerlo. No me voy a engañar, y me hubiera gustado más que el teléfono pesara cincuenta gramos menos, pero como os digo, no es un peso que se sienta excesivo porque sencillamente no lo es para un aparato de este tipo. El M600 no es un Smartphone de última generación, y como tal hemos de entenderlo. Un lapso de dos años en el mundillo de la electrónica de consumo es una auténtica burrada, y hoy en día los modelos son algo más finos y algo más ligeros; pero no es que el modelo que hoy ponemos bajo la lupa sea ni mucho menos una piedra.

Conexión de audio y USB

Parte inferior del SPV M600

Para poder emplear el aparato como teléfono contamos con un auricular en su parte superior que también cuenta con un par de LEDs multicolor (azul, verde, naranja) que nos indicarán si tenemos activado el bluetooth, el WiFi, si tenemos alguna llamada perdida o mensaje por consultar, si la batería está en carga… dicho altavoz se ha diseñado de una forma discreta y elegante al mismo tiempo, y desde mi punto de vista es una de las zonas más conseguidas de este Smartphone.

Auricular y LEDs

El auricular con sus dos LEDs

EL SOFTWARE

Como os decía al principio de esta review, Windows Mobile 5 no es más que una versión reducida del sistema operativo instalado en la mayor parte de los ordenadores del mercado. El campo de los smartphones no ha pasado desapercibido a Microsoft y desde hace años intenta meter (cada vez con mayor éxito) su Windows en estos pequeños y versátiles dispositivos.

Pantalla

La pantalla de inicio de Windows Mobile 5

Os comentaré desde ya mismo que aunque el sistema tiene sus fallos (sobre todo a la hora de gestionar la memoria) en general el S.O. funciona bastante bien y parece estable. El problema que comento de la memoria viene de que el propio Windows va dejando “inactivos” los programas a medida que los cerramos, pero no los descarga de la memoria hasta que no le hace falta porque se esté quedando sin ella. Sobre el papel el tema es muy bonito, pero si intentamos abrir algún fichero más o menos grande con el Word Mobile y ya llevamos unos cuantos días sin reiniciar el aparato nos podemos encontrar con algún que otro cuelgue. No obstante, para un uso normal (no es habitual abrir un documento de 300 páginas en una pantalla tan pequeña) el sistema funciona de una manera rápida y eficaz.

Ya que ha salido el tema de Office Mobile os comentaré que esta suite incluye versiones de bolsillo de Word, Excel y Power Point (aunque esta última sólo para ejecutar presentaciones y no para crearlas) de tal modo que podemos iniciar un texto el el propio dispositivo y una vez en casa continuarlo en el Word (o mejor con Open Office 😉 ) que tengamos instalado en el ordenador. No hay que hacer conversiones de ningún tipo y la versión de bolsillo admite una amplia variedad de formatos, tabulaciones, negritas, cursivas… y en definitiva el 99% de las cosas que solemos necesitar a la hora de maquetar un texto.

Por cierto, la sincronización de todos los contenidos del Smartphone se realiza mediante el programa Active Sync de la propia Microsoft, de modo que será indispensable su descarga si queremos sacarle todo el partido a la mobilidad que ofrecen este tipo de dispositivos.

Pocket Word

Word Mobile

También podemos navegar por Internet con nuestro Pocket PC gracias a la versión de Internet Explorer que viene de serie con Windows Mobile, si bien en una pantalla tan pequeña no conviene visitar páginas demasiado complejas o con abundante material gráfico, pues la respuesta del sistema se volverá bastante lenta por el consumo de recursos y además nos perderemos entre la maraña de imágenes y líneas de texto. Lo ideal es optar por utilizar (siempre que sea posible, claro) las versiones adaptadas para PDA de las páginas que visitemos. Un ejemplo de ello es la gran diferencia entre http://www.elpais.com y http://pda.elpais.com Como podéis comprender la versión recortada cargará en breves instantes y se leerá con mayor claridad que la “grande” en la pequeña pantalla del M600.

Además, es importante tener en cuenta que si estamos navegando por internet gracias a una red WiFi que tengamos en los alrededores o enganchados a nuestro ordenador a través de bluetooth no tendremos que preocuparnos por costes, pero si nos hemos conectado en medio de ninguna parte a través de GPRS hay que vigilar muy bien la cantidad de información que nos estamos descargando, pues de momento la conexión sale bastante cara a no ser que tengamos contratada alguna tarifa plana o similar. Dentro de unos años seguro que las redes móviles serán un modo tan común de conectarse a internet como cualquier otro, pero a día de hoy es un servicio que sale por un pico.

Por cierto, señalar que la pantalla del M600 podemos utilizarla tanto en vertical como en horizontal conmuntando su estado con un simple botón programable, lo que siempre nos vendrá bien en función de lo que estemos haciendo con el versátil aparato (para mirar algo en internet, utilizar un navegador GPS o emplear Excel Mobile siempre será mejor tener la pantalla en horizontal para aprovechar mejor el espacio de trabajo).

Navegador en vertical

Explorer en vertical

Navegador en horizontal

Explorer en horizontal

En horizontal a pantalla completa

Explorer en horizontal a pantalla completa

Por lo demás, a nivel de software nos vamos a encontrar algún que otro programa como un lector de PDF, un gestor de ficheros ZIP, un explorador de archivos, el reproductor multimedia de Windows para poder ver vídeos y escuchar música, un visor de imágenes, la grabadora de sonidos, el clásico solitario que viene con todas las versiones de Windows… y en definitiva un abanico de programas que no extrañaran a nadie que haya manejado el sistema operativo de Microsoft en cualquier ordenador.

Mención aparte merece el programa encargado de gestionar la cámara de fotos y vídeo, pues nos obligará a coger la cámara horizontalmente quedando el botón disparador justamente donde quedaría en una cámara fotográfica. Pese a que personalmente no creo para nada en las cámaras de los móviles y similares, creo que la del M600 está un poco por encima de la media de calidad a la que nos tienen acostumbrados los fabricantes (además de incorporar un modo macro que funciona bastante bien y que se selecciona girando un pequeño interruptor circular que rodea a la propia lente de la cámara).

Detalle selector fotos macro / normal

Selector de modo macro / normal y espejo para autoretratos

Cámara (foto-rallada)

La pantalla de mi portátil a través de la del M600

Modo macro

Modo macro en funcionamiento (perdón por el balance de blancos)

En la parte de configuración del sistema también tenemos las típicas opciones de Windows para configurar apariencias, tonos de alerta… aunque por supuesto también hay apartados específicos para configurar las conexiones inalámbricas del aparato y el modo “teléfono”. De todos modos, en este apartado no entraré en absoluto porque al fin y al cabo es algo que se toca cuando hace falta y cada uno tiene sus propias preferencias.

USO DIARIO DEL SPV M600

Notas

Toma de notas a mano alzada (se guardan como una imagen)

Una vez enumerados los elementos que conforman el hardware de este Pocket PC y visto un poco por encima el funcionamiento de su sistema operativo, vamos a comentar la funcionalidad del aparato desde el punto de vista de un usuario normal acostumbrado a cacharrear con la tecnología y la electrónica de consumo.

Lo primero que destaca del M600 es que su tamaño es bastante similar al de mi anterior Nokia 6630. Es grueso, pero en la palma de la mano su tamaño es bastante contenido. De hecho si no me pongo chaqueta lo llevo en el bolsillo delantero del pantalón y no me molesta para nada. Sus medidas son 108 x 58 x 18 con un peso total de 148 gramos (la cosa parece que va de ochos en este aparato :mrgreen: ) y aunque como os comento es grande con respecto a un teléfono tan sencillo como el Vodafone 226 que analicé hace un tiempo, nada tiene que ver la funcionalidad de uno y otro.

En la mano

En la palma de la mano

La duración de la batería de este Smartphone variará mucho en función de lo que usemos sus funciones. Si lo empleamos nada más que como teléfono la batería puede llegar a durarnos una semana sin demasiados problemas; pero en cuanto empecemos a activar el WiFi, trasteemos con el Office Mobile y nos metamos a curiosear por los entresijos de su sistema operativo vamos a ver que el indicador de batería bajará a un ritmo vertiginoso. En esas circunstancias lo normal será cargar el teléfono cada dos días como mucho, pero ya os digo que con un uso “mixto” podemos despreocuparnos del cargador como mínimo durante cuatro días. Aprovecho para deciros que la batería se carga a través del conector miniUSB que hay en la parte inferior del teléfono, así que podéis hacerlo con su cargador o bien conectándolo al PC (de hecho suelo aprovechar para cargarlo mientras trabajo en la oficina aprovechando las horas que me tiro frente al PC por las mañanas).

Indicador bateria

Indicador de batería restante

Con respecto a la “función telefónica” hay que reconocer que está bien resuelta. El teclado táctil que aparece en pantalla a la hora de marcar se puede emplear incluso con los dedos y el volumen de voz así como su claridad son sobresalientes. Los timbres de llamada también se pueden escuchar claramente y la vibración es nítida y definida. Como teléfono cumple sobradamente, pero claro, si sólo lo queremos emplear como teléfono sería más lógico ir a por un modelo que prescindiera de la funcionalidad de PDA, ¿no?

Botones principales

Los botones principales del SPV M600

Modo teléfono

El “modo teléfono”

La pantalla táctil responde sorprendentemente bien para su tamaño y tiene una gran precisión. Incluso las pulsaciones más leves con el stylus (que se guarda en la parte derecha del cuerpo del aparato) se registran y tienen su efecto en el sistema operativo. No he tenido grandes problemas para escribir textos, dibujar o navegar por los menús del M600, aunque bien es cierto que en situaciones de carga del sistema (navegando por internet, viendo algún vídeo…) todo funciona un poco más “a tirones”.

Las funciones multimedia están más o menos bien resueltas en el M600, pero si no veo películas en mi iPod Classic cuya resolución de pantalla es la misma que la de este aparato tampoco lo voy a hacer habitualmente aquí, de modo que ese apartado para mí es algo completamente secundario del mismo modo que lo es el de la reproducción musical (me vuelvo a remitir al iPod). Por supuesto, si pretendéis emplear este aparato como reproductor multimedia de bolsillo lo primero es haceros con una tarjeta SD y así ampliar su memoria de almacenamiento, pues internamente cuenta con poco más de 40 MB.

Slot SD

Slot para tarjetas SD en la parte superior del aparato

Lo que sí me llama la atención y pienso que puede ser algo muy útil es el tema de la conectividad WiFi para acceder a internet. Sólo hay que pulsar el botón del comm manager, activar el WiFi e inmediatamente aparecerá en pantalla una lista de redes a las que podemos acceder. Una vez introducida la clave de una de ellas se añadirá su perfil al dispositivo y quedará como predeterminada, significando esto que la próxima vez que se intente conectar lo hará a través de esa red, y si no es posible se repetirá el proceso de la lista de redes disponibles. Simple e intuitivo.

Comm manager

El Comm manager

Por cierto, comentar que aunque la navegación no tiene nada que ver con un PC de escritorio o incluso con el Asus eeePC de 7″ que poseo, por la menor velocidad de proceso del M600, para mirar el correo en un momento o comprobar rápidamente a qué precio cotizan aquellas acciones que compramos hace unos meses pensando que nos íbamos a hacer millonarios es bastante útil. No se me ocurriría postear una entrada completa desde él como he hecho en multitud de ocasiones con el Asus, pero sí que lo he empleado en la cama o en el trabajo para ver rápidamente la portada del periódico o alguna web muy sencilla.

La capacidad de tomar notas “sobre la marcha”, grabar sonidos, tomar fotografías, redactar pequeños textos… son características que pueden venir bien en nuestro día a día. El SPV M600 es una especie de todoterreno que hace muchas cosas pero no está especializada en ninguna. Su mayor baza es el hecho de aunar en un mismo aparato un teléfono y una PDA, con todo lo que esto conlleva; pero evidentemente hay teléfonos mejores, PDAs mejores, reproductores multimedia mejores… pero siempre por separado.

Botón de encendido

El botón de apagado / encendido

RESUMIENDO

Evidentemente, el uso de un Smartphone está justificado si vamos a emplear sus características de PDA. Si al fin y al cabo sólo vamos a llamar y enviar mensajes de texto estaremos cargando con un aparato bastante más pesado, caro y voluminoso que un sencillo teléfono y en esencia vamos a darle exactamente el mismo uso.

Sin embargo, si valoráis el poder conectaros a internet en cualquier parte (por GPRS, claro) y tener una serie de aplicaciones gobernadas por un interfaz muy similar al del ordenador que tenéis en casa, la elección de un Smartphone ha de ser tenida muy en cuenta. Está claro que no estamos ante un aparato diseñado para escribir largos textos sentados en un banco del parque (para eso ya tenemos los ultraportátiles en el mercado) pero sí que cumple como aparato “todo uso” que nos puede sacar de algún que otro apuro, pues aparte de los programas que trae de serie, hay una auténtica montaña de software diseñado para estos pequeños aparatos que cubre casi cualquier cometido.

En fin, poco más os tengo que contar sobre este aparato. Soy consciente de que se han quedado muchas cosas en el tintero, pero si tras leer todo esto tenéis alguna consulta os invito a que dejéis un comentario que trataré de responder lo antes posible  😉

¡Un saludo y gracias por la atención prestada!

Al sol