R.S.D. Alcalá

Reconozco que el fútbol me da bastante igual y que la única vez que he ido a ver jugar al Alcalá fue porque invitaron (y para colmo fue un empate sin goles, por lo que fue un verdadero aburrimiento).

Sin embargo, cada vez que paso por delante de la sede del equipo no puedo dejar de asomar la cabeza por su puerta y admirar este bello rincón de la ciudad.

RSD Alcalá

Por cierto, me gustaría aprovechar esta breve entrada para pediros perdón por teneros tan “abandonados”. Desde que he ampliado mi horario y mis obligaciones en la depuradora de Alcalá apenas paso por casa. Este fin de semana me pondré al día respondiendo a los comentarios pendientes; lo prometo  😉