Rincones: Cangas de Onís (Asturias)

Llegamos a la última entrada de esta serie de fotografías que ilustran los rincones de Asturias que fui recorriendo junto a mi novia durante unos días de julio, deteniéndonos esta vez en la pintoresca localidad de Cangas de Onís.

130724_185743

La vista que tenéis sobre estas líneas está tomada desde lo alto del conocido puente romano edificado sobre el río Sella y que muchos habréis visto en las imágenes del descenso del cauce que se celebra todos los años durante el mes de agosto.

De este puente cuelga una réplica de la cruz de la victoria cuyo original tallado en oro y pedrería se encuentra custodiado en la sala de reliquias de la catedral de Oviedo y que os recomiendo visitar si pasáis por allí.

130724_190752

Si tenéis un poco de suerte y pasáis por el puente en un día caluroso puede que tengáis la fortuna de encontraros con gente lanzándose desde una considerable altura para darse un chapuzón; aunque reconozco que hay que ser muy valiente para lanzarse al río con las piedras que se ven al fondo y la altura a la que están situados esos dos pequeños arcos del puente.

Cierto es que nuestra estancia en Cangas de Onís fue más que breve; pero sólo por contemplar con nuestros propios ojos el puente romano y pasear por el divisando la colorida vista que desde él se disfruta ya mereció la pena desviarnos de nuestro camino y, así, recorrer otro rincón más de la geografía asturiana.

DSC_0678

Y, como os decía al principio de esta entrada, con estos párrafos concluye esta serie dedicada a Asturias. Ahora mismo no tenemos ningún viaje planeado a corto plazo, pero hasta el siguiente seguro que nos dedicamos a recorrer lugares pintorescos en las cercanías de Madrid.

¡Nos leemos!

Nueva ruta entre Oropesa y Benicassim atravesando un túnel abandonado

Me encantan las iniciativas como esta: nada más llegar a Oropesa me encuentro con que han abierto una ruta de “senderismo” (lo entrecomillo porque de sendero tiene poco) entre Oropesa del Mar y Benicassim aprovechando el túnel abandonado de la antigua vía férrea de modo que ahora se puede disfrutar de un agradable paseo entre ambas localidades que, por supuesto, no tardé en experimentar por mí mismo.

Cruzando el puente

Aquella vía original cayó en desuso hace no mucho tiempo porque representaba un auténtico embudo para los trenes que recorren la costa mediterránea, ya que era el único tramo de sentido único en todo el litoral, obligando a los trenes a esperar en las estaciones de Benicassim y Oropesa a que éste quedara libre para poder reanudar la marcha.

Ahora corre paralelo a él un tramo de doble vía que ha solucionado el problema haciendo que el antiguo trazado quedara anulado. Un trazado por el que ya se podía caminar desde que fue sustituido por el nuevo (de hecho hace tres años intenté atravesar el túnel abandonado y salí por patas ante la cantidad de murciélagos que habitaban dentro de él) pero que no estaba para nada adaptado a ello (vamos, que estaba dejado de la mano de dios). Además de la fauna alada de las tinieblas, las vías se oxidaban al sol sobre un lecho de piedras sueltas, en el puente había agujeros por los que cabía una persona, el túnel estaba lleno de goteras…

Excursión a la Torre de la Cordá (II)

Aunque la ruta está prácticamente terminada, su acceso está cerrado porque falta por instalar la iluminación en el propio túnel, que al tener una longitud de unos 600 metros, en su parte central la falta de visibilidad es total (no ves ni tus propias manos) por lo que se hacen necesarias unas luminarias que, aunque ahora mismo están colocadas, todavía no han entrado en funcionamiento.

De cualquier modo, la gente ya recorre la nueva ruta tanto a pie como en bicicleta con ayuda de linternas; y es que el innegable encanto de caminar a escasos metros de acantilados vírgenes, poder llegar a playas casi desiertas y tocar con las manos la hasta ahora casi inaccesible Torre de la Cordá han convertido ya a “la ruta del túnel” en todo un éxito para los paseantes de estas dos localidades que ahora están comunicadas de una forma muy original: por el viejo túnel del tren.

Os dejo con algunas fotografías más de la excursión que realicé con mi hermano. ¡Y que conste que no será la última!

Excursión a la Torre de la Cordá (III)

Excursión a la Torre de la Cordá (V)

Excursión a la Torre de la Cordá (IV)

Excursión a la Torre de la Cordá (I)

Actualización 06-08-2009: La iluminación del túnel ha entrado en funcionamiento el día 5 de Agosto, y el aspecto del túnel en la actualidad es el que muestra la siguiente fotografía tomada ese mismo día.

Túnel iluminado (¡por fin!)

¿Verdad que parece la Batcueva? 😛