Apocalipsis

Apocalipsis

La historia de esta foto es curiosa: una noche de finales de verano subimos a un monte cercano a Alcalá de Henares mis hermanos, el novio de mi hermana y yo. Lo que en principio iba a ser una serie de fotografías nocturnas de paisaje al final se convirtió en imágenes extrañas, de colores anaranjados gracias al balance de blancos de la cámara y motivos indefinidos.

De todas las fotografías que ese día hizo Joe (el novio de mi hermana y portador de la cámara esa noche) siempre esta es la que más me ha llamado la atención por su “fuerza”. Lo que yo estaba haciendo era mirar hacia el cielo con los brazos en cruz de modo que mi cabeza no se viera y así pudiera pasar por un monstruo digno de Silent Hill, pero en vez de eso lo que quedó reflejado en el sensor de la cámara más bien podría pasar por un grito desgarrador sobre un cielo casi radiactivo.

Una fotografía que enseguida decidimos titular con el nombre de “Apocalipsis”.