Alcalá de Henares ayer y hoy (87)

Hoy nos espera una doble sesión fotográfica en las inmediaciones del palacio arzobispal: uno de los lugares más conocidos de Alcalá y también de los más reproducidos en libros y colecciones de postales ambientados en la ciudad complutense. De hecho, las dos imágenes que ilustran esta entrada proceden de una serie de tarjetas postales creadas por Hauser y Menet hacia el año 1908.

Pero vamos a pasar sin más preámbulos a la primera de las fotografías que hoy nos ocuparán. Se trata de una vista de la calle Santiago desde la puerta del palacio arzobispal, pudiendo apreciar la plaza que se extiende a sus pies (parte derecha de la imagen) y al fondo los característicos tejados que conforman el perfil habitual de esta parte de la ciudad.

Calle Santiago desde el palacio arzobispal

"Calle Santiago desde la puerta del Palacio Arzobispal". Hacia 1908. Fotografía de Hauser y Menet.

Fijaos que incluso a día de hoy el lugar es inequívocamente reconocible. La fotografía original está hecha unos metros más atrás, pero por los árboles que hay plantados actualmente no es posible emplazarse exactamente en el mismo punto; pero aun así la analogía entre las dos imágenes es clara: sigue presente la delimitación de la plaza mediante piedras, la valla del palacio no ha cambiado y los árboles son considerablemente más grandes que hace un siglo (como es lógico).

Las maderas que podéis ver junto a la puerta principal del palacio pertenecen a unas obras de acondicionamiento que se están ejecutando actualmente en la explanada principal (razón por la que he aplazado la toma de unas fotografías de esa zona del emblemático lugar).

Calle Santiago desde el palacio arzobispal en la actualidad

Caminemos ahora cincuenta metros para situarnos en el extremo de la plaza de palacio; lugar desde donde veremos el lateral del edificio y la plaza de las bernardas que se extiende a sus pies. Una plaza muy frecuentada por los turistas que vienen a Alcalá ya que en ella se congregan una serie de fachadas singulares, siendo una de ellas la que podemos apreciar en esta fotografía.

Plaza de las Bernardas y palacio arzobispal

"Plaza de las Bernardas". Hacia 1908. Fotografía de Hauser y Menet.

Aquí el cambio es algo más pronunciado, aunque el palacio sigue siendo exactamente igual. Sin embargo, los jardines y la propia plaza sí que han sufrido una considerable renovación. Esta plaza ya apareció en la entrada número 77 de esta serie, pero captada bastantes años después desde otro punto de vista. Es una pena que esté ahí en medio ese cartel de la comunidad de Madrid porque tapa una buena parte del lateral del palacio, pero la finalidad de estas entradas es ver los cambios que se han producido en diversos lugares de Alcalá con el paso de los años, y ese no es más que otro elemento que dentro de un tiempo recordaremos con extrañeza.

Plaza de las Bernardas y palacio arzobispal en la actualidad

Y hasta aquí la entrada de hoy. La próxima semana nos volveremos a acercar a la plaza de Cervantes para observar un rincón que ha permanecido prácticamente inmutable durante más de cuatro décadas.

Primeras fotos con el teleobjetivo

Como os decía ayer, por fin pude estrenar el teleobjetivo que me llegó a mediados de semana. Aprovechando que hacía una mañana con bastante sol me acerqué a la plaza del Palacio Arzobispal en busca de gorriones bañándose en las aguas de la fuente que hay allí presente.

Por desgracia a ningún pajarillo le dio por acercarse a darse una ducha durante el rato que anduve por allí, pero sin embargo conseguí un par de fotografías más o menos decentes de la fuente que me sirvieron para comprobar que en las distancias largas la profundidad de campo es bastante reducida y por lo tanto hay que ser cuidadoso con lo que enfocamos porque todo lo demás no quedará nítido en absoluto.

La ducha de la hoja

Salpicaduras

Justo cuando me iba a marchar de la plaza miré hacia las ramas de los árboles y me encontré con un par de gárgolas que me observaban desde una de las fachadas del propio palacio.

Gárgolas

Por último, y ya de camino a casa, me encaminé hacia la calle Mayor y allí, cuando trataba de encuadrar sus columnas, una mujer se cruzó por delante del objetivo. La fotografía resultante no era gran cosa (como digo, estaba «de pruebas») pero me hizo gracia esa mirada distraída de la señora que parecía más pendiente de los escaparates que de cualquier otra cosa.

Intrusa

Sé que son unas imágenes muy flojitas, pero tenía ganas de mostrároslas porque son las primeras que hago con el nuevo teleobjetivo y porque seguro que dentro de un tiempo las vuelvo a ver y me doy cuenta de que he progresado bastante en esto de la fotografía (o al menos eso espero 😉 ).

PD: se chafó a última hora lo del 50 1.8D. La búsqueda de ese objetivo se está convirtiendo en una especie de maldición, porque llevo dando vueltas detrás de él desde Navidades y todavía no he sido capaz de encontrarlo en ninguna tienda. Ya os contaré otro día.

Alcalá de Henares ayer y hoy (33)

Bienvenidos a otra nueva entrega de esta serie de fotografías separadas por varias décadas. Hoy tampoco nos vamos a alejar mucho del centro de la ciudad como viene siendo habitual ultimamente 😉

Otro lugar emblemático dentro de Alcalá de Henares es el conjunto del Palacio Arzobispal y el Convento de las Bernardas. Dicho convento está situado en una plaza a pocos metros del Parque O’Donell (de hecho son esos árboles que se ven al fondo) y es un lugar muy frecuentado por turistas y ciudadanos de Alcalá que lo usamos como lugar de paso al acceder a la mitad norte de la ciudad (La población está dividida en dos por la antigua N-II, que la atraviesa prácticamente por su centro).

La fotografía que hoy nos ocupa es precisamente la de la calle que une la Plaza de las Bernardas (donde está situado el mencionado convento) con la antigua N-II (bueno, en la foto original es la «auténtica N-II» 😉 ) y que es conocida como la Calle de San Bernardo. La carretera está nada más atravesar el arco que se ve al fondo de la imagen y podemos ver en ella las típicas edificaciones bajas de la época con los cables del tendido eléctrico a la vista y las calles empedradas no aptas para tobillos delicados.

Plaza de las Bernardas
«Calle de San Bernardo». 1963. Fotografía de Baldomero Perdigón Puebla. Extraída del libro “Alcalá de Henares en Blanco y Negro”. ISBN: 84-607-1405-5.

Fijándonos un poco en la fotografía actual podemos ver que la fachada del convento (la que se ve en la parte izquierda) sigue teniendo sus características piedras blancas engarzadas entre los ladrillos para conformar la esquina. El que parece un cura leyendo apoyado en la pared ya no está (lógico) y la puerta que se ve en la derecha de la imagen no ha cambiado nada en absoluto.

Lo que sí se ha modificado han sido las casas, que aunque siguen sin tener demasiada altura sí que tienen un aspecto más moderno dentro del clasicismo obligatorio para toda construcción en el centro de la ciudad (un día os tengo que hablar de eso). Hay que destacar también que la calle ha sido asfaltada de tal modo que los vehículos puedan circular por ella cómodamente si bien el único sentido permitido es el que vendría en nuestra dirección, ya que la calle no es lo suficientemente ancha como para que se puedan cruzar dos coches.

18m
La Calle de San Bernardo en la actualidad.

Bien, pues esto ha sido todo por hoy. El jueves habrá más fotografías que seguro que os sorprenderán 😛