La estación de la tranquilidad

El pasado domingo desperté y me resultó extraño escuchar tan sólo el leve rumor del mar. Por primera vez desde hace más de dos meses no había niños gritando, gente dándose los buenos días en el portal, televisiones a todo volumen o ruido de cucharillas agitando el café del desayuno. Por la ventana de mi habitación sólo se escuchaba el lejano batir de las olas y aproveché para saborear durante unos minutos esa reconfortante sensación.

De año en año uno casi se olvida del aluvión de gente que viene en julio y se marcha en agosto; pero de verdad que es impresionante ver cómo esas mismas calles desiertas a cualquier hora se convierten durante unas semanas en una auténtica marea humana. Algo que, obviamente, es bueno para el comercio, el turismo y la economía local; pero que nos vuelve locos a los que trabajamos aquí durante los doce meses del año y experimentamos de la noche a la mañana ese brutal cambio de ritmo.

Acces platja

Todo se dispara durante el verano: las colas para comprar el pan, el consumo de agua, los atascos, el agobio en la playa, el tiempo de espera para que venga un fontanero… Consecuencias lógicas de multiplicar por diez una población que durante el invierno no representa ni el 5% de la que vive en Alcalá de Henares.

Pero ahora ya se fueron casi todos. Volvemos a ser aquí los cuatro gatos de siempre. El escenario es el mismo, el tiempo sigue siendo casi igual de bueno (si bien las primeras lluvias tras el estío amenazan desde el interior de la provincia) y la tranquilidad es la reina del baile de Oropesa del mar.

Durante todo el verano no he podido permitírmelo; pero ahora nada me impide detenerme a contemplar durante un rato esa tranquilidad que desprende la costa cuando se queda en completa soledad.

Autoretrato

Adoro el otoño.

Paraisos cercanos

Que a escasos diez minutos de casa tenga ocasión de captar imágenes como la que tenéis a continuación es algo que me motiva a sacar tiempo de debajo de las piedras para seguir practicando esta bendita afición.

Paraisos cercanos (Benicassim)

Y no, no es ningún rincón del Caribe; sino la playa de Benicassim.

Encantos otoñales

Hay quien no soporta la llegada del otoño. Después de todo lo que el verano conlleva, puede hacerse muy cuesta arriba ver cómo cada día anochece un poco antes y la temperatura cae en picado en cuanto en sol abandona el horizonte. En estos días volvemos a sacar las chaquetas del armario, nos toca desempañar el parabrisas a primera hora de la mañana, las primeras lluvias hacen acto de presencia…

Sin embargo, qué queréis que os diga: incluso en estos días, allí donde miro me encanta lo que veo.

Otoño

Amanece (que no es poco)

Otoño

Carril bici

Rocío

Indicios del otoño

Dando una vuelta el sábado a primera hora por la plaza de Cervantes no pude evitar fijarme en que las primeras hojas secas comenzaban a hacer acto de presencia sobre las aceras.

Indicios del otoño

Un año más el otoño vuelve a dar indicios de su llegada presagio de que dentro de unas semanas una alfombra marrón cubrirá todos los rincones de la ciudad convirtiéndose en diversión para los niños, fuente de inspiración para fotógrafos y la peor pesadilla de los barrenderos.

La última hora del sol

Me encanta dar un paseo aproximadamente una hora antes de que el sol comience a ocultarse. A esas horas, la iluminación hace que los paisajes luzcan mejor y las personas vayamos con los ojos bien abiertos para ver la belleza de lo que nos rodea.

Suaves contrastes, sombras alargadas y un agradable frescor que en breve se tornará en un viento cortante. El invierno está a la vuelta de la esquina, pero mientras haya un rayo de sol saldré a su encuentro siempre que pueda.

Tarde

Estampas otoñales (5ª parte)

Ya sé que en la cuarta entrega dije que era la última, pero cuando el domingo por la mañana me asomé a la ventana y vi el radiante sol que lucía en el cielo no pude resistir la tentación de coger la cámara y dar una vuelta por el nuevo recinto ferial para captar las estampas otoñales que se ven por allí estos días. Me di cuenta del “potencial fotogénico” del lugar la tarde del sábado, pero como no llevaba la cámara encima me resigné a no poder retratar esos rincones. Sin embargo, como os digo, al ver el sol el domingo por la mañana enseguida me acordé de que tenía una cuenta pendiente con esos caminos bajo las copas de los árboles.

Mañana de Domingo

Mañana de Domingo

Mañana de Domingo

Mañana de Domingo

Mañana de Domingo

Mañana de Domingo

Estampas otoñales (4ª parte)

Cuarta (y por el momento última) entrada sobre los colores del otoño en Alcalá. Espero que con estas fotos os haya sabido transmitir que aunque esta estación sea considerada por mucha gente como la más triste del año, en realidad está llena de vitalidad y alegres colores. Y si no os lo creéis, os invito a que contempléis la fotografía que cierra esta serie de imágenes, ya que la sensación que uno tiene al contemplarla es todo lo contrario a la tristeza.

¡Un saludo y muchas gracias por prestarme vuestro tiempo!  😉

Otoño ciclista

El Henares en Noviembre

Los colores del otoño

Los colores del otoño

Intruso

Los (vivos) colores del otoño

Estampas otoñales (3ª parte)

Hoy vamos a seguir admirando los paisajes otoñales que podemos encontrar en Alcalá de Henares; sólo que esta vez pasearemos hasta el tramo del río que discurre por la zona de la ermita del Val. Un lugar tranquilo donde el amarillo es el color predominante y el suelo está tapizado de un mullido manto de hojas recién caídas. En el silencio de la naturaleza, uno se siente como un intruso por el simple hecho de hacer ruido al caminar; pero es más que recomendable visitar de vez en cuando un paisaje apartado como este para olvidarse de las prisas y el ritmo de la ciudad.

Los colores del otoño

Los colores del otoño

Los colores del otoño

Los colores del otoño

Estampas otoñales (1ª parte)

Desde hace unas semanas vengo fotografiando los tonos ocres de la vegetación que me voy encontrando. La llegada del otoño ya se notó en las imágenes del parque del Retiro de hace un par de semanas; y poco a poco todo va pasando de los verdes apagados y amarillos pálidos a tonos más oscuros y melancólicos que en absoluto tienen por qué significar tristeza.

A lo largo de otras tres entradas más que publicaré durante el fin de semana trataré de mostraros esa gama de colores y las situaciones que sólo esta estación es capaz de conseguir. De momento hoy os dejo con los primeros indicios de la llegada del otoño que retraté hace ya algunas semanas.

Los colores del otoño

Los colores del otoño

Los colores del otoño

Alfombra otoñal

De paseo por el Retiro

Ayer estuve en la presentación de un videojuego del que no puedo decir ni una palabra hasta mañana por el embargo de información que todos tuvimos que firmar a la entrada; y aunque es de justicia reconocer que en el evento lo pasé bien, lo mejor de la jornada fue el paseo que me di por el parque del Retiro a continuación aprovechando que la convocatoria fue en un restaurante situado en la misma Puerta de Alcalá.

Paseo por el Retiro

Además, si ya de por si el plan me parecía muy atractivo, la cosa mejoró todavía más cuando me encontré en la presentación a mi amigo Asur de La Gran N y le comenté mi idea, ya que inmediatamente me dijo que se apuntaba a la excursión. Por tanto, nada más salir del evento nos encaminamos hacia el conocido parque y allí estuvimos algo más de una hora rodeando el lago y llegando hasta el palacio de cristal mientras hablábamos de fotografía y de muchas cosas más. Por supuesto, cada dos por tres nos deteníamos a captar algunas imágenes del ya de por si bonito parque que ahora, con la llegada del otoño, luce su mejor aspecto.

Fue una mañana entrañable, divertida y con un montón de fotografías que ahora me gustaría compartir con vosotros. ¡Prometo volver al Retiro en breve porque me he quedado con ganas de hacer más fotos!  😀

Paseo por el Retiro

El estanque del Retiro

Paseo por el Retiro

Paseo en barca al sol

Paseo por el Retiro

Pasando calor a media mañana

Paseo por el Retiro

El palacio de cristal parece sacado de un cuento

Paseo por el Retiro

Patos entre tonos otoñales

Paseo por el Retiro

Los colores del otoño ya se ven por todas partes

Paseo por el Retiro

Un árbol que crece directamente en el agua

Paseo por el Retiro

Jarrones y fuentes

Paseo por el Retiro

Cisnes negros sincronizados

Paseo por el Retiro

El reino de la tranquilidad

Paseo por el Retiro

Paseo otoñal entre los árboles

La peor pesadilla de los barrenderos

Miro hacia arriba cobijado bajo la sombra de los árboles y pienso que esas coloridas hojas serán dentro de unos días el terror de los barrenderos.

El verde se convertirá en marrón, las aceras se tapizarán y las desnudas ramas de los árboles anunciarán que no debemos atrevernos a sacar esas camisetas de manga corta hasta que vuelvan a asomar con timidez los brotes que traerá la primavera.

Hojas verdes

Se acerca el otoño

Son casi las diez de la mañana y aunque la ventana de la habitación está abierta de par en par sigue pareciendo que es de noche. Y no es que haya un eclipse de sol; la explicación es que hoy el cielo está plomizo y llueve a cántaros. Es una extraña sensación porque se trata de algo a lo que ya me había desacostumbrado; no recuerdo una buena lluvia en la ciudad como la de hoy desde hace meses.

¡Hoy toca salir a la calle con paraguas! :mrgreen: