“Cómo hacer crac” de Nacho Vegas descargable en la web de RNE3

Nacho Vegas publica hoy 15 de Noviembre un EP de seis canciones titulado Cómo hacer crac el cual, además de editarse en una edición limitada de 1000 unidades en formato vinilo + CD, podéis descargar de forma gratuita en una web específica de RNE a partir de las 17 horas gracias a que su discográfica ha decidido publicarlo bajo una licencia Creative Commons.

Antes de eso, en el programa Disco Grande presentado por Julio Ruiz (a las 16:00 en RNE3) el asturiano de las canciones tristes nos contará el origen y el sentido de este disco y los proyectos de futuro que tiene en mente.

Yo no me pienso perder la entrevista (aunque sea a través de podcast) ni el disco; pues ya sabéis la devoción que proceso desde hace tiempo por el señor Vegas. De momento estos días he podido escuchar Historia de un errorCómo hacer crac, así que las otras cuatro canciones del EP serán una sorpresa por descubrir.

La zona sucia: el nuevo disco de Nacho Vegas sale mañana

Reconozco que me ha pillado completamente por sorpresa la salida del nuevo disco de Nacho Vegas titulado La Zona Sucia porque aunque sabía que el asturiano tenía previsto lanzar álbum en 2011 no pensé que fuera a ser en los primeros compases del año. De hecho me he enterado del asunto cuando hace un rato he entrado en un blog no oficial del músico y me he encontrado con la portada.

La Zona Sucia se lanza mañana lunes 14 de Febrero; y aprovecho para comentaros que a los 100 primeros compradores en la FNAC de Callao (Madrid) se les regalará una entrada para asistir al concierto que se celebrará en ese mismo lugar a partir de las 20:00.

A mí me es imposible asistir por temas de trabajo (ando hasta arriba en las últimas semanas) pero sí que me compraré el disco a traves de la iTunes store en cuanto esté disponible; pues un disco del señor Vegas siempre es una experiencia sonora que merece la pena ser disfrutada. Además, sabiendo que incluye la magnífica La gran broma final parece claro que a Nacho le ha pillado en un gran momento compositivo.

Cuando lleve unas cuantas escuchas ya os contaré mis impresiones; pero saber que mañana estaré disfrutando del nuevo disco de uno de mis artistas favoritos ha sido una agradable sorpresa para un domingo que, hasta el momento, está dominado por las nubes.

La gran broma final de Nacho Vegas

Ignoro por completo la vida personal de Nacho Vegas, pero tiene toda la pinta de que su nueva canción titulada La gran broma final está escrita basándose en una experiencia personal. Y la verdad es que después de haberla escuchado en repetidas ocasiones tengo la sensación de que pocas veces se ha contado una ruptura amorosa con tanta elegancia.

Por cierto, si durante el videoclip (muy en la línea del de Las inmensas preguntas) os habéis quedado dormidos, lo entiendo perfectamente porque hay que reconocer que Nacho Vegas no es precisamente la alegría de la huerta. Sin embargo los que, como yo, disfrutáis de la música personal e intimista de este asturiano ya os habréis dado cuenta de que no ha perdido un ápice de su talento; demostrando que incluso en los momentos más bajos es capaz de componer canciones que ponen los pelos de punta. ¡Qué grande es Nacho!

Como último apunte, aunque se entiende bastante bien, a continuación os dejo la letra de la canción:

“La gran broma final”. Nacho Vegas.

Dejan los tambores de tocar
y un gong anuncia la retirada
se discute la capitulación
mientras de fondo suenan carcajadas.
Obtuve por mi miedo a no padecer
cinco años de indolencia
es la semana grande de la crueldad
y en nuestro honor celebran una fiesta
yo me limitaba a contemplar
la misma grieta de la pared.
Alguien dijo “habrá que demoler”
no sé cómo no lo vi llegar
era el día de la gran broma final

Ha cundido el pánico en Madrid
salen fotos en la prensa rosa
en la alfombra roja habla el escritor,
él sabe cómo se hacen bien las cosas.
Puede que el tiempo me dé la razón
pero no queda tiempo, hoy es el día
en que dos planetas se estrellarán
mientras tú concedes entrevistas.
Y ahora ya me empiezo a preguntar
cuál de estos chistes es el mejor:
el del día en que te hablé de amor
sabiendo que daban temporal
o el día de la gran broma final.

Como un mar me presenté ante ti
en parte agua y en parte sal.
Lo que no se puede desunir
es lo que nos habrá de separar
en el día de la gran broma final.

Hay quien decía que era
grande y fuerte nuestro amor.
Sí, como las torres gemelas,
¿recuerdas? allá en Nueva York.
Y cuando sabes que algo puede ir mal
estallará delante de ti
cuando no es posible ser feliz
y te asustas como un animal
es el día de la gran broma final.

Cuando griten en voz alta
que tu amor entero fue una estafa
y tú protestes pero no haya un alma allí para escuchar
es el día de la gran broma final.

Ya nada será igual
tras el día de la gran broma final.

Nuevo EP de Nacho Vegas: “El género bobo”

Hace apenas unos días Nacho Vegas lanzó al mercado un nuevo EP (es increíble la velocidad a la que este artista compone nuevo material) titulado El género bobo y que, por supuesto, tengo en mis manos desde el Miércoles. Es una pena que todavía no esté en la iTunes store, porque en Fnac me sablaron casi 10 euros por cuatro canciones; pero bueno, al fin y al cabo a veces nos gastamos cantidades mayores en cosas que luego ni utilizamos.

nacho-vegas-el-genero-bobo

Centrándonos en lo musical (y siempre hablando desde mi propio punto de vista, claro) el EP consta de una introducción hablada y cuatro canciones entre las que destaca muy por encima de las demás Las inmensas preguntas. Una maravilla poética que además es continuación de Seronda; canción del primer disco de Nacho cuyo videoclip es un homenaje a la película El cielo sobre Berlín de Wim Wenders. De hecho, el videoclip de Las inmensas preguntas está realizado por la misma persona y enlaza directamente con el anterior en los planos iniciales, durante los que suena la introducción hablada del EP, que no es otra cosa que un texto de Luis Cernuda.

Las inmensas preguntas (Nacho Vegas)

–Intro (como en los erizos)–

Como los erizos, ya sabéis
Los hombres un día sintieron sufrir
Y quisieron compartirlo
Entonces se inventaron el amor
El resultado fue ya sabéis
Como en los erizos

Con decirte que ya son varios días sin salir
Puedes creerlo, pero he sido moderadamente infeliz
Hice así una canción y creí que verías en ello un piropo
La escuchaste y después me dijiste “lo tuyo es del genero bobo”

Cuando me quiero explicar
las palabras se esconden
en no se qué sitio y entonces te escucho
igual que el que escucha
de lejos el trafico de su ciudad
y me pierdo en inmensas preguntas
que lucen con esplendor y absurdidad

Ya viví, sufrí y amé, y todo ¿para qué?

Hicimos el amor
una vez que sentimos el frío
y resultado fue, ya lo ves
más o menos como en los erizos

Cuando me quiero explicar
mis demonios se ponen groseros
me insultan y entonces me entran las dudas
y le hecho la culpa y a mi género, y a correr
Ysi surgen preguntas pues dejo que surjan
en su esplendor y estupidez

Viví, sufrí y amé, vale y ¿ahora qué?

Aparte de esta canción también me ha gustado mucho Pesadilla genérica aunque, como os decía antes, en caso de tener que quedarme sólo con una sería con esa preciosidad llamada Las inmensas preguntas donde aquel ángel que quería vivir como un humano más se plantea si realmente ha merecido la pena.

¡Feliz viernes!

PD: tenéis información muy interesante sobre el rodaje del videoclip en ESTE ENLACE del blog no oficial de Nacho Vegas.

Video-resumen fotográfico del verano

Hoy me he tomado la pequeña libertad de elegir unas cuantas imágenes de las muchas que realicé en Oropesa del Mar durante el recién concluido mes de Agosto para ofrecéroslas en formato vídeo, ya que es algo que antes hacía con cierta frecuencia y estaba empezando a perder la costumbre. La mayoría de ellas puede que ya las conozcáis porque han aparecido por aquí en los últimos días; pero hay otras que aun no había mostrado y me hacía una especial ilusión incluirlas.

En cualquier caso, las imágenes también son un buen pretexto para invitaros a escuchar “Crujidos”; para mi gusto uno de los mejores temas compuestos hasta ahora por el gran Nacho Vegas y capaz de volver a mi cabeza una y otra vez tanto por su letra como por ese hipnótico ritmo de banjo que aparece en ciertas partes de la canción.

¡Espero que disfrutéis del vídeo!  😉

Nacho Vegas y su peculiar boicot a Nestlé

Durante una entrevista para la desaparecida web elgranpoder grabada en la primavera de 2006, preguntan al compositor asturiano Nacho Vegas qué papel podría desempeñar en un anuncio de Danone. Nacho, tras quedarse bastante sorprendido por la cuestión, empieza a dudar sobre si hay o no alguna relación entre Danone y Nestlé, explicando que hace un tiempo intentó hacer un boicot a la multinacional por ciertas políticas económicas de la empresa. Debido a ello, tras unos instantes de duda afirma que “seguramente escupiría en el yogur”.

nacho_vegas

Lo más cachondo del asunto es que el propio Nacho reconoce unos segundos después que su boicot a Nestlé ha acabado por convertirle en un gran consumidor de esta marca porque al probar los productos de otras firmas se dio cuenta de que los chocolates de Nestlé eran mucho mejores que los de la competencia.

Os pongo el fragmento de la entrevista a continuación porque creo que no tiene desperdicio; y es que una vez más me doy cuenta de que las enrevesadas historias que Nacho Vegas cuenta en sus canciones no son más que la consecuencia de una forma de ser bastante peculiar.

Nacho Vegas: “En la sed mortal”

nacho2Si en su día os hablé de la canción “El hombre que casi conoció a Michi Panero” del excelentísimo Nacho Vegas y os dije que me parecía una auténtica obra maestra, desde hace un par de meses hay otra composición de este hombre que ocupa el primer peldaño de mi podium musical personal: En la sed mortal.

La historia de cómo descubrí esta canción es una de tantas otras; pero tuvo la particularidad de que fue en un inmenso atasco una mañana de camino al trabajo: tenía conectado el iPod a la radio y viendo que la cosa iba para largo empecé a canturrear la canción fijándome en sus letras y sus detalles. Para cuando llegué a la oficina ya no me la pude sacar de la cabeza en toda la mañana… aunque la verdad es que todavía no lo he conseguido.

Puesto que no hay videoclip oficial de esta canción, os ofrezco un vídeo que alguien grabó en un concierto que dio el señor Vegas en Guadalajara. En él se escucha bastante bien la canción, pero hay que reconocer que esa gente que va a los conciertos pequeños a ponerse de charla debería cerrar la boca un rato para no fastidiar a los que van a disfrutar de la música.

En fin, sin más que decir os dejo con el vídeo que os decía. Si tenéis tiempo y ganas de descubrir buena música fijaos bien en todo lo que dice la letra de esta pequeña maravilla que mucha gente (entre los que me incluyo) considera una de las más grandes canciones compuestas en nuestro idioma. A ver si hay suerte y en Enero me puedo acercar a Madrid a ver a Nacho en concierto. Ya os contaré  😉

Diseccionando “El manifiesto desastre” de Nacho Vegas

Tras casi una semana escuchando con intensidad el último disco de Nacho Vegas titulado El manifiesto desastre creo que ya estoy en disposición de hacer públicas mis primeras impresiones del álbum. Eso sí, que nadie espere encontrar aquí un sesudo estudio sobre el significado de cada canción como hice en su día con Una semana en el motor de un autobús de Los Planetas porque mi propósito aquí ha sido simplemente comentar qué me ha parecido cada una de las composiciones que lo conforman y a qué nivel están dentro del conjunto del álbum y del propio Nacho Vegas.

Vamos pues a desgranar esta colección de once canciones una por una para abarcar al final un punto de vista algo más amplio y dar una opinión sobre el conjunto en general:

nachovegas

1. Dry Martini S.A.: Aunque sus primeros compases pueden llevarnos a pensar que la canción es buena en realidad la letra está muy vacía y el estribillo no es nada del otro mundo. En las primeras escuchas puede enganchar algo por la musicalidad de algunas partes, pero comienza a cansar poco después.

2. Detener el tiempo: De lo mejor del álbum tanto a nivel musical como de letras, pues narra las razones que hace ya muchos años llevaron a Nacho a escribir sus propias canciones. Uno de los momentos cumbres del disco se da a partir del minuto 2:30 de esta composición.

3. Junior suite: Sorprendentemente es una especie de villancico (especialmente en el estribillo) pero con una de esas típicas letras de Nacho que narran la historia de un perdedor. Hay que reconocer que es bastante buena y original.

4. Lole y Bolan (un amor teórico): Lo siento mucho, pero no la trago. Tiene un estilo de cabaret que parece una imitación barata de algunas canciones de Bunbury, quien domina mucho mejor esos terrenos. Tampoco la breve aparición de Christina Rosenvinge hace ganar puntos a esta pista del disco. Ni por letra ni por música merece mucha atención y la mayoría de las veces paso a la siguiente pista antes de diez segundos.

5. El tercer día: Otra de esas canciones de Nacho en las que cuenta la historia de alguien que pasaría completamente desapercibido para cualquiera demostrando que cada persona tiene una historia detrás que merece la pena ser contada. La canción posee un impresionante final vocal poco habitual en las tranquilas canciones de Nacho Vegas.

6. Nuevas mañanas: Tal vez demasiado lenta, sobre todo viniendo del final de la canción anterior. No es mala, pero peca de ser un poco repetitiva y tener un ritmo algo cansino. La suelo escuchar hasta el final la mayoría de las veces, pero es una de esas canciones que cuando te pones a repasar mentalmente un disco sueles olvidar porque pasa muy desapercibida.

7. Crujidos: La mejor del disco junto con Detener el tiempo. Se trata de una composición que narra la desidia de un adicto que trata infructuosamente salir de la espiral en la que se encuentra sin conseguirlo para al final tratar de demostrar que lo suyo no es para tanto. Me fascina cómo se materializa musicalmente ese cambio de punto de vista a partir del minuto 3:25 demostrando que la musicalidad de Nacho proviene de una sensibilidad extraordinaria.

8. Mondúber: Una sorpresa que me pasó casi desapercibida en las primeras escuchas del álbum (tal vez el nivel de la anterior no me dejó apreciar lo que venía después) pero que es toda una obra de arte tanto por la letra como por la música. Me parece especialmente conseguida esa parte en la que una voz femenina dice “Me sabe mal que te desangres, pero límpialo todo antes de salir. Nadie tiene por qué ensuciarse, tu basura te pertenece sólo a ti”.

9. Un desastre manifiesto: Oscura y tenebrosa, pero algo cansina por la repetitividad de sus letras. Es una canción que según el estado de ánimo del oyente y las circunstancias puede parecer realmente buena o un aburrimiento. No es mala, pero las dos anteriores han dejado el nivel muy alto.

10. En lugar del amor: Es una especie de ranchera cuya letra no me acaba de convencer. Es cierto que hay un trozo que comienza a partir del minuto 2:40 que está bastante logrado, pero en general es una de esas canciones que sueles saltar si no estás de humor para experimentos musicales.

11. Morir o matar: Una composición que marca un épico cierre para el álbum y que consta de dos partes completamente diferentes. Una primera puramente narrativa sobre los problemas de una pareja y una segunda bastante más destructiva y llena de fuerza. Precisamente ese cambio (tanto musical como a nivel de letra) se da en el minuto 3:07 y ya el tono se mantiene hasta el final de la canción y, por lo tanto, del disco.

nacho_vegas

Si miramos el álbum en conjunto el resultado general es bastante bueno: el disco tiene dos o tres canciones memorables (“Crujidos”, “Morir o Matar” y “Detener el Tiempo”) dos muy por debajo del nivel al que Nacho nos tiene acostumbrados (“Lole y Bolan” y “En Lugar del Amor”) y el resto de composiciones brillando a un nivel bastante alto. Desde luego, tras muchas escuchas creo firmemente que El Manifiesto Desastre no es el mejor disco de Nacho Vegas, pero al menos no es un álbum “de relleno” de esos que pueblan discografías de muchos artistas de más fama y renombre.

Aunque mucha gente conocerá a Nacho por este disco (estos días se le está dando bastante bombo en los medios) si queréis iniciaros en la música del señor Vegas yo os recomiendo el impresionante recopilatorio titulado Canciones Inexplicables para luego ir, poco a poco, explorando su discografía. Así es como lo hice hace unos meses y en Nacho Vegas he descubierto a un artista capaz de expresar sentimientos de una manera absolutamente magistral.

¡Ya tengo el último disco de Nacho Vegas!

Ya tengo El manifiesto desastre; último trabajo de ese genio llamado Nacho Vegas. Aunque el disco no sale hasta el Lunes y ese mismo día me acercaré a El Corte Inglés para tenerlo físicamente en casa, gracias al blog del Señor Pollo (NOTA: han retirado el enlace al álbum por petición de la discográfica) lo acabo de descargar y ya lo tengo listo para escuchar durante el fin de semana.

el-manifiesto-desastre

Según publique esta entrada me voy a ir al salón, me voy a poner los auriculares y no voy a despegarme del sofá hasta que haya sonado la última nota de la última canción. Seguro que en los próximos días aparecerá por aquí alguna entrada al respecto… 😉

Mis canciones favoritas a día de hoy

Allá por el mes de Agosto hice una breve referencia en este blog a las listas inteligentes de iTunes, pues desde que las descubrí las considero un modo bastante interesante de clasificar la música en función de los gustos de cada uno y de seleccionar lo más destacado de entre un montón de canciones de diversos artistas y géneros.

En mi caso tengo hechas una serie de listas que podéis ver en la parte izquierda de las siguientes dos imágenes (pulsando sobre ellas las veréis a su tamaño real) pero me voy a centrar en la lista que he llamado “Super selección” porque es la más representativa de la capacidad de adaptación y personalización de iTunes al usuario.

iPod earbuds

Esta lista que os digo no es más que una selección actualizable en tiempo real que contiene las 50 canciones puntuadas con cinco estrellas que más escucho. Todo el “misterio” reside en crear una lista, definirla mediante las condiciones “puntuación es *****” y “limitar a 50 elementos ordenados por número de escuchas” y marcar la casilla de “actualización en tiempo real”.

En el momento que una canción pierde una estrella ya no entra en la selección, por lo que transcurridas muchas escuchas aleatorias de la librería de canciones y habiendo puntuado las canciones de una manera acorde al gusto particular del usuario, vamos a obtener una lista que será nuestro propio “greatests hits”.

Actualmente esta es mi lista de éxitos particular; encabezada con mucha ventaja por Nacho Vegas y su composición “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, pues durante el verano no paré de escucharla.

Selección por número de escuchas

Selección por número de escuchas (haced click para mayor resolución)

Y si la ordenamos por el artista, vemos que Nacho Vegas gana por goleada (ya sabéis que estoy enganchadísimo a su música 😉 ).

Selección ordenada por artista

Selección ordenada por artista (haced click para mayor resolución)

Como os decía, lo más práctico de este sistema es que cada uno puede crear su propia lista de éxitos y que ésta se adaptará a los gustos musicales del oyente. Eso sí, al igual que rezaba hace años la publicidad de los Levi’s 501: “cuanto más lo usas mejor te sienta”; y es que cuanto más tiempo llevemos usando iTunes más se aproximarán sus listas a nuestros gustos particulares.

“Ocho y medio” (sentimientos licuados en una canción)

Imagino que algunos estaréis ya un poco cansados de que últimamente en las entradas sobre música de este blog no haga otra cosa más que hablaros de Nacho Vegas, pero es que cada día descubro alguna canción suya que me llega al alma y me veo en la necesidad de compartirla con vosotros.

De cualquier modo, pese a que me encanta la música de Nacho, ya os advierto que si no os va el estilo cantautor y los acordes lentos de guitarra los siguientes seis minutos de vídeo no os van a emocionar lo más mínimo; pero desde mi punto de vista Ocho y medio es una de las mejores cosas que he escuchado en mi vida (y os aseguro que he escuchado mucha música y muy variada 😉 ).

Especialmente emotivos me parecen los versos hacia el minuto 4:20 en los que dice: “Y trato de encontrar una salida, pero no recuerdo ni por dónde hemos entrado aquí”. ¡Sencillamente genial!

Puede parecer que tengo cierta idolatría hacia este hombre, pero es que me parece fascinante que con poco más de treinta años sea capaz de crear composiciones tan maduras y tan profundas. Pese a que me siento muy identificado con grupos y cantantes de muy diversa índole, he de reconocer que si he de elegir un artista que represente lo que soy y mi forma de ver el mundo en este momento apuntaré, sin duda, al gran Nacho Vegas: un Leonard Cohen asturiano, una persona que muestra su alma en cada composición y cuyas letras son el más puro ejemplo de poesía urbana.

De todos modos, me guardo otra canción en la manga para mostrárosla dentro de unos días, pues es capaz de emocionarme tanto o más como la que os he presentado hoy.

Seronda

Hoy (por una vez :mrgreen: ) voy a ser breve y voy a recurrir de nuevo al gran Nacho Vegas para ofreceros el videoclip de una canción que me tiene fascinado desde hace tiempo. Se trata de “Seronda” y está incluida en el disco Actos Inexplicables del año 2001.

Cierto es que el vídeo no es muy dinámico, pero la canción es pura poesía, que al fin y al cabo es lo que cuenta. ¡Grande, Nacho!

Escalofríos musicales: “Añada de Ana la Friolera” (Nacho Vegas)

Hacía mucho tiempo que no descubría una canción que me emocionara hasta el punto que lo consigue Añada de Ana la Friolera de mi reverenciado Nacho Vegas. La historia de cómo la descubrí es curiosa, pues una noche reciente me acosté con la música puesta y de madrugada me despertó un mensaje del móvil. Cuando me situé y pude abrir los ojos me di cuenta de que en los auriculares sonaba una de las últimas canciones del disco Canciones Inexplicables y la verdad es que tenía una pinta estupenda. Segundos después me percaté de que quien remitía el mensaje y la protagonista de la canción eran casi la misma persona, por lo que al día siguiente escuché con atención la composición y me di cuenta de la auténtica maravilla sonora que es en realidad.

Si la queréis escuchar (cosa que os recomiendo) podéis hacerlo en el siguiente enlace a Goear:

http://www.goear.com/listen.php?v=5ea2700

El hombre que casi conoció a Michi Panero

El hombre que casi conoció a Michi Panero es una de las últimas maravillas que he descubierto de Nacho Vegas y que actualmente me tiene tan enganchado que no soy capaz de escuchar otra cosa antes de dormir porque me transmite siempre una mezcla de alegría y tristeza que me encanta disfrutar en la soledad de la noche para comenzar a soñar a continuación.

Se trata de una canción perteneciente al disco “Desaparezca aquí” y que habla al final de una vida justo en el momento de hacer balance de todo lo pasado y lo sentido durante el paso por este mundo. Lo que más me gusta es que aunque la canción se supone que debería ser triste, tiene un aire festivo que la hace única e irrepetible. Con cosas como estas tengo claro que musicalmente Nacho Vegas es mi nuevo héroe.

Sin más os dejo con el videoclip, que tiene toda la pinta de haber sido rodado con un presupuesto de lo más ajustado, pero que precisamente por ello tiene un lenguaje directo y sin rodeos.

El hombre que casi conoció a Michi Panero (Nacho Vegas)

Es hora de recapitular las hostias que me ha dado el mundo. Hoy querrán oír mi último adiós. Bien. Poco a poco van llegando y yo los recibo en batín.

Y unos me llaman chaval
y otros me dicen caballero.
Alguno no se ha querido pronunciar.
Yo una vez tuve un amor,
pero si he de ser sincero
dije “no” en el altar
y cuando digo no es no.

Fracasé una vez, fracasé diez mil
y aun así alzo mi copa hacia el cielo
en un brindis por el hombre de hoy
y por lo bien que habita el mundo.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

Y no me habléis de eternidad. No me habléis de cielos ni de infiernos más. ¿No veis que yo le rezo a un dios que me prometió que cuando esto acabe no habrá nada más? Fue bastante ya…

Nunca fui en nada el mejor,
tampoco he sido un gran amante.
Más de una lo querrá atestiguar.
Pero si algo hay capital,
algo de veras importante,
es que me voy a morir
y cuando digo voy es voy.

Lo he pasado bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y es bastante más de lo que jamás
soñaríais en mil vidas.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

Dejadme preguntar: ¿Esto es el final? Y si es así, decid: ¿Me vais a extrañar? ¡Ah, veo que asentís pero yo sé que no!

Qué lástima, no dejaré
nadie a quien transmitir mi savia;
consideré insensato procrear.
Y diréis de mí que soy
un viejo verde y cascarrabias,
y diréis muy bien,
y cuando digo bien es bien.

¡Largo ya de aquí! ¿Qué queréis de mí?
¿Es mi alma o es mi dinero?
Si de uno carezco y la otra es
una anomalía en esta vida.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

¡Y unos me llaman chaval, y otros me dicen caballero! ¡Alguno declinó mi oferta para hablar! ¡Yo una vez tuve un gran amor, pero si os he de ser sincero dije “no” en el mismo altar, y cuando digo no quiero decir que no!

He bebido bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y ahora brindo en paz por la humanidad
y por lo bien que habita el mundo.
¡Escuchad, os lo diré cantando!
(Viejo): Shalalaralalá…

Has…ta… nun…ca…

El tiempo de las cerezas y los milagros de Bunbury

Ya os he comentado en alguna ocasión que en los últimos tiempos estoy bastante enganchado a la música de Nacho Vegas. Primero descubrí su increíble canción Noches árticas a dúo con J de Los Planetas, luego llegó el álbum “Verano fatal” a medias con Christina Rosenvinge y lo que acabo de estrenar hace unos días (y que me tiene encantado) es el doble disco ”El tiempo de las cerezas” cantado y compuesto mano a mano con Enrique Bunbury (vocalista de Héroes del Silencio y con una talentosa carrera en solitario a sus espaldas).

Desde luego, el álbum es una maravilla de principio a fin, pero hay un par de canciones que han entrado de golpe y porrazo en mi personal lista de éxitos: Días extraños y Puta desagradecida; precisamente las dos piezas que abren el doble disco y que se meten en la memoria del oyente sin pedir permiso. A estas dos les siguen unas cuantas más canciones memorables, y es que este peculiar dúo ha conseguido una fantástica mezcla de sentimientos y talento a partes iguales.

He de reconocer que hay un aspecto de Bunbury que me llama poderosamente la atención, y es que todo tema que versiona o en el que colabora lo convierte en una pequeña maravilla (véase el ejemplo de Papel de regalo del recopilatorio “Pana, Pijama, Lana” formado por versiones de temas de El Niño Gusano o la tremenda versión de Teching que se puede encontrar en el último DVD que sacaron los Sexy Sadie antes de su disolución). Puede que sea por su personalísima voz, por su carácter místico o por su enrevesada personalidad; pero es que pocas veces he escuchado algo de él y me ha dejado indiferente. A veces puedes descubrir algo suyo y no gustarte de primeras (como los nuevos sabores en la cocina) pero si no te rindes a las primeras de cambio y le das alguna oportunidad más, descubrirás placenteros paraísos sonoros como el que dibuja “El tiempo de las cerezas”.