Alcalá de Henares ayer y hoy (94)

Nos vamos a trasladar hoy a los primeros días de la guerra civil española. Todos sabéis que fueron momentos de gran tensión en todo el país y, por supuesto, Alcalá de Henares no sería una excepción. En la imagen sobre la que nos vamos a centrar esta vez podemos ver a unos milicianos paseando por la plaza de Cervantes con un pan bajo el brazo; y es que la toma de la ciudad complutense fue un acción rápida que tuvo lugar durante los primeros compases de la contienda y no encontró demasiada resistencia.

En aquel instante (mediodía del 21 de Julio de 1936) un anónimo fotógrafo retrató a aquellos integrantes del ejército republicano en su tranquilo paseo bajo el asfixiante sol del verano. Un retrato de grupo que quedó para la historia local y gracias al que hoy vamos a poder ver lo poco que ha cambiado el entorno de la plaza más famosa de Alcalá.

Milicianos en la plaza de Cervantes (21-7-1936)

"Milicianos la plaza de Cervantes el 21 de Julio de 1936". Fotografía anónima extraída del libro “Memoria gráfica de Alcalá (1860-1970)”. ISBN: 84-87068-06-5.

Por supuesto, hoy en día podemos ver pasear por esta misma calle a gente que acaba de comprar el pan en alguno de los comercios del centro, pero no se ven fusiles ni pistolas como en la imagen original. De hecho, la fotografía que tenéis a continuación está hecha en una mañana de Domingo, ya que en días laborables esta zona de la ciudad está abierta al tráfico y sólo veríamos coches por todos lados.

Gracias a que la calle está casi completamente despejada podemos ocupar el mismo punto de vista del fotógrafo que retrato a los milicianos que caminaban por aquí hace más de setenta años y comprobar cómo la única diferencia con respecto a aquella época (aparte de las farolas, pues se aprecia que si perfil es diferente) son los árboles que, sin saber a ciencia cierta si han sido cambiados por otros desde entonces, se ven mucho más poblados y robustos que los de la imagen original.

Plaza de Cervantes en la actualidad

Durante aquellas fechas Alcalá de Henares vio seriamente dañada buena parte de su patrimonio histórico: el bombardeo de la iglesia de Santa María, el incendio del palacio arzobispal, la casi total destrucción de la iglesia de los Santos Niños… Menos mal que nos quedan las fotografías anteriores a los desastres para conocer cómo era todo; y gracias a ellas el Lunes que viene seguiremos con nuestro viaje a través del tiempo por esta ciudad.