Los años salvajes: Francisco Umbral en 1978

Después de haber visto hace unos días a Ramoncín en una pose un tanto chulesca en un programa de televisión, hoy me gustaría mostraros otro ejemplo de las cosas curiosas que se podían ver en la caja tonta a finales de la década de los 70.

El vídeo que os pongo a continuación muestra un fragmento de una entrevista realizada en el año 1978 al escritor Francisco Umbral y en la que una joven Mercedes Milá no parece caer muy bien al egocéntrico invitado que más bien parece el paciente de un dentista sentado en esa especie de tumbona:

Hay que reconocer que Umbral nunca ha dado la sensación de ser demasiado simpático con los periodistas como pudimos comprobar años después en el famoso incidente (también con la Milá, que parece tener un cierto imán para los invitados con exceso de ego :mrgreen: ) conocido como ¡Yo he venido aquí a hablar de mi libro!.

Es una pena que aunque hoy en día se ven a menudo en televisión escenas de mal rollo entre presentadores e invitados (Belén Esteban style) todo sea parte de un estudiado guión para vender carnaza al espectador. Al menos en aquellos años salvajes, la auténtica mala leche iba y venía de aquí para allá en el plató. “Sin paños calientes”, como decía Antonio Resines.

¡Buen fin de semana!  😉

Los años salvajes: Ramoncín en 1978

No voy a entrar a valorar esos asuntos económico-políticos que siempre salen a relucir cuando se habla de Ramoncín porque ese es un tema muy manido ya. Lo que hoy me gustaría mostraros es algo que tal vez no conozcáis tanto: se trata de un vídeo de Youtube en el que aparece una entrevista realizada por Mercedes Milá a dicho personaje por primera vez en televisión allá por el año 1978.

Para poneros en antecedentes os diré que en aquella época Ramoncín tenía 22 años, mostraba una pose de glam-rock star a lo David Bowie pero en cutre y era el cantante del grupo vallecano “WC”. En dicho grupo también estaba Jero Ramiro (futuro miembro de Saratoga) quien recientemente contaba en su biografía que la relación entre Ramón y el grupo no acabó muy bien que digamos. Y sí, efectivamente; es el mismo Ramoncín que ahora mismo forma parte del jurado de ese programa de televisión llamado Operación Triunfo contra el que firmó un manifiesto en el año 2002. Todo un personaje, como podéis apreciar.

Como veis, se trata de la prueba palpable de que en aquella época todo era posible en televisión: no había problema en salir a plató con un ego descontrolado, sudando como un pollo (¿frito?), con un maquillaje de dudoso gusto y haciendo gala de expertas dotes de mangante. Aquello sí que eran los años salvajes, porque aunque a día de hoy es frecuente encontrarnos con gente un poco rara por los diversos canales de TV, nunca he visto a nadie con esa actitud tan pijo-punk.

¿Se puede llegar a ser más contradictorio con uno mismo?.