Me pareció ver un lindo gatito…

Nunca había estado tan cerca de una leona, pero reconozco que de no haber estado la jaula de por medio no me hubiera arrimado ni a quinientos metros…

La leona pensativa

Bostezo felino

Estiramientos al estilo gatuno

Miradas

Lo que más me sorprendió es que si bien estos felinos tienen un tamaño bastante espectacular, en su forma de moverse y comportarse no dejan de ser gatos un poco “creciditos”. Algo que sobre todo se intuye en la imagen donde una de las dos leonas hace el típico estiramiento que todos hemos visto alguna vez.

De todos modos, he de reconocer que me dio un poco de pena pensar que eran animales de circo y que, por tanto, no tienen mucha vida social más allá de esos barrotes; pero aun así disfruté como un niño ante la presencia de estas auténticas reinas de la selva y no desaproveché la oportunidad de retratarlas lo mejor que pude.