El lanzamiento del Nexus 4: pólvora mojada

Soy usuario de los servicios de Google desde hace muchos años. Creé mi cuenta de Gmail en 2004 gracias a una invitación de mi hermano y desde entonces toda mi comunicación personal “digital” se ha basado en ella por parecerme una herramienta mucho más integrada, fiable y potente que las ofrecidas por la competencia.

Dell Inspiron Mini 10

La evolución de Android

Como aficionado a la tecnología seguí con atención y curiosidad los primeros pasos de Android durante 2009 en aquellas primitivas versiones que ya apuntaban maneras y que han ido madurando hasta la actual Jelly Bean. Parecía imposible plantarle cara a Apple y su sistema iOS pero el tiempo ha demostrado que Android es sistema tan versátil y capaz como el de Cupertino. He visto crecer a Android desde que era poco más o menos que un experimento corriendo sobre un prototipo hasta la popularización que ha tenido en los últimos meses con todo tipo de dispositivos basados en este software y he de decir que la evolución ha sido increíble.

En cualquier caso, viendo lo que prometía este sistema operativo, desde hace aproximadamente dos años y medio poseo un Samsung Galaxy S con sistema Android 2.3.4 al que desde hace poco más de un mes acompaña un Nexus 7 con su Android 4.2.1 con el que estoy encantado.

Del Nexus 7 me gusta especialmente la duración de su batería, la fluidez del sistema operativo al no llevar ninguna capa propia del fabricante así como la política de actualizaciones directa por parte de Google. También su precio es un aspecto rompedor para un producto de este tipo que ha contribuido a potenciar su presencia en un mercado que ahora mismo está en plena expansión.

Precisamente por todos estos motivos tengo muy claro que mi próximo móvil volverá a llevar Android. Concretamente será uno de la gama Nexus y más concretamente el recién lanzado Nexus 4, que es precisamente de lo que quiero hablar en esta entrada.

Lanzamiento fantasma

Al igual que mucha gente, intenté en vano hacerme con un Nexus 4 cuando salió al mercado hace poco más de un mes (el 13 de Noviembre, exactamente) pero debido al caos que sacudió ese día la web de Google Play con miles de personas tratando de hacerse con uno de estos dispositivos simultáneamente y agotando todas las unidades disponibles en apenas quince minutos me fue imposible renovar mi ya veterano Galaxy S.

Nexus4agotado

Era previsible que la demanda inicial iba a ser altísima debido a las características del teléfono y su “bajo” precio (lo entrecomillo porque no dejan de ser trescientos eurazos) pero lo que es inadmisible, y más en una empresa como Google, es que después de tanto tiempo sigamos con el producto agotado y sin saber cuándo se va a reponer el stock de este modelo en nuestro país.

Yo me estoy resistiendo a hacerme con un Samsung Galaxy SIII o algún modelo similar por los dos motivos que os comentaba anteriormente, pero no me parece ni medio normal que miles de clientes queramos adquirir un producto comercializado por una gran empresa y un mes después del lanzamiento todavía no tengamos ni la más mínima noticia del asunto.

No es de recibo que Google no de ni siquiera previsiones de reposición de stock y que incluso haya gente que consiguió adquirir su teléfono el día de lanzamiento y todavía no lo haya recibido; como tampoco es de recibo que el único comunicado oficial haya sido para echar las culpas a LG, que es la empresa que fabrica el teléfono como tal. Al fin y al cabo Google es la que vende el teléfono desde su propia web y empleando su logística interna, de modo que culpar a LG de este descontrol es algo muy poco elegante y que está fuera de lugar. Seguro que si el lanzamiento hubiera sido un éxito ya se encargaría Google de no sacar a relucir el nombre de LG por ninguna parte.

Pese a todo sé que antes o después acabaré haciéndome con un Nexus 4 porque ese es el móvil que quiero por muy diversos motivos y de ahí no hay quien me apee, pero Google ha de tener claro que con este desastroso lanzamiento ha perdido muchos clientes potenciales y, a la vez, ha dañado el prestigio que tenía hasta ahora; pues no ha sabido prever una situación que estaba cantada. Como siempre, dentro de unas semanas la situación se estabilizará y el ratio de oferta y demanda se acercará a la unidad permitiendo comprar el teléfono a todos los que estamos interesados en él, pero para entonces se habrán dejado de vender muchos miles de dispositivos.

Nexus 4

El poder de la información

Google sabe perfectamente lo que buscamos en internet (Google Ads es una prueba de ello) y un simple vistazo a Google Trends muestra que en los días previos al lanzamiento muchos andábamos buscando cualquier información del dispositivo que pudiéramos encontrar, de modo que los encargados de marketing de la empresa sabían perfectamente que la demanda del dispositivo iba a ser tremenda.

¿Por qué entonces tan sólo se pusieron a la venta unos pocos miles de dispositivos? ¿No hubiera sido más lógico haber planeado mejor el lanzamiento para poder cubrir la demanda y más siendo en las fechas previas a Navidad? Tal vez el poco tiempo que separó la presentación del teléfono de la fecha de lanzamiento (un par de semanas aproximadamente) pudo tener algo que ver, pero el caso es que Google apostó por romper el mercado al colocar un precio de 300 y 350 euros a las dos versiones existentes del Nexus 4 y ya se imaginarían que eso iba a provocar una avalancha de peticiones como ya ocurrió en su momento con el Nexus 7.

Salida

Por supuesto que no soy ningún experto en marketing, pero creo que la jugada que ha hecho Google (apuntar muy alto y disparar con pólvora mojada) le pasará factura si en el futuro piensa seguir comercializando sus propios dispositivos, ya que en ese campo parece quedar claro que su gran rival Apple le lleva siglos de ventaja.

Por descontado, todo mi apoyo a Google y su estrategia de introducir en el mercado dispositivos de gama alta a precio de gama media porque así conseguirán que los fabricantes no nos cobren 700 euros por unos dispositivos que nos les cuesta más de 200 euros fabricarlos; pero si anuncias algo a bombo y platillo has de ser capaz de aguantar el tipo cuando llegue la hora de lanzar el producto y no desentenderte de los clientes que han decidido confiar en ti.

Gran Turismo para PSP a punto de salir (y yo sin enterarme)

Hacía tiempo que no hablaba sobre videojuegos. Como os he dicho en varias ocasiones son algo que ya no me llama tanto la atención como hace unos años, pero ayer me encontré de pura casualidad con una noticia que me hizo recordar tiempos pasados y me gustaría comentárosla: el tan traído, llevado y retrasado Gran Turismo Mobile para PSP está a punto de ver la luz.

GTPSP_coversheet_Mech1

Al parecer su lanzamiento será simultáneo en todo el mundo y se producirá el 1 de Octubre, faltando escasamente un mes para ello. Yo, que me había comprado la PSP en gran parte por ese título, ya había dado por imposible que un día lo pudiera tener en mis manos (inicialmente se esperaba su lanzamiento para primavera de 2005 y fijaos a la altura de la película a la que estamos) pero de repente me encuentro con que a la vuelta de la esquina estará a la venta en todas las tiendas.

Claro, ya que estaba me informé un poco sobre lo que iba a ofrecer el título y me llevé una alegría al ver que habían decidido cambiar su nombre a última hora para denominarlo simplemente Gran Turismo y así dar a entender que no se trata de una versión recortada ni capada de algún capítulo anterior de la saga. No obstante, parece ser que la estructura del juego seguirá una serie de “misiones de conducción” que debemos superar con éxito para acceder a otras más avanzadas en lugar de la estructura abierta de competiciones de las entregas “grandes” de Gran Turismo. Habrá que ver qué tal lo han implementado, pero si las carreras siguen el estilo de las entregas anteriores, por mí perfecto.

Al parecer, Gran Turismo para PSP incluirá unos 800 coches y 35 circuitos presentes en anteriores entregas; cifra más que respetable para ser un juego de consola portátil. Evidentemente tendrá sus limitaciones y, sin ir más lejos, el hecho de que el acelerador / freno o la dirección tendrán que ser forzosamente digitales por los controles de la propia máquina ya hace que la conducción pierda muchos enteros. Del mismo modo las físicas de los coches seguirán siendo como las de unos ladrillos resbalando por el hielo y no habrá daños en los vehículos, pero siendo una saga a la que tengo un especial cariño puedo perdonarle todos esos fallos y alguno más.

Gran_turismo_PSP_screen

He jugado a todas las entregas de Gran Turismo para PSX y PS2 durante decenas de horas (el GT5 Prologue firmado por Yamauchi está en casa esperando a que alguien me regale una PS3  😀 ) y creo que esta entrega de PSP la voy a disfrutar bastante aunque sea para echar una partida de vez en cuando antes de dormir o durante un trayecto en tren. Lejos quedaron las maratones hasta las 5 de la madrugada con el mando en las manos y cosas así; pero aunque sólo sea por recordar aquellos tiempos locos me apetece hacerme con este nuevo Gran Turismo.

Por cierto, os dejo con un vídeo de la demo jugable presentada en el pasado E3 para que os hagáis una idea mejor de lo que va a ofrecer este título. La consola en la que se ejecuta es la nueva PSP Go que saldrá a la venta el mismo día que Gran Turismo; pero eso es ya otra historia en la que no me apetece demasiado meterme. Mi intención hoy era nada más que mostraros mi sorpresa por la aparición de un videojuego que parecía destinado a seguir los pasos de Duke Nukem Forever.