Fotos futboleras en Cabanillas del Campo

No sé si recordaréis que hace unas semanas estuve en un partido de fútbol en el campo Felipe de Lucas “Pipe” probando mi Nikon AF 80-200 f/2.8 en esas circunstancias. Algo que resultó una experiencia divertida y que me hizo ver la dificultad de seguir a unos futbolistas en movimiento que no paran de correr de un lado para otro por todo el campo.

Unos días después, le comenté esto mismo a un compañero de trabajo que milita como defensa en un equipo de categoría regional del que es su capitán, quedando gratamente sorprendido por las fotografías que hice en aquella ocasión.

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

El caso es que en cuanto empezó a ver aquellas imágenes me dijo que aunque llevaba tiempo ya jugando al fútbol nunca le habían hecho fotos “en serio” durante un partido, así que le dije que si un día le tocaba jugar por aquí cerca me pasaría con la cámara y trataría de hacerle un reportaje gráfico.

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

Pues bien, resulta que el pasado sábado el C.D.E. Caraquiz (el equipo de mi compañero) jugaba en Cabanillas del Campo, que se encuentra a apenas 30 Km de Alcalá por la autopista A-2; de modo que cogí el coche y me planté en dicha localidad con intención de estar allí veinte minutillos haciendo unas fotos para volverme a continuación a Alcalá.

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

Sin embargo, una vez que llegué al campo y me planté en la banda, nada más empezar a disparar me di cuenta de que me lo estaba pasando pipa moviéndome de lado a lado tratando de captar imágenes que reflejaran el dinamismo del juego y al final me quedé hasta el último minuto haciendo una extensa sesión fotográfica de la que os ofrezco un extracto ilustrando estas líneas.

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

S.P. Cabanillas - C.D.E. Caraquiz (23/10/2010)

No es que sea yo una persona especialmente futbolera; pero reconozco que este tipo de partidos son una excusa perfecta para hacer unas fotos que se salgan un poco de lo normal. En cualquier caso, la finalidad era hacerle un regalo a un compañero; pero ya que estamos, decidí algunas de las imágenes para dar forma a esta entrada.

¡Nos leemos!  😉

El calor de la mañana y los recuerdos asociados

Llega el buen tiempo y parece que es para quedarse. Algo muy lógico si tenemos en cuenta que estamos a punto de iniciar el mes de Junio.

Luz + sol + calor = primavera

Reconozco que este año las cosas han cambiado radicalmente: cuando estaba en la universidad siempre era consciente de la época en la que me encontraba. Sin embargo, una vez metido de lleno en el mundo laboral las semanas pasan y uno no es consciente de ello hasta que un día se da cuenta de que puede ir por la calle a las ocho de la mañana en manga corta perfectamente; señal de que el verano prácticamente está asomando por la puerta.

Estos calores de primera hora de la mañana antes los asociaba a exámenes, prácticas y demás asuntos relacionados con el mundillo académico. Siempre me acuerdo por estas fechas de algunos exámenes de química en el instituto, de las temidas prácticas finales de las asignaturas de programación en la universidad… Eran síntomas que anunciaban la llegada del final de cada curso y que me traen muy buenos recuerdos porque poco después vendrían las vacaciones, la playa y todo lo demás.

Este verano será muy diferente, de eso no hay duda. Mis circunstancias han cambiado, mis perspectivas de futuro también y es posible que dentro de unos meses haya bastantes cambios en mi vida. Sin embargo, cada vez que bajo a la calle poco después del amanecer y no siento el frío en mi piel no puedo evitar sentir una agradable sensación que me transporta a épocas pasadas.

Después de la lluvia

Después de la lluvia tenemos la oportunidad de disfrutar del colorido que la naturaleza adquiere durante unas horas. Después, el sol se encargará de secar todo y devolver a las cosas sus colores algo más apagados; pero mientras la hierba y los árboles están todavía mojados la riqueza cromática es sencillamente espectacular.

Y es precisamente esto lo que he intentado retratar en estas imágenes que, junto con las dos entradas anteriores, intentan demostrar que incluso en los días de lluvia y mal tiempo se pueden conseguir fotografías realmente bonitas pese a la negrura de los cielos.

Después de la lluvia

Después de la lluvia

Después de la lluvia

He de confesar que hasta hace poco yo también odiaba los días de lluvia y, por lo general, trataba de no salir a la calle en ellos a no ser que fuera imprescindible. Sin embargo, gracias a una conversación con Joe el día de la excursión a Brujas me di cuenta de que al ser el clima un factor sobre el que no podemos influir de ningún modo, lo mejor es adaptarse a las circunstancias de cada momento. A partir de ese momento, mis ganas de salir a la calle a dar una vuelta y/o hacer fotos no dependen de si hace sol o si está lloviendo; ya que en tal caso un buen chubasquero junto con mis botas nuevas me permiten ponerle al mal tiempo buena cara.