¡À bientôt, Estela!

Hoy mi hermana regresó a Bruselas después de pasar una temporada en Alcalá. No tendrá tiempo de aburrirse porque vuelve allí para dar un curso intensivo de francés hasta principios de Septiembre, pero a algunos por aquí se nos hará rara su ausencia después de muchos ratos de charla en los últimos días.

Algo me dice que cuando Estela esté de nuevo por aquí habrán cambiado algunas cosas, empezando por el pequeño detalle de que su novio y ella ya le tienen echado el ojo a un piso y ya se empiezan a escuchar trompetas que anuncian la independencia. De todos modos, después de todo un año de Erasmus no es de extrañar que quiera hacerse su propio hueco en la vida porque al fin y al cabo es a lo que aspiramos todos.

Estela

¡Hasta pronto, Estela!  😉