La gripe porcina y los paralelismos con “Apocalipsis” de Stephen King

No os negaré que estoy algo preocupado con el tema de la gripe porcina. Después de un fin de semana bastante desconectado de todo me encuentro con que lo que el Viernes era un tema un poco extraño y aislado, hoy ha comenzado a inquietar seriamente a medio mundo e incluso podría haber llegado ya a España.

No soy ningún experto en virología, pero sí que soy capaz de entender que es muy lógico que la gente esté alarmada ante una enfermedad que parece transmitirse entre humanos de un modo muy similar a la gripe pero que en ciertas personas ha resultado ser mortal. Es normal que se hayan disparado las alarmas y supongo que en los próximos días mucha gente aquejada de un simple resfriado se acercará a los hospitales para descartar esta rara variante del virus de la gripe y así quedarse tranquilos.

Sin embargo, hay que pensar fríamente y darse cuenta de que en el pasado también hemos vivido episodios de enfermedades que parecían suponer una grave amenaza para el ser humano y al final pudieron ser controladas en mayor o menor medida. Me refiero al mal de las vacas locas, la gripe aviar, el virus ébola, la peste… todas esas cosas han ocurrido en el mundo y aquí seguimos más o menos como siempre.

De todos modos, reconozco que estoy bastante influenciado en estos temas por una obra de Stephen King titulada Apocalipsis. En ella, una variante mortal y altamente contagiosa del virus de la gripe se escapa de un laboratorio del ejército y comienza a propagarse por todo el mundo hasta que acaba con la práctica totalidad de la población del planeta.

apocalipsis-bolsillo1_libro_image_big

Recuerdo con claridad que lo leí en la época del instituto  y sus más de 1200 páginas me duraron exactamente un fin de semana: me enganché al libro un Viernes por la noche y no fui capaz de hacer otra cosa hasta el Domingo de madrugada cuando pasé la última página de la obra. Apocalipsis fue un libro que cambió mi punto de vista sobre muchos aspectos de la vida y que ha sido referencia en muchas de las cosas que he hecho en años posteriores.

Y claro, aunque sea una novela de ficción no puedo evitar pensar que si la situación que plantea el libro se reprodujera en el mundo real, saldría a la luz lo peor del ser humano tal y como ocurre en las páginas de la obra. De cualquier modo, si conocéis la novela me juego el cuello a que os habéis acordado de ella estos días viendo el telediario.

Estoy seguro de que la situación al final no será tan grave como puede parecernos ahora mismo, pero episodios como éste nos hacen darnos cuenta de que, en el fondo, estamos bastante indefensos ante las fuerzas de la naturaleza.

Anuncios