Dibujando en el aire con la luz

Hay gente que piensa que fotografías como la que os voy a enseñar a continuación son retoques hechos con Photoshop, pero nada más lejos de la realidad, pues no es ni más ni menos que el saber captar la realidad con una cierta perspectiva creativa.

Para hacer este tipo de imágenes sólo necesitamos una cámara relativamente sencilla (esta está hecha con la Canon Powershot A75 que poseía hace unos años y que hace poco regalé a mi padre) pero que tenga modo manual, un trípode (es imposible mantener la cámara completamente firme por muy buen pulso que tengamos), un poco de oscuridad y una fuente de luz.

Dibujando en el aire

Lo que veis en la imagen no es más que Joe dando vueltas a una linterna que tenía en la mano. Yo planté la cámara en el trípode y realicé una exposición de quince segundos de tal modo que llegara suficiente luz al sensor de la cámara como para que se pudieran apreciar los detalles del terreno y el fondo. Si os fijáis un poco en la fotografía (especialmente si pulsáis en el icono de la lupa y la veis a mayor tamaño) veréis que tiene bastante ruido, pero es que eso es algo típico en exposiciones largas sobre todo si la cámara no es de alta gama.

Lo que más me gusta de esta imagen es el reflejo de la luz a los pies de Joe y la cara de sorpresa de éste, que parece estar observando otra dimensión a través del anillo luminoso que él mismo ha creado y que ahora mismo me hace pensar en Portal. También destaca bastante en el paisaje la ya conocida antena del Cerro del Viso y el coche aparcado en las cercanías de la misma.

Bueno, espero que os haya gustado esta sencilla entrada sobre fotografía creativa; aunque la imagen ya tiene cuatro años recuerdo bien que la noche en la que la capté me lo pasé como un enano descubriendo este tipo de técnicas.

Anuncios

Entre el tráfico de Madrid

IMG_0590

Ya que ayer salió el tema de fotografías nocturnas, luces y demás, he creído conveniente mostraros hoy esta toma del centro de Madrid en una noche cualquiera.

Como veis está hecha justo entre los dos sentidos de la circulación (sobre una estrecha franja de césped) y empleando una exposición de seis segundos, de modo que los coches no son más que rayos de luz en uno y otro sentido. No me sentía muy seguro en el lugar en el que estaba situado, pero las fotos que salían desde ahí hacían que mereciera la pena estar ahí plantado un rato.

Por cierto, esta noche voy con Sonia de “safari fotográfico”, así que en los próximos días os mostraré por aquí algunas de las fotos que hagamos.

¡Que tengáis buen fin de semana! 🙂

¿Por qué el rastro de la luz de las farolas no es continuo en una fotografía?

Aunque la imagen que tenéis a continuación parezca un cuadro abstracto no son más que las farolas en los márgenes de la carretera capturadas con una exposición bastante larga.

Por cierto, ¿sabéis por qué las líneas no aparecen exactamente continuas sino como una sucesión de puntos muy próximos unos a otros? (fijaos bien 😉 )

IMG_0626

Esto es debido a que la luz eléctrica no es continua en el alumbrado público, sino que fluctúa en una onda sinusoidal a una frecuencia de 50 Hz. Esto quiere decir que cada segundo la luz se enciende y se apaga cincuenta veces, por lo que aunque nuestros ojos no sean capaces de apreciarlo (por encima de unos 30 Hz nuestro cerebro interpreta las cosas como “continuas”) una cámara de fotos es capaz de captar ese tipo de detalles. Curioso, ¿verdad? 😉

¡Buenas noches!