Mañana de Domingo lluviosa

Domingo. Nueve de la mañana. Silencio en las calles.

Te despiertas. Miras el techo un rato. Te levantas. Abres la persiana.

Las gotas resbalan por el cristal de la ventana. Tuerces el gesto.

Esperabas sol y encontraste nubes. Esperabas calor y encontraste frío.

Un tipo recorre la ciudad en busca de una fotografía. Parece incluso contento.

Los pájaros no cantan. Es otra mañana lluviosa de fin de semana.

Lo único que te apetece es un buen café para desayunar.

Cierras las cortinas. El tipo de la cámara se pierde en la lejanía.

Domingo de lluvia