Compañeros de viaje

Hay algo bello y romántico en el arte de escribir a mano. Nunca negaré que los sistemas electrónicos tienen la ventaja de la inmediatez y la facilidad para mandar las palabras de un lado a otro en apenas unos segundos; pero el encanto que tiene un bolígrafo y una hoja de papel es algo que no ha sabido suplir ninguna otra cosa y precisamente por eso hace un tiempo me hice con dos elementos que desde entonces me acompañan durante buena parte del día:

Compañeros de viaje

Ese Moleskine negro que tenéis en la imagen es mi diario de viaje en el que de vez en cuando me pongo a anotar ideas, pensamientos, esbozos y cosas así. Gracias a él he descubierto lo mucho que se despierta la imaginación en la mesa de un bar, en el banco de un parque o en un tren de cercanías y lo importante que es plasmar las ideas en el momento que se presentan porque, como los sueños, instantes después comienzan a deshilacharse y acaban por perderse para siempre. Pero esto que os digo no es más que una especie de entrenamiento para un proyecto que tengo en la cabeza y que mezcla geografía, fotografía y literatura a partes iguales.

Por otra parte, el cuaderno azul que tenéis debajo del Moleskine es una libreta que me sirve como diario de trabajo. En ella voy apuntando el día a día en mi trabajo para así tener todas mis ideas organizadas y poder consultarlas en cualquier momento. Esta libreta la tengo siempre a mano para anotar cualquier cosa que me llame la atención o considere de importancia porque se trata de cosas que siempre puede venir bien tener a mano.

¡Gracias por leerme!

Anuncios

Nueva aparición del blog en Diario de Alcalá

Tal vez algunos de vosotros recordéis que hace unos meses me hicieron una entrevista que apareció en Diario de Alcalá, algo que me hizo una especial ilusión y que me demostró una vez más que este humilde blog va calando hondo entre la gente. Pues bien, ayer me llevé una gran sorpresa cuando el subdirector de la publicación me comentó que en la edición del Martes 13 de Octubre habían hecho una referencia a este blog y habían publicado dos fotografías mías.

Por casualidades de la vida no leí el aviso hasta última hora de la tarde porque apenas le puse la mano encima al ordenador en todo el día, así que bajé a toda velocidad a la papelería de mi barrio con la esperanza de que no hubieran cerrado y todavía quedara algún ejemplar. Por suerte, ambas cosas se cumplieron, y gracias a ello tengo en mis manos “la prueba del delito” que, por supuesto, os ofrezco a continuación.

(Haced click sobre la imagen para verla en grande)

(Haced click sobre la imagen para verla en grande)

He de decir que me ha hecho mucha ilusión ver impreso en el periódico esos fragmentos de texto escritos por mí y esas dos fotografías pertenecientes al álbum que he realizado sobre el mercado medieval; para mí es algo grande. Por cierto, además de esas dos fotografías, aparece otro par de imágenes captadas por Natalia Marcos, quien también lleva un blog muy alcalaíno y que recientemente ha descubierto las bondades de las réflex digitales.

Como anécdota me gustaría contaros que, por casualidades de la vida, Natalia y yo nos encontramos por primera vez el Domingo por la mañana en el mercado medieval (concretamente en el río de gente que era la Calle Mayor) y ahora en las páginas de Diario de Alcalá. ¡Qué cosas!

Escaneo de mi entrevista en Diario de Alcalá

Para todos los que no tenéis modo de acceder a un ejemplar del periódico local Diario de Alcalá en el que ayer se publicó la entrevista que me realizaron recientemente, os ofrezco a continuación una captura del artículo para que podáis leerlo allí donde os encontréis.

Evidentemente, lo que tenéis aquí debajo es una miniatura en la que apenas se distingue el titular, pero al hacer click sobre ella se abrirá a su tamaño original y podréis leerlo todo sin problemas.

Pulsar para leer

Por cierto, siento haber esperado hasta ahora para colgar la imagen, pero no me parecía ético ponerla a disposición de la gente mientras todavía se pudiera comprar el periódico físicamente en Alcalá. Si el artículo hubiera aparecido también en la versión online del diario os hubiera puesto un enlace desde el primer momento; pero como no ha sido así he preferido aguardar al cambio de día. Espero que lo entendáis.

A modo de curiosidad me gustaría comentaros que en mi casa tengo dos ejemplares del diario: uno para enseñar a quien me lo pida y otro bien guardado para almacenarlo como recuerdo. Es una de esas cosas que te encuentras al cabo de los años y te traen un montón de buenas sensaciones que hacen aflorar una sonrisa en la cara. Para mí esas pequeñas cosas son muy grandes.

Después de esta grata experiencia, ya sólo me queda agradecer a la gente de Diario de Alcalá lo bien que se ha portado conmigo y las facilidades que me han dado para la realización de la entrevista. Se nota que es gente que disfruta con lo que hace, y eso es algo que siempre se traslada a las páginas del diario. Por supuesto, tampoco quiero dejar pasar la oportunidad de mandar desde aquí un saludo a Rosa; la redactora encargada de la entrevista así como de la redacción del artículo, a quien deseo la mejor de las suertes en todos sus proyectos actuales y futuros.