El cine Capitol de Oropesa del Mar

El cine es algo que pasó a la historia en Oropesa del Mar: si en tiempos hubo tres salas en la localidad, a finales de la década pasada todas ellas cerraron sus puertas prácticamente a la vez de modo que actualmente para ver una película en pantalla grande no queda más remedio que poner rumbo a Castellón.

Ya os hablé hace unos meses del cine L’atall; y aunque reconozco que no era especialmente asiduo al que hoy vamos a ver, me gustaría hacer referencia al Capitol por ser éste el más conocido de los tres que había por aquí.

Cine Capitol

El cine Capitol de Oropesa del Mar estaba emplazado en un edificio con muchas décadas a sus espaldas (me atrevería a decir que es de finales del sigo XIX o principios del XX) que actualmente está en muy buen estado de conservación y muestra un frontal que se ve a menudo por estas tierras y que a mí particularmente siempre me ha llamado mucho la atención.

Este edificio se encuentra en la calle principal del pueblo (la avenida de la Estación) y supongo que si no fuera porque estamos en un mal momento para la construcción, alguna empresa ya hubiera aprovechado el inmueble para echar a andar algún negocio o similar porque, como podéis imaginar, tiene bastantes metros cuadrados y está situado en un lugar muy céntrico (se me ocurre que es perfecto para una sucursal bancaria).

Si hoy en día os dais una vuelta por los alrededores, todavía podréis ver la puerta que cumplía funciones de “salida de urgencia”, la característica forma de la taquilla del cine (ahora tapiada con ladrillos), el rótulo luminoso… Elementos cotidianos que he tratado de captar en el trío de imágenes que acompañan a este artículo.

Cine Capitol

Si mis recuerdos no están muy distorsionados por el paso del tiempo, en el cine Capitol había una terraza de verano donde una vez vi con mi amigo Tomás la película “dos policías rebeldes” así como una sala cubierta donde los vecinos de Oropesa podían ver películas durante el invierno. Sala que yo, en aquellos tiempos, nunca caté porque, a diferencia de ahora, sólo pasaba aquí los veranos.

Cine Capitol

De cualquier modo siento no poder contaros mucho más sobre el Capitol porque, como os contaba antes, apenas fui un par de veces a esta sala de cine; siendo una que había mucho más cerca de mi casa la que más frecuentaba y de la que me gustaría hablaros en la próxima entrada.

Anuncios

Los recuerdos del L’Atall

Durante los días que pasé recientemente en Oropesa del Mar hubo una tarde en la que me puse a caminar hasta llegar al inicio del camino L’Atall”. Allí, a apenas unos metros del nuevo centro médico recién inaugurado distinguí un edificio que me transportó a aquellos años en los que compartía mañanas, tardes y noches de verano con mis amigos y que tan atrás parecen haber quedado ya.

Cine L'Atall

El cine L’Atall cerró hace ya varios años y daba por hecho que habría sido derribado para construir en su lugar algún edificio de apartamentos como ha ocurrido con buena parte de los terrenos que rodean a esta localidad castellonense. Desde principios de los 90, el perfil de esta zona costera ha cambiado radicalmente y ya nadie se extraña si de un año para otro ha aparecido alguna nueva mole de ladrillos en cualquier lugar.

En Oropesa llegó a haber tres salas de cine por aquellas épocas. Bueno, llamarlas salas no es del todo correcto porque en realidad dos de ellas eran terrazas al aire libre y la tercera (situada muy cerca de la plaza del pueblo) añadía una zona cerrada que se utilizaba durante el invierno. En aquellos cines vi varias películas de la época con mis amigos, pero de la sesión que más recuerdos guardo fue la de aquella noche de 1990 en la que fuimos a ver La Sirenita precisamente en ese cine que podéis ver en la foto de ahí arriba.

A nuestras edades (yo tenía 10 años por aquel entonces) jamás se nos hubiera ocurrido ir caminando en plena noche por el borde de la carretera que sale del pueblo hasta alcanzar esa verja metálica que franquea la entrada al recinto, de modo que la madre de una de las chicas de la pandilla se ofreció a llevarnos en coche, metiéndonos un total de ocho personas en un Seat Ibiza de la época. Una vez allí, salimos a presión de aquel coche, vimos la película y al término de la misma volvimos a repetir la maniobra de acoplamiento para poder entrar todos en aquel coche tan pequeño. Y menos mal que eramos todos bastante delgados y no excesivamente altos, porque si no a alguno le hubiera tocado ir en el maletero.

De la película la verdad es que no recuerdo gran cosa; pero sí que ha vuelto varias veces a mi memoria aquella sensación tan aventurera que suponía ir al cine L’Atall. Aquella noche fue la última vez que vi una película sentado en sus butacas porque en los años posteriores los integrantes de aquella pandilla fuimos separándonos poco a poco y cuando quise darme cuenta me enteré de que el cine había cerrado sus puertas.

Por eso me sorprendió tanto descubrir que, pese a tener sus puertas ocultas bajo gruesos tablones de madera y ver crecer las hierbas sin control en la explanada donde la gente hacía cola para comprar las entradas, el edificio estaba prácticamente intacto.

Mirándolo detenidamente me pareció volver a aquellos años locos donde cada pequeña experiencia que se saliera de lo normal era para nosotros toda una hazaña; y os aseguro que sentir algo así, aunque sólo sea por un segundo, es algo muy grande.

Silencio, se rueda

Hace unos días me encontré de casualidad con un rodaje realizado en el campo de fútbol que hay junto a mi antiguo instituto. Obviamente, ya que llevaba la cámara de fotos aproveché para captar un par de imágenes de una película que se estrenará dentro de unos meses y que contará la vida de Adolfo Suarez, así que aquí os las pongo.

Silencio, se rueda (I)

Aprovechando la luz del sol con un enorme reflector

Silencio, se rueda (II)

Sí; el de sonido se apoya la pértiga del micro ahí mismo...

Silencio, se rueda (III)

¿Alguien reconoce a alguno de los actores? Yo desde luego no (podéis hacer click sobre la imagen para acceder a resoluciones mayores)

Por cierto, anda que no se ruedan películas y series en Alcalá. Cada dos por tres me encuentro con los de Cuéntame y de vez en cuando con los sets de rodaje de cualquier otra película.

Apocalipsis

Apocalipsis

La historia de esta foto es curiosa: una noche de finales de verano subimos a un monte cercano a Alcalá de Henares mis hermanos, el novio de mi hermana y yo. Lo que en principio iba a ser una serie de fotografías nocturnas de paisaje al final se convirtió en imágenes extrañas, de colores anaranjados gracias al balance de blancos de la cámara y motivos indefinidos.

De todas las fotografías que ese día hizo Joe (el novio de mi hermana y portador de la cámara esa noche) siempre esta es la que más me ha llamado la atención por su “fuerza”. Lo que yo estaba haciendo era mirar hacia el cielo con los brazos en cruz de modo que mi cabeza no se viera y así pudiera pasar por un monstruo digno de Silent Hill, pero en vez de eso lo que quedó reflejado en el sensor de la cámara más bien podría pasar por un grito desgarrador sobre un cielo casi radiactivo.

Una fotografía que enseguida decidimos titular con el nombre de “Apocalipsis”.

Nueva canción de Los Planetas: “Te mereces una corona de estrellas”

Hacía tiempo que no escribía nada sobre Los Planetas, así que para compensar hoy os ofrezco el vídeo que hay circulando por Youtube sobre el tema que han compuesto en exclusiva (aunque a mí me suena más a descarte del último disco por su parecido con La verdulera) para la película La Habitación de Fermat. El tema se llama Te mereces una corona de estrellas y está muy en la línea de las pegadizas últimas composiciones de los granadinos.

No creáis que en la película el tema aparece íntegro, pues suena durante unos breves instantes por los altavoces del coche del protagonista mientras conversa con otro actor, pero sea como sea, los que seguimos al grupo desde hace años enseguida detectamos el peculiar tono nasal de J aunque se escuche muy de fondo 😛

Bueno, sin más aquí os dejo el vídeo que no es tal pues son una serie de imágenes con la música de fondo. La disertación sobre la película la abordaré en otro momento, pero ya os adelanto que a mi novia y a mí nos gustó mucho.

¡Qué grandes son Los Planetas!

PD: os pongo a continuación la letra porque sé la dificultad de entender la voz del cantante 😉

“Te mereces una corona de estrellas”. Los Planetas. BSO de “La habitación de Fermat”

Desde antes que amaneciera
te estuve esperando en tu puerta
desde las seis de la mañana
esperando a que vinieras.

Y cuando por fin apareciste
tuve que darme la vuelta
y no pude decirte nada
después de horas de espera.

Tiene que haber alguna manera
tiene que haber alguna manera
de que yo hable contigo
quiera o no quiera.

Debajo de las estrellas
escondidos en la oscuridad
estuve a solas con ella
y no pude decirle la verdad.

Que desde que nos conocimos
no la he podido olvidar
que desde el momento en que la vi
no he pensado en nadie más.

Y miro a la luna
que se refleja
en sus ojos verdes
cuarto creciente.

Porque quiero quedarme contigo siempre
puedes pedirme lo que tú quieras
puedes pedirme lo que tú quieras
Tú te mereces una corona de estrellas
Tú te mereces una corona de estrellas

Blade Runner en pantalla grande: toda una experiencia

Ayer tuve la suerte de asistir a la proyección en pantalla grande del montaje definitivo de Blade Runner debido al 25 aniversario del estreno de la película. El acto fue en los cines Verdi de Madrid y mi sorpresa fue que la película se proyectaba en versión original subtitulada, cosa que me agradó enormemente debido a que aunque la película ya la he visto en mi casa un par de veces anteriormente, siempre ha sido en español, y ya tenía ganas de escuchar a los actores con su auténtica voz.

Me acompañó mi hermano, que nunca había visto la película y salió encantado de allí. Yo ya me imaginaba que la historia y el trasfondo narrativo de esta película de ciencia-ficción le iban a enganchar, pero cuando volvíamos a Alcalá y me iba contando por el camino detalles que le habían impactado me di cuenta de que le había gustado más de lo que me imaginaba.

En definitiva, si vivís en Madrid o Barcelona y queréis ver una película que es un icono de la ciencia-ficción en particular y del séptimo arte en general, pasaros por un cine en el que la pongan estos días (sé que está en Kinépolis y en los Cines Verdi) y sumergíos durante un par de horas en una historia que habla del miedo a la muerte y la lucha desesperada por la supervivencia.

PD: Más información sobre Blade Runner y todo el universo que rodea a la película en: http://www.lagrimasenlalluvia.com/ Una visita de lo más recomendable para todos aquellos que quieran saber qué significan palabras como Nexus 6, Tyrell o Yukon