Alcalá de Henares ayer y hoy (96)

La calle de San Bernardo siempre me ha llamado la atención por el arco que hay al final de la misma. Un arco en el que podemos ver dos detalles bastante interesantes: el escudo del Cardenal Sandoval (fue él quien mandó construir dicho arco) y la imagen de San Bernardo dentro de la hornacina que hay en su parte superior.

Más allá del arco se extiende el parque O’Donell, pulmón de la ciudad y lugar de encuentro de niños y grandes donde en el futuro también acudiremos, pues hay multitud de fotografías tomadas entre sus árboles y será interesante ver cómo ha cambiado ese pintoresco lugar con el paso de los años.

Calle de San Bernardo

"Calle de Sam Bernardo". Fotografía anterior a 1914 atribuida a la viuda de Bruyel. Extraída de una colección de postales sobre Alcalá de Henares.

Centrándonos en la vista actual de la calle San Bernardo, podemos apreciar que el arco está perfectamente conservado. Los ladrillos se han adecentado, pero la hornacina y el escudo que veíamos en la fotografía original siguen intactos. Lo que sí ha cambiado es la vivienda que se ve en la parte derecha de la imagen, pues nada tiene que ver la actual con la que se erigía allí hace XX años.

Calle de San Bernardo en la actualidad

Una gran puerta de garaje preside ahora la fachada, del mismo modo que los balcones se han convertido en ventanas y ha aparecido un farol en la unión entre la casa y el arco de San Bernardo, pero hay que reconocer que se mantiene el espíritu original de este rincón de Alcalá. De hecho, lo que más ha cambiado aquí en las últimas décadas es, una vez más, la gran cantidad de vehículos que hay allá donde dirijamos nuestra mirada.

Es una pena que esos coches ahí aparcados no nos permitan ver al completo la fachada de la casa, porque en su ausencia ambas fotografías se parecerían aún más de lo que se parecen ya de por si. De todos modos, siempre digo que la finalidad de estas entradas no es otra que comparar el pasado y el presente, y la aglomeración de vehículos en las calles no es otra cosa que una consecuencia del avance de la sociedad.

¡El Lunes que viene seguiremos descubriendo esa Alcalá antigua pero no por ello menos encantadora!