Nueve años de “No sé ni cómo te atreves”

Hoy hace exactamente nueve años que escribía las primeras líneas en este blog. Nueve años y todavía me acuerdo como si fuera ayer del día en el que decidí dar el salto desde aquel Microsoft Spaces a la plataforma de WordPress.com en busca de una mayor libertad creativa.

Texturas

Durante este tiempo he publicado 1748 entradas; y aunque es cierto que en los últimos tiempos he perdido mucho de la efervescencia creativa de los primeros años, también es verdad que esto ha ido en paralelo a mi disponibilidad de tiempo libre. De hecho a veces me da rabia comprobar como algunas ideas que vienen a mi mente en momentos concretos del día, acaban en el olvido sencillamente porque cuando tengo oportunidad de sentarme ante el teclado, estas ya se han deshilachado como los sueños en las primeras horas del día.

Sin embargo, le sigo teniendo mucho cariño a este pequeño rincón de internet. Cuando un artículo ha enseñado algo a alguien o simplemente le ha hecho pasar un rato entretenido leyendo, yo ya me doy por satisfecho. Profesionalmente me dedico a otros campos que nada tienen que ver con la fotografía, pero por suerte (o precisamente gracias a eso) todavía me quedan muchas ganas de agarrar la cámara y retratar los lugares por los que voy pasando.

Viento

Es por eso que ya no hablo tanto como antes de la fotografía a nivel técnico, pero sí que me gusta ir mostrándoos las cosas que me voy encontrando por la vida. Por eso, aunque haya épocas en las que no veáis movimiento por aquí, tened por seguro que antes o después me pondré a aporrear las teclas hasta que salga alguna cosa que sirva para ilustraros y/o para entreteneros.

¡Nos leemos!

Diez años de Wikipedia

El 15 de Enero de 2001 veía la luz el proyecto Wikipedia: una enciclopedia en internet cuyas entradas podían ser creadas y editadas por cualquier persona y que, pese a los recelos iniciales de muchos de nosotros, ha acabado convirtiéndose en una auténtica fuente de conocimiento cambiando para siempre la visión clásica de las enciclopedias tanto en papel como en formato electrónico (¿alguien recuerda la típica Espasa impresa en varios tomos o la Encarta en formato digital de Microsoft?).

Muy pocos creyeron inicialmente en la viabilidad de la Wikipedia ya que al poner al alcance de todo el mundo la posibilidad de añadir contenidos muchos pensamos que aquello sería un completo desmadre que nunca llegaría a nada. Sin embargo, un nutrido grupo de colaboradores encargados de velar por la veracidad y neutralidad de la información contenida en esta particular enciclopedia y, sobre todo, la avalancha de personas que cada vez en mayor número fue añadiendo sus conocimientos a los artículos existentes y creando aquellos que no existían lograron dar forma a un proyecto que para mí representa el espíritu más auténtico de la web.

Wikipedia está disponible en prácticamente todos los idiomas que se hablan en el mundo (existen versiones en aragonés o en esperanto, sin ir más lejos) y lo que más me gusta es la facilidad con la que vamos saltando de artículo en artículo a través de los enlaces. Muchas veces entras a Wikipedia buscando una información concreta y terminas descubriendo un montón de cosas que no sabías sobre temas que no tienen nada que ver con el original por la gran cantidad de enlaces internos que hay en cada artículo. No tenéis más que pensar en que la versión inglesa de Wikipedia cuenta con más de tres millones y medio de entradas sobre los más variados temas (¿Buscas información sobre las elecciones municipales de Thunder bay en 2006? Pues sí, en Wikipedia existe un artículo sobre el tema).

Dell Inspiron Mini 10

Si habéis leído algún artículo más o menos técnico de este blog ya os habréis dado cuenta de que suelo enlazar frecuentemente a Wikipedia (normalmente a su versión inglesa) porque lo considero un buen modo de ampliar conocimientos sobre un tema determinado. Sin ir más lejos, en Wikipedia hay un gran número de artículos explicativos sobre conceptos de fotografía, de modo que representan una buena base sobre la que apoyarse a la hora de redactar una entrada para este humilde blog.

Como os decía, en primera instancia no di demasiada credibilidad a Wikipedia; pero reconozco que mi punto de vista cambió radicalmente hace tres o cuatro años y desde entonces cuando necesito información concreta sobre algo suelo recurrir a ella porque sé que transcurridos unos minutos habré resuelto mi duda y además me habré enterado de un buen número de cosas más. Ese es el verdadero poder de Wikipedia; y lo mejor de todo es que es completamente gratuita y la hacemos entre todos.

¡Felicidades Wikipedia!  😉

Tres años de atrevimientos

El pasado Martes este blog cumplió tres años de edad; y aunque hasta hoy no he podido sentarme delante del ordenador para redactar estas líneas es un detalle que no quería dejar pasar por alto. Tres largos años que han pasado volando y que comenzaron con una entrada a mediados de Octubre de 2007 en la que os daba la bienvenida a todos los que quisierais acompañarme en este viaje y durante los cuales este rincón de internet ha sido visitado por mucha más gente de la que hubiera podido imaginar en aquellos momentos.

Miradas

No es ni mucho menos mi intención soltaros un rollazo tremendo sobre el pasado, el presente y el futuro porque no es el artículo ni el momento adecuados y porque para ese tipo de cosas están las entradas englobadas en la categoría filosofía barata. Sólo quería agradeceros en estas líneas el tiempo que invertís en pasar por aquí y aseguraros que, esté donde esté y haga lo que haga, no pienso cambiar las directrices de este blog. Del mismo modo, me gustaría sintetizar vuestro seguimiento en cinco datos muy concretos generados a lo largo y ancho de estos 1096 días juntos:

  • 831517 visitas
  • 8644 comentarios
  • 1565 entradas publicadas
  • 228 suscripciones por RSS
  • 49 suscripciones por email

A modo de curiosidad os puedo decir que tras todo este tiempo la portada del blog tiene un total de 247018 visitas; mientras que en lo que a entradas se refiere la más vista es la de la review del Asus EeePC 701 con 29722 visualizaciones seguida muy de cerca por el índice de fotografía con 27055 y en tercer lugar está aquella entrada que hablaba sobre los mitos y leyendas de las baterías de Li-ion con un total de 13632 visitas. En general, como es lógico, los artículos más vistos son aquellos de tipo práctico o bien que tratan de dar respuestas sencillas a problemas y dudas cotidianas, de modo que no descuidaré ese aspecto.

Lechuza (perfil)

Para finalizar, y volviendo a la intención inicial de esta entrada, quisiera daros las gracias a todos por vuestro tiempo tanto si sois seguidores habituales de este humilde rincón de Internet como si habéis llegado hasta aquí por los caprichos de Google. Al fin y al cabo soy yo el que escribe cada palabra que aparece por aquí, pero sois vosotros los que las leéis y las enriquecéis con vuestros comentarios de modo que, en realidad, esto lo construimos entre todos.

La Nikon D1 cumple hoy 10 años

El 15 de Junio de 1999 se presentaba la cámara que daría origen a la revolución de las réflex digitales y llevaría al ostracismo a los carretes: la Nikon D1.

Aunque hoy en día tecnológicamente se haya quedado obsoleta, en su momento fue una auténtica revolución que abrió las puertas de la fotografía digital a mucha gente, pues hasta entonces los únicos modelos adaptados que se podían adquirir eran cuerpos analógicos adaptados de una forma más o menos burda por Kodak empleando unos sensores digitales que daban una imagen francamente mala, costaban unos 25000 dólares y pesaban demasiado como para convertirse en una cámara para usar a diario.

Nikon D1

Sin embargo, a mediados de 1999, Nikon anunció que estaba desarrollando una cámara digital que iba a aumentar su resolución hasta los 2,7 Mpixels, tendría una velocidad máxima de 1/16000 (una barbaridad incluso en la actualidad), una pantalla de 2″ en la que revisar las fotografías realizadas, podría disparar a una cadencia de 4.5 FPS, y costaría del orden de 5000 dólares; una fracción del precio de los artefactos que os comentaba antes. De cualquier modo, la gran baza con la que contaba la D1 es que sería compatible con toda la gama de objetivos comercializados por Nikon desde varias décadas atrás, de tal modo que los usuarios de la marca no tendrían que renovar por completo su equipo si querían dar el salto a la tecnología digital, pues seguirían contando con su colección de ópticas acumuladas con el paso de los años.

La D1 apareció en el mercado en otoño de ese mismo año, fue la única réflex digital de la marca hasta el mes de Febrero de 2001 (momento en el que aparecieron los modelos D1X y D1H que aumentaban la resolución y la cadencia de disparo respectivamente) y se convirtió de inmediato en todo un éxito. Tal vez no fue la cámara más vendida para el usuario “de a pie” porque 5000 dolares seguían siendo una respetable cantidad de dinero, pero en las redacciones de los periódicos desplazó casi de inmediato a las cámaras de carrete.

Hoy en día no es una cámara demasiado recomendable más allá de temas de coleccionismo: A la escasa autonomía de su batería se une un sistema de menús realmente complejo y farragoso que la alejaban de los usuarios casuales.

nikon-D1-back2

Pero lo mejor de la D1 es que fue la cámara que dio paso a toda una revolución que poco a poco fue acercando cada vez más las réflex digitales a la gente de la calle. Tal vez si no hubiera sido capaz de desplazar al carrete de una forma tan rápida y radical el mercado de la fotografía sería muy diferente a lo que conocemos hoy, así que todos los usuarios de este tipo de cámaras tenemos que felicitar por su décimo aniversario a una de las más grandes creaciones de esta marca japonesa.

Enlaces de interés (en inglés)

Wikipedia

Características técnicas en la web de Nikon

Análisis en DPReview

Google celebra los 25 años del Tetris

Me encantan esos pequeños homenajes que Google hace en fechas señaladas. Si hace poco nos sorprendía con lo del segundo 1234567890, hoy me encuentro con que el logo del buscador hace referencia al vigesimoquinto aniversario del videojuego más universal: el Tetris.

googletetris

La verdad es que es un tema que me toca muy de lleno porque en su momento disfruté de su primera versión en mi humilde Spectrum y a día de hoy sigo echando una partida de vez en cuando a la que, para mí, es la mejor versión que existe: el Tetris DX para Gameboy / Gameboy color.

¡Larga vida al Tetris!  😉