Acrobacias aéreas en la plaza de Cervantes

Ni en el colegio ni en el instituto destaqué en la asignatura de educación física. Es cierto que me gustaba jugar al volley-ball y que solía quedar entre los primeros puestos de las carreras de resistencia; pero el día que tocaban saltos, volteretas, pinos-puentes y similares no era capaz de hacer nada medianamente decente.

Tal vez por eso cada vez que veo a gente haciendo parkour, skate o cualquier tipo de “acrobacia urbana” no puedo evitar detenerme unos instantes para disfrutar del espectáculo como, por ejemplo, durante el pasado fin de semana en la plaza de Cervantes:

Saltimbanquis

Saltimbanquis

Saltimbanquis

Saltimbanquis

Saltimbanquis

Saltimbanquis

Saltimbanquis