La música une al mundo

Supongo que ya conoceréis el vídeo que os voy a poner hoy porque de un tiempo a esta parte se está difundiendo muchísimo por internet e incluso en televisión. De hecho yo lo conocí porque nos lo enseñó un compañero de trabajo en la oficina (corrillo alrededor de su ordenador cuando se puso a verlo con el volumen al máximo  :mrgreen: ).

Se trata de uno de esos experimentos maravillosos que se le ocurren de vez en cuando a alguien y que en esta ocasión trata de que músicos callejeros de todo el mundo interpreten la conocida canción “Stand by me” cada uno con su estilo particular y montar luego el audio y el vídeo de tal modo que parezca que todos tocaban al unísono. Un extractoto de un documental titulado “Playing for change” que se llevó unos cuantos premios recientemente y que el mes de Abril se lanzará en formato DVD.

Me ha parecido una auténtica joya audiovisual que no quería dejar de compartir con todos vosotros. ¡Feliz Domingo!  😉

Historias de Mabase

Es superior a mí: hay canciones que entrecortan mi respiración y consiguen emocionarme hasta el punto de hacer aflorar alguna lagrimilla a mis dormidos ojos de medianoche .

Fue increíble descubrir ayer, metido ya en la cama, a un grupo llamado Mañana que, con su canción “Historias de Mabase” perteneciente al EP “Algunas causas perdidas”, me hicieron recordar un millón de cosas y hacerme sentir por un rato en las nubes. Puede que muchos la escuchéis y no os diga nada; pero si habéis visto la serie de anime Furi Kuri y la recordáis con una sonrisa, estad atentos a la letra porque entonces podréis entender lo que sentí ayer de madrugada. Para que os sea más sencillo conocer la canción os pongo el video de una actuación en directo.

“Ya no sé ni siquiera dónde te voy a buscar, si fumabas cigarrillos de verdad o si sólo me querías impresionar. Bajo el puente de Mabase ya no estás, donde siempre te quedabas a esperar mientras yo quemaba toda la ciudad, jugando con ese gato de metal y empapando tus zapatos en el río”.

Mucha gente me ha preguntado que por qué me gustan tanto estos grupos que no conoce casi nadie; y mi respuesta es siempre la misma: porque me hacen sentir cosas que no encuentro de ningún otro modo.

NOTA: podéis descargar el EP en el que se incuye la canción de la que os hablo además de otras cuatro igualmente recomendables en la siguiente dirección: http://www.megaupload.com/es/?d=TAFMKZIE (NOTA: descarga ofrecida por el propio grupo).

– ¿Por qué siempre llevas un bate?

– ¿Por qué siempre vienes aquí?

Cuando Los Planetas molaban de verdad

El mítico concierto de Los Planetas en Radio 3 gracias al cual los descubrí en una noche de insomnio de 1998. Ahora son un gran grupo, pero por aquella época eran de lo mejor que uno se podía encontrar por estas tierras.

Playlist:

1. De viaje

2. Segundo premio

3. Desaparecer

4. Cumpleaños total

5. La playa

6. Parte de lo que me debes

7. La caja del diablo

Uno de los mejores videoclips que se han rodado nunca

Componer una gran canción ya es, de por si, algo realmente increíble; pero si a eso le sumamos un videoclip original, delicado e innovador como el que protagonizó el cantante de Coldplay hace unos años para poner imágenes a “The Scientist” estaremos, sin duda, ante un hecho extraordinario (y una buena ocasión de terminar la semana con un gesto de sorpresa en la cara  😉 ).

Klaus & Kinski: “Tu hoguera está ardiendo”

Gracias al blog del señor pollo he descubierto el disco de debut de un grupo que puede dar mucho que hablar en el futuro si perseveran con su fórmula musical. Se trata de Klaus & Kinski; un dúo originario de Murcia y con una tarjeta  de presentación consistente en haber ganado el concurso de maquetas del festival Lemon Pop.

Tu hoguera está ardiendo es una colección de 14 canciones de las que apenas dos o tres bajan del notable alto. A nivel global estamos ante un disco lleno de grandes melodías, letras pegadizas y un aspecto de grupo grande con muchos años a la espalda del que si he de elegir exclusivamente una composición sería “La mano de Santa Teresa de Jesus”; aunque en dura pugna con la pegadiza “Teléfono de la esperanza”. He de reconocer que en estos últimos días estoy escuchando el disco bastante a menudo y que me he vuelto a reencontrar con esas sensaciones que tanto me gustan y que afloran a la superficie cuando descubro a algún grupo musical que cuadra casi a la perfección con mi particular gusto.

tu-hoguera-esta-ardiendo

Klaus & Kinski han dado un primer golpe de efecto contundente con este álbum, pero dentro de un tiempo se enfrentarán al verdadero reto de un grupo: el segundo LP. Todos los grandes siempre han debutado con un disco memorable (Los Planetas, Lori Meyers, Niños Mutantes, Nacho Vegas…) pero eso no quiere decir que todo debut exitoso lleve al estrellato musical, pues la presión es grande y puede llevar al traste con una trayectoria prometedora.

No obstante, no quisiera adelantar acontecimientos y por el momento lo único que puedo hacer es recomendaros un disco que representa un soplo de aire fresco en el panorama del pop en nuestro país; algo muy de agradecer.

Nacho Vegas: “En la sed mortal”

nacho2Si en su día os hablé de la canción “El hombre que casi conoció a Michi Panero” del excelentísimo Nacho Vegas y os dije que me parecía una auténtica obra maestra, desde hace un par de meses hay otra composición de este hombre que ocupa el primer peldaño de mi podium musical personal: En la sed mortal.

La historia de cómo descubrí esta canción es una de tantas otras; pero tuvo la particularidad de que fue en un inmenso atasco una mañana de camino al trabajo: tenía conectado el iPod a la radio y viendo que la cosa iba para largo empecé a canturrear la canción fijándome en sus letras y sus detalles. Para cuando llegué a la oficina ya no me la pude sacar de la cabeza en toda la mañana… aunque la verdad es que todavía no lo he conseguido.

Puesto que no hay videoclip oficial de esta canción, os ofrezco un vídeo que alguien grabó en un concierto que dio el señor Vegas en Guadalajara. En él se escucha bastante bien la canción, pero hay que reconocer que esa gente que va a los conciertos pequeños a ponerse de charla debería cerrar la boca un rato para no fastidiar a los que van a disfrutar de la música.

En fin, sin más que decir os dejo con el vídeo que os decía. Si tenéis tiempo y ganas de descubrir buena música fijaos bien en todo lo que dice la letra de esta pequeña maravilla que mucha gente (entre los que me incluyo) considera una de las más grandes canciones compuestas en nuestro idioma. A ver si hay suerte y en Enero me puedo acercar a Madrid a ver a Nacho en concierto. Ya os contaré  😉

Diseccionando “El manifiesto desastre” de Nacho Vegas

Tras casi una semana escuchando con intensidad el último disco de Nacho Vegas titulado El manifiesto desastre creo que ya estoy en disposición de hacer públicas mis primeras impresiones del álbum. Eso sí, que nadie espere encontrar aquí un sesudo estudio sobre el significado de cada canción como hice en su día con Una semana en el motor de un autobús de Los Planetas porque mi propósito aquí ha sido simplemente comentar qué me ha parecido cada una de las composiciones que lo conforman y a qué nivel están dentro del conjunto del álbum y del propio Nacho Vegas.

Vamos pues a desgranar esta colección de once canciones una por una para abarcar al final un punto de vista algo más amplio y dar una opinión sobre el conjunto en general:

nachovegas

1. Dry Martini S.A.: Aunque sus primeros compases pueden llevarnos a pensar que la canción es buena en realidad la letra está muy vacía y el estribillo no es nada del otro mundo. En las primeras escuchas puede enganchar algo por la musicalidad de algunas partes, pero comienza a cansar poco después.

2. Detener el tiempo: De lo mejor del álbum tanto a nivel musical como de letras, pues narra las razones que hace ya muchos años llevaron a Nacho a escribir sus propias canciones. Uno de los momentos cumbres del disco se da a partir del minuto 2:30 de esta composición.

3. Junior suite: Sorprendentemente es una especie de villancico (especialmente en el estribillo) pero con una de esas típicas letras de Nacho que narran la historia de un perdedor. Hay que reconocer que es bastante buena y original.

4. Lole y Bolan (un amor teórico): Lo siento mucho, pero no la trago. Tiene un estilo de cabaret que parece una imitación barata de algunas canciones de Bunbury, quien domina mucho mejor esos terrenos. Tampoco la breve aparición de Christina Rosenvinge hace ganar puntos a esta pista del disco. Ni por letra ni por música merece mucha atención y la mayoría de las veces paso a la siguiente pista antes de diez segundos.

5. El tercer día: Otra de esas canciones de Nacho en las que cuenta la historia de alguien que pasaría completamente desapercibido para cualquiera demostrando que cada persona tiene una historia detrás que merece la pena ser contada. La canción posee un impresionante final vocal poco habitual en las tranquilas canciones de Nacho Vegas.

6. Nuevas mañanas: Tal vez demasiado lenta, sobre todo viniendo del final de la canción anterior. No es mala, pero peca de ser un poco repetitiva y tener un ritmo algo cansino. La suelo escuchar hasta el final la mayoría de las veces, pero es una de esas canciones que cuando te pones a repasar mentalmente un disco sueles olvidar porque pasa muy desapercibida.

7. Crujidos: La mejor del disco junto con Detener el tiempo. Se trata de una composición que narra la desidia de un adicto que trata infructuosamente salir de la espiral en la que se encuentra sin conseguirlo para al final tratar de demostrar que lo suyo no es para tanto. Me fascina cómo se materializa musicalmente ese cambio de punto de vista a partir del minuto 3:25 demostrando que la musicalidad de Nacho proviene de una sensibilidad extraordinaria.

8. Mondúber: Una sorpresa que me pasó casi desapercibida en las primeras escuchas del álbum (tal vez el nivel de la anterior no me dejó apreciar lo que venía después) pero que es toda una obra de arte tanto por la letra como por la música. Me parece especialmente conseguida esa parte en la que una voz femenina dice “Me sabe mal que te desangres, pero límpialo todo antes de salir. Nadie tiene por qué ensuciarse, tu basura te pertenece sólo a ti”.

9. Un desastre manifiesto: Oscura y tenebrosa, pero algo cansina por la repetitividad de sus letras. Es una canción que según el estado de ánimo del oyente y las circunstancias puede parecer realmente buena o un aburrimiento. No es mala, pero las dos anteriores han dejado el nivel muy alto.

10. En lugar del amor: Es una especie de ranchera cuya letra no me acaba de convencer. Es cierto que hay un trozo que comienza a partir del minuto 2:40 que está bastante logrado, pero en general es una de esas canciones que sueles saltar si no estás de humor para experimentos musicales.

11. Morir o matar: Una composición que marca un épico cierre para el álbum y que consta de dos partes completamente diferentes. Una primera puramente narrativa sobre los problemas de una pareja y una segunda bastante más destructiva y llena de fuerza. Precisamente ese cambio (tanto musical como a nivel de letra) se da en el minuto 3:07 y ya el tono se mantiene hasta el final de la canción y, por lo tanto, del disco.

nacho_vegas

Si miramos el álbum en conjunto el resultado general es bastante bueno: el disco tiene dos o tres canciones memorables (“Crujidos”, “Morir o Matar” y “Detener el Tiempo”) dos muy por debajo del nivel al que Nacho nos tiene acostumbrados (“Lole y Bolan” y “En Lugar del Amor”) y el resto de composiciones brillando a un nivel bastante alto. Desde luego, tras muchas escuchas creo firmemente que El Manifiesto Desastre no es el mejor disco de Nacho Vegas, pero al menos no es un álbum “de relleno” de esos que pueblan discografías de muchos artistas de más fama y renombre.

Aunque mucha gente conocerá a Nacho por este disco (estos días se le está dando bastante bombo en los medios) si queréis iniciaros en la música del señor Vegas yo os recomiendo el impresionante recopilatorio titulado Canciones Inexplicables para luego ir, poco a poco, explorando su discografía. Así es como lo hice hace unos meses y en Nacho Vegas he descubierto a un artista capaz de expresar sentimientos de una manera absolutamente magistral.

¡Ya tengo el último disco de Nacho Vegas!

Ya tengo El manifiesto desastre; último trabajo de ese genio llamado Nacho Vegas. Aunque el disco no sale hasta el Lunes y ese mismo día me acercaré a El Corte Inglés para tenerlo físicamente en casa, gracias al blog del Señor Pollo (NOTA: han retirado el enlace al álbum por petición de la discográfica) lo acabo de descargar y ya lo tengo listo para escuchar durante el fin de semana.

el-manifiesto-desastre

Según publique esta entrada me voy a ir al salón, me voy a poner los auriculares y no voy a despegarme del sofá hasta que haya sonado la última nota de la última canción. Seguro que en los próximos días aparecerá por aquí alguna entrada al respecto… 😉

Mis canciones favoritas a día de hoy

Allá por el mes de Agosto hice una breve referencia en este blog a las listas inteligentes de iTunes, pues desde que las descubrí las considero un modo bastante interesante de clasificar la música en función de los gustos de cada uno y de seleccionar lo más destacado de entre un montón de canciones de diversos artistas y géneros.

En mi caso tengo hechas una serie de listas que podéis ver en la parte izquierda de las siguientes dos imágenes (pulsando sobre ellas las veréis a su tamaño real) pero me voy a centrar en la lista que he llamado “Super selección” porque es la más representativa de la capacidad de adaptación y personalización de iTunes al usuario.

iPod earbuds

Esta lista que os digo no es más que una selección actualizable en tiempo real que contiene las 50 canciones puntuadas con cinco estrellas que más escucho. Todo el “misterio” reside en crear una lista, definirla mediante las condiciones “puntuación es *****” y “limitar a 50 elementos ordenados por número de escuchas” y marcar la casilla de “actualización en tiempo real”.

En el momento que una canción pierde una estrella ya no entra en la selección, por lo que transcurridas muchas escuchas aleatorias de la librería de canciones y habiendo puntuado las canciones de una manera acorde al gusto particular del usuario, vamos a obtener una lista que será nuestro propio “greatests hits”.

Actualmente esta es mi lista de éxitos particular; encabezada con mucha ventaja por Nacho Vegas y su composición “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, pues durante el verano no paré de escucharla.

Selección por número de escuchas

Selección por número de escuchas (haced click para mayor resolución)

Y si la ordenamos por el artista, vemos que Nacho Vegas gana por goleada (ya sabéis que estoy enganchadísimo a su música 😉 ).

Selección ordenada por artista

Selección ordenada por artista (haced click para mayor resolución)

Como os decía, lo más práctico de este sistema es que cada uno puede crear su propia lista de éxitos y que ésta se adaptará a los gustos musicales del oyente. Eso sí, al igual que rezaba hace años la publicidad de los Levi’s 501: “cuanto más lo usas mejor te sienta”; y es que cuanto más tiempo llevemos usando iTunes más se aproximarán sus listas a nuestros gustos particulares.

“Ocho y medio” (sentimientos licuados en una canción)

Imagino que algunos estaréis ya un poco cansados de que últimamente en las entradas sobre música de este blog no haga otra cosa más que hablaros de Nacho Vegas, pero es que cada día descubro alguna canción suya que me llega al alma y me veo en la necesidad de compartirla con vosotros.

De cualquier modo, pese a que me encanta la música de Nacho, ya os advierto que si no os va el estilo cantautor y los acordes lentos de guitarra los siguientes seis minutos de vídeo no os van a emocionar lo más mínimo; pero desde mi punto de vista Ocho y medio es una de las mejores cosas que he escuchado en mi vida (y os aseguro que he escuchado mucha música y muy variada 😉 ).

Especialmente emotivos me parecen los versos hacia el minuto 4:20 en los que dice: “Y trato de encontrar una salida, pero no recuerdo ni por dónde hemos entrado aquí”. ¡Sencillamente genial!

Puede parecer que tengo cierta idolatría hacia este hombre, pero es que me parece fascinante que con poco más de treinta años sea capaz de crear composiciones tan maduras y tan profundas. Pese a que me siento muy identificado con grupos y cantantes de muy diversa índole, he de reconocer que si he de elegir un artista que represente lo que soy y mi forma de ver el mundo en este momento apuntaré, sin duda, al gran Nacho Vegas: un Leonard Cohen asturiano, una persona que muestra su alma en cada composición y cuyas letras son el más puro ejemplo de poesía urbana.

De todos modos, me guardo otra canción en la manga para mostrárosla dentro de unos días, pues es capaz de emocionarme tanto o más como la que os he presentado hoy.

Seronda

Hoy (por una vez :mrgreen: ) voy a ser breve y voy a recurrir de nuevo al gran Nacho Vegas para ofreceros el videoclip de una canción que me tiene fascinado desde hace tiempo. Se trata de “Seronda” y está incluida en el disco Actos Inexplicables del año 2001.

Cierto es que el vídeo no es muy dinámico, pero la canción es pura poesía, que al fin y al cabo es lo que cuenta. ¡Grande, Nacho!

Está claro: a Bunbury le mola la polémica de los plagios

Musicalmente admiro a Enrique Bunbury desde hace años. Ya sea en solitario o haciendo colaboraciones con otros músicos siempre he pensado que consigue grandes composiciones y un toque personal que es absolutamente reconocible. No negaré que artísticamente es un tipo muy culto y con una calidad más que contrastada.

Sin embargo, a raíz de las diversas acusaciones de plagio que diversos medios de comunicación vertieron sobre su último disco, he empezado a notar que Bunbury está perdiendo un poco el norte: primero fue el comunicado de prensa que emitió sobre el tema a través de su web y luego la tensa entrevista de El País en la que, si bien el periodista se dedicó a tocar un poco las narices al cantante, éste tampoco tendría que haber reaccionado de una manera tan altiva.

Lo que me ha llamado hoy la atención es que para la canción “Hay muy poca gente” Bunbury ha decidido grabar un videoclip que contiene un montón de planos calcados de diversos vídeos de cámara lenta que hay por internet. Puede parecer una gracieta del cada vez más excéntrico cantante, pero lo que está claro es que si de verdad tantas ganas tiene de que la gente se olvide del tema sus supuestos plagios, esta no parece la mejor manera de lograrlo.

Para que veáis el tema con vuestros propios ojos os coloco a continuación tanto el mencionado videoclip como uno de los más famosos vídeos “slow motion” que existen desde hace tiempo por la red:

“Hay muy poca gente” (Enrique Bunbury)

“Action Figure Slow Motion Punch” (kaethor)

Escalofríos musicales: “Añada de Ana la Friolera” (Nacho Vegas)

Hacía mucho tiempo que no descubría una canción que me emocionara hasta el punto que lo consigue Añada de Ana la Friolera de mi reverenciado Nacho Vegas. La historia de cómo la descubrí es curiosa, pues una noche reciente me acosté con la música puesta y de madrugada me despertó un mensaje del móvil. Cuando me situé y pude abrir los ojos me di cuenta de que en los auriculares sonaba una de las últimas canciones del disco Canciones Inexplicables y la verdad es que tenía una pinta estupenda. Segundos después me percaté de que quien remitía el mensaje y la protagonista de la canción eran casi la misma persona, por lo que al día siguiente escuché con atención la composición y me di cuenta de la auténtica maravilla sonora que es en realidad.

Si la queréis escuchar (cosa que os recomiendo) podéis hacerlo en el siguiente enlace a Goear:

http://www.goear.com/listen.php?v=5ea2700

Motion Picture Soundtrack

Hacía tiempo que no hablaba de Radiohead, y de hecho voy a seguir sin hacerlo, pues lo que quiero hoy simplemente es que os deleitéis con el videoclip de “Motion Picture Soundtrack”. Una canción triste y melancólica ideal para escuchar en soledad a altas horas de la madrugada. Reconozco que es un tema que al principio no miraba con buenos ojos, pero tras unas cuantas escuchas le cogí el punto y acabó por ser uno de mis favoritos.

Fotos del concierto de “La Calle de Atrás” en la playa de La Concha

Aunque durante los últimos días estaba un poco triste porque este año me pierdo el Oropesa Beach Festival (donde el año pasado descubrí a Kubichek! y al que a esta edición acuden Gallon Drunk y Triángulo de Amor Bizarro entre otros grupos) hoy me he llevado la sorpresa de que a las once de la noche había un concierto en la playa de la Concha de un grupo local llamado La calle de atrás que tocaban un rock guitarrero bastante chulo.

Si bien algunas versiones han estado mejor que otras (la de “Stand by” de Extremoduro me ha molado mil) en general destacan más por las canciones propias que tienen, pues poseen algunos cambios de ritmo bastante chulos y unas letras curradas. Técnicamente, eso sí, el concierto ha sido un poco chapucero; con un sonido muy mezclado y una iluminación… esto… anecdótica, pero eso no fue culpa del grupo sino de los encargados de montar el escenario, que dejaron muchas cosas en el aire.

Una vez más aproveché para llevarme la cámara y hacer alguna fotografía tanto de los miembros del grupo (excepto del batería, al que no se le veía apenas desde donde estaba) como de alguna cosa que me llamó la atención en el escenario además de disfrutar de la música, pues los conciertos siempre se disfrutan un montón sea el grupo que sea y más cuando son en plan “familiar” en medio de la playa.

Ah, por si alguien tiene ganas de ver de nuevo en directo a este grupo, os comento que el Jueves a las doce de la noche tocan en el pub Roxanne dentro de la presentación del Oropesa Beach Festival de este año. Pasaos por allí y disfrutaréis de un rato de música en directo, que es algo de lo más recomendable.

¡Os dejo con las fotos del concierto, que todavía están calentitas! 😛

080816 016

080816 039

080816 014

080816 015

080816 036

080816 021

080816 030

080816 029