Macro económico: tubos de extensión y anillos inversores

Las cámaras réflex, con los objetivos que suelen traer “de serie”, no están muy capacitadas para realizar fotografías macro. En el caso de Nikon, el 18-55 que suele venir con los modelos más básicos es capaz de acercarse a los objetos a fotografiar hasta una relación máxima de 1:3,2 de tal modo que podremos obtener primeros planos más o menos decentes, pero a la hora de fotografiar algo de tamaño reducido (como la moneda de dos euros que vamos a emplear a modo de ejemplo durante todo este artículo y cuyas imágenes no han sufrido ningún tipo de recorte) enseguida nos toparemos con sus limitaciones.

Nikon 18-55mm@55mm

Nikon 18-55mm@55mm. Relación aprox 1:3,2

Para este tipo de fotografía se emplean los objetivos macro, que son casi instrumentos de laboratorio: tienen una nitidez brutal, no viñetean, enfocan a escasos centímetros del objeto a retratar dando una relación de ampliación de al menos 1:1… pero tienen un problema: son bastante caros.

Por cierto, ya que estamos, os comento que la relación de ampliación 1:1 se refiere a que el objetivo es capaz de ampliar las cosas hasta proyectarlas sobre el sensor a su tamaño real. Esto implica que si fotografiamos un objeto que tuviera las mismas dimensiones que el sensor, éste ocuparía todo el encuadre (lo que ofrece un nivel de detalle impresionante gracias a la gran resolución de las cámaras actuales).

La notación del grado de ampliación se puede entender como un cociente cuyo resultado es el factor de ampliación obtenido sobre el sensor con respecto al tamaño real del objeto. Un objetivo que tuviera un factor 5:1 indica que sobre el sensor de la cámara se van a proyectar los objetos a un tamaño cinco veces mayor que en la realidad; o dicho de otro modo, que un objeto que mida tan sólo 5 x 3 mm llenaría completamente el encuadre si empleamos una cámara con sensor APS-C. Del mismo modo, un objetivo con una relación de ampliación de 1:2 indica que sobre el sensor se va a proyectar la imagen a un tamaño que será exactamente la mitad de lo que mide realmente.

Estigma

Hablando de objetivos específicos para macro, el modelo más barato que se puede encontrar actualmente en el mercado es el Tamron 90mm f/2.8 que sale por unos 300 euros comprado en China a través de eBay estando disponible para diversas monturas; y aunque no es un precio excesivo si lo comparamos con otras ópticas similares de Nikon o Canon, no dejan de ser trescientos eurazos (cuatrocientos y pico en tienda física española) que para los tiempos que corren pueden suponer un desembolso económico importante.

Puesto que en este blog siempre intento dar soluciones más o menos económicas para resolver este tipo de situaciones, lo que hoy vamos a ver son dos modos de conseguir hacer fotografías macro con nuestra cámara réflex sin dejarnos apenas dinero en ello, ya que ambos se basan en elementos bastante simples que se colocarán entre la bayoneta de la cámara y el objetivo logrando que la relación de ampliación del mismo sea superior a la que obtenemos cuando montamos la óptica sin más.

Anillo inversor

Un anillo inversor no es otra cosa que un anillo metálico que posee por un lado la la montura de un objetivo para ser encajado en la bayoneta de la cámara y por el otro la misma rosca que tendría un filtro normal y corriente (por lo tanto, existirán anillos inversores de diferentes medidas y para las diferentes marcas de cámaras).

Anillo inversor

Al ser un elemento tan simple no debería costaros más de diez o quince euros en una tienda física y no mucho más de cinco si lo compráis en eBay o similar (ejemplo). En cualquier caso, aseguraos de que éste sea metálico, no se vaya a partir algo mientras lo usamos y se nos vaya el objetivo al suelo.

Bueno, pues el asunto consiste en que vamos a montar el anillo en la bayoneta de la cámara como si fuera un objetivo cualquiera y a continuación roscaremos el objetivo en él por su parte frontal. Puesto que no sé si la explicación ha quedado muy clara os pongo un par de imágenes a continuación que os ayudarán a haceros una idea de cómo funciona el invento:

Anillo inversor montado

Anillo inversor + 50mm

Para estas cosas es más recomendable emplear objetivos fijos que aquellos de focal variable. Entre otras cosas, los primeros son más luminosos y la calidad de imagen es mayor; pero hay otra cosa a tener en cuenta: los objetivos angulares son capaces de ampliar más la imagen que un 50mm cuando se montan invertidos, de tal modo que si tenéis un antiguo 35mm o un 28mm por casa sería ideal.

Eso sí, no hace falta que os diga que usando un anillo inversor vamos a perder todos los automatismos de la cámara sí o sí, ya que no hay posibilidad alguna de mantener los contactos electrónicos entre cuerpo y objetivo (más que nada porque estamos montando el objetivo por el filtro). Obviamente los objetivos a emplear tendrán que tener anillo de diafragmas para controlar la apertura, puesto que no va a ser posible controlar este parámetro desde la propia cámara.

Para disparar habrá que hacerlo en modo completamente manual y encima sin fotómetro, por lo que la estrategia se basa en el método ensayo-error hasta lograr el resultado deseado, mirando la pantalla de la cámara entre toma y toma.

Como podéis ver a continuación, el grado de ampliación obtenido empleando el anillo inversor y un objetivo de 50mm es bastante mayor que si usamos el 18-55 a su máxima longitud focal y enfocando lo más cerca posible.

Anillo inversor + 50mm

Anillo inversor + Nikon AF 50mm f/1.8 D. Relación aprox 1:1,5

Tubos de extensión

Los tubos de extensión son un modo de aumentar la distancia entre el objetivo y el sensor de la cámara, haciendo por tanto que la imagen se proyecte de una manera más ampliada sobre éste. Lo habitual es que los tubos de extensión sean modulares, viniendo en varios “tramos” que podemos interconectar a voluntad. De hecho, creo que quedará más claro viendo la siguiente imagen:

Tubos de extensión

Si queremos un grado de ampliación máximo debemos montar los tres tubos tal y como están en la fotografía. Sin embargo, en fotografía nadie da duros a cuatro pesetas, y cuanta más distancia metamos entre objetivo y sensor más se van a notar las aberraciones cromáticas (los objetivos se diseñan suponiendo una distancia X entre sensor y lente trasera, no comportándose igual de bien si la modificamos) y más se va a notar la consecuente pérdida de nitidez.

Como veis, hay tres tramos numerados de diferente longitud, y mediante la combinación de los mismos (van roscados) vamos a poder graduar con cierta precisión el grado máximo de ampliación. Por cierto, el emplear tubos de extensión perderemos la posibilidad de enfocar al infinito, de modo que obtendremos una óptica “miope”.

A la hora de comprar unos tubos de extensión nos los vamos a encontrar de dos tipos: los que mantienen los contactos electrónicos y los que no. Los que os muestro no los mantienen, siendo un simple tubo hueco que no hace otra cosa más que prolongar la montura de la cámara para encajar el objetivo en su extremo anterior. Gracias a su simpleza estos tubos no van a costar más de quince o veinte euros, y menos todavía si los compramos a través de eBay o similares (ejemplo).

El problema principal de estos tubos es que vamos a perder todos los automatismos de la cámara como el autofocus, la medición de luz o el VR. Con ellos sólo podremos emplear objetivos que posean un anillo de diafragmas para poder controlar la apertura, ya que en caso contrario el objetivo quedaría fijo en su apertura más pequeña.

El otro tipo es bastante más caro, pues se van ya por encima de los cien euros, y los más habituales son los comercializados por la marca Kenko (sí, los mismos de los filtros que empleo habitualmente). En este caso poseen una serie de contactos electrónicos entre los tramos de los tubos haciendo que la electrónica de la cámara sea capaz de comunicarse con el objetivo montado, permitiendo controlar la apertura desde los diales del cuerpo y pudiendo emplear, por tanto, objetivos sin anillo de diafragmas.

En ambos casos (y al igual que con los anillos de extensión) no se recomiendan objetivos zoom para ser empleados con tubos de extensión, siendo más apropiado un simple 50mm manual que podemos encontrar en eBay por muy poco dinero si es que no tenemos ninguno a mano (en mi caso suelo emplear mi querido Nikon AF 50mm f/1.8 D ). A continuación tenéis el aspecto que tendría la cámara con el tubo de extensión montado con la máxima ampliación posible y el mencionado 50mm.

Tubos de extensión + 50mm

Por último, os dejo una fotografía obtenida con la máxima ampliación que se puede conseguir con el conjunto de tubos + 50mm montado en mi Nikon D40 que, como podéis observar, es superior al obtenido con el anillo inversor empleando este objetivo en concreto:

Tubos de extensión + 50mm

Tubos de extensión + Nikon AF 50mm f/1.8 D. Relación aprox 1,33:1

Os comento también que cuando aumentamos mucho el grado de ampliación la profundidad de campo se reduce hasta la mínima expresión (puede llegar a ser de menos de un milímetro) y cualquier leve temblor dará al traste con nuestra fotografía. Para estos casos se hace imprescindible una iluminación potente (en los ejemplos la moneda está colocada a pleno sol) o bien colocar la cámara en un trípode para asegurarnos de que no se moverá absolutamente nada.

Combinación de ambos elementos

Como ya habréis imaginado, nada nos impide combinar ambos elementos de tal modo que en la cámara irán los tubos de extensión y en el extremo de estos el anillo inversor para montar a continuación el 50mm al revés tal y como muestra la siguiente imagen:

Tubos de extensión + anillo inversor + 50mm

En este caso el grado de ampliación es todavía mayor que en los dos “experimentos” anteriores, aunque hay que tener en cuenta que también la pérdida de calidad será más notable (recordad que podéis hacer click sobre cualquiera de las fotografías del artículo para acceder a versiones de mayor tamaño).

Tubos de extensión + anillo inversor + 50mm

Tubos de extensión + anillo inversor + Nikon AF 50mm f/1.8 D. Relación aprox 2:1

Bien, pues de momento esto es todo sobre la forma de hacer fotografías macro sin dejarnos medio sueldo en el intento. Obviamente los resultados siempre van a ser mejores con un auténtico objetivo macro, pero si no vamos a hacer fotografías de este tipo a menudo y sólo queremos una solución rápida y fácil para salir del paso, unos tubos de extensión sencillos y/o un anillo inversor pueden darnos un resultado bastante satisfactorio tal y como podéis ver en las imágenes que ilustran esta entrada. Además, en caso de que ya poseamos un objetivo macro, combinándolo con unos tubos de extensión podéis llegar a niveles de ampliación realmente sorprendentes.

* Todos los artículos de este tipo en https://luipermom.wordpress.com/fotografia

40 pensamientos en “Macro económico: tubos de extensión y anillos inversores

    • Tienes razón, Bline; pero como los links a eBay “caducan” he colocado un par de enlaces a Dealextreme, donde también hay algunos productos de este tipo a buen precio.

      ¡Un saludo y gracias por el apunte!

  1. Hola Luis.

    Hay una tercera opción, justamente para mí la mejor de todas, que son las lentes que se pueden acoplar al objetivo.

    Normalmente te las venden en un kit que consta de un gran angular y un macro como este ejemplo:
    http://www.ebayanuncios.es/lente-gran-angular-wide-angle-lens-0-45x-de-58mm-con-macro/932513

    Tengo uno de estos kits que compré en eBay. Sinceramente, el gran angular no lo encuentro usable. La distorsión y el viñeteo son para mí, simplemente, intolerables.
    Ahora bien, el macro es espectacular. Lástima no tener un ejemplo a mano, pero puedo acercar el objetivo hasta ‘casi’ tocar el sujeto a fotografiar, y la nitidez es ni más ni menos que perfecta.

    De verdad que uno de los accesorios con mejor relación calidad-precio que he tenido, espero poder encontar uno ahora que he cambiado de marca de cámara y la rosca es de distinta medida.

    Ventajas: mantienes todos los automatismos, no tienes que montar una ‘arquitectura de objetivos’ a base de anillos y extensiones, y encima el precio tampoco es ningún inconveniente. Sobre todo comparado con lo que vale un objetivo macro.

    Saludos.

    • Nunca he sido muy fan de colocar más cristales delante del objetivo, y por eso no he contemplado la opción de las lentes macro. De hecho, siempre se ha dicho que el problema de ese tipo de soluciones es que aunque el centro de la imagen pueda quedar más o menos nítido, los bordes siempre pierden mucha claridad.

      Tal vez algún día me anime a probar unas y hable sobre el tema (nunca hablo de aquello que no conozco por mí mismo); pero de momento me quedo con los tubos y el anillo inversor para las pocas tomas en macro que me puedan surgir.

      ¡Un saludo!

  2. Hola Luis,
    te hablare del anillo inversor, que es lo que tengo yo y he podido probar…
    Te dire, que al menos en Canon, (estoy casi seguro que en nikon tambien), antes de montar el objetivo al reves, pones el nºF (apertura) que quieras, y entonces le das al boton de previsualizacion de profunfidad de campo,esto cerrara el diafragma a la apertura que tu hayas seleccionado, sin soltarlo, pulsas el boton de soltar la bayoneta y tendras el objetivo fuera con la apertura que tu quieres…
    Asi lo hago yo…y normalmente aperturas de f11-f14 con mi 18-55.

    Tambien comentas que mejor un fijo por la luminosidad…bueno aqui discrepo un poco…digamos que si puede ser mejor un fijo por que sabemos que un fijo da mas calidad que un zoom, por el hecho de llevar menos lentes de por medio por ejemplo…pero no por la luminosidad, y esto es porque…como tu bien sabes la PDC tambien depende de la distancia a la que estamos enfocando, y precisamente en macro, lo que se busca es reducir esa distancia al minimo, por lo que se trabaja con profundidades de campo muy pequeñas, de manera que como no pilles al bicho totalmente paralelo al sensor, quizas solo saques enfocado media cabeza,o medio cuerpo…para ello, la apaertura no suele ser muy grande…normalmente cualquier objetivo dispone de un f8 por ejemplo o mas…ademas a esas distancia se requiere una velocidad (al menos con anillo inversor) de entre 1/125 y 1/250 mas o menos..o incluso disparar con tripode…todo depende de lo que se mueva el bicho…
    Por eso, se suele trabajar con flash (anulares sobre todo) en la fotografia macro.

    Es un poco rollo lo del anillo inversor…pero bueno, para los que lo practicamos de manera ocasional y no queremos gastar mas dinero del imprescindible para esta tecnica viene muy bien…eso si…corremos el riesgo de ensuciar la lente ya que queda al descubierto la lente trasea que no tendra ni filtros ni nada que le proteja…hay que tener cuidado.

    un saludo, y como siempre muy interesante!!!

    • En el caso de Nikon, la pestaña que controla el diafragma del objetivo tiene un muelle que lo lleva a su posición más cerrada en el momento que no hay nada presionándola; por eso en ese caso es necesario usar una óptica con anillo de diafragmas.

      En cuanto a lo de la apertura, es cierto que en macro se suelen usar aperturas más bien pequeñas para disparar; pero en cuanto cierras el diafragma más allá de f/4 el enfoque se hace realmente complicado, por lo que interesa enfocar con la máxima apertura posible y luego cerrar el diafragma hasta la apertura deseada. Veo que es algo que en el artículo no he dejado claro, así que luego me meteré a editarlo.

      ¡Un saludo!

      • pues por lo que cuentas y estoy mirando asi por encima, parece ser que lo de la previsualizacion de PDC lo trae asi la Canon, por eso no me hace falta anillo de diafragamas, pense que en nikon se hacia igual, de hecho en Canon mientras no toques nada el diafragma se queda abierto al maximo, por lo que te leo, en nikon se queda cerrado???no se igual asi en palabras no me hago a la idea…
        Bueno lo del enfoque…en realidad no veo la relacion de la apertura del diafragma con la dificultad para enfocar,(tu mismo tienes un articulo muy interesante de como funciona el enfoque por contraste ) de hecho cuando disparas con grandes aperturas es facil que el enfoque se te vaya a otro sitio…
        Para ello se utilizan los flashes angulares que con un predestello ayudan al enfoque (y de paso hacen la medicion)

        No se, igual, es otra tecnica que ya nos contaras pero yo lo que conozco no habia oido hablar de enfocar con gran apertura para luego cerrarla…
        Mira te dejo el famoso tuto de jondelemoa…bastante ilustrativo…
        http://www.dvdadvdr.com/forums/showthread.php?t=61331

        saludos!
        PD tengo que ponerme con el macro, lo tengo abandonadillo y salian cosas chulas…

        • estoy pensando una cosa, lo del enfoque…en este caso, lo del enfoque por contraste no lo tenemos porque perdemos los automatismos, es un error mio pensar en ello, y llevas razon en esto del invertido, cuando mas cierres el diafragma mas oscuro estara, y dado que el enfoque lo haremos nosotros a ojo se nos complica porque a f14 esta oscuro, acabo de recordar que me ayudaba con una linterna (al no tener flash externo, recomendable), y mas cuando al poner mi 18-55 en un alarde de valentia jeje lo llevaba a 18 donde mas amplia, casi te tienes que pegar al motivo pero hay aun menos luz…
          por ello con el flash anular o externo con el predestello te ayudas (con el integrado acabo de probarlo y tambien vale pero…si lo usas mucho puedes llegar a fundir el flash..)
          Asi que si puede ser una ayuda lo que tu dices (si disponemos de anillo de diafragma claro…porque en mi caso no me sirve…), ahora lo veo mas claro.
          un saludo

          • LOL! Tenía que haber leído este comentario antes de ponerme a contestarte, porque más o menos has dicho lo mismo que te he comentado yo hace unos segundos… 😀

            ¡Saludos!

            PD: se me olvidó decirte que, efectivamente, si sueltas la patilla que controla el diafragma en un objetivo Nikon se va a la posición más cerrada.

        • Está claro que con aperturas cerradas tenemos más margen para conseguir un enfoque correcto, y es por eso que incluso en condiciones de poca luz, usando el 50mm (con el que tengo que enfocar a mano) no suelo bajar de f/2.8 o f/2.5 porque sé que es muy complicado enfocar justo a lo que tienes pensado.

          Lo que pasa es que disparando con una apertura muy cerrada el visor se oscurece mucho y cuesta atinar con el enfoque (a mí me ocurre) y por eso prefiero disponer de una apertura generosa para enfocar con claridad y luego cerrarla a la hora del disparo. Además, si con la apertura casi a tope ajustas bien el enfoque, sabes que cerrando el diafragma lo vas a clavar.

          ¡Un saludo!

  3. Luis! Tengo un problema ;_; tal y como indicaste en los links de la web me compré en dealextreme los tubos y el anillo, todo de maravilla, salvo que ahora no consigo quitarlo de mi 50mm… Osea, el inversor y los tubos si, pero la parte que tiene un tornillo metalico se me quedó enganchado al objetivo y no se como hay que quitarlo :S ¿alguna ayudita? ( no he querido forzar la rosca por miedo a romperlo.. )

    • Me respondo a mi mismo y asi no tienes que estar molestandote luis! xD En mi caso el tornillo estaba atascado y por eso no “reculaba”. Tuve que quitarlo y con un mini destornillador y un poco de 3 en 1 alojar el resorte que tiene dentro. Luego ajusté nuevamente el hueco y ya si funcionaba perfectamente. Si es que.. ¡uno nunca se acostará sin saber nada nuevo!

      Un abrazo

      • Hola Bline:

        Me alegro de que hayas solucionado el problema, porque ha tenido que suponerte un buen susto. Siento no haberte podido responder algo antes, pero es que recibo tantos comentarios en el blog cada día que no tengo tiempo material de tenerlo todo siempre al día.

        ¡Un saludo y gracias por leerme! 🙂

  4. Hola, compré un anillo extensor (3 en 1) y no puedo usarlo, se ve todo oscuro, mi lente es la de Nikon d 50, que no tiene anillo de diafragma, Ese es el problema? Salu2

    • Hola Richard:

      Exacto, ese es el problema. Si te das cuenta, cuando quitas el objetivo de la cámara el diafragma se cierra a su mínima apertura, y eso es justo lo que ocurre cuando colocas el objetivo en los tubos de extensión: al no tener estos el acoplador encargado de mantener el diafragma abierto hasta el momento del disparo (algo que sí tiene la montura de la cámara), el diafragma queda fijo a su mínimo diámetro y por eso se ve todo oscuro por el visor.

      Si se emplea un objetivo con anillo de diafragmas podrás elegir con éste la apertura deseada sin ningún problema.

      Por cierto, hay tubos de extensión que mantienen los automatismos (como unos que comercializa Kenko), pero son mucho más caros ya que su precio se va por encima de los 100 euros.

      ¡Un saludo!

  5. Hola Luis!

    Me ha agradado mucho toparme con tu pagina web gracias a la cual estoy aprendiendo muchas cosas; además por fin encuentro algún artículo que me informa sobre la posibilidad de unir anillos de extensión a un objetivo macro, pues siembre que se habla de los mismos es para convertir un objetivo normal en “macro” de forma económica.

    En mi caso ya tengo un macro con el que estoy encantado (Nikkor 60mm 1:2,8 AF-S), pero desde hace un tiempo llevo dandole vueltas a la idea de conseguir mayor grado de ampliación (no se, 1,5:1 o 2:1), es decir, poder captar detalles minusculos de flores, bichos, hongos… Lo que no sabía era la forma de hacerlo sin recurrir a montar una cámara sobre un lupa binocular o cosas de esas…

    Comentas que “en caso de que ya poseamos un objetivo macro, combinándolo con unos tubos de extensión podéis llegar a niveles de ampliación realmente sorprendentes”. Mi pregunta es:

    ¿cómo afecta esta combinación a la distancias de enfoque?, de por si bastante reducida (2-3cm desde la lente frontal).
    ¿Qué tipo de iluminación sería conveniente en caso de disparar a pulso?

    Por otro lado, ¿qué efecto tendría un duplicador sobre un objetivo macro? (si es que se puede montar) Por ejemplo, con el 2x ¿conseguiría un 120mm macro?

    Y referido al macro en general,
    ¿es conveniente el uso de filtro polarizador?

    Gracias por el blog y, de antemano, por las respuestas

  6. me gustaría saber cómo conseguir un anillo inversor para conectar un objetivo nikon de 52 mm de diámetro a una cannon de 58 mm de diámetro. Muchas gracias

    • El objetivo se invierte de tal modo que se monta en la cámara enganchándolo por la zona del filtro. Por tanto, lo que necesitas es un anillo inversor para montura Canon del diámetro de filtro del objetivo que quieras invertir (52mm en este caso por lo que comentas).

      Un saludo.

  7. Pingback: Anónimo

  8. Pingback: Anónimo

  9. Hola, muy bueno el artículo. Soy novato y aunque se que debería conocer más mi cámara y la fotografía antes de hacer lo que he hecho, me he comprado el tubo de extensión, y no consigo obtener una imagen nítida, necesito ayuda. Que estoy haciendo mal?. Gracias

    • Lo primer de todo: ¿con qué cámara y objetivo estás usando el tubo de extensión? Lo ideal es usarlo con objetivos antiguos en los que puedas regular la apertura manualmente con un anillo de diafragmas, ya que si no el control puede ser prácticamente imposible.

      Una vez que me digas ese dato te comento algo.

      ¡Un saludo!

  10. tengo una nikon d3000 con un 18-50, y viendo algunas de tus respuestas y lo que he podido comprobar, mi problema va ser la apertura del diafragma, se cierra casi completamente, puesto que el artilugio que lo abre se desconecta al poner los anillos. Que puedo hacer?.

    • Efectivamente, los objetivos sin anillo de diafragmas se cierran a su mínima apertura cuando los separamos de la cámara (o usamos tubos de extensión sencillos).

      De ahí que sea importante hacerse con un objetivo manual para poder “trastear” adecuadamente con estos artilugios, ya que disparar todo el tiempo a f/22 no es lo más práctico del mundo.

  11. Muchas gracias por tu magnífica explicación, pero a pesar de seguir tus instrucciones al pie de la letra, la cámara me da el mensaje “No hay objetivo” los he montado sobre una Nikon D3000 con un Objetivo AF-S NIKKOR 50 MM 1.8 G, y no consigo ninguna imagen. Puedes ayudarme. Gracias de antemano. Saludos.

  12. Hola:
    Me he comprado unos tubos de extensión Meike, pero pierden el contacto con el objetivo. Ello no sé si se debe a que están defectuosos o que son así, porque lo único que sé es que tengo que estar constantemente moviéndolo para que no suceda. ¿Alguien me puede ayudar?.GRACIAS.

  13. Pingback: Anónimo

  14. Hola, acabo de leer tu post, y me parece muy util, ando buscando unos tubos de extensión, en mi caso seria de todas maneras con anillos electricos, ya que no cuento con un lente que controle manualmente el diafragma 😦 , bueno quisiera preguntarte con cual seria mejor usarlos?.. ya que veo que tu lo usas con tu 50mm (y ya habia leido que era mejor con los fijos) pero yo tengo los siguientes 18-55m VR, 55-200mm VR, y el 35mm F/1.8G, (mi carma es una Nikon D5100) con cual de estos crees que seria aconsejable el uso? el 35mm??
    Saludos

  15. Hola Luis:
    Saludos desde México, tomo fotografía subacuática, uso una Canon T5i con un housing Ikelite, de inicio compré un macro 60 mm de Canon y ahora se me hace insuficiente, quisiera ganar más tamaño, quizás un 100 mm me serviría pero por acá está como en $900 USD, crees que al lente de 60 mm pudiera adaptarle un par de tubos y obtener gran aumento???? el problema es que tengo limitado el espacio por el housing, creo tengo unos 3-4 cm.
    Por fa déjame saber que piensas. Gracias. Eduardo.

  16. Hola Luis:
    ayer te escribí pero no dejé datos para tu respuesta, buzo desde México Canon T5I con housing Ikelite, ahotra dejo mis datos.
    Gracias.
    Eduardo.

  17. Hola Luis, estoy empezando a plantearme el practicar esta disciplina de aproximación y te quería consultar por algún libro o tutorial que consideres que merezca la pena comprar.
    También aunque tengo otra duda y es que aunque dispongo de un Tamron 90 VC estaba pensando en comprar unos tubos de extensión y un objetivo para colocarlo invertido. Sabrías aconsejarme que objetivo para colocarlo invertido podría ser interesante comprar?.

    Muchas gracias por tu atención y recibe un cordial saludo fotográfico desde Asturias.

    • Hola Luis:
      Gracias por tu respuesta, retomando el tema: Hago fotografía subacuática, uso una Canon T5i con un housing Ikelite, de inicio compré un macro 60 mm de Canon y ahora se me hace insuficiente, quisiera ganar más tamaño, quizás un 100 mm me serviría pero por acá está como en $900 USD, crees que al lente de 60 mm pudiera adaptarle un par de tubos y obtener gran aumento???? el problema es que tengo limitado el espacio por el housing, creo tengo unos 3-4 cm. Hay algo que crees que pudiera hacer para ganar mayor tamaño???? o de plano crees que debería comprar un macro más grande???? sabes algo de dioptrías, he oído algo por ahí sin saber bien de que se trata o si puede ser una solución. Por fa déjame saber que piensas. SAludos. Eduardo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s