Las fotografías no se hacen; se sienten

Según va pasando el tiempo cada vez me doy más cuenta de que las fotografías no se hacen; se sienten.

Muchas veces os he hablado de aspectos técnicos sobre esta bonita disciplina; pero creo que nunca he compartido con vosotros mi forma de decidir entre hacer una fotografía de algo o no hacerla. Y os adelanto que eso es algo que no lleva asociada regla matemática alguna ni sistema científico de ningún tipo, ya que se basa fundamentalmente en la experiencia propia que sólo el tiempo es capaz de darle a cada uno.

Mirando hacia arriba

Como os decía, artículos técnicos hasta el momento he escrito muchos en estas entradas y todavía quedan unos cuantos más para el futuro; pero para no centrarme sólo en ese tipo de temas he decidido adentrarme también en aspectos algo más personales de la fotografía. Evidentemente mis fotos no sin ni mejores ni peores que las tuyas, estimado lector, porque al fin y al cabo una fotografía no es más que el punto de vista personal e intransferible de cada uno sobre aquello que le rodea; pero creo que lo que quiero contar hoy se puede aplicar a prácticamente todo el que tenga una cámara en las manos.

Sin darnos cuenta, en las fotografías se reflejan nuestros miedos, inquietudes, obsesiones, creencias, anhelos, deseos… Y eso las convierte en una herramienta muy válida para comprender la forma de sentir y de pensar de una persona. Después de haber subido más de tres mil fotografías a Flickr, creo que si alguien recorre mi galería de principio a fin descubrirá cosas sobre mí que tal vez incluso yo mismo desconozco.

Cabizbajos

Por eso digo que no puedo daros ninguna receta mágica para salir a la calle y hacer fotos; pero sí que os contaré qué es lo que me hace sentir el impulso de mirar por el visor y apretar a continuación el disparador.

Conociendo el equipo

Lo primero de todo, como ya recalqué hace unas cuantas semanas, es conocer las limitaciones de nuestro equipo fotográfico. Es decir, saber qué fotografías vamos a poder hacer y cuáles no con el material que tenemos disponible. Si tenemos una cámara sencilla con un objetivo zoom poco luminoso, no esperéis poder hacer la típica foto de un colibrí chupando el néctar de una flor con las alas extendidas, ya que para eso hace falta equipo muy caro y voluminoso. Sin embargo, conociendo cuales son los límites de nuestra cámara y nuestras ópticas, seremos conscientes de lo que podemos hacer bien y saldremos a la calle sabiendo en lo que podemos centrarnos para obtener una buena imagen. Y que conste que hay cientos de fotos fantásticas que podemos hacer con cualquier cámara por simple que esta sea, como ésta que hice meses atrás en Madrid con mi ya veterana Sony DSC-P200.

De Madrid al cielo

Para no alargarme demasiado no insistiré más en este aspecto, pues en la entrada reseñada anteriormente tenéis más información sobre la importancia de conocer lo que podemos hacer con el material que poseemos.

Los ojos siempre bien abiertos

Obviamente, un aspecto fundamental es ir por la calle con los ojos bien abiertos. Es decir, de nada sirve salir a hacer fotografías si no levantamos la mirada del suelo. Tal vez así descubramos un enlosado precioso al doblar una esquina; pero podéis dar por hecho que el 90% de las cosas fotografiables nos pasarán completamente desapercibidas.

Luces y sombras

En mi caso particular siempre intento buscar detalles no muy habituales: tejados con formas originales, hileras de cosas que se repiten, sombras, colores vivos, reflejos, gente… Elementos en los que no todo el mundo se fija y que son los que hacen de la fotografía de un lugar común toda una sorpresa. Por cierto, aprovecho para mencionar en este punto a Baldomero Perdigón, que es todo un maestro en esto de buscar los puntos de vista más originales de Alcalá.

La importancia de ser receptivo

Pese a lo anterior, hay que reconocer que hay días y días. Habrá ocasiones en las que saldremos con la cámara y todo nos llamará la atención y otras en los que ya nos pueden plantar en medio de los Campos Elíseos y no seremos capaces de ver nada digno de ser retratado. Sobre esto yo tengo una teoría según la cual todo tiene, por lo menos, una foto bonita. Lo complicado es encontrársela.

Traffic accident

En cualquier caso, pese a que en ocasiones la inspiración sea nula, lo mejor es salir a la calle con la idea en la cabeza de que la mejor foto del día puede estar en cualquier lugar. Abrir nuestras miras y no restringirnos sólo a dos o tres cosas es lo que hará de nuestras fotografías una experiencia muy gratificante.

Nunca borres fotos en plena calle

Alguna vez he visto una foto recién capturada en la pantalla de la cámara y he pensado en borrarla de inmediato; pero ya me ha ocurrido en varias ocasiones que he llegado a casa y al verla en el ordenador me he dado cuenta de que no era tan mala como pensaba o que tratándola en blanco y negro (o de algún otro modo) ganaba unos cuantos puntos.

Un ejemplo de esto que os digo es aquella imagen en la que la sombra de una persona no parecía corresponderse con la edad de su dueña. Hoy miro la fotografía y me parece bastante original, pero también recuerdo que nada más verla en la cámara pensé que no era gran cosa y que podría borrarla.

Juventud en la sombra

Al fin y al cabo, en las tarjetas actuales caben una barbaridad de fotografías, así que es mejor borrar las imágenes una vez que estemos cómodamente sentados delante del ordenador.

Lo importante es que te guste a ti

A la hora de hacer una fotografía (como al escribir en este blog) sólo sigo una norma: que me guste a mí. Nunca hago una fotografía pensando en que le guste a Fulanito o a Menganito, ya que entonces esto dejaría de ser algo completamente personal. A la hora de decidir qué fotos publico me guío por mi propio criterio, y así seguirá siendo a no ser que algún día acabe trabajando como fotógrafo para algún cliente.

Ramas secas

Creo que en la vida es importante seguir tu propio instinto en la medida de lo posible, y ya que tanto en el tema fotográfico como en lo que escribo por aquí tengo plena libertad para hacer lo que crea oportuno, la norma es simple: si estoy contento con el resultado lo publico; y si no, se va a la papelera.

Si luego la fotografía coincide con vuestros gustos y consideráis que es buena, yo me alegraré un montón; pero lo principal es que me guste a mí, porque sólo de ese modo se puede crear un estilo propio y personal a la hora de retratar las cosas.

Lo que digan los demás está de más

Algo muy ligado con lo anterior es la importancia de ser tú mismo a la hora de hacer fotografías. Que no te importe plantarte en medio de una calle atestada de gente para captar la imagen de algo que te ha llamado la atención. Yo a veces me he sentado en el suelo en busca de un ángulo diferente, me he subido a lugares elevados para hacer un plano picado, me he plantado en medio de una glorieta para hacer fotos de un atasco… Y siempre estará el típico idiota que te pitará con el coche o se reirá al verte intentar hacer una foto en una postura extraña; pero cuando llegas a casa y ves el resultado te das cuenta de que si no te hubieras atrevido a hacer esa foto, no podrías sentirte orgulloso de ella.

A contracorriente

Esto lo aprendí en mis experiencias como reportero de ultimONivel, ya que si bien en las primeras presentaciones a las que acudí yo me sentaba en mi sitio y trataba de no dar mucho el cante; pronto aprendí que aquí el que no corre vuela, de modo que empecé a sacar la cámara y ponerme a hacer fotos dónde y cuándo mejor me pareciera.

¡Disfrútalo!

Lo más importante es que la fotografía practicada como afición sea eso: una afición de la que disfrutar. Si un día teníais pensado salir a hacer fotos y no os apetece… ¡Quedaos en casa! Del mismo modo, si tenéis ganas de salir a la calle porque sentís que estáis inspirados y hay posibilidades de conseguir la foto de vuestra vida, no dejéis que un cambio de planes a última hora apague vuestra creatividad.

¿Te apetece un té?

Disfrutad. Haced lo que os de la gana con vuestra cámara, que para eso os la habéis comprado. Con ella en la mano tenéis la posibilidad de retratar el mundo como os parezca, y no habrá nadie que pueda demostrar que vuestro modo de ver las cosas sea mejor o peor que otro. Creed en vosotros mismos y veréis cómo vuestras fotos van ganando en calidad prácticamente sin que os deis cuenta.

* Todos los artículos de este tipo en https://luipermom.wordpress.com/fotografia

14 pensamientos en “Las fotografías no se hacen; se sienten

  1. Hola, Luis, como siempre muy atinado en tus entradas, me ha gustado mucho este artículo fuera de las lecciones técnicas que nos das y tienes razón que esto de la fotografía es algo muy personal y sólo uno mismo es el que decide la foto que quiere hacer, y cómo la quiere hacer por muy chapucera que le pueda parecer a otros, lo importante es hacerlas y hacerlas con entusiasmo porque las buenas fotografías llegarán más tarde o más temprano. Por cierto, ¿cómo va ese artículo sobre el enfoque? Creo que sería muy interesante para todos nosotros que nos dieras una clase de las tuyas sobre el tema.

    Un abrazo

    • Hola Raul:

      Pues el artículo que comentas está a medio escribir, ya que ahora no dispongo de tanto tiempo libre para escribir artículos técnicos como antes; pero aun así, no lo tengo ni mucho menos olvidado y espero que sea el próximo que salga a la luz.

      Muchas gracias por tu comentario sobre esta entrada, ya que me gustaría tratar de vez en cuando temas como éste y me alegra ver que a gente como tú les parece buena idea.

      ¡Un abrazo desde Alcalá!

  2. No soy muy asiduao a la fotografía pero cuando salgo ahí fuera, ya sea la calle más próxima o el país más lejano, creo que capto momentos interesantes, como tú dices, para mi.

    Pero uno de los puntos me ha llamado especialmente la atención puesto que, lo había sentido pero jamás lo había racionalizado. Me explico, no me gusta intimidat cuando sostengo la cámara entre mis manos, suelo ser respetuoso en exceso y por culpa de ello piedo momentos únicos en situaciones emocionales irrepetibles. Soy vergonzoso a la hora de apretar el disparador si creo que alguien puede estar sintiendose incómodo. Pero en una ocasión, en París me animé a tumbarme en el centro de la parte baja de La Torre y saió esto:


    Técnicamente no es muy buena, pero el entramado visto desde el centro sorprende.

    Fue una excepción entre las decenas do fotos que no disparo, pero me hizo sentirme bien y tú ahora, has hecho que abra los ojos a algo que hasta ahora era sólo un vago sentimiento.

    ;D Enorme!

    • Efectivamente, sorprende porque el punto de vista es bastante original y se sale de la típica toma a los pies de la construcción. Me alegro de haber abierto una pequeña ventana al mundo de la fotografía.

      ¡Un saludo, compañero!

  3. ¿Qué tal Luis? Soy otro de los lectores de tu fabulosa web. Apenas llevo un año aprendiendo fotografía gracias a esta y otras webs y he de decir que cuanto más aprendo, más me interesa todo lo relacionado con este fantástico mundo.
    La gran diferencia de tus artículos con los de otras webs es la sencillez con la que planteas los temas. Ese es el estilo personal que no encuentro en otros sitios. Quiero felicitarte especialmente por este artículo en el que te apartas de la matemática para hacerle un sitio a la poesía que es una de las cosas que tampoco sueles encontrar en artículos de fotografía. Para mí es muy importante conocer y dominar la técnica para poder servirme de ella (o de su ausencia) en el momento de tomar una instantánea. Una vez configurada la cámara para plasmar lo que quiero, me olvido de los detalles técnicos y me centro reflejar mi idea y diferentes variaciones. Hasta llegar aquí he ido quemando etapas y subiendo escalones en progresión. Todavía estoy al principio de la escalera, pero el camino que me queda, aunque largo, lo veo apasionante.
    Noto la evolución en mis fotografías y esa mejora me “llena de orgullo y satisfacción”. No ha sido una evolución gratuíta, para ello he necesitado muchas horas de estudio y visionado de fotografías y he tirado muchas fotos malas que me han servido para ir avanzando y aprendiendo de mis errores.

    Bueno, sólo quería hacerte partícipe de la reflexión que he hecho después de leer tu artículo y agradecerte ese ánimo que nos transmites a los principiantes.

    Me gustaría hacerte unas sugerencias para otros artículos. Me interesa especialmente la fotografía macro, no sé en qué se diferencian los objetivos macro de los normales, extensores, etc. También creo que sería interesante hablar sobre los filtros de degradado tipo Cokin. Por último no estaría mal que le dieses un repasito a los trípodes y sus diferentes monturas, sobre todo estas últimas ya que, por lo que voy viendo, hay cantidad de monturas diferentes con distintos usos.

    Bueno, corto el rollo y me despido de ti desde tu misma ciudad. Un saludo.

    PD: Uno de mis pasatiempos favoritos es identificar los distintos lugares de Alcalá que aparecen en tu web. Quizá sea una tontería, pero me divierte mucho. Si algún día te veo por la calle, te saludaré, no lo dudes.

    • ¡Hola Perturbao!

      Veo que somos ya varios los que nos hemos estrenado en el mundillo réflex hace más o menos un año (se ve que fue el regalo estrella en las Navidades de 2008, jeje).

      Se me hace curioso ese reto tuyo de identificar lugares de Alcalá por las fotos que hago. Precisamente llevo unos días dándole vueltas a hacer algún tipo de concurso en el blog basándome en fotos de lugares de Alcalá que no sean fácilmente reconocibles, así que creo que si lo llevo a cabo disfrutarás bastante del asunto 😛

      Me alegro mucho de que te sientas identificado con los artículos que escribo y que te sean de utilidad. Siempre intento que sean claros, concisos y explicados de forma sencilla; más que nada porque es lo que yo hubiera deseado cuando estaba empezando en esto de la fotografía y buscaba información sobre conceptos que en ese momento desconocía.

      En cuanto a la fotografía macro, bueno, no tengo apenas experiencia en ella más que en el empleo de unos tubos de extensión, por lo que si tuviera que hablar de objetivos macro sería desde la teoría; cosa que no me hace mucha gracia porque siempre intento transimitir las sensaciones que me producen las cosas que experimento por mí mismo. En todo caso, la verdad es que lo del macro cada vez me tienta más, y tengo la impresión de que antes o después caerá un objetivo de ese tipo en mis manos y podré hablar del tema con propiedad, jejeje.

      Y de los trípodes un poco lo mismo: les tengo bastante manía y aunque tengo uno no demasiado bueno, llevo meses sin usarlo. De hecho, más que con la cámara de fotos, lo uso para colocar en él la cámara de vídeo a la hora de grabar alguna explicación práctica sobre fotografía.

      Bueno, pues por el momento poco más puedo decir. Muchas gracias por tu comentario y ahora a seguir practicando, pues es la única manera de seguir mejorando día tras día.

      ¡Un saludo y gracias por tu comentario! 😉

      PD: por supuesto, si me ves por la calle no te cortes en saludarme, pues es algo que siempre me hace mucha ilusión.

  4. Coincide totalmente contigo en que las buenas fotografías se sienten. En ocasiones, paseando por las calles de mi ciudad o de vuelta a casa después del trabajo veo algo, alguien, una expresión, un instante que me parece la mejor fotografía del mundo. También es cierto que no siempre tengo la cámara a mano, pero de todos modos me gusta pensar que aún sin ella puedo seguir viendo el mundo en fotos.
    Un saludo y gracias por tus posts. A seguir así!! 🙂

    • A mí también me ocurre eso que comentas. De hecho, el otro día iba con el coche de la empresa por la carretera y a un lado vi un paisaje precioso que bien se merecía una foto. Lo que ocurre es que ni llevaba la cámara encima ni era plan de parar a hacer fotos; pero sí que me he apuntado el sitio por si un fin de semana tengo oportunidad de acercarme allí sin prisas.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

  5. Hola Luis!

    Antes que nada el blog es excelente. Llegue a él gracias a mi novio que al pedirle su opinion a cerca de donde publicar mis fotos, me sugirio que me creara un blog en WordPress ya que para el es mas serio y formal, y como ejemplo me paso la direccion de tu blog y aca estoy.

    Esta entrada es EXCELENTE y a mi, q soy recien entrada en el mundo de la fotografia, me inspira y mucho a seguir adelante con mi objetivo que es poder llegar a vivir de la fotografia. Se nota que hay pasion en tus palabras y eso me llego.

    Seguramente me veras mas seguido por aca.

    Saludos desde Argentina!

    • Hola Laura:

      Me alegro mucho de que el blog te guste. Me hace ilusión ver que cada día se pasa por aquí más gente de Argentina, demostrando que la fotografía es algo que une a gente que está separada por muuuuchos kilómetros.

      En cuanto a lo de vivir de la fotografía, la verdad es que no es sencillo, pero de algún modo hay que empezar y si se ponen ganas e ilusión todo llegará.

      ¡Mucha suerte y muchas gracias por tu comentario! 😉

  6. Muy interesante el articulo
    Por cierto, en la foto de “la sombra de una persona no parecía corresponderse con la edad de su dueña”, mas bien yo diría “la sombra de una persona no se corresponde con su figura real”, porque da la sensacion de que la persona y su sombra no se corresponden (parece que la persona camina de una forma, y la sombra de otra distinta). ¿Donde está la mano en la cabeza en la sombra?
    Curiosa foto.

    Un saludo,
    Jan

  7. Pingback: TIPOS DE PLANOS EN FOTOGRAFÍA EN FUNCIÓN DEL ÁNGULO DE VISIÓN | Aula Virtual e Interactiva Colegio La Merced

  8. Pingback: Siete consejos para que tus fotos llamen más la atención | el arte no existe, son los padres

  9. Soy de Uruguay , hace un año que tengo una nikon d 3200 y he aprendido mucho desde que leo tu blog, lo encontre sin querer y me paso leyendo todo,muchas gracias por enseñarnos todo lo que sabes, un abrazo desde Uruguay!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s