Me paso a la fotografía analógica

Me estoy dando cuenta de que mi punto de vista sobre la fotografía está cambiando bastante de un tiempo a esta parte: la mayoría de mis imágenes las estoy captando en mi Nikon D40 con un objetivo de foca fija (ya sea el AF-S 35mm f/1.8 o el AF-D 50mm f/1.8) por su gran luminosidad y la calidad de imagen que dan, dejando un poco de lado las ópticas de focal variable. De hecho, si en Lightroom miro los datos EXIF de los meses de Noviembre y Diciembre, veo que tan sólo he disparado un 20% de las fotografías con mis objetivos zoom (18-55 VR y 55-200).

Del mismo modo, desde que disparé aquel carrete con mi cámara Werlisa de 1987 que un día me encontré por casa me he dado cuenta de que aquello de tener que esperar a revelar las fotos para ver los resultados tiene algo de mágico, ya que ahora apenas una décima de segundo después de apretar el disparador de la cámara sabemos si la imagen resultante va a ir directamente a la papelera o por el contrario la podremos exhibir con orgullo. Las imágenes que obtuve con aquella cámara no tenían demasiada calidad porque era un modelo muy muy básico; pero reconozco que las sensaciones que experimenté con ella me gustaron mucho.

Autoretrato

Para tratar de recuperar un poco ese espíritu clásico de que las fotografías sean algo tangible y no sólo un montón de pixels en el monitor del ordenador estoy imprimiendo en papel algunas de ellas; pero al fin y al cabo sigue siendo algo que conozco de antemano y no existe esa ansiedad al abrir el sobre con las fotos sin saber cómo habrían quedado que caracterizaba a la época analógica.

Por todo esto, y aunque pueda parecer un paso atrás, he decidido hacerme con una cámara Nikon analógica de finales de los años 70 y emplear con ella mi objetivo de 50mm (es una pena que el 35mm y el ojo de pez sean sólo para cámaras DX; aunque tengo entendido que no viñetean excesivamente). En concreto el pasado día de Navidad me hice en eBay con una Nikon EM de 1979 por poco más de 30 euros; un modelo que en su momento popularizó las cámaras réflex entre la gente que hasta el momento no se había atrevido a usar una. De hecho, aquí tenéis el enlace al anuncio de la cámara, que no debería tardar demasiado en llegar a mis manos (aunque ahora con el tema de las fiestas puede que tarde un poco más de la cuenta).

De momento no quiero deshacerme de mi Nikon D40 y los objetivos que no sean compatibles con la EM por si algún día me arrepiento de mi decisión o por si a alguno de mis hermanos les da por la fotografía; pero aunque lo que voy a hacer suponga un coste por foto mucho más alto que con la digital (un carrete de 36 más el revelado sale por unos 10 euros) sé que lo voy a disfrutar enormemente y que voy a cuidar mucho más cada imagen que pretenda capturar.

Sé que algunos lo veréis como un acto más de romanticismo que de practicidad; pero prefiero disparar veinte fotografías al mes mimando cada una de ellas a disparar más de mil a ritmo de metralleta esperando que al menos un puñado de ellas sean lo bastante buenas como para mostrárselas al mundo.

AF-D Nikkor 50mm 1:1.8 (III)

Aparte de esto, he de reconocer que me encanta esa sensación de enfocar a mano y prescindir de la mayoría de los automatismos de las cámaras modernas porque, al fin y al cabo, así es como ha funcionado la fotografía hasta hace relativamente poco tiempo y a lo largo de varias décadas se han publicado magníficas imágenes que están en la memoria colectiva de todos nosotros.

Ah, bueno, y en cuanto a la temática fotográfica del blog no temáis, porque aunque los principios de funcionamiento de la fotografía digital y analógica sean los mismos, seguro que con la EM se me ocurren un montón de artículos técnicos que ni se me pasan por la cabeza con la D40. De momento os adelanto que es un modelo que funciona con dos simples pilas de botón, que realiza una medición de la luz ponderada al centro (60/40) y cuya única ayuda para enfocar consiste en la típica pantalla partida con microprismas en su círculo central que podéis ver reflejada en el espejo de la cámara vista de frente:

De todos modos, aunque ya hablaremos más en profundidad de ella cuando comience a usarla, tenéis mucha más información sobre la Nikon EM en este enlace.

Por cierto, he estado viendo precios de scanners y no son demasiado caros. En casa tengo un Canon de hace 10 años, pero no da demasiada calidad de imagen (podéis apreciarlo en las fotos de carrete que escaneé cuando lo de la Werlisa) y he pensado en sustituirlo por uno nuevo en breve para poder digitalizar las fotos que vaya haciendo y así subirlas a Flickr sin problemas.

Y bueno, por el momento poca cosa más. La verdad es que estoy deseando que llegue la “nueva” cámara para empezar a trastear con ella y ver cómo se siente en las manos una réfex de hace treinta años.

¡Ya os contaré qué tal me voy apañando con ella!

NOTA IMPORTANTE: Esta entrada es una inocentada como corresponde al día 28 de Diciembre. En cualquier caso, la compra de la cámara Nikon EM sobre la que versa todo el texto sí que es verídica y espero tenerla pronto en mis manos. Tenéis toda la información sobre esto en una entrada que acabo de publicar.


9 pensamientos en “Me paso a la fotografía analógica

  1. Yo también he caido, pero tampoco lo he visto tan disparatado. Hace nada que me compré una reflex digital y todavía tengo en cuarto oscuro montado en casa y de vez en cuando me tiro un carrete.

  2. Si!!! Yo tambien cai!!! no sabia si felicitarte o reprocharte, pero la verdad que estaria bueno meterse en el mundo de los rollos y sobretodo, en el revelado blanco y negro!!
    PD: Suerte con el primer dia laboral!!!

  3. Hola a todos:

    Efectivamente, esta entrada es una inocentada como dice la nota que acabo de añadir. Pero lo más cachondo del asunto es que la compra de la cámara antigua es completamente real, de modo que algo de verdad sí que hay en todo esto.

    De todos modos, os aseguro que no pienso dejar de lado la fotografía digital y que estoy encantado con su comodidad, economía y versatilidad; pero eso no quita que no tenga ganas de hacer algún que otro carrete con la EM que espero no tarde mucho en llegar a mis manos.

    ¡Un saludo y muchas gracias por vuestros comentarios! 😉

  4. Lei tus notas sobre la nikon em por casualidad tendras el manual ya que adquiri una porque estoy realizando un curso de fotografia y no tengo el mismo y no entiendo los mandos y los de la velocidades

  5. Pues la verdad es que yo siempre salgo al campo con mi Kiev de 1953 ( 50 mm Jupiter )y especialmente con mi Olimpus OM 1 (Zuiko 50 y tele 70-200 Sigma. La Nikon digital la dejo siempre en casa…me aburre, me cansa… Con aquellas dos pesandome en la mochila y en plena naturaleza me siento como el rey del Mambo.

    Yo sí que he vuelto a la analogica y no es broma.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s