¿Qué es el bokeh?

Bokeh es un término japonés empleado en el mundo de la fotografía que se refiere a la apariencia de las zonas que aparecen desenfocadas en una imagen. Un buen bokeh es el que aparece en fotografías donde lo que hay tras el sujeto principal se desenfoca de tal modo que parece una mezcla fundida y neblinosa. La siguiente fotografía es un ejemplo de un bokeh medianamente bueno:

Mercado medieval 2009

Conseguir un buen bokeh depende de varios factores, pero el más importante de todos es el objetivo empleado: hay ópticas que están diseñadas para dar un buen desenfoque de los fondos (teleobjetivos de apertura generosa, ópticas fijas, objetivos macro…) y otras como los ultra-gran angulares que no son capaces de hacer buenos desenfoques por su construcción ya que, para empezar, será complicado conseguir desenfoques acusados en ese tipo de objetivos con una profundidad de campo tan grande. De todos modos, van a influir mucho en la obtención de un buen bokeh los siguientes elementos:

– Emplear una gran apertura

– Distancia elevada entre sujeto y fondo

– Diafragma de forma circular

La forma del diafragma es fundamental, pues los puntos desenfocados van a tener la misma forma que el diafragma utilizado (a no ser que empleemos la máxima apertura, en cuyo caso será completamente circular). No obstante, en lugar de escribir un largo y pesado texto explicando esto, he preferido grabar un vídeo de poco más de un minuto con el que espero saber transmitiros este concepto:

Un buen bokeh consiste en fondos desenfocados como si fueran queso fundido y luces lejanas en forma de círculos luminosos al estilo Hollywood (son los términos habituales, no me los he inventado yo 😀 ). Con esto conseguiremos imágenes bonitas y fondos que no distraerán la atención del espectador (o sí).

Bokeh

No siempre es sencillo conseguir ambas cosas (y en muchos casos ni siquiera una de las dos) pero, además del aspecto técnico, el fotógrafo también influye mucho en la obtención de un buen bokeh: la iluminación del sujeto principal y el fondo, el uso de determinadas aperturas, usar distancias focales largas…

Hay objetivos que por si mismos no son propensos a dar un buen bokeh, pero conociendo sus limitaciones y tratando de emplearlos en situaciones adecuadas podemos conseguir fotografías muy majas, como esta que hice hace apenas un par de días del caño de la fuente que hay en la quinta de Cervantes o la del halcón que encabeza esta entrada; ambas realizadas con mi sencillo teleobjetivo Nikon AF-S 55-200 f/4-5.6.

Agua

Por su parte, la fotografía del semáforo que tenéis unos párrafos más arriba está realizada con mi AF-S 35mm f/1.8G, demostrando que también puede conseguir un bokeh bastante bonito pese a no contar con una distancia focal demasiado larga.

El bokeh; ese término extraño y que no se puede medir con ningún parámetro. Es curioso: en fotografía tendemos a medirlo todo (resolución de las ópticas, velocidades de disparo, aperturas, longitudes focales…) pero el bokeh es algo que gusta o no gusta; sin más. No hay forma de cuantificarlo, y seguramente es lo único que hoy en día no podemos usar para hacer comparativas entre unos equipos y otros. No sé a vosotros, pero a mí este tipo de cosas refuerzan mi pasión por la fotografía como forma personal e intransferible de plasmar la realidad.

* Todos los artículos de este tipo en https://luipermom.wordpress.com/fotografia

14 pensamientos en “¿Qué es el bokeh?

  1. Lo primero felicitarte tanto por esta entrada como por todo el blog.

    Una pregunta sobre el Bokeh. ¿Podrías poner los datos de exposición y apertura de las fotos con el 55-200 mm? Usaste trípode no? Depende con que aperturas es fundamental su uso no? Me lo he comprado hace poco (el VR para la D40) y estoy un poco verde en el asunto.

    Un saludo!

    • Hola Héctor:

      No pongo los datos EXIF de las fotos que cuelgo en el blog por el sencillo motivo de que si pinchas sobre cualquiera de ellas y luego te vas a la opción “más propiedades” en la página de Flickr que se abre, ahí tienes absolutamente toda la información. Es más que nada por ahorrar tiempo, ya que si tengo que poner los datos de cada foto al pie en ciertas entradas me puede llevar bastante tiempo.

      En cuanto al uso del trípode, es algo a lo que le tengo mucha manía, por lo que llevo más de un año sin hacer una fotografía con él. De hecho creo que con la réflex nunca lo he usado; si bien es cierto que su uso es fundamental para realizar fotografías nocturnas de varios segundos de exposición.

      ¡Un saludo!

  2. Torpeza por mi parte. No me di cuenta porque cuando descubrí tu blog estaba en el trabajo y aquí tienen capado todo lo que huela a red social y al no poder abrirlo por eso te lo pregunté.

    A mí me pasa lo mismo, tengo una manía al trípode que no puedo ni verlo. Dentro de poco hago un viaje a Roma y quiero hacerme con un objetivo luminoso para interiores y callejeos nocturnos. He visto tu review del Nikkor 35 mm 1.8 f y casi me he decidido a comprarlo.

    ¿Se pueden hacer buenas fotos nocturnas o en interiores a 1.8 f a mano alzada?

    Un saludo y perdona por la brasa.

    • Bueno, yo lo que hago con mi D40 es subir la ISO a 400 y poner la cámara en modo manual. En caso de que te muevas por calles más o menos bien iluminadas y tal puedes sacar imágenes nítidas a mano alzada usando velocidades de 1/15 ó 1/20 y una apertura rondando f/2.8 o f/2.5 (si te puedes apoyar en una pared o similar al disparar, mejor).

      En caso de que quieras hacer paisajes nocturnos o exposiciones más largas no te queda más remedio que emplear un trípode, con el rollo que eso supone en medio de una ciudad como Roma. En el campo no hay problema; pero en una gran ciudad es un rollo cargar de un lado a otro con el trípode.

      ¡Un saludo y gracias por comentar, Hector!

      • Muchas gracias a tí por tus enriquecedores comentarios y tus rápidas respuestas. Ya me han dicho que Roma es demasiado complicada para andar poniendo trípodes y además si no llamas la atención demasiado con tu equipo fotográfico… mejor.

        Pues lo intentaré y a ver qué tal. Ya te comentaré los resultados. Ah! Por cierto ya me he decidido por el Nikkor 35 mm por 180 eureles y en el Corte Inglés! He flipado cuando me han dicho el precio.

        De nuevo, muchas gracias.

        Un saludo!

        • Te ha pasado como a mí con el 35mm, que te hacen un 10% de descuento porque andan de rebajas; por lo que sale por un precio muy tentador, jejeje.

          ¡Ya verás la de alegrías que te da ese objetivo! 😉

  3. Muchas felicidades por el buen trabajo que haces en tu blog , a mi me estas aportando un monton de conocimientos con todos tus comentarios . Muchas muchas gracias . Es un placer leerte . +++++

  4. He descubierto por casualidad tu blog,(atraves de google) es de admirar tu pasión por la fotografia, y sobre todo, la didáctica que tienes (y usas), para transmitir tus conocimientos, voy a seguirte en todos tus nuevos comentaarios.
    Una questión, yo tengo una Canon EOS 10D, tus experiencias qiue comentas, son sobre Nikon, por ser tú equipo, ¿es exportable para Canon?.
    Muchas gracias

  5. Hola,hace tiempo leo tus publicaciones y los encuentro muy buenos ,te felicito y me gustaria que me avisaras con publicaciones nuevas…Saludos de un aficionado.

    • Ahhhhhhh muy interesante pagar miles de euros por un cacharro que te deja sin saber lo que tienes detrás de la obra de arte que estás fotografiando. Lo voy a explicar de una forma fácil….. buscas en google maps Kotor y Nacionalni Park Lovcen. Entonces vas por ahí con dos obras de arte que son una estrella de Oriente de las que para estar cerca necesitas unas gafas de soldador y una road glide special con cualquier canción de ACDC. Como no haces más que recibir alabanzas del bokeh llevas una full frame y un objetivo de los caros de altísima luminosidad y muy poca profundidad de campo. Bordeas el parque natural y por la P1 te pones en lo más alto de la serpentina de Kotor. Por ahí andas cerca de dos mil metros de altura y casi te da un pasmo con el paisaje, (Si antes no te lo dieron la Model y la Harley), donde abajo de todo está un objeto como una pulga que luego resulta que es el Queen Victoria. Si el efecto más bonito y acusado lo da una cámara de sensor de formato completo y hace desaparecer el paisaje, mejor recomiendo que con tanta electrónica los diseñadores pongan el coco en hacer cámaras que graben los parámetros de la combinación de perfúmenes entre el romero, la piel de la model y los gases de la gasolina rusa, incluso el sabor de los higos y castañas de esos entornos naturales. También que la RAW incorpore las vibraciones y sonidos de la sinfonía musical del instante, incluido crujir de hojas y ramas y trinos de pájaros en el aire. En mi opinión mucho mamoneo con el bokeh, como algo admirable, en lo que leo de los principales y mucho menos de los instantes. Te pongo otro ejemplo que acabo de vivir: Ciudad aterrorizada y escuchando los disparos a menos de un kilómetro, con un helicoptero militar en el aire a cien metros por encima de la cabeza. Si me pusiera a hacer fotos en ese momento, (cosa que ni se te ocurra no te vayan a confundir con un espia), para reflejar la cara de terror de un ciudadano y la formato completo con su objetivo y bokeh me borra el helicoptero, invito al vendedor a que se trague la cámara. Ahhhh y tengo en cuenta la referencia acerca de lo que cuesta cada foto con ese “maravilloso” barbárico bokeh son las diez horas que necesita trabajar un españolito medio para ganar 30 euros….Es decir no menos de 2.000 euros por la full format y sus astronómicos objetivos, sale como que ese españolito tiene que trabajar del orden de cien dias para hacer fotos que te borran la bahía de Koper, helicóteros y hasta ovnis!. Menos mal que no se te ocurrió recomendar las hasselblad y las cámaras fotogramétricas que todavía tienen el sensor de mayor tamaño, o incluso tres sensores en la misma cámara. Espero que los inspectores de Hacienda empiecen a fotografiar, sin ningún tipo de bokeh a los que tienen tantas y tan caras cámaras y objetivos, Sensato Luipermon, con buen pulso y haciendo desenfoques con objetivos normales. Ahhh para mejor desenfoque tengo un par de trípodes de los teodolitos Leica, que esos si son estables, pero coincido con el autor de que el mejor trípode es el que no tienes que cargar, que de eso se bastante. Para mi lo del desenfoque es como cuando una empleada de hogar esconde el polvo debajo de la alfombra, en muchas ocasiones nada con lo que maravillear y de uso justificado en no muchas ocasiones. Lo veo muy útil para fotografiar a las suegras, poniendo al frente un ramo de flores y a unos metros detrás la suegra. Entonces seguro que mas de uno compraría las full frame y objetivos de precios astronómicos 🙂

      • En mi vida he leído una estupidez más grande que ésta. ¡Ignorante! El desenfoque se usa sólo en retratos no para los paisajes. Ya lo decía una buena profesora mía. No hay nada más atrevido que la ignorancia. Y yo añado que tampoco nada más desagradable que la estupidez.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s