La soledad del centro de salud

Siempre me llamó la atención el centro de salud de mi barrio; especialmente dos elementos: la iluminación de sus escaleras por la tarde gracias al sol que da de lleno en la cristalera y las salas de espera cuando no hay nadie en ellas. Acercarse a ese lugar después de comer garantiza unas imágenes llenas de soledad y tristeza, así que hoy me gustaría dejaros dos buenas muestras de ello:

Sala de espera sin esperas

Escalera a contraluz

2 pensamientos en “La soledad del centro de salud

  1. Gracias por tu alabanzas, Chema.

    Y bueno, la verdad es que para pescar una sala de espera vacía hay que ir a alguna hora concreta en la que no haya ningún doctor en la zona, pues cuando están siempre hay gente. De todos modos, esto que se ve en la primera imagen es una zona de pediatría, que según tengo entendido tiene las consultas de la tarde un poco después de cuando yo estuve por allí. Lo habitual es que esté lleno de niños revoloteando y padres tratando de que sus hijos se sienten dos minutos seguidos.

    ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s