La comodidad de trabajar en Full HD

Cuando me compré mi último ordenador mi prioridad fundamental era que viniera con un buen monitor porque lo iba a emplear sobre todo para edición fotográfica. Los 1024 x 768 puntos de mi portátil se me quedaban bastante cortos a la hora de manejar Adobe Lightroom y necesitaba algo que me permitiera trabajar con comodidad. El tema de la lentitud de mi antiguo ordenador se podía solucionar a base de paciencia, pero al tener una resolución tan comprometida de pantalla estaba obligado a manejar el zoom constantemente y a cerrar y abrir las barras de los menús todo el tiempo; algo que era una locura.

Para que os hagáis una idea de la diferencia de resolución entre unos equipos y otros, os pongo una captura de pantalla de mi fondo de escritorio sobre la que he dibujado dos cuadros en color rojo. El más pequeño de los dos corresponde a la resolución de pantalla del Asus Eee PC 701 (800 x 480) y el mayor al Toshiba con sus 1024 x 768 píxels. La imagen al completo tiene la resolución del monitor de mi actual ordenador: 1920 x 1080. (Podéis pinchar sobre la imagen para que se abra en una nueva ventana a su resolución original).

Asus Eee PC 701 (800 x 480), Toshiba A55 (1024 x 768) y monitor Acer V223HQ (1920 x 1080)

Asus Eee PC 701 (800 x 480), Toshiba A50 (1024 x 768) y Acer V223HQ (1920 x 1080)

Como veis, la diferencia es abismal; y para que os hagáis una idea aún mejor de lo que es trabajar con Lightroom en uno y otro equipo os voy a poner dos capturas de pantalla durante el tratamiento de una misma fotografía en dicho programa. Además, os comento que he escalado las imágenes para que comparativamente tengáis la misma sensación que yo de diferencia “física” entre el tamaño de la pantalla de uno y otro equipo (15″ contra 22″). Si pusiéramos el portátil junto a la pantalla del sobremesa, la proporción entre tamaños sería exactamente esta:

Lightroom en Toshiba A-50 (1024 x 768)

Lightroom a 1024 x 768 (Toshiba A-50)

Lightroom en Full HD

Lightroom en Full HD (1920 x 1080)

Como veis, la captura extraída del Toshiba desaprovecha mucho espacio alrededor de la fotografía. Además, fijaos en que el tamaño de la barra de la derecha ocupa prácticamente una cuarta parte de la primera imagen y por lo tanto nos va a restar bastante espacio de trabajo para tratar las imágenes.

Quien dice Lightroom, dice cualquier otro programa; y es que cuanto mayor sea la resolución de pantalla más espacio de trabajo vamos a tener a nuestra disposición. Un monitor es más aprovechable para cualquier aplicación cuanto mayor sea su resolución; y no se me ocurre ningún motivo que haga aconsejable uno más reducido.

Además de todo esto, hay que tener en cuenta que el ratio anchura:altura de un monitor de 1024 x 768 será de 4:3 mientras que en uno de resolución Full HD es de 16:9; que lo hace mucho más adecuado para cualquier cosa que se visualice en formato panorámico (el famoso formato 3:2 de las cámaras reflex, películas, conciertos…).

En fin, reconozco que estoy contento con el rendimiento de mi ordenador; pero lo que más me gusta de él es la calidad de imagen que obtengo gracias al monitor. ¡La inversión mereció la pena!

Un pensamiento en “La comodidad de trabajar en Full HD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s