Alcalá de Henares ayer y hoy (55)

Después del paseo por la Calle Mayor que nos dimos el pasado Lunes, hoy nos vamos a acercar a otro lugar emblemático dentro de la geografía alcalaína: la Calle Libreros.

No deja de sorprenderme el observar la apariencia de la calle hace casi cincuenta años: pequeños y humildes comercios, casas bajas y muy pocos coches aparcados en las aceras. La tintorería, la fábrica de embutidos, la peluquería situada en el número 12… Todos ellos desparecieron en las décadas posteriores sin dejar rastro dando paso a poderosas entidades bancarias y conocidas franquicias con un aspecto mucho más frío que el original.

Calle Libreros en 1960

Calle Libreros”. 1960. Fotografía de Baldomero Perdigón Puebla. Extraída del libro “Alcalá de Henares en Blanco y Negro (1960 – 1970). ISBN: 84-607-1405-5.

Por suerte para mí, esta zona de Alcalá es peatonal durante los fines de semana, de tal modo que pude hacer la fotografía sin coches de por medio y con la gente transitando tranquilamente por medio de la calle. Es una de las pocas ocasiones que se me han presentado para tomar la imagen en unas condiciones parecidas a las originales, de modo que aquellas fotografías que tenga que hacer de la zona centro trataré de hacerlas en Sábado o Domingo.

Calle Libreros en la actualidad

Calle Libreros en la actualidad.

El Lunes que viene nos volveremos a ver por aquí; y esta vez en un rincón que sí ha cambiado radicalmente en las últimas décadas, pues hoy hemos visto que aunque las tiendas y los edificios modifiquen su apariencia, el aspecto general del lugar más o menos se mantiene. Sin embargo otros rincones de la ciudad no tienen nada que ver con lo que eran hace unos cuantos años.

¡Un saludo!

La jungla urbana

Pese a que por las calles se puede llegar a ver de todo, no deja de resultarme curioso que en medio de una acera de mi barrio ha crecido un auténtico matorral que llega a impedir el paso haciendo que el paciente transeunte tenga que salir al asfalto para continuar su ruta.

Jungla urbana

En dicha acera no hay tierra ni nada que se le parezca en la que pueda arraigar con facilidad algún tipo de especie vegetal, y precisamente por eso el que dicho matorral haya llegado a tomar semejantes dimensiones saliendo de entre unas losas de piedra es algo digno de retratar.

Nunca dejarán de sorprenderme las pequeñas cosas de cada día  😉

Review: Vodafone 226

Pese a que ahora los teléfonos móviles poco (o nada) tienen que ver con lo que se podía encontrar hace unos años por la inmensa cantidad de aplicaciones de las que hacen gala, de vez en cuando conviene recordar que estos aparatos fueron diseñados en un principio con la idea de que sirvieran para hablar y mandar SMSs.

080916 054

Con los años se han ido añadiendo a este tipo de aparatos funciones de fotografía, vídeo, música, internet, comunicación por bluetooth, Wi-Fi, navegación GPS… un sinfín de elementos que si bien son de lo más útiles, a veces nos damos cuenta de que no usamos más que en contadas ocasiones, añadiendo un peso y un volumen al teléfono que a veces nos vendría bien ahorrar. Del mismo modo, los tiempos de autonomía se han ido reduciendo drásticamente por el mayor consumo de energía que necesitan todos esos subsistemas integrados en la circuitería del teléfono, así que es habitual que en los teléfonos más altos de gama haya que conectarlos al cargador cada dos días si no nos queremos quedar tirados sin batería a las primeras de cambio.

Pues bien, con esas premisas en mente me dirigí hace unos días a la tienda Vodafone que hay en la Plaza de Cervantes de Alcalá de Henares para ver cuál era el teléfono más sencillo, ligero y fino que tenían, y al final se vino para casa junto a mí un Vodafone 226 que llevo empleando durante la última semana con bastantes alegrías y alguna que otra decepción acostumbrado al Nokia 6630 que ya lleva unos meses junto a mí.

080916 010

080916 017

Que conste que las razones de la compra del Vodafone 226 no son otras que el sentido práctico de la vida: debido al volumen del 6630 no es nada cómodo llevarlo en el bolsillo del pantalón, por lo que siempre iba en mi habitual bolsa-bandolera haciendo que no me enterara la mitad de las veces que me llamaban o me llegaba un mensaje si estaba caminando por la calle. El Nokia 6630 sigue viajando en mi bolsa, pero ahora está en el modo fuera de línea (sin tarjeta SIM, vaya) para emplear sus funciones alternativas; y como teléfono empleo éste que hoy os presento ya que puedo llevarlo en cualquier bolsillo por pequeño y estrecho que sea.

ABRIENDO LA CAJA

Lo primero que llama la atención del Vodafone 226 es que está fabricado por Sagem. La caja y el teléfono están serigrafiados con la conocida iconografía del operador, pero los manuales y el cargador del teléfono dejan claro quién es el fabricante del aparato. Y hablando de la caja he de decir que su tamaño es sumamente pequeño; acorde con el aspecto del teléfono que cobija en su interior.

Ya que hablamos de los teléfonos Vodafone, aprovecharé para comentaros que la operadora ha decidido desde hace ya un tiempo sacar unos terminales propios que no encontraremos en ningún otro operador. Están fabricados por la firma Sagem (como ya os dije hace un momento) y en general los comentarios que he escuchado sobre ellos son bastante favorables. En estos momentos hay seis o siete teléfonos de diferentes gamas tanto de formato clásico (como éste), slider o “de concha”, por lo que cada uno encontrará la forma más acorde con sus gustos.

080916 005

Dentro de la caja nos vamos a encontrar el terminal, la batería y el cargador. Apenas una hoja desplegable hace de manual y aparte viene un pequeño catálogo de carcasas personalizables para la parte trasera del móvil. No hay ningún tipo de extra ni accesorio, puesto que Vodafone quiere dejar claro que estamos ante el teléfono más simple de toda su gama.

IMPRESIONES CON EL TELÉFONO EN LA MANO

Una vez instalada la batería y la tarjeta SIM (parece mentira lo que cuesta sacar la tapa trasera) pondremos el teléfono a cargar a través del conector que hay en un lateral protegido por una pletina de plástico. Pletina que cuesta un poco sacar la primera vez, pero que una vez cogido el truco ya sale sin más complicaciones. Es bonito ver que los bordes del teléfono están completamente limpios de conectores, dando una imagen bastante compacta y minimalista agradable para mi gusto aficionado a ese tipo de cosas.

Por cierto, las dimensiones del terminal son 103 mm de largo, 46 de ancho y sólo 11 de grosor. El peso es de unos inapreciables 65 gramos, por lo que estamos ante uno de los teléfonos más pequeños y ligeros que nos podemos encontrar actualmente en una tienda.

080916 056

080916 057

080916 002

Tras un par de horas la batería está completamente cargada y podemos empezar a utilizar el teléfono normalmente. Ya he dicho alguna vez que las baterías de li-ion son bastante flexibles en cuanto a cargas a medio uso y demás, pero a mí particularmente lo que no me gusta es empezar a utilizar un aparato electrónico sin haber cargado completamente la batería por primera vez.

El teléfono posee una pequeña pantalla de 128 x 128 píxels con 65000 colores; algo exigua para lo que se estila actualmente. Sin embargo en un teléfono tan simple como éste en el que no hay posibilidad alguna de meter en él algo que no sea texto (los fondos de pantalla son predefinidos así como las melodías) y que la cámara de fotos brilla por su ausencia no es un gran obstáculo para su manejo.

Lo que no me hace mucha gracia es que bajo el sol de mediodía no se distingue absolutamente nada en pantalla. Más vale que para escribir un SMS por la calle busquemos una sombra porque si no no sabremos ni lo que estamos redactando a no ser que seamos una de esas personas que no necesitan mirar a la pantalla para componer un mensaje. La visibilidad bajo el sol directo era un aspecto que el 6630 resolvía a la perfección, y la verdad es que ha sido un poco frustrante encontrarme de nuevo con este tipo de problemas en los días muy luminosos.

080916 003

080917 007

El menú del teléfono es tan simple que se reduce a seis apartados. Aparte de los consabidos contactos, mensajes y configuración presentes en cualquier móvil, los únicos “extras” con los que contamos son una calculadora, un reloj despertador, un almanaque en el que no se pueden apuntar recordatorios y un Sudoku (al menos el juego de turno es entretenido y hace pensar). Nada que destacar en este aspecto, pues como digo el menú es lo más simple que nos podemos echar a la cara en la actualidad.

El teclado está inspirado en el de algunos modelos de Motorola: las teclas están situadas en “tiras” de tres y al tacto es completamente plano. Sin embargo, pese al escaso tamaño del móvil hay que reconocer que las teclas son cómodas para unos dedos de tamaño estándar como los míos. Su iluminación es bastante tenue, pero es en un elegante tono azul que siempre queda bien en este tipo de dispositivos.

080916 065

En la parte superior tenemos las consabidas teclas de colgar / descolgar, las dos teclas de función y un pad direccional con un botón en el centro que posee mejor tacto de lo que se podría esperar de un teléfono de esta gama. La verdad es que los acabados no van en consonancia con el precio del teléfono, pues su aspecto es bastante bueno comparado con otros terminales de parecidas prestaciones.

Las melodías con las que cuenta el teléfono son de dudoso gusto en su gran mayoría, pero al menos son de tipo polifónico y no son demasiado estridentes. Particularmente he optado por una que imita el sonido de un teléfono antiguo, porque los tonos “musicales” que han compuesto para la ocasión son demasiado horteras como para permitir que me suene el teléfono a todo volumen en medio de un lugar público.

080916 053

Un detalle que me ha gustado bastante es que la vibración del teléfono es fuerte y además en el caso de recibir un SMS el móvil vibrará durante unos ocho segundos; lo que hará que nunca se nos pase por alto un mensaje porque por lo general el aviso silencioso de la mayoría de los móviles no pasa de un brevísimo “bzzzzz” que caminando por la calle ni siquiera notaríamos. Hasta el momento no se me ha pasado ni una llamada y ni un mensaje caminando por la calle, que es justo lo que buscaba cuando me hice con este teléfono.

Por cierto, no dejaré de comentar el detalle de la parte trasera del móvil, pues está hecho de un plástico antideslizante que hará que el teléfono no ande dando vueltas por la mesa o el salpicadero del coche y que además en el caso de que roce con alguna superficie áspera no acabe lleno de marcas como suele suceder con cualquier teléfono lacado.

080916 060

La calidad de sonido es más que suficiente y aunque pegado al oído no se escucha tan fuerte como un Nokia 6630 sí que será suficiente como para escuchar a nuestro interlocutor con claridad a no ser que estemos enfrascados en medio del estruendo de las obras de Madrid. Comentar también que el teléfono dispone de manos libres integrado que, aunque distorsiona un poco, cumple con su función perfectamente.

CONCLUSIONES

Poco más me queda por contaros, pues el teléfono no da mucho más de sí: a modo de resumen os puedo decir que nos encontramos ante un terminal de lo más simple, a un precio más que ajustado (en pack prepago cuesta 29 euros), que cuenta con una autonomía realmente generosa y que ha sido diseñado para aquellas personas que quieren estar comunicadas pero sin verse obligadas a cargar con un teléfono el doble de grande y lleno de cosas que no usarán jamás.

La opción del Vodafone 226 no se reduce sólo a servir de segundo teléfono, pues por su escaso peso y su reducido grosor se llevará bien con esos vaqueros tan ajustados que tenemos por casa. Por cierto, en casi todas las tiendas Vodafone está agotado ahora mismo; por algo será.

080916 063

El Cerro del Viso

El otro día os narraba cómo Joe y yo volábamos una cometa en el Cerro del Viso, y como os prometí, hoy os hablaré brevemente sobre ese lugar a medio camino entre Alcalá de Henares, Madrid y Torrejón de Ardoz.

El Cerro del Viso es una meseta situada frente al Corte Inglés de Alcalá de Henares (MAPA) desde la que se pueden ver todos los municipios cercanos a esta localidad. En un día claro se pueden distinguir perfectamente los perfiles de los edificios más emblemáticos de Madrid, la localidad de Meco, Torres de la Alameda, Arganda del Rey…

Madrid desde el Cerro del Viso II

La puesta de sol es una de las cosas que mejor se ven desde allí: el sol se esconde tras los edificios de la capital tiñendo todo de un tono anaranjado que no se repite a ninguna otra hora del día. Señalar que en una zona del cerro hay un cuartel militar al que es mejor no acercarse demasiado, del mismo modo hay varias antenas de telefonía móvil que están firmemente valladas para que nadie toque lo que no se debe.

Por lo demás, en esas tierras podemos ver gatos, conejos y gran variedad de aves que dan un poco de color a unos campos que en general están un poco descuidados. Eso sí, la carretera que lleva a este lugar es un camino de cabras lleno de baches y por el que no debería transitar nadie que aprecie los amortiguadores de su coche; advertidos quedáis si os han entrado ganas de hacer una excursión 😛

Campos infinitos

Sin embargo, pese a lo intransitable del camino, es frecuente encontrar por allí durante los días de sol a gente caminando o practicando ciclismo de montaña. Por las noches el panorama cambia radicalmente y lo más frecuente son grupos haciendo botellón y parejas haciendo lo que no pueden hacer bajo las farolas de la ciudad. No obstante, también os podéis encontar por allí con mi hermana, Joe y yo dando una vuelta (es el lugar más fresco de los alrededores de Alcalá), haciendo fotos en una noche de tormeta o sentados en una piedra del camino filosofando sobre cualquier tema.

En fin, un pequeño rincón al que se tarda un buen rato en subir, pero que ofrece unas vistas que no hay en ningún lugar de por aquí.

Madrid desde el Cerro del Viso

¡Un saludo! 😉

La tarde en la que conocí a Fukuy y Huracan134

Aprovechando un viaje de un par de días que Fukuy (locutor del programa de radio de ultimONivel) y su novia hicieron desde Barcelona para conocer las tierras madrileñas, quedé en pleno centro de la ciudad con ellos dos y también con Huracan134; redactor de la web y diseñador gráfico de la misma que aunque vive relativamente cerca de Alcalá, todavía no había tenido ocasión de ver en persona.

Puente eléctrico

De camino a Madrid en el autobús (la mejor opción para ir a la ciudad si no tienes un sitio fijo en el que dejar el coche) pensaba en cómo sería la tarde. No tenía ni idea de qué iba a hablar con ellos tres, pues nunca nos habíamos visto anteriormente, pero sabía que eso no supondría ninguna dificultad porque tenemos mil y un temas en común gracias a la web. Además, por lo que he podido ver en los dos últimos años, todos nosotros somos gente abierta y extrovertida con los demás, por lo que estaba seguro de que la tarde daría mucho de si.

Y entre tanto, envuelto en multitud de pensamientos, ya estaba prácticamente en Madrid; algo de lo que me di cuenta precisamente cuando los taxis, los andamios y las excavadoras empezaron a formar parte natural del paisaje. No sé cuándo terminarán las obras de la capital, pero sí que me doy cuenta de que cuando acaba una comienzan otras dos, de modo que esto no parece tener fin alguno.

El anónimo taxi

ciudad de obras

Unos minutos en el metro (de lejos el mejor modo de moverse por la ciudad) y aparezco en Callao media hora antes de la hora prevista, de modo que me dedico a echar un vistazo a la “zona Apple” de la FNAC y para hacer algunas fotografías en la plaza. Me llevo la sorpresa de que un grupo está ensayando un concierto para esa noche y al ritmo de la música voy moviendo los pies mientras el minutero avanza lentamente.

Improvisado concierto en Callao

Con asombrosa precisión Huracan134 (Hura para los amigos) sale de la boca del Metro junto a una multitud de turistas asiáticos todos ellos cámara en mano y chanclas en pie. Breve charla, comentarios sobre la web y alguna que otra broma sobre el foro rellenan los minutos de espera hasta que por la misma abertura por la que hemos sido escupidos Hura y yo aparecen Fukuy y María.

Al fin, tras dos años de trabajo codo con codo (o más bien ordenador con ordenador) conozco en persona a uno de los miembros fundadores del programa de radio hace ya unos cuantos años (cuando ultimONivel era Montcada En Juego). Un abrazo de bienvenida que se tenía que haber producido muchos meses antes, pero grande y efusivo como el que más.

Caminamos por el centro de Madrid; no mucho porque nuestros ilustres visitantes andan algo cansados de todo el tute a ver museos y rincones pintorescos de la capital, pero sí lo suficiente como para llegar hasta el mismo bar que acogió aquella mítica kedada de ultimONivel y de la que también di buena cuenta en este blog.

Tras un par de horas allí hablando de mil y un temas no dejamos pasar la oportunidad al salir de hacernos una fotografía juntos que diera cuenta de nuestro encuentro. María cogió la cámara y Hura, Fukuy y yo pusimos la mejor de nuestras caras para tener un recuerdo de una tarde que no será fácil de olvidar.

Huracan134, Fukuy y yo

Finalmente nos dirigimos hacia la calle Princesa para terminar de dar una última vuelta por las calles de Madrid y dirigirnos hacia el Metro para que Fukuy y María fueran a su hotel y Hura y yo encaminaramos nuestros pasos hacia la zona Sur-Este de la comunidad. Sin embargo, pese a ya haberlo visto alguna vez me sorprendió mucho ver la marea humana que se forma en la calle Preciados a última hora de la tarde. Es realmente increíble ver una calle tan amplia en la que no cabe ni un alfiler entre tanta cabeza… ¡Y eso que no estamos en época de rebajas!

Marea humana en Preciados

Como os decía, fue una tarde para no olvidar. A ver quién es el próximo miembro de ON al que tengo oportunidad de conocer, que de momento ya he asistido a una kedada de una decena de foreros y también he podido conocer en persona a Keichi, Huracan134 y Fukuy y en todas las ocasiones he vuelto a casa con una sensación de indescriptible felicidad.

Ya se va el sol

Alcalá de Henares ayer y hoy (54)

Bienvenidos al primer capítulo de la cuarta entrega de la serie Alcalá de Henares ayer y hoy. Si sois recién llegados a este blog os recomiendo una lectura a este enlace y un vistazo a las entradas ya publicadas. Sin embargo, si ya conocéis de qué va esto os podéis imaginar lo que os vais a encontrar en las próximas líneas, así que vamos allá; y para celebrar el regreso de las imágenes de Alcalá de Henares nos vamos a ir a dar una vuelta por la Calle Mayor; un lugar que ya apareció en una de las primeras entregas y que en cierta medida será protagonista de las próximas semanas, pues es un lugar muy importante en Alcalá y hasta el momento no le he prestado la atención necesaria en este proyecto.

Calle Mayor en 1920

“Calle Mayor”. Fotografía anónima de 1920. Extraída del libro “Memoria gráfica de Alcalá (1860-1970)”. ISBN: 84-87068-06-5.

Podéis apreciar en la imagen que la Calle Mayor siempre ha sido una calle con mucho comercio en la que se dan cita buena parte de los ciudadanos de esta localidad. La Calle Mayor representa una de las arterias principales de Alcalá siendo una vía peatonal desde hace ya unos cuantos años y en la que sólo pueden entrar vehículos a ciertas horas para labores de carga y descarga.

Hace casi un siglo la iluminación de dicha calle consistía en algún que otro farol dispuesto ante la puerta de algún bar o similar, por lo que la penumbra estaba asegurada en gran parte de su recorrido. Nada que ver con los puntos de luz situados en cada columna presentes en la actualidad.

Calle Mayor en la actualidad

Calle Mayor en la actualidad.

Por supuesto, los comercios tampoco tienen mucho que ver con los de la época pese a que alguno ha sobrevivido al cambio y sigue presente. No se aprecia en la imagen, pero unos metros más adelante se encuentra una perfumería que lleva unos 150 años abierta al público initerrumpidamente; y es tan antiguo ese comercio que hace poco recibió un premio de la Comunidad de Madrid por ser una de las tiendas más antiguas de la región.

Bares y panaderías han dado paso a tiendas de ropa, ETTs, estancos y joyerías; pero si uno se fija detenidamente en los detalles que caracterizan a esta pintoresca calle se da cuenta de que en el fondo no han cambiado tantas cosas.

¡Nos leemos de nuevo el jueves!

Volando cometas

En una mañana con bastantes cosas por hacer suena el teléfono y tu mejor amigo te propone un plan que no puedes rechazar: comprar una cometa y subir a un monte para estrenarla. Dicho y hecho; pocos minutos después de nuestra conversación Joe y yo nos veíamos en la puerta del Decathlon de Alcalá de Henares.

Una vez con la cometa en nuestro poder nos encaminamos rumbo al Cerro del Viso (lugar próximo a Alcalá del que en breve os hablaré más extensamente) mientras hacíamos cábalas sobre el viento que podría hacer en la altitud de ese lugar. Ninguno de los dos volábamos una cometa desde que éramos pequeños, y ni mucho menos tenía que ver con esta, pues la que compramos era de tipo “parapente” y por lo tanto era la primera vez que tratábamos de elevar por los aires algo así.

Volando cometas

Pues bien, aunque no soplaba demasiado viento (ya es raro, porque ese lugar suele ser ventoso por naturaleza) sí que conseguimos volar la cometa un buen rato cada uno y empezar a asimilar los principios básicos de su manejo. Era realmente divertido comprobar cómo esa especie de paracaídas con cuerdas respondía a nuestros gestos cuando el viento tenía la suficiente fuerza como para mantener sus hilos tensos.

La verdad es que los dos quedamos encantados con el invento, y lo que ahora esperamos es que amanezca un día de viento constante que nos permita elevar la cometa todo lo que den de sí sus largos hilos. Eso sí, como veis, con viento o sin él nunca desaprovecho la oportunidad de sacar algunas fotos, jeje.

Volando cometas II

El Lunes vuelven las fotos de Alcalá de Henares ayer y hoy

¡Hola a tod@s! 😉

Me complace anunciaros que el Lunes a las tres de la tarde aparecerá en este blog la primera entrada de una nueva entrega de Alcalá de Henares ayer y hoy. Durante esta semana he estado recorriendo las calles de la ciudad acompañado de mi cámara de tal modo que ahora mismo dispongo de un “buffer” de imágenes suficiente como para poder empezar a publicar las distintas entregas sin miedo a quedarme sin material gráfico aunque esté unos días sin pisar la calle.

Alcalá a contraluz

Espero que disfrutéis de las imágenes y mis apuntes sobre las mismas tanto como disfruto yo recorriendo las calles buscando los puntos desde donde fueron hechas las fotografías hace varias décadas.

¡Un abrazo! 🙂

Retratando las calles de Alcalá desde abajo y desde arriba

Las nubes se juntaban en el cielo como niños en un patio de colegio. Miro hacia arriba y noto que empieza a refrescar; sin embargo, lejos de querer refugiarme en el calor del hogar pienso en lo mucho que estoy disfrutando de la tarde. Una vista desde los pies de la torre de la iglesia magistral de los Santos Niños me hace sacar la cámara de su funda para no volver a ser guardada de nuevo en todo lo que falta de recorrido.

La torre de la iglesia magistral

Hacía tiempo que no cogía la cámara para perderme por la ciudad, así que me propongo aprovechar hasta el último instante antes de que la lluvia haga acto de presencia sobre las aceras de Alcalá y me obligue a buscar un lugar resguardado. De hecho todavía quedan charcos como mudos testigos del agua caída unas horas atrás y en los que se ven reflejadas algunos edificios. No es la primera vez que la fotografía charquística hace acto de presencia en este blog, pero es que cuando veo nubes, edificios y una lámina de agua soy incapaz de resistirme a buscar una composición más o menos armoniosa entre los tres elementos.

Alcalá en un charco

Algunas fotos más para la nueva entrega de Alcalá de Henares ayer y hoy (que poco a poco va tomando forma en el disco duro de mi ordenador) terminan de rellenar una tarde que se acerca a su fin con truenos en la lejanía y unas nubes negras aproximándose desde Madrid. Sin embargo un gato plácidamente tumbado en la acera llama mi atención y detiene mi rápido paso encaminado ya con decisión hacia casa.

Mi curiosidad no parece molestar al blanco felino, así que aprovechando sus ganas de colaborar enciendo la cámara para llevarme de recuerdo una bonita mirada. Me encanta lo dispuestos que están siempre los perros y los gatos para ser fotografiados, aunque de vez en cuando algunos de estos animales se muestran un tanto tristes.

El gato tranquilo

Estoy cansado y me duelen los pies de tanto caminar, pero he aprovechado la tarde de uno de los modos que más disfruto: capturando instantes en el tiempo para que no se pierdan jamás. Ahora es el momento de compartirlos con vosotros en este humilde rincón de internet.

¡Un abrazo grande!  🙂

Perritos ultracongelados

Hoy tuve un sueño realmente extraño que consistía en que decidía comprar un perro para dar un poco de alegría a la casa. Son unos animales fascinantes que siempre me han llamado la atención por su inteligencia y el cariño que regalan a las personas que les tratan con amor.

Lo que ocurre es que en mi sueño los perros no se compraban en una tienda de mascotas, sino en una especie de máquina de refrescos situada en un centro comercial de la que salían lindos perritos ultracongelados metidos en una funda de plástico transparente como si de un bocadillo se tratara.

El caso es que había que meter cinco euros (en monedas o en billetes) por una ranura y a continuación se elegía un modelo de perro. Acto seguido salía por la ranura inferior de la máquina junto con unas instrucciones que aconsejaban descongelar el perro dejándolo un par de horas junto a la chimenea de casa para que así poco a poco fuera despertando de su forzada hibernación.

Tuve suerte de despertar poco después y no recordar cómo terminaba la historia, pues eso de descongelar a un pobre perrito no ha de ser algo muy agradable para la mascota ni para el dueño.

En fin, sé que siempre sueño cosas raras, pero la de hoy se lleva la palma; lo peor es que una vez me había espabilado un poco comencé a preguntarme: ¿veremos cosas así en el futuro?

Lo “nuevo” de Apple

Al final la presentación de los nuevos iPod ha tenido poco de novedad, pues casi todo lo que se ha rumoreado en los últimos días era completamente cierto. Atrás quedaron los tiempos del “one more thing” y las sorpresas inesperadas que dejaban a todo el mundo boquiabierto… Vamos a echar un rápido vistazo a lo que se ha presentado hace menos de una hora:

Lo primero que se me viene a la cabeza es que Steve Jobs está hecho un asco. Nada más ver una de las primeras imágenes de la presentación se me vino a la memoria el error que salió hace poco en Bloomberg anunciando su propia muerte, y aunque a la vista está que no era cierto, tampoco es que la noticia fuera muy descabellada.

iTunes 8

Nueva versión del programa de Apple que cada vez más tiende a arrastrarse en el ordenador. Esta vez nos sorprende (por decir algo) con un nuevo modo de visualización de carátulas y una característica llamada Genius que dada una canción crea una lista de reproducción con otras similares basándose en los gustos de todos los usuarios de iTunes conectados a internet. Nada que no haga Last FM actualmente, vamos…

iPod classic

Si en general ha habido pocas novedades, en este apartado menos que en ningún otro: Se elimina el modelo de 160 GB dejando el más fino pero actualizándolo con un disco duro de 120 GB. Apuesto a que será el último Classic con disco duro “clásico” (nunca mejor dicho) que fabrique Apple. El precio en España será de 229€ en colores plata o negro.

iPod nano

Al final las fotos espía de los últimas días han resultado ser ciertas al milímetro. Se trata de un modelo inspirado en el de segunda generación con capacidades de 8 y 16 GB al precio de 139€ y 189€ respectivamente. Diseño curvo, posibilidad de grabar sonidos conectando un micrófono y disponible en nueve colores a cada cual más chachi-piruli (soy bastante clásico con los colores de estos aparatos y no me mola la estética chillona de esta última revisión).

La pantalla tiene formato vertical y para ver vídeos con comodidad se incluye un acelerómetro que recolocará los elementos en pantalla según si el iPod está en horizontal o en vertical. Del mismo modo se incluye una función mediante la cual si agitamos el nano cambiaremos a otra canción aleatoriamente (lo que viene siendo el shake-control en los móviles Sony-Ericsson).

Comentar a modo personal que es un diseño que no me ha gustado absolutamente nada. Para comprarme éste me quedo con mi nano 3G sin dudarlo ni un instante.

iPod touch

Se incorpora el Nike+ “de serie”, por lo que para usar dicha función sólo nos hará falta el receptor que se inserta en la zapatilla. También se estiliza ligeramente y se adopta un marco cromado para la pantalla. Las capacidades siguen siendo de 8, 16 y 32 GB a uno precios de 199€, 269€ y 359€ 219€, 279€ y 369€ respectivamente.

También incorpora altavoz externo para que los canis del barrio tengan algo más aparte del móvil con lo que molestar a la gente en los lugares públicos, contando con un control externo de volumen basado en un par de teclas laterales al estilo iPhone. En general es un modelo que ha tomado muchos elementos estéticos del famoso teléfono de Apple; algo que no tiene otra finalidad más que la de rebajar costes de fabricación.

Lo que más repelús me da es el hincapié que la compañía de California ha hecho en las funciones del Touch como plataforma de juegos. Está claro que Apple ha visto un filón en la adaptabilidad a todos los públicos de los videojuegos de Nintendo DS y se han decidido a seguir ese camino. Me gusta el Touch porque gracias a su conexión a internet tiene un montón de aplicaciones útiles, pero es un aparato que quiere abarcar muchos campos y no sé yo si al final se aplicará lo de que “quien mucho abarca, poco aprieta”.

Edito: resulta que en la Apple store de España han subido mágicamente los precios de la gama Touch entre 10 y 20 euros por modelo. No sé a cuento de qué viene dicho cambio de precio, pero vamos, es una tangada en toda regla, que bastante cara pagamos ya la conversión $ –> €  😦

Firmware 2.1 para iPhone

Pues eso: un nuevo firmware que según Steve Jobs arregla algunos bugs y mejora la autonomía de la batería. Al menos será una actualización gratuita para los usuarios disponible a partir de este viernes.

Finalmente salió un tal Jack Johnson al escenario acompañado de una guitarra acústica y así terminó un acto en el que realmente no se ha presentado nada digno de mención.

Por cierto, ya tenéis todas estas “novedades” disponibles en la Apple Store. Yo personalmente me voy a pensar durante unos días si me hago con un nuevo Classic, con uno de 80 GB ahora que los liquidarán en las tiendas, un Touch por sus capacidades de navegación por internet o bien paso del tema, me quedo con mi nano 3G y me hago con una cámara reflex digital. Ya veremos…

Fotografías por cortesía de www.engadget.com

¿Pero cómo he podido hacer tantas fotografías?

Ayer por la noche saqué mi disco duro externo para mover a él todas las fotos que he ido realizando este verano y no sé por qué me dio por mirar las propiedades de la carpeta llamada “Fotografía” encontrándome con que su tamaño se acerca a los sesenta gigabytes y que contiene más de 22000 imágenes.

Para que veáis que no estoy exagerando aquí os dejo una captura de la ventana que tanto me sorprendió. Ya sabía que tenía hechas un montón de fotografías, pero no creí que la cosa llegara a tanto.

Lo más sorprendente es que dichas imágenes han sido capturadas con mis tres últimas cámaras: Canon powershot A75, Sony DSC P200 y la Konica Minolta Dimage Z2, por lo que todas las fotografías aquí guardadas están tomadas aproximadamente en los tres últimos años y medio.

Si echamos cuentas esto da unas 6500 fotografías al año, y si afinamos un poco más todavía sale una media de casi 18 imágenes al día, así que os podéis hacer una idea de la de veces que saco la cámara y me pongo a disparar a todo lo que me llama la atención.

Mañana a las siete de la tarde tenemos keynote de Steve jobs

Pues eso; que mañana a las siete en punto de la tarde hora de la península dará comienzo una de las típicas conferencias de Apple de principios de Septiembre en las que se suelen presentar nuevos modelos de iPod y alguna que otra cosa más (one more thing).

Hace ya unas semanas que hice mis predicciones al respecto, y aunque los rumores apuntan en otras direcciones creo que puede ser interesante ver qué novedades presentan. Apple es una de las compañías que marcan unas tendencias más acusadas en el mundillo de la electrónica de consumo, así que seguro que nos cuenten lo que nos cuenten tiene una gran repercusión en medio mundo.

Mañana sacaré un ratito por la noche para hablar sobre el tema  😉

——————————

PD: os añado algunos enlaces por si queréis seguir la conferencia en directo

http://www.engadget.com/2008/09/09/live-from-apples-lets-rock-event-in-san-francisco/

http://live.slashgear.com/

http://live.gizmodo.com/

http://live.appleweblog.com/

Semana de no parar

Esta semana que ahora empieza va a ser un no parar para mí, de modo que habrá muy poca actividad en el blog. Lo digo porque si veis que no aparecen artículos nuevos en los próximos días no es que me haya ocurrido nada, sino que simplemente no voy a tener tiempo de escribir demasiado.

Si tengo suerte para el próximo fin de semana os daré buenas noticias; pero de momento prefiero no decir nada y centrarme en preparar unas cuantas cosas que prefiero dejar bien atadas.

¡Un abrazo!

Libros para viviendas reducidas

Mi hermana y su novio son dos viajeros empedernidos, y de sus andanzas por el mundo siempre traen alguna cosa curiosa. En este caso se fueron hace poco menos de un mes a Suecia, Finlandia, Noruega y demás paises cercanos al círculo polar ártico y allí, en una embajada española, se encontraron con unos libros que regalaban a los que se acercaban por allí.

Evidentemente cogieron uno para cada uno de los dos, pero también tuvieron el detalle de acordarse de mí sabiendo que mi cara de sorpresa sería mayúscula cuando lo pusieran en mis manos.

Junto a una tarjeta SD

Mini-impresión

Están impresos en él los derechos fundamentales de los ciudadanos de la Unión Europea, y aunque todo es perfectamente legible la verdad es que cuesta bastante leerlo porque debido a su pequeño tamaño literalmente se escurre entre los dedos.