El hombre que casi conoció a Michi Panero

El hombre que casi conoció a Michi Panero es una de las últimas maravillas que he descubierto de Nacho Vegas y que actualmente me tiene tan enganchado que no soy capaz de escuchar otra cosa antes de dormir porque me transmite siempre una mezcla de alegría y tristeza que me encanta disfrutar en la soledad de la noche para comenzar a soñar a continuación.

Se trata de una canción perteneciente al disco “Desaparezca aquí” y que habla al final de una vida justo en el momento de hacer balance de todo lo pasado y lo sentido durante el paso por este mundo. Lo que más me gusta es que aunque la canción se supone que debería ser triste, tiene un aire festivo que la hace única e irrepetible. Con cosas como estas tengo claro que musicalmente Nacho Vegas es mi nuevo héroe.

Sin más os dejo con el videoclip, que tiene toda la pinta de haber sido rodado con un presupuesto de lo más ajustado, pero que precisamente por ello tiene un lenguaje directo y sin rodeos.

El hombre que casi conoció a Michi Panero (Nacho Vegas)

Es hora de recapitular las hostias que me ha dado el mundo. Hoy querrán oír mi último adiós. Bien. Poco a poco van llegando y yo los recibo en batín.

Y unos me llaman chaval
y otros me dicen caballero.
Alguno no se ha querido pronunciar.
Yo una vez tuve un amor,
pero si he de ser sincero
dije “no” en el altar
y cuando digo no es no.

Fracasé una vez, fracasé diez mil
y aun así alzo mi copa hacia el cielo
en un brindis por el hombre de hoy
y por lo bien que habita el mundo.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

Y no me habléis de eternidad. No me habléis de cielos ni de infiernos más. ¿No veis que yo le rezo a un dios que me prometió que cuando esto acabe no habrá nada más? Fue bastante ya…

Nunca fui en nada el mejor,
tampoco he sido un gran amante.
Más de una lo querrá atestiguar.
Pero si algo hay capital,
algo de veras importante,
es que me voy a morir
y cuando digo voy es voy.

Lo he pasado bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y es bastante más de lo que jamás
soñaríais en mil vidas.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

Dejadme preguntar: ¿Esto es el final? Y si es así, decid: ¿Me vais a extrañar? ¡Ah, veo que asentís pero yo sé que no!

Qué lástima, no dejaré
nadie a quien transmitir mi savia;
consideré insensato procrear.
Y diréis de mí que soy
un viejo verde y cascarrabias,
y diréis muy bien,
y cuando digo bien es bien.

¡Largo ya de aquí! ¿Qué queréis de mí?
¿Es mi alma o es mi dinero?
Si de uno carezco y la otra es
una anomalía en esta vida.
¡Mirad, las niñas van cantando!
(Niñas): Shalalaralalá…

¡Y unos me llaman chaval, y otros me dicen caballero! ¡Alguno declinó mi oferta para hablar! ¡Yo una vez tuve un gran amor, pero si os he de ser sincero dije “no” en el mismo altar, y cuando digo no quiero decir que no!

He bebido bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y ahora brindo en paz por la humanidad
y por lo bien que habita el mundo.
¡Escuchad, os lo diré cantando!
(Viejo): Shalalaralalá…

Has…ta… nun…ca…

5 pensamientos en “El hombre que casi conoció a Michi Panero

  1. Pingback: Mis canciones favoritas actualmente « No sé ni cómo te atreves

  2. Pingback: Nacho Vegas: “En la sed mortal” « No sé ni cómo te atreves

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .