La vida sedentaria y sus (remediables) consecuencias

NOTA IMPORTANTE: Esta entrada no se refiere al sedentarismo como evolución de la forma de vida nómada; sino a la ausencia de ejercicio físico. Una vez aclarado esto, espero que nadie más se sienta molesto por el doble significado de esta palabra.

Después de haberme pasado varios meses pegado a esta silla preparando los exámenes del pasado mes de Febrero me doy cuenta de que estoy en baja forma física: no he perdido apenas peso, pero sí que me he dado cuenta de que cuando ahora me pego un palizón a caminar por la ciudad en busca de imágenes que capturar vuelvo más cansado a casa que de costumbre.

Atardecer en Santos NiñosPor un lado noto que a mis piernas les cuesta un poco más recuperarse de los esfuerzos, y por otro que tantas horas encima de los libros y los apuntes me han dejado de recuerdo un dolor de cervicales que no se acaba de ir del todo y me da bastante la lata en cuanto me descuido.

Pues bien, ya que este último cuatrimestre en la universidad es más relajado y puedo sacar más tiempo para otras cosas que no sean las estrictamente académicas he empezado desde hace unos días a no parar tanto tiempo en casa. Por el proyecto de fin de carrera no me puedo permitir estar todo el día por ahí haciendo el indio, pero sí que intento bajar a la calle aunque sea a dar una vuelta como mínimo una vez al día.

No es que me vaya a apuntar a un gimnasio y me vaya a poner a hacer ejercicio como un loco, pero sí que quiero retomar saludables costumbres que hasta hace unos meses no descuidaba, así que nada, si vivís por Alcalá de Henares seguramente me volveréis a ver ciudad arriba y ciudad abajo con la cámara de fotos a cuestas :-P

¡Un saludo!

About these ads

14 pensamientos en “La vida sedentaria y sus (remediables) consecuencias

  1. Pingback: ¿Por qué no habrán inventado antes la silla Hawaii? « No sé ni cómo te atreves 2.0

        • Pues no, no soy peruano, sino de España. Y aunque aquí lo de la “vida sedentaria” se refiere a la gente que no realiza actividad física alguna, que es a lo que me refiero en esta entrada, me doy cuenta de que allí se refiere más al sedentarismo como evolución de la vida nómada.

          En este caso el problema se debe a un doble uso de una palabra, por lo que ambos tenemos razón. En cualquier caso siento el equívoco, pero no hay nada en esta entrada que no sea correcto desde el punto de vista del uso del español.

          ¡Un saludo!

  2. Pingback: Recuperando la forma física perdida « No sé ni cómo te atreves 2.0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s