Cómo saber si está lloviendo sin asomarse a la ventana

Hace cosa de seis meses me pilló una tormenta brutal en medio de la nada (aunque dentro de la ciudad de Alcalá de Henares) y pasé un mal rato porque caía tanta agua y con tanta intensidad que no se veía a dos metros de distancia y hasta los móviles dejaron de funcionar debido a que la señal se distorsionaba tanto con el agua que había en la atmósfera que se perdía cualquier mínima cobertura al instante.

Bueno, el tema es que finalmente conseguí refugiarme en un portal y allí calentarme un poco (estaba empapado) y al menos estar a resguardo de la desproporcionada tormenta que estaba cayendo. Incluso allí no me sentía del todo protegido porque al fin y al cabo estaba en un portal extraño, incomunicado, sin nadie en la escalera y sin saber si estaría lloviendo de aquella manera durante diez minutos o durante diez horas.

Sea como sea, podría haberme evitado aquel susto si antes de salir de casa hubiera consultado el radar que el instituto nacional de meteorología tiene a disposición de cualquiera que tenga a mano una conexión a internet.

En dicho radar podéis ver casi en tiempo real (se actualiza cada treinta minutos) cómo están progresando las precipitaciones en toda la península así como «hacer zoom» en una zona concreta (hay estaciones de radar en determinados puntos del país) mediante la pestaña llamada «regional». No voy a pormenorizar su funcionamiento porque es muy intuitivo, pero os comentaré que podéis ver la evolución de las precipitaciones en las últimas horas, cosa muy de agradecer para hacer nuestras propias predicciones meteorológicas.

Comentar que lo que el radar mide es la reflectividad de las nubes que hay sobre él, ya que por lo general una reflectividad alta indica que las nubes van muy cargadas de agua y es directamente proporcional a la cantidad de lluvia que está cayendo. Si veis las manchas de precipitaciones en tonos azules puede que caigan cuatro gotas, pero si la cosa está en colores verdosos seguramente esté cayendo un chaparrón muy importante. Como dato curioso os diré que el día de la gran tormenta había una enorme mancha amarilla justo encima de la ciudad, por lo que si llego a verlo no habría puesto un pie en la calle ni loco.

De verdad, os recomiendo que si el tiempo está revuelto le echéis un vistazo rápido porque os puede ser de lo más útil de cara a saber si coger el paraguas (o el chubasquero 😉 ) y evitaros más de un susto como el que yo tuve aquella tarde en la que parecía que el cielo se me iba a caer directamente sobre la cabeza.

¡Un saludo!

Un pensamiento en “Cómo saber si está lloviendo sin asomarse a la ventana

  1. Pingback: ¡¡Madre mía, la que va a caer!! « No sé ni cómo te atreves 2.0

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.