El formato RAW: ventajas y desventajas

En fotografía digital se habla mucho del formato RAW: que si es mejor que el JPG, que si los colores salen mates, que si da más calidad, que si es como un negativo, que si es poco práctico… Reconozco que yo mismo le tenía cierta “manía” a dicho formato porque me parecía un  auténtico rollazo tener que procesar en el ordenador cada una de las imágenes para obtener una fotografía que se pudiera imprimir, subir a Internet o compartir con el resto del mundo. Sin embargo (y pese a que antes de empezar a experimentar por mí mismo con todo este tema me declaré fan del JPG) actualmente con la D40 disparo absolutamente todo en RAW y me doy cuenta de que mis imágenes en general han mejorado bastante desde que las proceso en Lightroom.

Mi conversión ha sido tan radical que si antes era un enemigo acérrimo de cualquier proceso de postproducción en fotografía, desde que me he estrenado en el mundillo de las réflex me doy cuenta de que manejar con cierta soltura este tipo de software es casi tan importante como saber encuadrar o controlar los parámetros de la exposición.

Poda salvaje

¿Qué es el formato RAW?

RAW no es un formato propiamente dicho, sino un “concepto”. Un archivo de tipo RAW no es otra cosa que los datos del sensor de la cámara directamente tomados de la memoria intermedia (buffer) de la cámara y sin ningún tipo de proceso posterior. Si lo queréis ver de otro modo, podemos decir que son un montón de datos numéricos que el sensor ha tomado al hacer la fotografía, por lo que no se pueden considerar una imagen de ninguna de las maneras, pues para obtener una imagen visualizable hay que aplicar a esos datos un proceso.

Cuando disparamos en JPG lo que se hace en la cámara después de disparar es tomar esos mismos datos del sensor y aplicarles una serie de parámetros y conversiones para guardar la imagen final en la tarjeta de memoria. Esas transformaciones que os digo se basan en nuestros ajustes de la cámara (intensidad del color, nitidez, compresión de la imagen…) y una vez realizadas se pierden para siempre los datos del sensor quedando guardada la imagen JPG para la posteridad. Lo que hacemos al disparar en RAW es guardar esos datos “en bruto” para aplicar luego nosotros los cambios que queramos y de la manera que queramos en un ordenador.

Si queréis un símil fotográfico, es como cuando configuramos nuestra cámara para disparar en blanco y negro. La fotografía, una vez realizada se guarda así, por lo que si quisiéramos pasar una de esas imágenes a color sencillamente no podríamos. Sin embargo, si hubiéramos hecho la foto original en color, nada nos impedirá, una vez en casa, usar un programa de edición para pasarla a blanco y negro. Pues con el RAW es más o menos así: en el archivo tenemos toda la información posible y por lo tanto vamos a tener la máxima flexibilidad a la hora de tratar nuestra fotografía como creamos más conveniente.

Para que veáis esto que os digo con un ejemplo, os pongo a continuación dos capturas de Lightroom. En la primera aparece el NEF (NEF es la extensión del formato RAW en las cámaras Nikon) recién abierto y sin ningún tipo de modificación. En la segunda, lo que aparece es la misma imagen ya tratada y lista para ser exportada como JPG.

Imagen RAW en Adobe Lightroom sin ningún tipo de tratamiento

Imagen RAW en Adobe Lightroom sin ningún tipo de tratamiento

El mismo RAW ya tratado y listo para ser exportado

El mismo RAW ya tratado y listo para ser exportado (fijaos en cómo ha cambiado el histograma de la parte superior derecha)

Como podéis ver, la mejora de calidad y las posibilidades de edición son más que evidentes; sin embargo tanto RAW como JPG tienen sus cosas buenas y sus cosas malas.

Desventajas del RAW

El problema del RAW es que no es nada portable. Como os decía al principio de este artículo, con este tipo de archivos no podemos pinchar la tarjeta de memoria recién sacada de la cámara y ver las fotos en el ordenador de alguien que no tenga instalado un software específicamente compatible con nuestra cámara de fotos, pues cada fabricante (y en algunos casos cada modelo de cámara) va a tener un formato diferente e incompatible con los demás. Si queremos mostrar nuestras imágenes al mundo, lo que debemos hacer es convertirlas con Lightroom o algún programa similar a JPG u otro formato más universal.

En el caso de la Nikon D40 que poseo, los archivos JPG a máxima calidad ocupan algo más de 2 MB, mientras que un RAW necesita entre 5 y 6 MB, haciendo que nuestra tarjeta pueda albergar menos imágenes. Como dato orientativo os puedo decir que en la de 4 GB que empleo habitualmente puedo almacenar aproximadamente 600 fotografías en formato RAW.

Las ventajas de disparar en RAW

Lo mejor del RAW es su flexibilidad a la hora de “trastear” con las fotografías. Si trabajamos con las imágenes en formato RAW en un programa como Adobe Lightroom vamos a poder variar todo tipo de parámetros como balance de blancos, exposición por zonas (luces altas, medias y negros), nivel de detalle, contraste, reducción de ruido, saturación e iluminación selectivas, viñeteo… Una serie de elementos que en el caso de trabajar con un JPG ya vienen prefijados de antemano y no los podremos tocar o, el que caso de que podamos, generarán una pérdida de información al tener que volver a comprimir una imagen que ya venía comprimida desde la cámara.

Como veis, las ventajas del formato RAW son evidentes si queremos sacar el máximo partido a nuestras imágenes. Yo ya no me preocupo tanto por el balance de blancos, por ejemplo, pues sé que luego en casa lo puedo ajustar hasta dejarlo en el punto que desee sin perder un ápice de calidad. ¿Cuántas fotografías he tirado a la basura en el pasado por un balance de blancos mal configurado? Ahora sé que trabajando con RAW nunca me volverá a ocurrir eso; y bien que me alegro.

JPG vs RAW

Lo que debemos tener en cuenta es que una imagen JPG y un RAW recién abierto poco tienen que ver en el aspecto visual, y de ahí que mucha gente crea que se ve mejor el JPG que el RAW. Todo tiene su explicación, y lo que ocurre en este caso es que el JPG se suele almacenar con unos datos de color y nitidez ya prefijados por la cámara para que la fotografía luzca bien en el monitor o en el papel mientras que con los datos en RAW inicialmente va a aparecer en pantalla una imagen de colores más planos porque son exactamente los que el sensor captó al hacer la fotografía.

Las primeras veces que usaba el formato RAW abría los archivos en Lightroom y quedaba muy desencantado al comprobar que todo tenía unos colores apagados que no me gustaban nada; pero esto es así porque es como lo ve la cámara “por defecto”. Fue entonces cuando comprendí que me tocaba a mi jugar con esas imágenes para darle el colorido que yo quisiera; ya fuera para intensificarlo o atenuarlo según lo que pretendiese expresar con la imagen.

Por otra parte, hay que señalar también que una imagen en JPG tiene 24 bits de color por píxel, mientras que en RAW varía entre 36 y 48, por lo que la gama de tonalidades será muchísimo más amplia en este segundo caso y nos permitirá unos ajustes mucho más finos de cualquier parámetro. De todos modos, veremos mejor la diferencia real entre uno y otro formato a la hora de trabajar en el siguiente apartado de esta entrada.

Un ejemplo práctico

Las cámaras réflex tienen la posibilidad de realizar las fotografías en RAW y JPG al mismo tiempo; y precisamente basándome en ello me gustaría mostraros con un ejemplo práctico qué diferencias hay “en el mundo real” entre los dos formatos. Recordad que pinchando sobre las imágenes se os abrirá una nueva ventana / pestaña que la mostrará a mayor tamaño.

JPG original de la camara

Éste es el JPG directamente extraído de la cámara sin ningún tipo de tratamiento al margen de los valores por defecto que la propia cámara le da al comprimirlo

RAW sin editar

Esto es el RAW exportado a JPG con Adobe Lightroom sin ningún tipo de tratamiento por mi parte. Si os fijáis con atención veréis que los tonos son algo más apagados y la nitidez es algo menor que en la fotografía anterior

raw-virgen-lightroom

Aquí vemos el RAW en Lightroom antes de empezar a tocar nada. Vamos a tratar a continuación de darle un poco de vida a una fotografía que ha quedado un poco "gris" debido a que el día estaba bastante nublado.

raw-editado-lightroom

Una vez finalizado el proceso de retoque podemos ver que la imagen ha cambiado bastante de tonalidad; algo que se puede comprobar observando que en el histograma hay una mayor presencia de amarillos y rojos en los píxels más brillantes (se corresponden con las tapas de los contenedores, las señales y algunos coches)

comparacion-retoque-lightroom

Colocando la imagen original junto a la resultante, los cambios se hacen más evidentes. Lo mejor de todo es que hemos mejorado considerablemente la toma sin perder un ápice de calidad

RAW editado

Por último, aquí está la imagen que hemos exportado desde Lightroom con todas las modificaciones aplicadas. Como veis, el resultado final es bastante mejor que el JPG que generó la propia cámara, y es que aunque los automatismos sean eficientes, todavía no son capaces de distinguir las sensaciones que queremos transmitir con una imagen.

Resumiendo, que es gerundio

En definitiva, desde fuera puede parecer que esta forma de trabajar con las fotografías es lenta y pesada; pero nada más lejos de la realidad. De lo que se trata ahora, tal y como os comenté en la entrada que hablaba de Lightroom, es de hacer cincuenta fotografías en vez de quinientas, y de esas cincuenta seleccionar las que realmente merezcan la pena; que a veces no son más que una o dos; pero esas que han quedado realmente bien hay que trabajarlas hasta que sea imposible hacer que luzcan mejor. A mí eso me produce más satisfacción que llenar una tarjeta con centenares de fotografías mediocres, así que creo que algo he avanzado en esto de la fotografía.

Por cierto, mi agradecimiento sincero desde aquí a Mario; un compañero de trabajo que fue quien me animó a disparar en RAW cuando le comenté que me acababa de comprar una reflex digital. Realmente fue él quien me abrió los ojos a esta forma de entender la fotografía.

* Todos los artículos de este tipo en http://luipermom.wordpress.com/fotografia

About these ads

45 pensamientos en “El formato RAW: ventajas y desventajas

  1. Una minipuntualización por si alguien se ha perdido: el NEF es lo mismo que el RAW. RAW es el formato, NEF es la extensión del archivo que tiene formato RAW. Lo digo porque como de repente has puesto NEF sin más ni más…

    En mi caso poder guardar en formato RAW ha sido uno (de los muchos) puntos que me han inclinado por una réflex. Quizá por ese ramalazo informático del que me acusaste un día :-p, ya que en fotografía y en cualquier área, si el espacio de almacenamiento no es un problema, me quedo siempre con el formato menos comprimido y que guarde más información, porque de ahí podré sacar derivados. Esa es la norma. Después están las excepciones: si unas fotos son únicamente para un fin muy concreto de enseñarle algo a alguien y sé que jamás las utilizaré para nada más (de hecho las borraré cuando hayan cumplido su fin), un JPG y de baja calidad es más que suficiente.

    • Muchas gracias por la puntualización, Albert; ya he editado el texto para comentarlo. Además, gracias a ello me he dado cuenta de un párrafo que había colocado en otro lugar del artículo, de modo que ahora ya está más completo.

      ¡Un saludo y gracias nuevamente!

  2. Quisiera que me aconsejes, yo trato mis fotos con Photoshop CS4 el cual manejo bastante bien, porque soy diseñador grafico y nuestra mano derecha. No conozco ni nunca utilice el lightroom, es mas completo que el CS4 para tratar fotografias o y inferior ?
    Desde Argentina un abrazo y muchas gracias por tu tiempo!!!

    • Bueno, lo primero es decirte que yo soy un completo inútil con Photoshop. Es decir: lo de hacer desaparecer un cable del cielo o integrar un elemento externo dentro de una fotografía como hacéis los diseñadores es algo no soy capaz de hacer por muchas horas que me ponga con ello.

      Sin embargo, con Lightroom me siento muy cómodo porque no está enfocado a tratar elementos de una fotografía, sino al conjunto de toda ella. Lightroom está pensado para cambiar el balance de blancos de las imágenes, jugar con la saturación de los colores, la luminosidad… pero a nivel global.

      Digamos que la potencia de Lightroom reside en que es capaz de tratar gran cantidad de información de muy poco tiempo, pues está optimizado para el típico trabajo fotográfico en el que vuelves a casa con doscientas imágenes y lo primero que has de hacer es seleccionar las mejores para luego tratar niveles, jugar con la nitidez, la calidez de los colores… En ese sentido Lightroom no tiene rival, ya que como te digo es óptimo para grandes cantidades de fotografía, y sobre todo si trabajas en formato RAW.

      Espero haber resuelto más o menos tu duda. En caso de que no te haya quedado muy claro ya sabes dónde encontrarme ;-)

      ¡Un saludo!

  3. No me acabo de decidir por el formato RAW. Estoy investigando un poco sobre sus ventajas, y me he topado con tu entrada. Por lo que he entendido, el formato RAW es muy flexible para su manipulación posterior, pudiendo ofrecer un resultado final mejor que un JPG recién sacado de la cámara… pero es que un JPG también se puede editar, aplicándole curvas de color y ajustes parecidos. Soy consciente de que la imagen en bruto tiene más posibilidades en la edición que un JPG al que ya se le hayan aplicado automáticamente curvas de color, etc. (un buen ejemplo que pones – que es un caso extremo de retocar el color reduciendo así las posibilidades que ofrecía la imagen inicial – es lo de la fotografía en blanco y negro), pero sigue sin convencerme del todo… Me parece desaprovechar en parte los ajustes que trae la cámara, muchas veces muy satisfactorios, y por lo general no demasiado excluyentes (excepto casos como el blanco y negro o parecidos, en el que es difícil recuperar unos colores normales).

    Sea cual sea mi opinión sobre el formato, tu entrada está muy bien. Gracias por informarnos sobre el tema!

    Un saludo!

    • Bueno, trabajar con RAW implica “complicarse” un poco la vida, pero yo ya no sería capaz de volver al JPG a no ser que necesite publicar algo inmediatamente después de disparar (los reporteros gráficos suelen usar JPG por eso). La flexibilidad que me ofrece el RAW en cuanto a olvidarme de balances de blancos y demás es algo que me gusta mucho; pero por encima de esto está el hecho de que al disparar en JPG ya estamos comprimiendo la imagen, por lo que si la queremos editar tendremos que volver a comprimir, acarreando una pérdida de datos.

      Como te decía, todo es cuestión de gustos. Hay gente que prueba el RAW y no vuelve al JPG (como es mi caso) y otros que lo odian a muerte (el novio de mi hermana, sin ir más lejos).

      ¡Un saludo y muchas gracias por pasarte a comentar!

      • He estado leyendo más sobre el tema y poco a poco va convenciéndome el formato RAW… pero algo que me sigue diciendo que mis ojos inexpertos no notarían jamás la diferencia entre un RAW y un JPEG con postproceso :p!

        Creo que optaré por algo intermedio: utilizaré RAW sólo para ciertas fotos especiales con las que quiera tener un cuidado especialmente delicado.

        Por cierto, ya decía yo que me sonaban las fotos!, creo que somos paisanos!

        Un saludo!

        • Yo al lado de Luis, un mero aprendiz (pero mero-mero). Pero te recomiendo también el formato RAW. Creo que es buena notar que, a diferencia de JPG, RAW no es realmente un formato de imagen sino más bien un formato de información. RAW recoge toda la información que la cámara ha logrado reunir en el momento que hiciste la foto. Y con esa información, si quieres, te crea una JPG in situ “revelando” la imagen. La verdad es que lo hace muy bien y te da un JPG de excelente calidad, pero está claro que dejarás de tener toda esa información extra del RAW que algún día podrías desear tener.

          Mi consejo: dispara en RAW y ten configurado en Lightroom un proceso automático que te “revele” todas las fotos de golpe y te las convierta en JPG. De este modo dispondrás de todos los JPG de manera muy fácil y rápida, pero también tendrás los RAW.

          Algunas cámaras te permitirán crear directamente un RAW+JPG directamente en cámara, pero al menos la mía sólo me lo deja hacer con JPG de baja calidad. Es decir, puedo hacer RAW+JPG de calidad baja pero no RAW+JPG de calidad alta. En cambio con lo que te propongo puedes tener los RAW por un lado y JPGs de alta calidad por otro.

          • No uso Photoshop (no sé si es pecado decir eso en estos círculos :p). Uso Gimp desde Linux, y de momento estoy probando con un “revelador de RAW” llamado UFRaw que no sé si permite hacer lo que me has dicho (estoy muy verde aún en este tema…).

            Mi cámara es como la tuya: puedes sacar NEF + JPG, pero el JPG ha de ser de baja calidad…

            Ya iré probando a ver qué me convence más. Está claro que el RAW tiene ventajas, pero no sé si sé aprovecharlas realmente…

            Muchas gracias a los dos por la información y los consejos!

          • No; no es pecado para nada. De hecho yo mismo lo empleo activamente en mis tres ordenadores. Es un gran programa que en la práctica totalidad de operaciones se puede equiparar a Photoshop y lo mejor de todo es que lleva licencia GNU. ¡Gimp es grande!

            En cuanto al tema del RAW, todo es probar. Yo no lo cambiaría por nada porque “me quita estrés” a la hora de disparar. A todos nos ha pasado alguna vez liarla con el balance de blancos, y si la foto está disparada en formato RAW la cosa tiene fácil solución; mientras que en JPG ya estaríamos recomprimiendo.

            Por cierto, la estrategia de hacer un perfil rápido en Lightroom para sacar con comodidad todos los RAWS disparados que ha comentado Albert es muy útil si vamos con prisas. No me sorprende que la sugerencia venga de él, porque es todo un crack ;-)

            ¡Un saludo!

            PD: te paso un enlace a un artículo que hice hace unos meses para que te hagas una idea rápida de cómo suelo trabajar con Lightroom:

            http://luipermom.wordpress.com/2009/03/24/mi-forma-de-trabajar-con-adobe-lightroom-2/

  4. Gracias a los dos por todo!

    Al final he descubierto una manera de procesar por lotes los NEF, como proponíais, pero desde el programa en Linux que usaba, en vez de desde el Lightroom (que es sólo para Windows, no?). Para una amplia gama de fotos he conseguido que los resultados sean parecidos a los que tendría si hubiese hecho la foto directamente en jpg, aunque para otras no es exactamente igual, y me fastidia un poco perder parte de la configuración de la cámara (que considero que es bastante buena, sobre todo comparada conmigo toqueteando las curvas de color :p!, ella lo hace mil veces mejor!).

    Si no me falla mucho lo del procesamiento por lotes, creo que sí me inclinaré por el uso del formato RAW.

    Gracias por la ayuda!

    • Yo creo que es cuestión de probar: ir un día con la cámara y disparar todo el RAW. Si una vez procesado todo crees que podías haber sacado más partido al JPG (ya sea por calidad o por ahorro de tiempo, espacio en disco…) ya sabes cuál es el camino a seguir de ahí en adelante. En mi caso, probé el RAW por consejo de un compañero de trabajo y desde entonces me gustó tanto que no he vuelto a disparar ninguna foto direectamente en JPG.

      ¡Un saludo!

  5. Hola luipermom; La verdad es que no sabes lo que me ha ayudado esta entrada y lo que creo que me puede aydar tu blog. Y es que a medida que iba leyendo me iba identificando con cada una de tus fases hasta llegar al RAW. Yo justo estoy empezando y por miedo de no gastarme demasiado dinero y no aprovechar una camara reflex, me compré una semireflex hace unos meses. Creo que en poco tiempo se me va a aquedar corta. He empezado a aprender a tirar en manual, y lo hago siempre (ya no concebo ninguna foto sin trabajar un poco los ajustes), uso trípode cuando puedo y ahora me he iniciado con el RAW. En mi caso lo edito con CS4 y Camera Raw y me gusataría que me indicaras si existen diferencias con lightroom.

    Por otra parte, todavía no domino mucho la edición, por lo que tiro en raw+jpg. Me he desesparado al ver muchas veces que el raw parecía de menor calidad y aquí las grácias por tu escrito, ya que el ejemplo me ha ayudado mucho a pillar mejor el concepto.

    Una de las opciones que vaya tomando y creo que no esta desacertada es tirar las fotos corriente en JPG, mientras que cuando veas una escena que quieras prestarle un poco de atención, entonces aplicar el raw y trabajarla a tope.

    • Hola Jordi:

      Bueno, tal vez en Lightroom esté todo mejor integrado; pero tampoco te puedo decir gran cosa sobre las diferencias con CS4 + Camera RAW porque es una combinación que nunca he empleado. Desde que empecé a experimentar con el RAW siempre he usado Lightroom porque es un software con el que me siento muy a gusto y hace exactamente lo que busco en un programa de edición fotográfica.

      Yo, desde luego, exceptuando las primeras dos o tres semanas del empleo de la réflex, todo lo que disparo está en formato RAW; pero también porque para mí es un placer ponerme luego a cambiar balances de blancos y niveles. Sin ir más lejos, el novio de mi hermana se desespera con eso mismo que a mí me gusta tanto y dispara siempre en JPG; así que está claro que esto va un poco en cuestión de gustos.

      Dices de disparar las fotos normales en JPG y las “extraordinarias” en RAW; y aunque tiene toda la lógica del mundo ten en cuenta que las mejores imágenes a veces aparecen delante de nosotros sin avisar, y en caso de estar disparando en JPG un balance de blancos mal ajustado nos puedo hacer tener que recomprimir la imagen perdiendo algo de calidad.

      En todo caso, te adelanto que el tema RAW va a aparecer de nuevo por aquí dentro de nada, pues hay un aspecto relacionado con esto que ahora está en el candelero. De hecho, ya tengo el artículo a medio redactar, por lo que saldrá este fin de semana o a principios de la que viene.

      ¡Un saludo! ;-)

  6. Luipermont, hay software freeware como Irfrantview o xnView, que permiten la visualizacion de archivos Raw (tanto los de Nikkon como los de Canon) de manera practica y sencilla; estos programas pueden cargare en un pendrive y llevarlos a cualquier lugar, ya que son muy livianos.
    Espero te sirva la informacion. yo los uso siempre.
    Muy buena pagina, la voy a seguir de cerca.

    saludos

    Martin

    • Hola Martín:

      Alguna vez he echado de menos tener un modo rápido de poder visualizar los NEF en un ordenador ajeno (sobre todo para mostrar rápidamente en pantalla grande alguna fotografía en RAW disparada momentos antes), porque aunque tengo Lightroom instalado en los dos ordenadores que más empleo, puede ser muy útil hacer lo que comentas.

      Muchas gracias por el consejo; lo tendré en cuenta, porque siempre llevo algún pendrive encima.

      ¡Un saludo y gracias por pasarte! ;-)

  7. Luis, estaria bueno que en algun articulo futuro, compartas tu flujo de trabajo con Lightroom, es decir que seteos usas mas habitualmente, como ajustas el balance de blancos, que metodo usas para enfocar, que controles son los que mas usas, etc.
    Gracias, excelente blog.

    • Sí, tienes toda la razón. No es que haga nada “raro” con Lightroom, pero uno de mis propósitos para este año es meterme también en temas de software, que hasta el momento no hay más que dos o tres artículos.

      ¡Gracias por la sugerencia! ;-)

  8. Buenas tardes, mas que un comentario es una inquietud, he tenido que trabajar formato raw en photoshop cs4, los retoco , modifico y ajusto todo cuanto quiero sin ningun problema, sin embargo no me es claro que opciones debo darle en el momento de exportarlo asi que lo hecho con las que vienen preestablecidas, el problema es que el tratar de abrir el archivo no me funciona y me abre una caja de texto con parametros que no se llenar de tal modo que he perdido mi tiempo. Podrias alludarme con esto??

    • Hola, ¿qué tal?

      Por desgracia mi experiencia con Photoshop trabajando en formato RAW es nula, ya que este tipo de ficheros los trato siempre con Adobe Lightroom. En cualquier caso, supongo que la cosa consiste en exportar el resultado de lo que hemos hecho en un formato conocido (mayormente JPG), por lo que los campos a rellenar deberían ser apenas el nombre de la imagen a exportar y el grado de compresión.

      Pero como te digo, no tengo apenas experiencia en Photoshop y mucho menos usándolo con archivos RAW. A ver si con un poco de suerte alguien te puede dar alguna pista en sucesivos comentarios.

      ¡Un saludo y gracias por tu comentario!

  9. Excelente tutorial. Hace poco me he comprado una Nikon D3000 y en mi último viaje tiré las fotografías en RAW + JPG y quedé desencantado, como dices, cuando vi el resultado en mi monitor: las RAW se veían increíblemente apagadas, al contrario que las JPG. Me alegro de no ser el único al que le ocurrió esto. Gracias al tutorial, ahora lo tengo todo más claro, y me quedo mucho más tranquilo jejeje. Ahora, a retocar con PS ;-)

    • Efectivamente, a todos nos ha pasado eso de abrir el RAW y quedar un poco “descorazonados”. Una vez que se entiende a qué es debido esto es cuando se empieza a disfrutar de la edición de las fotos; pero es verdad que en un primer momento uno tiende a pensar “¿qué es lo que le ven al RAW?” :-P

      ¡Un saludo!

  10. Hola Luis, te hago una pregunta… yo abro los nef en mi maquina directamente con photoshop, con un complemento que te hace bajar (el camera raw 6.0) que me da todo los controles que antes enumerabas. lo conoces? en casi que asi sea, cual me recomendas? ya que ambos son productos de adobe, saludos y muchas gracias

    PD: muy bueno el blog, lo descubri hoy y hace horas que vengo leyendo tus articulos. Gracias por toda la ayuda.

    • Hola de nuevo, Flavio:

      Nunca he usado ACR; pero por lo que tengo entendido la filosofía es muy similar a la de Lightroom en cuanto a los parámetros que es posible modificar como el balance de blancos, la nitidez, el contraste, la intensidad de los colores… pero con la ventaja añadida de que podemos aplicar toda la potencia de Photoshop en cuanto a retoque fotográfico se refiere para modificar nuestras imágenes.

      Yo uso Lightroom porque se adapta perfectamente a mi forma de entender la fotografía (toco niveles y colores, pero todo elemento presente en la escena original está en la fotografía por algo así que no se me ocurre eliminarlo en postproceso), pero rapa los usuarios habituales de Photoshop, el complemento ACR es una auténtica bendición.

      ¡Un saludo!

      PD: gracias por tus palabras sobre el blog; celebro que te sea de utilidad.

  11. Muy buen artículo Luis, yo desde que tengo mi reflex digital disparo en RAW, lo que me parecio muy interesante de este artículo es ver como se ven un .jpg y un RAW de la misma foto, fue clarificador. Desde ayer que encontré tu blog (comentado en otro de los blogs que leo) estoy leyendo todos los artículos de fotografía que tienes, que aunque algunos temas ya los conozco me están sirviendo de repaso y para aprender alguna que otra cosa nueva, gracias por compartinoslos, saludos desde Monterrey, México!

  12. Muy interesante tu artículo, yo hice un curso de fotografía y de momento nos dijeron que no utilizaramos RAW que era más complicado, pero estoy oyendo a bastante gente que es mejor y voy a empezar a probarlo que aún no lo he hecho.
    Tú artículo me lo ha aclarado bastante, ahora me falta ver si me se manejar con ello.
    Saludos

  13. Muy buen artículo Luís, soy fotógrafo y pasé por muchos de los software que nombran aquí. A ver si puedo aclararles algunas dudas:
    El photoshop + camera Raw (es un plug in que hay que actualizar para ver todas las marcas: nikon, canon, etc), con el Camera Raw procesas por lotes una tirada grande y luego las abres en photoshop para seguir procesando o montando imágenes o las guardas todas a JPG. Cabe aclarar que C.Raw no modifica el Raw y guardo un archivo asociado x cada imagen con todos los datos de nuestro trabajo.
    En lightroom en cambio (lo que uso hoy en día yo) te permite trabajar por lotes con mucho más herramientas que el CR y luego puedes exportarlas a JPG o abrirlas en photoshop para seguir editándolas. El LR tampoco modifica el archivo original RAW y guarda todos tus cambios en una biblioteca común (que deberás exportar si deseas trabajar esas imagenes en otro PC).
    Espero sea de utilidad a todos, saludos.

  14. Hola luipermon, tus articulos son muy interesantes y claros. Aqui mencionás que la nitidez entre un JPG y un RAW es distinta. Quisiera que me expliques un poco más si es posible, como mejorás la nitidez de las imágenes RAW con el LR para que al exportarlas tengan todo su potencial.Desde ya muchas gracias!! Saludos, Daniela

  15. Este tema sobre raw hace mucho que los escribiste…

    Pero primero darte las gracias por todos estos artículos sobre fotografía que me son tremendamente útiles.

    Continúo. Te iba a preguntar sobre el formato en que guardas las fotos. Yo tengo un procedimiento pero no se si es excesivamente engorroso: 1) Hago las fotos en RAW 2) Las proceso y guardo en TIFF (formato que no tiene comprensión, y por tanto, sin perdida), y 3) Hago copias del TIFF en diferentes tamaños, calidad y finalidades en JPG, que es como lo distribuyo. En mi archivo fotográfico personal guardo el RAW virgen y el TIFF ya procesado. Pero me gustaría saber cual es rutina de archivado de fotos.

    Por otra parte, el RAW es una archivo que depende del fabricante, pero por si alguien teme que dentro de unos años no tenga soporte al depender de las decisiones exclusivas de una empresa, se pueden pasar a OPENRAW, un formato “en bruto” estandarizado y no dependiente de intereses particulares.

  16. Hola.. Enhorabuena por el blog, por cierto!

    Tengo una duda. Estoy empezando a usar una G12. La calidad en JPG ya es notoria en relación a otras compactas, y he leido tu artículo sobre el formato RAW, que todavía no he probado.

    Veo interesante lo que dices, y en efecto la calidad final de la foto que pones como ejemplo modificada en RAW es mejor que el JPG original, pero lo que te quiero plantear es que yo ya uso programas como el Picasa o el Photoshop para editar los JPG, y con ellos modifico sin problemas y con buenos resultados el contraste, brillo, calidez, saturación… etc. No veo la diferencia entre editar en JPG y hacerlo en RAW, a parte de la molestia de tener que aprender a usar un programa nuevo y tener que editar TODAS las fotos que saque…

    Me imagino que me dirás que no hay pérdida de calidad si se hace en RAW, pero lo que te quiero preguntar es: REALMENTE se nota la diferencia de calidad?

    Te comento esto porque me da pereza usar un nuevo software para obtener mejoras insignificantes (insisto, el ejemplo que has puesto en tu foto lo puedo hacer también con Photoshop y un JPG).

    Muchas gracias y un saludo!

  17. a mi me pasó exactamente igual que a ti jejejeje, primero me parecía una chorrada eso del raw es más pensaba que era “falsificar” la imagen, que atrevida es la ignorancia! mas que nada porque la própia cámara ya edita la foto con los criterios que tuvo el “chino” a la hora de diseñarla y los ajustes que tu le has puesto….así que mucho mejor guardar toda la información y hacer tu la modificación después, y que te equivocas? pues vuelves a empezar :p sin perder nada de información. Ahora lo que hago es tirar en raw y jpg, fotos normales jpg que veo alguna que merece la pena pues la edito. Tb es cierto que hay veces que el jpg lo claba y poco puedes mejorar tú.

  18. Veo que el Post de Javier es bastante antiguo, pero igual opinaré.

    Preferir hacer fotos en JPG es como no usar una reflex y preferir tirar con una compacta porque pesa menos.

    Cuando las condiciones de iluminación de tu foto son muy buenas que no necesitas retocar mucho la imagen quizás se aplique que editando el JPG logres algo muy parecido a lo que obtienes revelando el RAW, pero esas condiciones no son muy frecuentes. Yo me atrevo a decir que todas las fotos se pueden mejorar, al menos para mi que la calidad de la imagen es una prioridad.

    Al fotografo que la calidad no le importe y se conforme con imagenes mediocres o con falta de contraste, aberración cromática (que para quitarla de un JPG es como cruzar el Niágara en bicicleta, pero en un RAW es cuestión de segundos con 2 clicks o con uno solo si el perfil de tu lente está en el Camera RAW), y otros muchos etcéteras.

    Uno de los peores problemas del JPG es el efecto peine, por el que se pierde un montooooon de información en cada ajuste de niveles que se haga, por solo tener 8 bits (por cada canal R, G y B). El caso típico es cuando tomamos fotos en dias nublados que dan imagenes de menor contraste (que permite obtener detalles en las altas luces y en las sombras), que no es ningún problema cuando tenemos RAW (16 bits por canal), pero si lo hacemos desde un JPG lo que se obtiene es un churro, con escalones en los gradientes de tonalidad y otros problemas (recuerdan cuando los monitores a principio de los 90 solo tenían 256 colores o cuando la PC se reinicia “a prueba de fallos” y la linda foto de nuestro fondo de pantalla nos asusta, es algo similar)
    Les remito a estos dos links para no tener que repetir lo mismo aqui:

    http://www.molinaripixel.com.ar/notas/2008/por-que-perdemos-calidad-al-corregir-una-fotografia-digital-y-como-no-perderla/

    http://www.dzoom.org.es/noticia-3394.html

    Saludos a todos!

  19. Pingback: Claves para elegir la mejor cámara para iniciarte en la fotografía | Raulgorta en modo ráfaga

  20. Pues yo no noto diferencia de una foto raw procesada y otra jpg tambien retocada. Al momento de procesar el raw si noto que mejora pero al guardarla en jpg pierde calidad y queda como la jpg que ya he tratado. Con ps se puede incluso trabajar el balance de blancos en una foto jpg, que es lo que más podría notarse de una foto a otra y eso unido a todos los demás parámetros hace que al menos a mis ojos sea lo mismo procesar raw que jpg, no noto diferencia y no soy la única que piensa así o mejor dicho que lo ve así. Claro que estoy refiriéndome a fotos vistas en el ordenador, quizá pasándolas a papel si se note diferencia de una a otra.

  21. En este caso el jpg editado no es mejor que el jpg creado por la camara. Para empezar el balance de blancos es mucho mas calido en el editado, cuando parece una foto hecha en un dia nublado que corresponderia una temperatura de color elevada, la saturacion de los colores parece excesiva(ver tapa amarilla contenedores negros) hay zonas donde la imagen esta ligeramente quemada(Capot Seat gris)

    No se con que monitor trabaja el autor pero en un monitor de verdad, se aprecian muchos fallos en el jpeg editado, tantos que de ninguna manera se puede considerar mejor fotografia que el jpg original creado por la camara

  22. Hola a todos, me gusta mucho la fotografía pero no profesionalmente solo como hobby, compre hace unos meses una cámara Lumix FZ70 super zoom, Observando el manual vi que tenia la opción RAW y JPG, investigue y aprendí que el formato RAW es mejor que JPG así que me puse a tomar fotos con dicho formato, y la verdad me gusto, ya que al retocarlos en Lightroom las fotos quedan excelentes y sin perder calidad, todo lo contrario que en el JPG creado por la camara, ya que por ser un formato comprimido pierde calidad la imagen, no estaría mal que hicieran la prueba tomando las fotos en RAW y JPG al mismo tiempo, no se si todas las cámaras lo permitan pero en el caso de la mía si, y ahí se darán cuenta de la diferencia al momento de editarlas en Lighroom y convertirlas a JPG, comparen ambas y comprobaran la diferencia.

    Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s