Día de estrés en la oficina

Cuando se juntan el hambre y las ganas de comer (entiéndase un tocapelotas y un estresado) en una oficina demasiado concurrida suceden cosas como esta:

Aunque en principio pensé que el vídeo podría estar preparado, una segunda visualización me hizo comprender que no, pues en caso de ser así el tío que pasa por encima de la mesa no apartaría a puñetazos y rodillazos los monitores que se va encontrando por su camino.

Lo más curioso es que el resto de personas que hay en la sala no pueden colgar el teléfono para ir a separar a sus compañeros porque tiene pinta de ser una oficina de venta por catálogo o algo así y a ver cómo le explican a la persona que hay al otro lado del teléfono lo que está pasando.

Lo he visto ya unas cuantas veces y sigo flipando igual…

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s