El día que conocí a Buzz Aldrin en persona

Ayer os puse un enlace al reportaje de ultimONivel sobre la presentación de Super Mario Galaxy a la que asistí como enviado de la web. Si habéis leído el artículo habréis podido comprobar que la viví con una especial intensidad, pero de todos modos me gustaría compartir ahora con vosotros y de una manera algo más personal las cosas que ese evento me hizo sentir:

Veréis, ya he cubierto muchas presentaciones para la web y en ninguna de ellas me había puesto ni siquiera mínimamente nervioso; todo lo más tal vez me había dado un poco de prisa extra para ducharme en casa por la mañana y así ir con tiempo al evento de turno, pero en esta ocasión incluso dormí poco y mal por todas las vueltas que daba mi cabeza al pensar en lo original del evento que iba a acontecer en apenas unas horas. Inicialmente tenía pensado levantarme de la cama a las 7:15 y al final antes de las 7 ya estaba dando vueltas por casa y sirviéndome un café bien cargadito. Claro, me sobró tiempo y todo, pero en vez de quedarme sentado en el sofá de casa esperando a que diera la hora de salir pensé que lo mejor era salir de casa antes de tiempo y así llegar lo antes posible.

Y efectivamente, llegué prontísimo al lugar de la presentación (lo que me ayudó a conseguir un sitio en primera fila) y estuve jugando un buen rato con el juego, que aunque ya lo había probado allá por verano, tenía ganas de poner la mano encima a la versión definitiva que sale a la venta en nuestro país. Me encontré con algunas personas que ya conocía de otros medios y eso hizo que la espera fuera bastante agradable y distendida. Mientras tanto el lugar se iba llenando progresivamente de gente de todo tipo, cámaras, micrófonos y todo tipo de material audiovisual.

Al fin, cuando entró Aldrin en la sala fue un grandísimo momento: sonriente, alegre, estaba lleno de vida, no hay duda. Posando al lado de Mario en el escenario se le veía realmente feliz. Y no sólo ya por lo que habrá cobrado gracias a esta promoción, sino porque es un hombre al que le apasiona hablar del espacio y ahora tenía una oportunidad más de compartir sus conocimientos con todos nosotros (que éramos muchos porque la presentación era a nivel europeo) e indirectamente con los lectores que verían nuestros reportajes pocas horas después.

¿Y con qué me quedo de toda esa mañana? Pues con haber estado a apenas un metro de alguien que ha dado saltos en la superficie de la luna. Poner el pie en nuestro satélite natural es algo de lo que no mucha gente puede presumir (bueno, más bien apenas nadie puede presumir de ello hoy en día) y me sentía un privilegiado por haber podido estar allí sentado escuchando hablar al doctor Aldrin. Su sonrisa, lo grandes que son sus manos, su corbata llena de lunas y estrellas… todo son detalles de una mañana que no olvidaré y de la que ha quedado como testigo un reportaje del que estoy particularmente orgulloso (y eso que suelo ser muy crítico con todo lo que escribo). Os pongo a continuación el enlace al mismo por si os apetece echarle un vistazo después de leer estas líneas ;-)

                               Super Mario Galaxy

¡Un saludo!

About these ads

Un pensamiento en “El día que conocí a Buzz Aldrin en persona

  1. Pingback: Dejo el equipo de ultimONivel « No sé ni cómo te atreves 2.0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s